Digite cualquier parametro para realizar su busqueda
facebook    twitter     Registro Premium     |     Registro Gratis
Home Contratos Actos Notariales Leyes Jurisprudencias Procedimientos Diccionario Juridico Directorio de Abogados Calculadoras
Registro Gratis  |   Registro Premium  |  Tarifas  |  Comprar  | Soporte

Plataforma de Busqueda


Codigos y Proyectos de Codigos

Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.
Seccion de Codigos,  podra encontrar todos los Codigos y Proyectos de Codigos, organizados por Articulos y temas. Es una herramienta muy util para el Abogado litigante. Descargarlo de nuestro site es mas cómodo y no hay posibilidad de errores.
En caso de no recordar el artículo de su interés puede usar nuestro  Buscador Especializado con solo seleccionar el Código y digitar una palabra del tema, el sistema desplegará todos los temas que contengan esa palabra. Para descargar Online desde su casa u oficina el contenido de los Códigos usted puede registrarse como  Usuario Gratis, y activar su cuenta en el email que le enviamos a su correo. Si necesita ayuda envienos una solicitud de asistencia entrando a nuestro  Centro de Soporte, lo responderemos en breve.

volver Volver    Buscar | Buscador | > Clic aqui para encontrar el tema de su interes en cualquier codigo >

Para descargar el contenido de esta seccion favor iniciar su sesion Silver | Si aun no se ha registrado haga clic aqui > para Suscribirse > | Es Gratis | Descargue palabras de nuestros diccionarios, Tratados, Convenios, Resoluciones, Reglamentos, Normas Fiscales, Decretos, y mucho mas...|

Codigos / Proyecto Codigo Procesal Civil / Vias de Ejecucion / Las Vias de Ejecucion  Descargar    atras Buscar

DRLEYES
Las Vias de Ejecucion
Del Articulo: 797 AL 1503
LIBRO CUARTO
DE LAS VÍAS DE EJECUCIÓN
TÍTULO I
DE LA APLICACIÓN DEL PRESENTE LIBRO
Art. 797.- Las disposiciones que aparecen en este libro se aplican a las ejecuciones civiles y comerciales; no se aplican a las ejecuciones relativas a los asuntos propios de la materia represiva, administrativa y de trabajo.
Art. 798.- Tampoco se aplican a ejecuciones reguladas por leyes o disposiciones especiales, salvo en los aspectos tratados en este mismo Código.
TÍTULO II
DISPOSICIONES GENERALES
CAPITULO I
DEL ACREEDOR
Art. 799.- Todo acreedor puede constreñir a su deudor en falta, a ejecutar sus obligaciones, bajo las condiciones establecidas por este Código y las leyes especiales.
Art. 800.- Incumbe al acreedor probar la calidad invocada y al deudor justificar el hecho que ha producido la extinción de su obligación; conforme a las reglas establecidas para cada materia.
Art. 801.- El acreedor que carece de capacidad para trabar medidas de constreñimiento por sí mismo, deberá hacerlo a través del órgano instituido por el Derecho Civil para cada caso.
Art. 802.- Todo acreedor puede trabar medidas conservatorias para asegurar la salvaguarda de sus derechos.
Art. 803.- Todo acreedor puede trabar medidas ejecutorias para obligar a su deudor al cumplimiento de sus obligaciones.
Art. 804.- Todo acreedor que reúne las condiciones para trabar medidas ejecutorias puede trabar medidas conservatorias.
Art. 805.- Las medidas conservatorias sólo podrán ser trabadas por el acreedor y contra el deudor, bajo las condiciones establecidas en este Código y leyes especiales.
CAPITULO II
DEL DEUDOR
Art. 806.- Todo deudor puede ser embargado, en las condiciones previstas por este Código y leyes especiales.
Art. 807.- El deudor a término y el deudor bajo condición, que ha incumplido sus obligaciones al no pagar periódicamente las cuotas asignadas o que no ha cumplido las condiciones acordadas, puede ser embargado.
Art. 808.- La ejecución forzada y las medidas conservatorias no son aplicables a las personas que se benefician de una inmunidad de ejecución.
Art. 809.- No pueden ser sujetos de ejecución ni de medidas conservatorias:
Los Jefes de Estados Extranjeros;
Los Agentes Diplomáticos Extranjeros; y
El Representante Superior de la Iglesia Católica en el País.
4. 4. 4.
Art. 810.- La calidad de deudor puede ser transferida entre vivos o por causa de muerte, conforme a las disposiciones del Código Civil.
Art. 811.- El deudor que carece de capacidad sólo podrá ser objeto de medidas de constreñimiento a través del órgano instituido por el Derecho Civil para cada caso.
Art. 812.- Las medidas llevadas a cabo sobre los bienes que pertenecen a los esposos se harán con arreglo a las disposiciones establecidas para cada régimen matrimonial y las establecidas en este mismo Código.
CAPITULO III
DEL CRÉDITO
Art. 813.- Toda persona que tenga un crédito justificado en principio puede ser autorizada a trabar una medida conservatoria, en las condiciones establecidas bajo el capítulo de "Disposiciones comunes a las medidas conservatorias".
Art. 814.- Toda persona provista de un crédito líquido y exigible, contenido en un título ejecutorio, puede perseguir la ejecución forzada sobre los bienes de su deudor en las condiciones propias a cada medida de ejecución.
Art. 815.- No podrá procederse a ningún embargo ejecutorio de bienes mobiliarios o inmobiliarios sino en virtud de cosas líquidas y exigibles, contenidas en un título ejecutorio. Si el crédito fuere en especies no liquidadas, serán válidos los procedimientos, pero no podrá hacerse la adjudicación sino después de la liquidación.
Art. 816.- Toda persona provista de un crédito líquido y exigible contenido en un título puede igualmente, para obtener el pago, embargar entre las manos de un tercero los créditos de su deudor relativos a sumas de dinero, bajo reserva de las disposiciones particulares al embargo de remuneraciones previsto por el Código de Trabajo y otras disposiciones especiales.
Art. 817.- Toda persona provista de un crédito líquido y exigible contenido en un título ejecutorio puede, luego de la notificación de un mandamiento de pago, hacer proceder al embargo y a la venta de los muebles corporales pertenecientes a su deudor, aunque sean detentados o debidos por terceros.
Art. 818.- No puede anularse ninguna acción ejecutiva, a pretexto de que el acreedor la haya intentado por una suma mayor de la que se le debe.
Art. 819.- Toda persona provista de un crédito líquido y exigible contenido en un título ejecutorio puede hacer proceder al embargo y a la venta de los derechos incorporales, distintos a los créditos de sumas de dinero, de que su deudor es titular.
Art. 820.- La ejecución sobre objetos susceptibles de liquidación no podrá llevarse a cabo sino después que se haga la liquidación de los mismos.
Art. 821.- Si el deudor sujeto de embargo inmobiliario, justifica por arrendamientos auténticos, que la renta neta y líquida de sus inmuebles durante un año, es bastante para el pago del capital de la deuda, intereses y costas, y ofrece delegarla en favor del acreedor, pueden suspenderse los procedimientos por los jueces, sin perjuicio de continuarse si sobreviniese alguna oposición u obstáculo para el pago.
Art. 822.- La cesión del crédito lleva consigo por sí misma la cesión del título que lo contiene.
CAPITULO IV
DE LOS BIENES
Art. 823.- Todo el que se haya obligado, queda sujeto a cumplir su compromiso con todos sus bienes muebles e inmuebles, presentes y futuros. La ejecución forzada y las medidas conservatorias pueden llevarse a cabo sobre todos los bienes mobiliarios o inmobiliarios, corporales e incorporales pertenecientes al deudor, inclusive cuando sean detentados o debidos por terceros. Sólo la ley puede declarar inembargables uno o más bienes.
Art. 824.- Los bienes del deudor son la prenda común de los acreedores, distribuyéndose el precio entre ellos a prorrata, a menos que existan entre los mismos causas legítimas de preferencia.
Art. 825.- Las causas legítimas de preferencia son los privilegios e hipotecas, los cuales se regirán en materia de inmuebles registrados, de acuerdo con la Ley de Registro de Tierras, por el orden de registro, sin que haya lugar a tomar en cuenta la naturaleza y origen del crédito.
Art. 826.- Todos los acreedores inscritos en el mismo día, ejercen en concurrencia una hipoteca de la misma fecha, sin que haya diferencia en la que se hizo en la mañana y la que lo fue por la tarde, salvo si en la inscripción ha sido indicada la hora, caso en el cual tendrá preferencia el primero en inscripción. Si hay concurrencia de acreedores en la hora y fecha y las sumas disponibles no permiten desinteresar la totalidad de los acreedores, éstos concurren a prorrata.
Art. 827.- No puede el acreedor proceder a la venta de los inmuebles que no le hayan sido hipotecados, sino en el caso de insuficiencia de los bienes que lo hayan sido.
Art. 828.- Los inmuebles de un menor, aunque esté emancipado, o de un sujeto a interdicción, no pueden ponerse en venta antes de la excusión del mobiliario. La excusión del mobiliario no puede pedirse antes de la expropiación de los inmuebles poseídos proindiviso entre un mayor y un menor o un sujeto a interdicción, si les fuere común la deuda, ni en el caso en que los procedimientos judiciales hayan empezado contra un mayor o antes de la interdicción.
Art. 829.- La expropiación de los inmuebles que forman parte de la comunidad se ejercerá contra el marido deudor y la mujer. En caso de rehusar el marido a litigar en su unión, o si el marido es menor o está incapacitado, la mujer puede litigar sola y sin autorización judicial. En caso de ser menor de edad o estar incapacitada la mujer, su marido mayor de edad podrá actuar solo, pero el tribunal no podrá decidir sin la opinión del ministerio público competente, quien podrá, además, designar un abogado a fin de que asuma la defensa de los intereses de la mujer.
Art. 830.- No pueden ser objeto de embargo: 1º los bienes que están fuera del comercio; 2º los bienes del dominio público del Estado y sus instituciones; 3º los bienes de la Iglesia Católica afectados al culto; 4º el derecho de autor, para sí o sus causahabientes. Se podrá no obstante embargar en manos del autor, sus herederos o cualquier otra persona, los ejemplares y reproducciones de una obra editada, las obras de las artes plásticas o decorativas acabadas y dispuestas para la venta, y el producto económico adquirido por el autor o sus causahabientes en virtud de su derecho de propiedad científica, artística o literaria; 5º las correspondencias, cartas confidenciales y misivas; 6º la nave pronta a hacerse a la mar, a no ser por deudas contraídas para el viaje que va a hacer; y aún en este último caso, una fianza por dichas deudas impedirá el embargo. Se reputa que la nave está pronta a hacerse a la mar, cuando el capitán tiene en su poder los despachos para el viaje; 7º los beneficios derivados de los seguros de vida y salud; 8º las provisiones, sumas y pensiones con carácter alimentario, salvo para el pago de alimentos ya suministrados por el embargante a la parte embargada; 9º las sumas y objetos testados o donados declarados inembargables por el testador o donante, a menos que cuente con el permiso del juez, por la proporción que él determine y por los acreedores posteriores al acto de donación o a la apertura del legado; 10º los sueldos, pensiones, jubilaciones, subvenciones debidas por el Estado, los municipios o sus organismos autónomos; 11º el salario del trabajador en las condiciones y límites fijadas por el Código de Trabajo; 12º el lecho cotidiano de la persona del deudor y los familiares que viven con él, así como las ropas del preciso uso de los mismos; 13º los libros relativos a la profesión del embargado, y las máquinas y aparatos dedicados a la enseñanza, a la práctica o ejercicio de ciencias y artes, hasta el límite de cien salarios mínimos mensuales de ley, elegidos por la persona embargada, a no ser que sean para el pago del precio; 14º los objetos indispensables a las personas con impedimentos físicos o destinados a la recuperación de la salud de las personas afectadas de una enfermedad. Los objetos indispensables a los minusválidos o destinados al cuidado de una persona enferma no podrán nunca ser embargados ni siquiera para pagar su precio, su fabricación o su reparación; 15º los bienes dotales y los que les sustituyan por subrogación real, a menos que la deuda haya sido contraida, de común acuerdo, para el establecimiento de hijos comunes, sacar de la cárcel al marido o a la mujer, dar alimentos a la familia, en los casos de existencia de tal obligación por disposición de la ley, pagar deudas con fecha cierta al día del contrato de matrimonio; hacer reparaciones mayores indispensables a la conservación del inmueble dotal; o para poner término a un estado de indivisión; 16º los bienes declarados por sentencia o por ley como bienes de familia; 17º los productos de primera necesidad para la manutención del embargado y de su familia durante un mes; así como de los productos necesarios para la manutención de los animales a cuya crianza se dedicara el embargado, durante el mismo tiempo; 18º los objetos y productos necesarios para el aseo personal y el mantenimiento de la vivienda; 19º los utensilios de cocina necesarios para la conservación, la preparación y el consumo de los alimentos, tales como una nevera, una estufa, un tanque de gas, una cafetera; 20º la mesa y las sillas que permitan a la familia comer juntos; 21º los recuerdos de carácter personal o familiar; 22º los animales domésticos o guardianes; 23º los animales destinados a la alimentación del embargado; 24º los bienes que la ley declara inembargables.
Art. 831.- El deudor que pretende que las sumas recibidas por él tienen un carácter alimentario puede apoderar al juez, quien determinará la fracción inembargable. En todo caso la parte que invoca la inembargabilidad apoderará al juez competente para dirimir las dificultades de ejecución previstas en el presente libro, para que decida acerca de la misma.
Art. 832.- No se admitirá oposición al pago, de la letra de cambio y del pagaré a la orden, sino en caso de pérdida de los mismos, o quiebra del portador.
Art. 833.- El banco contra quien es girado un cheque deberá rehusar su pago en los casos siguientes: 1º cuando, a juicio del librado, el cheque presentado tenga indicios de alteración o falsificación, o mientras haya fundadas sospechas de que ha sido alterado o falsificado, debiendo comunicar a más tardar el día hábil siguiente a aquel cuyo nombre aparezca en el cheque como librador, tanto el nombre de la persona que ha presentado el cheque como las circunstancias de la presentación; 2º cuando el librador de un cheque de cualquier clase, haya dado orden por escrito al banco librado de no efectuar el pago, indicando datos fundamentales del cheque, si tal orden ha sido recibida por el librado antes de que haya pagado o certificado el cheque, o expedido un cheque de administración al tenedor que lo solicite; 3º si se le ha notificado por parte interesada la existencia de una demanda declaratoria de quiebra contra el librador o tenedor, caso en el cual el pago estará sujeto a lo que disponga la sentencia irrevocable sobre dicha demanda; 4º si tiene conocimiento de la muerte o ausencia legalmente declarada del librador, o de su incapacidad; 5º cuando se le haya notificado embargo retentivo en perjuicio del librador, y los fondos que tenía éste a su disposición en manos del librado no excedan de una cantidad igual al doble de las causas del embargo. En el caso de que en exceso de esa cantidad haya remanente a disposición del librador, el librado estará obligado a aplicarlo al pago de los cheques a su cargo emitidos regularmente por el librador.
Art. 834.- En caso de pérdida o robo del cheque, el propietario, para proteger su derecho, deberá dar aviso por escrito al librado comunicándole datos fundamentales del cheque perdido o robado, y hará publicar un anuncio en un diario de circulación nacional, por lo menos dos veces, relativo al hecho, en que consten las mismas menciones. En virtud del aviso al librado, éste se abstendrá de pagar el cheque por treinta días. El propietario tendrá derecho al pago del cheque:
1º Si lo recupera y lo presenta al cobro aun dentro del indicado plazo de treinta días; 2º Si obtiene del librador un cheque que sustituya al cheque perdido o robado e indique la anulación de éste y lo presenta dentro del mismo plazo, con la evidencia de la publicación antes prescrita. En este caso el pago no se hará sino después de diez días a contar de la última publicación. El propietario del cheque perdido debe dirigirse a su endosante inmediato para obtener el cheque sustitutivo, y dicho endosante estará obligado a hacer la misma diligencia frente a su propio endosante, y así de endosante en endosante, hasta llegar al librador del cheque. El propietario del cheque perdido pagará los gastos. Si el propietario no puede obtener un nuevo cheque del librador, podrá solicitar al Juez de Primera Instancia una ordenanza de pago, dentro del plazo indicado, si justifica su propiedad y da fianza. La ordenanza no será dictada antes de transcurrir diez días a contar del último anuncio. La notificación de la instancia al librado suspenderá el pago del cheque hasta que se conozca la ordenanza del Juez. La fianza se devolverá a quien la haya prestado si dentro de un plazo de seis meses a contar del pago al propietario no ha habido demanda ni procedimiento judicial. En caso de negativa al requerimiento del pago hecho en virtud de lo precedente, el propietario del cheque perdido o robado conserva todos los derechos por medio de un acto de protesto. Este acto deberá extenderse a más tardar al primer día laborable que siga a la expiración del plazo de presentación. Los avisos a que se refiere este artículo se realizarán dentro de los plazos y en la forma prevista por la ley relativa a los cheques.
Art. 835.- Una vez expedidos, los certificados de depósito a que se refiere la Ley de Fomento Agrícola, los bienes a que se refieren dichos certificados no podrán ser objeto de embargo, secuestro o cualquier otro gravamen que se oponga a su plena y libre disposición, sin perjuicio de que dichos certificados puedan ser transferidos por endoso, dados en prenda o embargados, de conformidad con la ley de la materia.
CAPITULO V
DE LOS TÍTULOS
SECCIÓN I
DE LOS TÍTULOS PARA LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS
Art. 836.- Sólo la ley puede disponer cuáles documentos pueden servir de fundamento a las medidas conservatorias.
Art. 837.- Sin perjuicio de lo que se dispone en otra parte de este mismo Código, permiten trabar cualesquiera de las medidas previstas en el mismo: 1º los títulos ejecutorios previstos en este Código o en disposiciones especiales; 2º las sentencias, bien sean contradictorias, o dadas en defecto, definitivas o provisionales; 3º los reconocimientos o verificaciones hechos en juicios de las firmas puestas en un acto obligatorio bajo firma privada; 4º en ausencia de los documentos anteriores, la autorización del juez competente.
Art. 838.- Todo acreedor puede, en virtud de título auténtico o bajo firma privada, embargar retentivamente en poder de un tercero, las sumas pertenecientes a su deudor u oponerse a que se entreguen a éste.
Art. 839.- Si no hubiere título, el juez del domicilio del deudor, y también el del domicilio del tercero embargado podrán, en virtud de instancia, permitir el embargo retentivo u oposición.
Art. 840.- Una autorización previa del juez no es necesaria cuando el acreedor se prevalece de un título ejecutorio o de una decisión de justicia aunque todavía no tenga fuerza ejecutoria. La misma solución será aplicada en caso de falta de pago de una letra de cambio aceptada, de un pagaré a la orden, de un cheque; o de arrendamiento impagado, siempre que este último resulte de un contrato escrito de arrendamiento de inmuebles.
Art. 841.- Los propietarios e inquilinos principales de casas o bienes rurales, haya o no contrato por escrito, pueden, después de un día del mandamiento de pago y sin previo permiso del juez de paz, hacer embargar por deuda de alquileres y arrendamientos vencidos, los efectos y frutos que se encuentren en dichas casas o establecimientos rurales y en las tierras que a ellos correspondan.
Pueden también hacer que se embargue al instante, en virtud de permiso que se haya obtenido del juez de paz, previa solicitud al efecto.
Art. 842.- No se podrá proceder al embargo en reivindicación sino en virtud de auto del presidente del tribunal de primera instancia, a solicitud de parte; y esto, a pena de daños y perjuicios, tanto contra la parte como contra el alguacil que haya procedido al embargo.
SECCIÓN II
DE LOS TÍTULOS PARA LAS MEDIDAS EJECUTORIAS
Art. 843.- Sólo la ley puede disponer cuales documentos puedan servir de fundamentos a las medidas ejecutorias.
Art. 844.- Tienen fuerza ejecutoria: 1º las primeras copias de las sentencias y otras decisiones judiciales y las de los actos notariales que contengan obligación de pagar cantidades de dinero, ya sea periódicamente o sea en épocas fijas; así como las segundas o ulteriores copias de las mismas sentencias y actos que fueren expedidos en conformidad con la ley en sustitución de la primera; 2º las decisiones de las jurisdicciones de orden administrativo y del orden tributario cuando no son susceptibles de ningún recurso suspensivo de ejecución; 3º los duplicados de los certificados de título o las cartas de constancia de los mismos expedidas por el Registrador de Títulos competente, en cumplimiento de la Ley de Registro de Tierras; 4º los autos aprobatorios de los gastos y honorarios a favor de los abogados, no susceptibles de recurso suspensivo, según lo establecido en la ley sobre la materia; 5º el acta de ajuste firmada por las partes o por los peritos, según el caso, en presencia y con la firma del juez de paz en materia de venta condicional de muebles; 6º el mandamiento, cuenta o factura de colocación en materia de distribución a prorrata y de orden, expedidos de acuerdo con este Código; 7º las ordenanzas del juez de primera instancia en favor del Estado y sus instituciones y de los ayuntamientos, a diligencia de funcionarios competentes, para el cobro de los impuestos, derechos, arbitrios, arrendamientos, ventas o deudas; 8º las cédulas hipotecarias y certificados financieros expedidos por las instituciones financieras y debidamente certificados por la Superintendencia de Bancos u otro organismo equivalente; 9º las actas comprobatorias de deudas de condominios que hayan sido aprobadas por el cincuenta por ciento (50%) o más de los votos válidos del condominio, levantados y firmados en presencia de notario público; 10º el acta de protesto levantada, firmada y sellada por el funcionario bancario correspondiente en presencia de un testigo por lo menos, en caso de no pago de un cheque; 11º los extractos de los procesos verbales de conciliación y de arbitraje firmados por la parte y el juez, y que contengan obligaciones de pagar sumas de dinero a cargo de una de las partes; 12º los títulos expedidos por las personas morales de derecho público, calificados como tales por la ley; 13º las decisiones a las cuales la ley atribuye los efectos de una sentencia con fuerza ejecutoria.
Art. 845.- No puede exigir el cesionario de un título ejecutorio la expropiación, sino después de haber notificado al deudor el acto de transferencia.
Art. 846.- No se puede proceder a la expropiación forzosa de los inmuebles, sino en virtud de un título auténtico y ejecutorio.
Art. 847.- El procedimiento de embargo inmobiliario puede tener lugar, en virtud de un fallo provisional o definitivo, ejecutivo provisionalmente, no obstante apelación; pero no puede hacerse la adjudicación, sino después de un fallo que haya adquirido autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada. El procedimiento no puede ejercerse en virtud de sentencias dadas en defecto, durante el plazo concedido para la oposición.
Art. 848.- Sólo en virtud de un título ejecutorio, podrá efectuarse el embargo de una renta constituida a perpetuidad o vitalicia mediante un capital determinado o proveniente del precio de la venta de un inmueble, o de la cesión de valores inmobiliarios, o a cualquier otro título oneroso o gratuito.
CAPITULO VI
OBSTACULOS A LOS EMBARGOS Y OTRAS MEDIDAS
Art. 849.- Si al hacer un embargo conservatorio el alguacil encontrare que los bienes han sido ya embargados conservatoriamente, procederá a la comprobación de los mismos de acuerdo con el acta de embargo que deberá presentarle el deudor, y hará constar esa comprobación en su propia acta, pudiendo embargar los efectos omitidos. En caso de oposición a la comprobación recurrirá al Juez de los Referimientos para que decida sobre el asunto, después de haber puesto un guardián en las puertas, si fuere necesario. El acta de comprobación será notificada al primer embargante y esta notificación valdrá oposición sobre el producto de la venta. En todo caso el primero de los acreedores que haya hecho validar su crédito definitivamente continuará los procedimientos para la venta.
Art. 850.- Si al hacer un embargo conservatorio el alguacil encontrare que los bienes han sido ya embargados ejecutivamente, procederá a la comprobación de los mismos de acuerdo con el acta de embargo que deberá presentarle el deudor, y hará constar esa comprobación en su propia acta, pudiendo embargar los efectos omitidos; de lo contrario, recurrirá al juez de los referimientos para que decida sobre el asunto, después de haber puesto un guardián en las puertas, si fuere necesario. El acta de comprobación será notificada al primer embargante y esta notificación valdrá oposición sobre el producto de la venta, si al momento de ésta ya el segundo persiguiente tuviere título ejecutorio. No obstante en base a dicha acta de comprobación puede el segundo persiguiente realizar la venta una vez haya hecho validar su crédito mediante sentencia ejecutoria, siempre que el primer ejecutante no haya procedido a la venta.
Art. 851.- El alguacil que, presentándose a embargar ejecutivamente encontrare embargo ejecutivo hecho y un depositario establecido, no podrá embargar nuevamente; pero sí podrá proceder a la comprobación de los muebles y efectos comprendidos en el acta de embargo; acta que el depositario estará obligado a presentarle; embargará los efectos omitidos, e intimará al primer ejecutante para la venta de todo en la octava; el acta de comprobación producirá los mismos efectos que la oposición en la distribución del producto de la venta; sin perjuicio de hacer vender los objetos embargados vencido el plazo de ocho días, a partir de su notificación al primer embargante y sin que éste haya continuado los procedimientos para la venta. La subrogación del segundo ejecutante en lugar del primer ejecutante operará sin que haya lugar a establecer demanda en subrogación.
Art. 852.- El alguacil que, presentándose a embargar ejecutivamente encontrare embargo conservatorio hecho y un depositario establecido sobre los mismos bienes, podrá embargar nuevamente y proceder a la venta, teniendo la primera acta de embargo, que le haya sido presentada por el depositario designado en el primer embargo, los mismos efectos que la oposición en la distribución del producto de la venta, si al momento de ésta ya el primer embargante tuviere título ejecutorio.
Art. 853.- En los casos de concurrencia de dos embargos previstos en las cuatro disposiciones que anteceden, el alguacil que haya procedido a embargar en segundo término hará constar en el proceso verbal: la fecha, la identificación del persiguiente y del alguacil, la descripción de los muebles embargados y el depositario designado en el acta de embargo anterior que le haya sido presentada.
Art. 854.- Una primera acta de embargo conservatorio o de embargo ejecutivo no será obstáculo a un acta de embargo en reivindicación, debiendo ser sobreseidos los primeros hasta el pronunciamiento de la sentencia con autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, por el juez apoderado de la acción en reivindicación.
Art. 855.- Un primer embargo en reivindicación no permitirá un segundo embargo de la misma naturaleza, sin perjuicio de que las acciones en reivindicación puedan ser juzgadas conjuntamente.
Art. 856.- El embargo retentivo trabado con un título ejecutorio sobre suma de dinero conlleva, hasta la concurrencia de las sumas por las cuales es trabado, atribución inmediata en provecho del embargante del crédito embargado disponible entre las manos del tercero, así como de todos sus accesorios. El hace al tercero personalmente deudor de las causas del embargo en el límite de su obligación.
Art. 857.- La notificación ulterior de otros embargos o de cualquiera otra medida, inclusive proveniente de acreedores privilegiados, así como la intervención posterior de una decisión relativa a la apertura de un procedimiento de rehabilitación de la empresa, de una liquidación judicial, o un acuerdo entre acreedores del cual no haya participado el embargante, no constituyen obstáculos a esta atribución.
Art. 858.- Los actos de embargos notificados en el curso de un mismo día entre las manos de un mismo tercero son reputados como hechos en concurso, salvo si cada alguacil ha indicado la hora de su acto, caso en el cual tendrá preferencia el primero que haya sido ejecutado. Si los dos embargantes concurrieren en hora y fecha y las sumas disponibles no permiten desinteresar la totalidad de los acreedores embargantes, estos concurren a prorrata.
Art. 859.- En caso de concurso de varios embargos retentivos a título conservatorio, la propiedad del crédito es atribuida al primero de los embargantes que haya hecho notificar al tercero la sentencia ejecutoria que valida su crédito.
Art. 860.- Las cesiones de crédito notificadas después de un embargo retentivo en manos del tercero embargado son inoponibles a los embargantes.
Art. 861.- Las seguridades judiciales son oponibles a los terceros desde el día de su registro o notificación en manos de la persona física o jurídica poseedora, detentadora u oficina encargada del registro de los bienes objeto de la seguridad. En caso de bienes no objeto de publicidad o registro, la medida es válida por la simple notificación, sin que puedan los terceros desconocer sus efectos.
Art. 862.- La inscripción de una o más seguridades reales inmobiliarias no constituye obstáculo a otras sucesivas, quedando regidas las inscripciones posteriores por la fecha de su registro. En caso de concurrencia de varias inscripciones en la misma fecha, la hora de cada inscripción determinará la preferencia en el cobro de crédito garantizado con la medida.
Art. 863.- El alguacil que, presentándose a embargar ejecutivamente una renta vitalicia encontrare hecho un embargo precedente de la misma naturaleza, no podrá embargar nuevamente; pero sí podrá hacer constar la circunstancia en el acta de embargo, valiendo el primer embargo atribución de la renta embargada y preferencia en la persecución del procedimiento. Una primera medida trabada a título conservatorio no es un obstáculo a un embargo ejecutivo de renta vitalicia.
Art. 864.- En caso de que hubiere habido un precedente embargo inmobiliario, el Conservador de Hipotecas o el Registrador de Títulos no transcribirán o inscribirán el nuevo embargo y harán constar la negativa al margen de éste, enunciando la fecha del embargo anterior, los nombres, residencias y profesiones del persiguiente y del embargado, e indicando el tribunal que conocerá del asunto, el nombre del abogado del persiguiente y la fecha de la transcripción o de la inscripción.
Art. 865.- La negativa a la inscripción será notificada por aquel que le fue negada la inscripción al primer ejecutante y si éste no continua los procedimientos en el plazo de quince días el segundo embargante podrá demandar la subrogación por medio de un simple acto. Una seguridad inscrita a título conservatorio no puede impedir de manera alguna la continuación del embargo.
Art. 866.- La parte indivisa de un coheredero en los inmuebles de una sucesión o de una comunidad entre esposos o entre copropietarios, no puede ponerse en venta por los acreedores personales de los copartícipes, de uno de los esposos o copropietarios antes de la partición o licitación. Sin embargo, los acreedores de un copartícipe, copropietario, o de uno de los esposos, para evitar que se haga la partición en fraude de sus derechos, pueden oponerse a que se ejecute sin su asistencia; tienen derecho a intervenir en ella a expensas suyas, pero no pueden impugnar una partición consumada, a no ser que se haya procedido a ella sin su asistencia, y contra alguna oposición que hubiesen hecho.
Art. 867.- A contar de la sentencia declaratoria de la quiebra de un comerciante, los acreedores no podrán proceder a la expropiación forzosa de los inmuebles sobre los cuales no hubiere hipotecas.
Art. 868.- El acreedor no podrá embargar ejecutoriamente los bienes del deudor que se beneficia de un plazo de gracia. Sin embargo, el plazo de gracia no constituye obstáculo a las medidas conservatorias.
Art. 869.- No podrá ejecutarse un documento impugnado por falsedad principal penal o falsedad incidental penal, promovidas conforme a las disposiciones del Código Penal y el Código de Procedimiento Criminal. En caso de falsedad promovida de manera principal o incidental en un proceso civil, podrán los tribunales, según las circunstancias, suspender provisionalmente la ejecución del acto impugnado por falsedad.
Art. 870.- En ningún caso una medida conservatoria aún no validada irrevocablemente puede impedir la distribución del precio de la venta llevada a cabo en base a un embargo ejecutorio.
TÍTULO III
DE LAS DISPOSICIONES COMUNES A LAS
MEDIDAS CONSERVATORIAS Y EJECUTORIAS
Art. 871.- Las disposiciones contenidas en los artículos de los cuatro capítulos que aparecen bajo el presente título son comunes a las medidas conservatorias y ejecutorias.
CAPITULO I
COMPETENCIA Y PROCEDIMIENTOS
Art. 872.- Compete al tribunal que ha dictado la sentencia dirimir las dificultades en su ejecución. Si la sentencia ha sido objeto de recurso y confirmada, la competencia es del tribunal que la dictó en primera instancia. Las dificultades en ocasión de la ejecución de una sentencia revocada compete al tribunal que resolvió la apelación, o a otro tribunal que se designe en la sentencia revocatoria; salvo los casos de demandas en nulidad de prisión, expropiación forzosa, o para los que la ley haya determinado jurisdicción.
Art. 873.- Las dificultades en ocasión de la ejecución de las sentencias y demás títulos por medio de embargo inmobiliario, competen al tribunal civil dentro de cuya jurisdicción se encuentran los inmuebles embargados.
Art. 874.- A no ser que se disponga otra cosa, el juez territorialmente competente para conocer de las dificultades en ocasión de la ejecución de las sentencias y demás títulos por medio de medidas diferentes al embargo inmobiliario, a elección del demandante, es el del lugar de residencia del deudor o del lugar donde se encuentran los bienes objeto del embargo. Cuando una demanda ha sido incoada ante uno de estos jueces, no puede ser incoada ante el otro.
Si el deudor reside en el exterior o si el lugar en que reside no es conocido, el juez competente es el del lugar donde se encuentran los bienes objeto del embargo.
Las dificultades en ocasión de una medida de expulsión se presentan ante el juez del lugar en que esté ubicado el inmueble.
Art. 875.- Las dificultades en la ejecución de la sentencia que pronuncia la nulidad de una prisión o la puesta en libertad de un apremiado, competen al tribunal penal del lugar donde se encuentre la persona privada de libertad.
Art. 876.- Las soluciones previstas por las tres disposiciones que anteceden son aplicables cuando se trata de ordenanza rendida a simple requerimiento.
Art. 877.- Las dificultades originadas en ocasión de las ejecuciones de los títulos y los títulos ejecutorios se incoarán, instruirán y decidirán sumariamente. Los jueces fallarán los expedientes relativos a éstas dentro de los quince días siguientes a la fecha en que quedaren en estado, salvo motivos especiales que estarán obligados a consignar en sus sentencias.
Art. 878.- Ninguna nulidad prevista en el presente libro, relativo a las vías de ejecución, podrá ser pronunciada en los casos en que a juicio del tribunal no se lesionare el derecho de defensa. La falta de notificación de un acto en los plazos que determine la ley se considerará lesivo al derecho de defensa.
Cuando la falta u omisión fuere subsanada en tiempo oportuno o se considerare que no desnaturaliza ni interrumpe el procedimiento, éste puede continuar por auto del tribunal apoderado, dictado el mismo día en que se le sometiere la cuestión.
CAPITULO II
EL MINISTERIO PÚBLICO, EL ALGUACIL
Y SUS ATRIBUCIONES EN LAS EJECUCIONES
Art. 879.- Sin perjuicio de las demás atribuciones que les confieren las leyes, es obligación general de los representantes del ministerio publico, de los alguaciles y de los funcionarios a quienes está encomendado el depósito de la fuerza pública prestar su concurso para la ejecución de las sentencias y demás títulos previstos por este Código, siempre que legalmente se les requiera a ello.
Art. 880.- El requerimiento de la fuerza pública deberá contener una copia del título a ejecutar. Irá acompañado de una relación de las diligencias que ha realizado el alguacil y de las dificultades de ejecución.
Toda denegación de parte de la autoridad competente debe ser motivada. La falta de respuesta en un plazo de dos meses equivale a una denegación.
El alguacil informa de esta denegación al Procurador General de la República y al acreedor.
Art. 881.- El Ministerio Público vigila la ejecución de las sentencias y otros títulos, sin perjuicio de la obligación general de prestar su concurso con el auxilio de la fuerza publica en los casos que se lo requiera el alguacil encargado para la ejecución de dichos títulos.
Art. 882.- Compete al Ministerio Público correspondiente al tribunal que ha dictado la sentencia otorgar el auxilio de la fuerza pública para su ejecución y vigilar esta última. Si la sentencia ha sido objeto de recurso y confirmada, dicha función corresponde al ministerio público del tribunal que la dictó en primera instancia. La vigilancia y concurso para la ejecución de una sentencia revocada corresponderá al ministerio público del tribunal que resolvió la apelación, o al tribunal que se designe en la sentencia revocatoria; salvo los casos de demandas en nulidad de prisión, expropiación forzosa, o para los que la ley haya determinado jurisdicción.
Art. 883.- Si la ejecución se llevare a cabo fuera de la jurisdicción designada por el artículo precedente o fuera de la jurisdicción donde ha sido levantado el acto cuya ejecución se persigue por medio del embargo u otras medidas similares de ejecución forzada, corresponden dichas funciones al Ministerio Público de la jurisdicción del tribunal dentro del cual se encuentran los bienes objeto de la medida.
Art. 884.- La vigilancia y ejecución de la sentencia que pronuncia la nulidad de una prisión o la puesta en libertad de un apremiado corresponden al ministerio público de la jurisdicción donde se encuentra la persona privada de libertad.
Art. 885.- Sólo pueden proceder a la ejecución forzada y a las medidas conservatorias los alguaciles encargados de la ejecución. Ellos están obligados a prestar su ministerio y su concurso, salvo y bajo reserva de requerir del persiguiente dirigirse al juez competente para dirimir los conflictos de derecho en la ejecución o cuando la medida requerida les parece revestir un carácter ilícito, o si el monto de los gastos parece manifiestamente susceptible de sobrepasar el monto del crédito reclamado. El alguacil no puede rehusar su ministerio para la ejecución forzada de las condenaciones simbólicas que el deudor ha rehusado cumplir voluntariamente.
Art. 886.- El alguacil encargado de la ejecución tiene la responsabilidad de la conducción de las operaciones de la ejecución. El está habilitado a demandar del ministerio público competente las autorizaciones y prescripciones de las medidas necesarias, cuando la ley lo exige.
Art. 887.- Si sobreviene una dificultad de derecho en la ejecución, el alguacil levanta el proceso verbal y requiere del persiguiente someterla al juez competente para resolverla; siempre el deudor oído o citado.
Art. 888.- A la expiración de un plazo de ocho días, a contar de un mandamiento de pago notificado por un alguacil, salvo en los casos en que se haya establecido un plazo diferente, éste puede, sobre justificación del título ejecutorio, penetrar al domicilio y hacer proceder a la apertura de las puertas y de los muebles.
Art. 889.- Si las puertas del edificio, en donde deba practicarse el embargo, estuvieren cerradas o se rehusare abrirlas, el alguacil podrá establecer vigilantes que impidan la sustracción de los objetos; recurrirá en el instante, sin citación, ante el ministerio público, y a falta de éste por ante el Juez de Paz de la Jurisdicción y en los lugares donde no hubiere ni una ni otra autoridad ante el alcalde pedáneo, en presencia de los cuales tendrá lugar la apertura de las puertas del edificio, y aun de los muebles cerrados, a medida que los procedimientos para el embargo lo vayan requiriendo. El funcionario que se transportare, no redactará acta; pero sí firmará la del alguacil, el que no podrá extender de todo sino una sola acta.
Art. 890.- El oficial ministerial insultado en el ejercicio de sus funciones levantará acta haciendo constar la rebelión y procederá conforme a las reglas establecidas en el Código de Procedimiento Criminal.
CAPITULO III
LAS PARTES Y LOS TERCEROS EN LAS EJECUCIONES
Art. 891.- El acreedor tiene la elección de las medidas propias para asegurar la ejecución o la conservación de su crédito. La ejecución de estas medidas no puede exceder lo que se revela necesario para obtener el pago de la obligación.
Art. 892.- El juez competente para dirimir los conflictos de la ejecución tiene el poder de ordenar el levantamiento de toda medida inútil o abusiva y de condenar al acreedor a pagar indemnizaciones por daños y perjuicios; sin perjuicio de las facultades del juez de los referimientos de suspender provisionalmente la ejecución.
Art. 893.- En caso de resistencia abusiva, el deudor puede ser condenado por el juez competente para dirimir los conflictos de la ejecución, a pagar indemnizaciones por daños y perjuicios.
Art. 894.- Los terceros no pueden impedir los procedimientos de ejecución o de conservación de los créditos. Ellos deben aportar a unos y otros procedimientos su concurso, cuando le sea legalmente requerido. Aquellos que, sin motivo legítimo, se sustraigan a esas obligaciones pueden ser constreñidos a satisfacerlas, bajo pena de astreinte, sin perjuicio de las indemnizaciones por daños y perjuicios.
Art. 895.- En las mismas condiciones, los terceros entre las manos de quienes es practicado un embargo pueden también ser condenados al pago de las causas del embargo, salvo recurso contra el deudor.
Art. 896.- Cuando la medida debe ser efectuada entre las manos de un depositario de fondos públicos, todo acreedor portador de un título ejecutorio, de una autorización de medida conservatoria, o de cualquier otro título con igual fuerza, puede requerir del depositario público o de la persona que él indique como encargado de los desembolsos las informaciones necesarias a la ejecución de la medida.
Art. 897.- Salvo disposición contraria, el ejercicio de una medida de ejecución y de una medida conservatoria es considerada como un acto de administración.
Art. 898.- Toda persona que, en ocasión de una medida dirigida a asegurar la ejecución o la conservación de un crédito, se prevalezca de un documento está obligada a comunicarlo o dar copia del mismo al deudor, a menos que hubiese sido notificado con anterioridad.
Art. 899.- La persona que ha requerido una medida de ejecución forzosa o una medida conservatoria no puede asistir a las operaciones de ejecución. Comprobada por cualquier medio la presencia de la misma, la medida podrá ser declarada nula.
Art. 900.- El deudor cuyos bienes fueron embargados está en la obligación de dar a conocer a todo nuevo acreedor que embarga los mismos bienes, que existe un embargo anterior y la identidad del que procedió a dicho embargo. Debe además suministrarle copia del acta de embargo.
La misma obligación rige para el tercero que tiene en su poder bienes por cuenta del acreedor.
El acreedor que ha sido informado de esta manera debe poner en conocimiento de los demás acreedores, que son partes en el procedimiento, todas las actas e informaciones que la ley le obliga a comunicarles.
CAPITULO IV
LAS OPERACIONES DE EJECUCIÓN
Art. 901.- Ninguna medida puede ser efectuada un domingo o un día feriado, sino en caso de necesidad y en virtud de una autorización especial del juez competente para dirimir los conflictos de ejecución conforme a este Código.
Art. 902.- Ninguna medida puede ser comenzada antes de las seis de la mañana ni luego de las seis de la tarde, salvo, en caso de necesidad, con la autorización del juez designado en el artículo precedente y solamente en los lugares que no sirvan de habitación.
Art. 903.- El acto de embargo hace indisponibles los bienes que constituyen su objeto. Si el embargo se realizare sobre bienes corporales, el deudor embargado o el tercero entre las manos de quien el embargo ha sido efectuado es reputado guardián de los objetos embargados, bajo las sanciones previstas por el Código Penal.
Art. 904.- Si el embargo se realizare sobre un crédito, él interrumpe la prescripción.
Art. 905.- Cuando el embargo es realizado en ausencia del deudor o ninguna persona se encuentra en los lugares, el alguacil asegura el cierre de la puerta o la salida por la cual haya penetrado.
Art. 906.- Bajo reserva de las disposiciones relativas al embargo inmobiliario, la ejecución forzada puede ser perseguida hasta su término en virtud de un título ejecutorio a título provisional.
Art. 907.- La ejecución es perseguida a riesgos del acreedor, quien, si el título es ulteriormente modificado, deberá restituir al deudor en sus derechos en naturaleza o por equivalente.
Art. 908.- Los gastos de cobro serán avanzados por el acreedor, sin perjuicio del derecho de hacerlos liquidar por el juez competente, de conformidad con la Ley de Costas y Honorarios de los Abogados. Sin embargo, si el deudor justifica el carácter innecesario de las diligencias realizadas puede hacerse liberar de la obligación de pagarlos por parte del juez competente para la liquidación. Igualmente, los gastos de la ejecución forzada quedan a cargo del deudor, salvo si él ha manifestado que no eran necesarios al momento en que han sido realizados.
TÍTULO IV
DE LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS
CAPITULO I
DE LAS DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS
Art. 909.- En caso de urgencia, y si el cobro del crédito parece estar en peligro, el juez del domicilio del deudor o del lugar donde estén situados los bienes a indisponer con la medida o del domicilio del tercero detentador o deudor, podrá autorizar al acreedor que tenga un crédito que parezca justificado en principio, a practicar una medida conservatoria sobre los bienes de su deudor, aun cuando éstos se encontraren en manos de terceros.
Art. 910.- El crédito se considerará en peligro y por tanto habrá urgencia cuando se aporten elementos de prueba de naturaleza tal que permitan suponer o temer la insolvencia inminente del deudor, lo cual se hará constar en el auto que dicte el juez; de igual manera se hará constar la suma por lo cual se autoriza la medida, si fuere el caso, y el plazo en que el acreedor deberá demandar ante el juez competente la validez de la medida y sobre el fondo del crédito, todo a pena de nulidad. Cuando la autorización del juez es solicitada para afectar sumas de dinero en manos de un tercero, la misma será otorgada por el doble de la causa del crédito.
Art. 911.- Una autorización previa del juez no es necesaria cuando el acreedor se prevalece de un título ejecutorio o de una decisión de justicia aunque todavía no tenga fuerza ejecutoria. La misma solución será aplicada en caso de falta de pago de una letra de cambio aceptada, de un pagaré a la orden, de un cheque o de arrendamiento impagado siempre que resulte de un contrato escrito de arrendamiento de inmueble.
Art. 912.- A pena de nulidad, el juez precisa el objeto de la medida autorizada y podrá exigir al acreedor la justificación previa de la solvencia suficiente o la presentación de un fiador o de una fianza, que se hará en secretaría o en manos de un secuestrario, sin necesidad de llenar las formalidades prescritas para la fianza en este mismo Código.
Art. 913.- Autorizada la medida conservatoria, la parte interesada podrá recurrir en referimiento ante el mismo juez que dictó el auto y éste puede decidir reexaminar su decisión o las modalidades de su ejecución.
Art. 914.- El acta que contiene la medida conservatoria será notificada al deudor conjuntamente con la demanda en validez y sobre el fondo. La demanda en validez será conocida conjuntamente con la demanda sobre el fondo del crédito, sin tomar en cuenta el procedimiento mediante el cual está llamado a ser sancionado.
Art. 915.- La notificación al deudor de la ejecución de la medida conservatoria interrumpe la prescripción de la acción relativa al crédito que ha servido de causa a la medida.
Art. 916.- Dentro del mes de la notificación del acta del embargo, el deudor podrá hacer levantar la medida conservatoria por instancia dirigida al juez de los referimientos, mediante consignación en manos del secuestrario que éste tenga a bien designar de las sumas necesarias para garantizar las causas del embargo y sus accesorios y costas.
Art. 917.- De la misma manera, cuando la autorización previa no es requerida, el juez de los referimientos puede, en todo momento, a la vista de los elementos que son suministrados por el deudor, el acreedor oído o citado, levantar la medida conservatoria si comprueba que las condiciones prescritas por el primer artículo de este capítulo no están reunidas.
El tribunal apoderado del litigio o el juez de los referimientos podrán ordenar, igualmente, la cancelación, reducción o limitación del embargo, en cualquier estado de los procedimientos, cuando hubiere motivos serios y legítimos.
Art. 918.- A solicitud del deudor, el juez de los referimientos puede, el acreedor oído o citado, sustituir la medida conservatoria inicialmente tomada por otra medida propia a salvaguardar los intereses de las partes.
Art. 919.- La constitución de una fianza bancaria irrevocable superior en por lo menos en un veinticinco por ciento a la medida trabada, entraña levantamiento de la medida de seguridad, sin necesidad de cumplir el procedimiento relativo a la fianza previsto en este Código.
Art. 920.- Los gastos ocasionados por una medida conservatoria están a cargo del deudor, salvo decisión contraria del juez competente conforme a los resultados del procedimiento.
Art. 921.- Cuando el levantamiento ha sido ordenado por el juez, el acreedor puede ser condenado a reparar el perjuicio causado por la medida conservatoria.
Art. 922.- Los valores consignados para el levantamiento de una medida quedarán afectados al pago del crédito del persiguiente con privilegio sobre los demás, cuando el crédito litigioso haya sido objeto de una decisión judicial que haya adquirido autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.
Art. 923.- La sentencia que valide la medida conservatoria la convertirá de pleno derecho en ejecutoria, sin necesidad de que se levante nueva acta de la medida; y la que deniegue la validación de la medida valdrá levantamiento de la misma, pero en ningún caso la sentencia será ejecutada sino a partir de la fecha que adquiere fuerza ejecutoria.
CAPITULO II
DE LAS DISPOSICIONES PARTICULARES A ALGUNAS MEDIDAS CONSERVATORIAS
SECCIÓN I
DEL EMBARGO CONSERVATORIO DE MUEBLES CORPORALES
Art. 924.- En las condiciones previstas bajo el capítulo de LAS DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS, todo acreedor puede embargar los muebles corporales de su deudor, aun cuando éstos se encontraren en manos de terceros.
Art. 925.- Después de recordar al deudor que está obligado a indicarle los bienes que hayan sido objeto de un embargo previo y a comunicarle el acta de ese embargo, el alguacil levantará un acta de embargo. Esta acta contendrá, a pena de nulidad: 1º Elección de domicilio en el municipio donde se haga el embargo, si el acreedor no residiere en ese lugar; 2º la mención de la autorización del juez o del título en virtud del cual se practica el embargo, títulos que se anexarán al acta; 3º la designación detallada de los bienes embargados; 4º si el deudor está presente, su declaración acerca de un embargo previo sobre estos mismos bienes; 5º la mención, en caracteres muy visibles, en el sentido de que los bienes embargados son indisponibles, quedan colocados bajo la custodia del guardián designado, que no podrán ser vendidos ni desplazados, salvo por causas legítimas que la persona responsable estará obligada a informar previamente al acreedor con indicación del lugar en que serán colocados, bajo pena de las sanciones previstas para la sustracción de objetos embargados; 6º la mención, en caracteres muy visibles, del derecho que tiene el deudor, si las condiciones de validez del embargo no se cumplen, de solicitar el levantamiento del embargo al juez competente del lugar de su domicilio; 7º la designación de la jurisdicción ante la cual se presentarán las demás impugnaciones, y en particular las relacionadas con la ejecución del embargo; 8º la indicación, si procede, de los nombres, de los apellidos y calidades de las personas que han asistido a las operaciones de embargo, quienes deberán firmar el original y las copias; en caso de que se nieguen, se hará constar en el acta; 9º la mención de que si los bienes embargados se hubieren destruido o distraído o intentado destruir o distraer, tales hechos serán castigados como abuso de confianza.
Art. 926.- Si el deudor está presente durante las operaciones de embargo, el alguacil le recordará verbalmente el contenido de los ordinales 4º y 5º del artículo anterior y le entregará de inmediato una copia del acta con las mismas firmas que el original; esta entrega equivale a una notificación.
Si el deudor no está presente en las operaciones de embargo, se le notificará una copia del acta de embargo, concediéndole ocho días de plazo para que ponga en conocimiento del alguacil todas las informaciones relacionadas con un embargo anterior y para que le comunique el acta de ese embargo.
Art. 927.- Si ningún bien es susceptible de ser embargado el alguacil levantará un acta de insolvencia o de carencia. Se hará lo mismo si obviamente ningún bien tiene valor comercial. El deudor conservará el uso de los bienes convertidos en indisponibles por el embargo, a menos que se trate de bienes consumibles. Si se trata de un vehículo de motor el alguacil puede decretar su inmovilización para los fines previstos en el embargo de vehículos de motor.
Art. 928.- Si el embargo conservatorio es practicado en manos de un tercero, se procederá como está indicado para el embargo ejecutorio de muebles corporales en manos de terceros. El acta de embargo se notificará al deudor en un plazo de ocho días. Esta acta contendrá además, a pena de nulidad: 1º una copia de la autorización del juez o del título, según sea el caso, en virtud del cual se ha practicado el embargo; 2º la mención, en caracteres muy visibles, del derecho que tiene el deudor, si las condiciones del embargo no se cumplen, de solicitar su nulidad al juez competente del lugar de su propio domicilio.
Art. 929.- Las demandas relativas a la propiedad o a la inembargabilidad no obstaculizan el embargo, pero suspenden el procedimiento para los bienes embargados que son objeto de ellas.
La solicitud de nulidad no suspende las operaciones de embargo a no ser que así lo disponga el juez.
Art. 930.- El acreedor que obtiene un título ejecutorio que constata la existencia de su crédito notificará al deudor un acto de conversión que contendrá, a pena de nulidad: 1º la referencia al acta de embargo conservatorio; 2º la enunciación del título ejecutorio; 3º el desglose, por separado, de las sumas a pagar, en principal, gastos e intereses vencidos así como la indicación de la tasa de los intereses; 4º un requerimiento intimándole a pagar dicha suma en el plazo de ocho días; a falta de pago se procederá a la venta de los bienes embargados.
La conversión puede ser notificada en el mismo acto de alguacil que la sentencia. Si el embargo fue realizado en manos de un tercero, se denuncia a éste una copia del acto de conversión.
Art. 931.- Al vencimiento de los ocho días de plazo a partir de la fecha de la notificación del acto de conversión, el alguacil procederá a la verificación de los bienes embargados. Levantará un acta de los bienes que faltan o que están degradados.
A continuación notificará dicha acta e informará al deudor que dispone de un mes de plazo para vender amigablemente los bienes embargados en las condiciones estipuladas para el EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
Art. 932.- Si los bienes ya no se encuentran en el lugar donde fueron embargados, el alguacil intima al guardián que lo informe, en el plazo de ocho días, del lugar en que éstos se encuentran y, si han sido objeto de un embargo ejecutivo, que le comunique el nombre, el apellido y la dirección o bien del alguacil que procedió a dicho embargo ejecutivo o bien del acreedor por cuenta del cual fue diligenciado.
A falta de respuesta, el acreedor apoderará al juez competente previsto en este libro para dirimir los conflictos de ejecución quien podrá ordenar la entrega de estas informaciones bajo "astreinte", todo esto sin perjuicio de la acción penal por sustracción de bienes embargados.
Art. 933.- A falta de una venta amigable en el plazo previsto, puede procederse a la venta forzosa de los bienes embargados.
Art. 934.- El alguacil que procediere al embargo conservatorio sobre los bienes rendidos indisponibles por uno o varios embargos conservatorios anteriores notificará una copia del acta de embargo a todos y cada uno de los acreedores cuyas diligencias son anteriores a las suyas.
Art. 935.- Si los bienes embargados a título conservatorio son objeto posteriormente de un embargo ejecutivo, el alguacil notificará el acta de embargo a los acreedores que practicaron anteriormente los embargos conservatorios.
Igualmente, el acto de conversión de un embargo conservatorio en embargo ejecutivo deberá ser notificado a los acreedores que, antes de dicha conversión, habían embargado los mismos bienes a título conservatorio.
Art. 936.- Si el deudor presenta propuestas de venta amigable, el acreedor embargante que lo acepta comunicará el contenido de éstas, por acto de alguacil a los acreedores que embargaron los mismos bienes a título conservatorio, bien antes del acta de embargo, bien antes del acto de conversión, según sea el caso. Bajo pena de nulidad, el acto de alguacil reproducirá en caracteres muy visibles los tres párrafos que siguen.
Cada acreedor debe, en un plazo de quince días a partir de la recepción del acto de alguacil, tomar partido respecto a las propuestas de venta amigable y dar a conocer al acreedor embargante la naturaleza y el monto de su crédito en la misma forma.
A falta de respuesta en el plazo concedido, se considerará que el acreedor aceptó las propuestas de venta.
Si, durante este mismo plazo, no se suministra ninguna indicación sobre la naturaleza y el monto de su crédito, pierde el derecho de participar en la distribución del dinero producto de la venta amigable, y sólo puede hacer valer sus derechos sobre un eventual saldo después de la distribución.
Art. 937.- El acreedor embargante que hace proceder al traslado de los bienes con miras a su venta forzosa debe informar de ello, por acto de alguacil a los acreedores que practicaron un embargo conservatorio sobre los mismos bienes antes del acta de embargo o del acto de conversión, según sea el caso. Bajo pena de nulidad, el acto de alguacil indicará el nombre, apellido y dirección del oficial ministerial encargado de la venta y reproducirá en caracteres muy visibles el párrafo que sigue.
Cada acreedor deberá, en el plazo de quince días a partir de la recepción del acto de alguacil poner en conocimiento del oficial ministerial encargado de la venta, la naturaleza y el monto de su crédito al día del traslado de los bienes. A falta de respuesta en el plazo concedido, pierde el derecho de participar en la distribución del dinero producido por la venta forzosa, y sólo podrá hacer valer sus derechos sobre un saldo eventual después de la distribución.
Art. 938.- El deudor podrá hacer en ese domicilio de elección toda clase de notificaciones y recursos, incluyendo los ofrecimientos reales y la consignación.
Art. 939.- Las disposiciones establecidas bajo el capítulo de las DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS son aplicables a este embargo, hasta el momento de su validación y después de ésta regirán para el mismo, con carácter supletorio, las disposiciones relativas al EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
SECCIÓN II
EMBARGO CONSERVATORIO SOBRE BIENES COLOCADOS EN CAJA FUERTE O DE SEGURIDAD
Art. 940.- En las condiciones previstas bajo el capítulo de LAS DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS, todo acreedor puede embargar los muebles de su deudor colocados en caja fuerte o de seguridad, siguiendo el procedimiento previsto para el Embargo Ejecutivo de Derecho Común de bienes en manos de terceros que aparecen consignadas bajo el capítulo del EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
Art. 941.- El embargo conservatorio de los bienes colocados en una caja fuerte o de seguridad que pertenece a un tercero se practicará mediante un acta de alguacil notificada a dicho tercero. Esta acta contendrá, a pena de nulidad: 1º el nombre, apellido y dirección del deudor o, si se tratara de una persona jurídica, su nombre y su domicilio social; 2º la referencia al título en virtud del cual se practica el embargo; 3º una intimación de que se prohibe todo acceso a la caja fuerte o de seguridad, excepto en presencia del alguacil.
El tercero estará obligado a suministrar al alguacil la identificación de esa caja fuerte o de seguridad.
Art. 942.- Todo embargo conservatorio prohibe el acceso a la caja fuerte o de seguridad, excepto en presencia del alguacil. Este puede colocar sellos en la caja fuerte o de seguridad.
Art. 943.- Se notificará al deudor un acta de alguacil el primer día laborable después del levantamiento del acta de embargo que se ha indicado en el artículo anterior.
Esta notificación contendrá a pena de nulidad:
La denuncia del acta de embargo;
La mención de la autorización del juez o del título en virtud del cual se practicó el embargo, documentos que se anexarán al acta de denuncia;
El monto de la deuda;
La indicación de que tiene prohibido el acceso a la caja fuerte, excepto, a petición suya, en presencia del alguacil;
La mención, en caracteres muy visibles, del derecho que tiene el deudor, si las condiciones de validez del embargo no se cumplen, de solicitar el levantamiento del embargo al juez competente del lugar de su domicilio;
8) 8) 8)
Art. 944.- En cualquier momento, o el acreedor o el deudor pueden solicitar la apertura de la caja fuerte o de seguridad en presencia del alguacil.
Este último realizará entonces un inventario detallado de los bienes que se embargarán a título conservatorio o que se aprehenden a título de embargo en reivindicación. Estos bienes son trasladados de inmediato y colocados bajo la custodia del alguacil; o de un depositario designado, a falta de acuerdo amigable, por ordenanza dictada a simple requerimiento por el juez competente del lugar donde se practicó el embargo. El alguacil podrá fotografiar los objetos retirados de la caja fuerte. Las fotografías podrán ser guardadas por el alguacil con la finalidad de verificar los bienes embargados o facilitarlas con motivo de cualquier impugnación posterior.
Art. 945.- A seguidas se notificará una copia del acta de embargo al deudor, la cual contendrá, a pena de nulidad, la indicación del juez competente del lugar donde se practicó el embargo, que es por ante el cual se presentarán las impugnaciones relativas a las operaciones de embargo.
Art. 946.- Luego de la notificación que se indica en el artículo anterior, el acreedor procederá con la demanda en validez de la manera indicada en materia de embargo conservatorio de los bienes muebles o en materia de embargo en reivindicación, según sea el caso.
Art. 947.- En caso de rescisión del contrato de alquiler de la caja fuerte o de seguridad, el propietario de ésta avisará inmediatamente al alguacil.
Este último notificará al deudor una intimación de que tiene que estar presente en el lugar, en el día y a la hora indicados, en persona o representado por algún mandatario, para que se proceda a la apertura de la caja fuerte o de seguridad, con la advertencia de que, en caso de ausencia o de negación a abrirla, esta apertura se llevará a cabo por la fuerza y a expensas suyas. La apertura de dicha caja fuerte o de seguridad no puede ocurrir antes del vencimiento de un plazo de cinco días a partir de la notificación de la intimación, excepto si el deudor pide que esta apertura se lleve a cabo en una fecha más cercana.
En ausencia del deudor, la apertura forzosa sólo puede llevarse a cabo con la presencia del propietario de la caja fuerte o de seguridad, o de su representante debidamente habilitado.
Los gastos son pagados, a título de anticipo por el acreedor.
Art. 948.- El día fijado, se procederá al inventario de los bienes, los que deberán ser descritos de manera detallada.
Si el deudor está presente, el inventario se limitará a los bienes embargados. Estos deben ser retirados de inmediato y colocados bajo la custodia del alguacil o de un guardián designado. A falta de un acuerdo amigable acerca de quien debe ser el guardián, éste será designado por ordenanza dictada a simple requerimiento por el juez del lugar donde se practicó el embargo.
Si el deudor está ausente, se procederá al inventario de todos los bienes contenidos en la caja fuerte o de seguridad. Los bienes embargados son trasladados de inmediato por el alguacil, tal como está dicho en el párrafo anterior. Los demás se entregan al tercero que tiene la custodia de la caja fuerte o a un depositario designado por el alguacil encargado de la ejecución, con la obligación de presentarlos cuando lo solicite el deudor.
El alguacil puede fotografiar los objetos retirados de la caja fuerte y guardar las fotografías obtenidas con la finalidad de verificar los bienes embargados o presentarlas ante el juez en caso necesario.
Art. 949.- Se levantará un acta de las operaciones. Esta acta contendrá, a pena de nulidad: la indicación de los nombres, apellidos y calidades de las personas que han asistido a las operaciones de embargo y de la persona en manos de la cual fueron entregados los bienes, las cuales deberán firmar el original y las copias de dicha acta; en caso de que se nieguen, se hará constar en el acta.
Art. 950.- Una copia del inventario se notificará al deudor así como, si fuere el caso, a las personas a las cuales se entregaron bienes.
A pena de nulidad, en la copia notificada al deudor, se mencionará el lugar donde los bienes embargados serán depositados, y, en caracteres muy visibles, se indicará que dispone de un mes de plazo para proceder a su venta amigable o de lo contrario se procederá a la venta forzosa.
Art. 951.- El acreedor que obtiene un título ejecutorio constatando la existencia de su crédito notificará al deudor un acto de conversión que contendrá, a pena de nulidad: 1º la referencia al acta de embargo conservatorio; 2º la enunciación del título ejecutorio; 3º el desglose, por separado, de las sumas a pagar, en principal, gastos e intereses vencidos así como la indicación de la tasa de los intereses; 4º un requerimiento intimándole a pagar dicha suma en el plazo de ocho días; a falta de pago, se procederá a la venta de los bienes embargados.
La conversión puede ser notificada en el mismo acto de alguacil que la sentencia. Si el embargo fue realizado en manos de un tercero, se denunciará a éste una copia del acto de conversión.
Art. 952.- Al vencimiento de los ocho días de plazo a partir de la fecha de la notificación del acto de conversión, el alguacil procederá a la verificación de los bienes embargados. Levantará un acta de los bienes que faltan o que están degradados.
A seguidas, notificará dicha acta e informará al deudor que dispone de un mes de plazo para vender amigablemente los bienes embargados en las condiciones estipuladas para el EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
Art. 953.- Si los bienes no se encuentran en el lugar donde fueron embargados, el alguacil intimará al deudor que informe, en el plazo de ocho días, del lugar en que éstos se encuentran y, si han sido objeto de un embargo ejecutivo, que le comunique el nombre, el apellido y la dirección o bien del alguacil que procedió a dicho embargo ejecutivo o bien del acreedor por cuenta del cual fue diligenciado.
A falta de respuesta, el acreedor apoderará al juez competente previsto en este libro para dirimir los conflictos de ejecución, a fin de que ordene la entrega de estas informaciones bajo "astreinte", todo esto sin perjuicio de la acción penal por sustracción de bienes embargados.
Art. 954.- A falta de una venta amigable en el plazo previsto, se procederá a la venta forzosa de los bienes embargados.
Art. 955.- El alguacil que procediere al embargo conservatorio sobre los bienes rendidos indisponibles por uno o varios embargos conservatorios anteriores, notificará una copia del acta de embargo a todos y cada uno de los acreedores cuyas diligencias son anteriores a las suyas.
Art. 956.- Si los bienes embargados a título conservatorio son objeto posteriormente de un embargo ejecutivo, el alguacil notificará el acta de embargo a los acreedores que practicaron anteriormente los embargos conservatorios.
Igualmente, el acto de conversión de un embargo conservatorio en embargo ejecutivo será notificado a los acreedores que, antes de dicha conversión, habían embargado los mismos bienes a título conservatorio.
Art. 957.- Si el deudor presenta propuestas de venta amigable, el acreedor embargante que las acepta comunicará el contenido de éstas por acto de alguacil a los acreedores que embargaron los mismos bienes a título conservatorio, bien antes del acta de embargo, bien antes del acto de conversión, según sea el caso. A pena de nulidad, el acto de alguacil reproducirá en caracteres muy visibles los tres párrafos que siguen.
Cada acreedor deberá, en un plazo de quince días a partir de la recepción del acto de alguacil, tomar partido respecto a las propuestas de venta amigable y dar a conocer al acreedor embargante la naturaleza y el monto de su crédito en la misma forma.
A falta de respuesta en el plazo concedido, se considerará que el acreedor aceptó las propuestas de venta.
Los acreedores que, durante este mismo plazo no suministraren ninguna indicación sobre la naturaleza y el monto de su crédito, pierden el derecho de participar en la distribución del dinero producto de la venta amigable, y sólo puede hacer valer sus derechos sobre un eventual saldo después de la distribución.
Art. 958.- El acreedor embargante que hace proceder al traslado de los bienes para su venta forzosa debe informar de ello, por acto de alguacil a los acreedores que practicaron un embargo conservatorio sobre los mismos bienes antes del acta de embargo o del acto de conversión, según sea el caso. A pena de nulidad, el acto de alguacil indicará el nombre, apellido y dirección del oficial ministerial encargado de la venta y reproducirá en caracteres muy visibles el párrafo que sigue.
Cada acreedor deberá, en el plazo de quince días a partir de la recepción del acto de alguacil poner en conocimiento del oficial ministerial encargado de la venta, la naturaleza y el monto de su crédito al día del traslado de los bienes. A falta de respuesta en el plazo concedido, perderá el derecho de participar en la distribución del dinero producido por la venta forzosa, y sólo puede hacer valer sus derechos sobre un saldo eventual después de la distribución.
Art. 959.- Si el título ejecutorio valida un embargo en reivindicación se procederá a la restitución del bien embargado.
Art. 960.- Si el título ejecutorio contiene un crédito se procederá en la forma indicada para la venta de bienes colocados en una caja fuerte o de seguridad bajo el capítulo DEL EMBARGO EJECUTIVO DE BIENES COLOCADOS EN CAJA FUERTE O DE SEGURIDAD.
Art. 961.- Cuando el procedimiento validado tiene como finalidad la aprehensión de los bienes colocados en la caja fuerte o de seguridad se procederá en la forma indicada para este mismo caso bajo el capítulo de DEL EMBARGO EJECUTIVO DE BIENES COLOCADOS EN CAJA FUERTE O DE SEGURIDAD.
SECCIÓN III
DEL EMBARGO CONSERVATORIO DE VEHÍCULOS
TERRESTRES DE MOTOR
Art. 962.- En las condiciones previstas en los primeros cinco artículos del capítulo de las DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS, todo acreedor puede hacer embargar conservatoriamente los vehículos terrestres de motor de que es titular su deudor, para garantizarse el cobro de su crédito.
Art. 963.- Sin perjuicio de lo establecido en las disposiciones contenidas bajo el capítulo de LA INMOVILIZACIÓN Y MEDIDAS EJECUTIVAS DE VEHÍCULOS TERRESTRES DE MOTOR, así como de lo dispuesto en la ley relativa a vehículos terrestres de motor, a partir del registro de un vehículo de motor hecho de acuerdo con la ley, ninguna medida dirigida a afectar el mismo será oponible a los terceros si no es a la vez notificada en la oficina donde se encuentre inscrita la propiedad del vehículo. Dicha notificación contendrá las menciones comunes a todo acto de alguacil y los datos que permitan la identificación del vehículo.
Art. 964.- El Director General de Impuestos Internos, o la oficina que le sustituya, debe comunicar a cualquier persona que se lo solicite todas las informaciones relativas a la propiedad, modalidades y gravámenes concernientes a cualquier vehículo de motor terrestre debidamente registrado.
Art. 965.- Una vez autorizada la medida, el acreedor notificará un acta de oposición en la oficina donde esté matriculado el vehículo de motor. Esta oposición contendrá, a pena de nulidad: 1º los apellidos, nombre y dirección del deudor, o si se trata de una persona jurídica, su nombre y su domicilio social; 2º el número de matrícula y la marca del vehículo embargado; 3º la descripción del título que invoca el acreedor, el cual se anexará; 4º el detalle por separado de las sumas reclamadas en principal, gastos e intereses vencidos; 5º la mención en caracteres muy visibles de que a partir de su fecha la Oficina de Registro queda impedida de inscribir todo acto que transfiera, modifique o limite los derechos registrados.
 
 
La oposición notificada en la forma indicada en este mismo artículo vale embargo.
Art. 966.- En los ocho días de la fecha de la notificación en la oficina de registro, el acta de oposición será denunciada al deudor.
La notificación al deudor contendrá la mención de que a partir de su fecha ya el deudor no puede vender, gravar ni en modo alguno restringir sus derechos sobre el vehículo, excepto si se produce un levantamiento del embargo concedido por el acreedor u ordenado por el juez, así como la mención, en caracteres muy visibles, de que las impugnaciones deben presentarse ante el juez competente del lugar del domicilio o de la residencia del deudor.
Art. 967.- A partir de la notificación de la declaración de oposición en la Oficina Encargada de Registro de Vehículos de Motor, ésta no puede facilitar en modo alguno la transferencia, gravamen o limitación de los derechos registrados sobre el vehículo objeto de la oposición, excepto si se produce un levantamiento del embargo concedido por el acreedor u ordenado por el juez.
La declaración deja de producir efecto al vencimiento de un plazo de dos años a partir de su notificación, salvo renovación realizada en las mismas formas que la declaración inicial.
Art. 968.- La declaración de oposición una vez denunciada al deudor o al garante propietario del vehículo tiene valor de un embargo conservatorio, con la consiguiente responsabilidad para aquel como guardián del mismo.
Art. 969.- Los efectos de la declaración de oposición no pueden perjudicar al acreedor titular de una pignoración regularmente inscrita con anterioridad a su fecha.
Art. 970.- Al momento de la venta de un vehículo que ha sido debidamente registrado, el propietario está obligado a entregar al comprador un certificado expedido por la oficina donde esté matriculado el vehículo, comprobando que no se ha hecho ninguna declaración equivalente a un embargo o de ningún acto que afecte su propiedad.
Art. 971.- Todo acreedor que haya trabado una medida conservatoria sobre un vehículo terrestre de motor estará obligado a demandar su validez conjuntamente con la demanda relativa al fondo del derecho invocado por ante el juez competente, en el plazo de ocho días a partir de la fecha de la denuncia de la medida al deudor. Si la demanda fuere acogida se procederá conforme a las disposiciones propias a la medida validada; si es rechazada la sentencia valdrá levantamiento de la medida.
Art. 972.- La venta de un vehículo de motor debidamente registrado que se llevare a cabo a causa de un embargo, será inscrita por ante la oficina donde se encuentre registrado el vehículo embargado, a los fines de oponibilidad a los terceros.
Art. 973.- Ninguna venta en subasta de vehículo de motor será registrada por la oficina correspondiente sin previo pago de los impuestos de importación desde el exterior hasta el país, en los casos que procedieren.
Art. 974.- Las situaciones no previstas en la presente sección serán suplidas en primer lugar por las disposiciones del Embargo Ejecutivo de Vehículos terrestres de motor y en segundo lugar por las disposiciones del embargo ejecutivo de derecho Común.
SECCIÓN IV
LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS
SOBRE NAVES MARITIMAS
Art. 975.- Las disposiciones de la sección que antecede serán aplicadas a las medidas conservatorias sobre naves marítimas, sin perjuicio de las disposiciones particulares que rigen esta última materia y a la notificación y registro de los actos de procedimiento, los cuales serán hechos en manos de la Autoridad Portuaria Dominicana.
Art. 976.- Las situaciones no previstas para esta materia en la sección relativa a las MEDIDAS CONSERVATORIAS SOBRE VEHICULOS TERRESTRES DE MOTOR, que por aplicación del artículo que antecede se extienden a las medidas conservatorias de la presente sección, serán suplidas en primer lugar por las disposiciones del EMBARGO EJECUTIVO DE NAVES MARITIMAS y en segundo lugar por las disposiciones del EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
SECCIÓN V
LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS SOBRE NAVES AEREAS
Art. 977.- Las disposiciones de la sección relativa a las MEDIDAS CONSERVATORIAS SOBRE VEHICULOS TERRESTRES DE MOTOR serán aplicadas a las medidas conservatorias sobre naves aéreas, sin perjuicio de las disposiciones particulares que rigen esta última materia y a la notificación y registro de los actos de procedimiento, los cuales serán hechos en manos de la Dirección General de Aeronáutica Civil.
Art. 978.- Las situaciones no previstas para esta materia en la sección relativa a las MEDIDAS CONSERVATORIAS SOBRE VEHICULOS TERRESTRES DE MOTOR, que por aplicación del artículo que antecede se extienden a las medidas conservatorias de la presente sección, serán suplidas en primer lugar por las disposiciones del EMBARGO EJECUTIVO DE NAVES AÉREAS y en segundo lugar por las disposiciones del EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
SECCIÓN VI
EL EMBARGO CONSERVATORIO DE LOS DERECHOS INCORPORALES
Art. 979.- En las condiciones previstas en los primeros cinco artículos del capítulo de las DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS, todo acreedor puede hacer embargar conservatoriamente los derechos de los socios y valores mobiliarios incorporales de que es titular su deudor, así como los demás derechos incorporales distintos a los créditos de sumas de dinero, de que su titular es deudor.
Art. 980.- Los derechos de socios y los valores mobiliarios de los que es titular el deudor o el garante son embargados ante la compañía o ante la persona jurídica emisora.
Art. 981.- Los valores mobiliarios nominativos cuyas cuentas están administradas por un mandatario de la compañía se embargarán ante el mandatario.
La compañía está obligada a comunicar al alguacil el nombre del mandatario encargado de la administración de las cuentas del embargado.
Art. 982.- Los valores mobiliarios al portador se embargarán ante el intermediario habilitado para su administración conforme la inscripción registrada por la expedidora y cuyo nombre está obligada a comunicar al alguacil que traba la medida.
Si el titular de valores nominativos ha encargado a un intermediario para la administración de sus derechos y cuentas, se debe realizar el embargo ante éste.
El embargo también puede practicarse ante un intermediario habilitado para la administración de la totalidad de los valores mobiliarios inscritos en la cuenta que está a nombre del deudor.
Art. 983.- Los derechos de patente se embargarán ante el órgano encargado de su registro oficial, con denuncia a la Cámara Oficial de Comercio de la jurisdicción.
Art. 984.- Los derechos a una marca de fábrica, a un nombre comercial, a un lema comercial y a cualquier otro interés similar se embargarán ante el órgano encargado de su registro oficial.
Art. 985.- El acreedor procederá al embargo mediante notificación de un acto que contendrá, a pena de nulidad: 1º el nombre, apellido y domicilio del deudor o, si se trata de una persona jurídica, su nombre y su domicilio social; 2º la descripción del título en virtud del cual se realizará el embargo; 3º el detalle de las sumas reclamadas, separado en principal, gastos e intereses vencidos, así como las indicación de la tasa de los intereses; 4º la indicación de que el embargo hace indisponibles los derechos pecuniarios vinculados a la totalidad de las partes o valores mobiliarios de que es titular el deudor o el garante; 5º la intimación de que debe dar a conocer la existencia de eventuales pignoraciones o embargos; 6º descripción de los derechos o valores embargados.
Art. 986.- En un plazo de ocho días de su fecha, a pena de caducidad, el embargo se notificará al deudor por acto de alguacil.
Esta acto contendrá, a pena de nulidad: 1º una copia del acta de embargo; 2º en caracteres muy visibles, la indicación de que las impugnaciones deben ser presentadas, a pena de inadmisibilidad, en el plazo de un mes a partir de la notificación del acta y la fecha en que vence dicho plazo; 3º la indicación del juez competente ante el cual se llevará cualquier impugnación.
Art. 987.- El acta de embargo hace indisponibles los derechos pecuniarios del deudor.
Este podrá hacer levantar el embargo consignando una suma suficiente para desinteresar al acreedor; o mediante la prestación de una fianza o una garantía real. La garantía así prestada quedará afectada especialmente a favor del acreedor embargante.
Art. 988.- La sentencia que valida la medida conservatoria la convertirá de pleno derecho en ejecutoria, sin necesidad de que se levante nueva acta de la medida, y la que deniegue la validación de la medida valdrá levantamiento de la misma; pero en ningún caso la sentencia será ejecutada sino a partir de la fecha que adquiriere fuerza ejecutoria.
Art. 989.- Las disposiciones establecidas bajo el capítulo de las disposiciones comunes a las medidas conservatorias son aplicables supletoriamente a este embargo hasta el momento de su validación; luego de ésta, regirán para el mismo las disposiciones relativas al embargo ejecutivo de derechos incorporales.
SECCIÓN VII
DEL EMBARGO RETENTIVO A TÍTULO CONSERVATORIO
Art. 990.- Todo acreedor provisto de un título constatando un crédito líquido y exigible puede, para obtener el pago, embargar entre las manos de un tercero los créditos de su deudor relativos a sumas de dinero.
Art. 991.- El acreedor procederá al embargo por vía de un acto de alguacil notificado al tercero.
Este acto contendrá, a pena de nulidad: 1º la enunciación del nombre, apellido y dirección del deudor o, si se trata de una persona jurídica, de su nombre y de su domicilio social; 2º la descripción de la autorización o del título en virtud del cual se practica el embargo; 3º el desglose, por separado, de las sumas por las cuales se practica el embargo; 4º la prohibición que se hace al tercero de disponer de las sumas reclamadas en los límites de lo que adeuda al deudor; 5º la mención, en caracteres muy visibles, de que las sumas embargadas devienen indisponibles; 6º la mención de que el tercero está obligado a declarar al acreedor embargante la extensión de sus obligaciones frente al deudor, así como las modalidades que puedan afectarlas y, si hay lugar, las cesiones de crédito, delegaciones o embargos anteriores.
Art. 992.- Toda persona interesada puede pedir del juez competente que las sumas embargadas sean consignadas entre las manos de un depositario designado, a falta de un acuerdo amigable.
La entrega de los fondos al depositario suspende el curso de los intereses frente al tercero embargado.
Art. 993.- El embargo retentivo hecho en países extranjeros no tendrá en la República fuerza legal, ni los tribunales tendrán competencia para conocer de sus efectos.
Art. 994.- El embargo retentivo hecho en manos de los receptores, depositarios o administradores de caudales públicos, y en esta calidad, no será válido, si el acto no se hace a la persona designada por la ley para recibirlo, y si dicha persona no visare el acto original, o en caso de negativa de ésta, el fiscal. Igual formalidad de visado deberá cumplirse cuando el embargo se practique en bancos comerciales o instituciones de crédito legalmente establecidas, por funcionarios autorizados.
Art. 995.- Tratándose de la notificación de algún embargo retentivo en manos del Estado o de los actos que deben seguirle, la misma deberá hacerse además: 1º En la Tesorería de la Nación, hablando allí con el Tesorero Nacional; o 2º En la Oficina de Impuestos Internos que tenga su asiento en la capital de la República, o en la que tenga su asiento en la jurisdicción del tribunal que ha de conocer de los conflictos de ejecución de conformidad con este Código, hablando en esas oficinas con el correspondiente funcionario.
Art. 996.- Cuando el embargo retentivo se notificare según lo arriba dicho en una Oficina de Impuestos Internos que no tenga su asiento en la Capital de la República, el embargo no surtirá sus efectos respecto del Estado sino en la fecha que resulte añadiendo al día del embargo un día por cada quince kilómetros de distancia, por la vía terrestre, entre la ciudad en que esté ubicada esa Oficina y la Capital de la República.
Art. 997.- Cuando se trate de embargo, en manos del Estado, cuya entrega no incumba al Tesorero Nacional, el mismo no surtirá sus efectos, frente al Estado, sino a partir de la fecha en que la notificación pueda ser tramitada, con la debida diligencia, al funcionario o a la persona a quien incumba ordenar la entrega, a menos que la notificación de ese embargo sea hecha además a ese funcionario o a esa persona.
Art. 998.- El alguacil que hubiere firmado el acto de embargo retentivo estará obligado a probar, si fuere requerido, la existencia del ejecutante en la época en que otorgó el poder de embargar; bajo pena de cancelación y de daños y perjuicios a las partes.
Art. 999.- Cuando el embargo se efectúa en una cuenta conjunta, se denunciará a cada uno de los titulares de la cuenta.
Si los nombres y direcciones de los demás titulares de la cuenta son desconocidos del alguacil, éste solicitará al establecimiento que maneja la cuenta que los informe de inmediato del embargo y del monto de las sumas reclamadas.
Art. 1000.- Los actos de embargo notificados en el curso de un mismo día entre las manos de un mismo tercero son reputados como hechos simultáneamente, salvo si el alguacil ha indicado la hora, caso en el cual tendrá preferencia el primero que haya sido ejecutado. Si los dos embargantes concurrieren en hora y fecha y las sumas disponibles no permiten desinteresar la totalidad de los acreedores embargantes, éstos concurren a prorrata.
Art. 1001.- En la octava del embargo retentivo, más un día por cada 30 kilómetros o fracción mayor de 15 kilómetros de distancia entre el domicilio de este último y el del deudor embargado, el embargante estará obligado a denunciarlo al deudor embargado, conjuntamente con la demanda en validez del mismo y la demanda en cobro del crédito.
Art. 1002.- El acto de denuncia contendrá, a pena de nulidad: 1º una copia de la autorización del juez o del título en virtud del cual se practicó el embargo; 2º una copia del acta de embargo; 3º la mención, en caracteres muy visibles, del derecho que tiene el deudor, si las condiciones para la validez del embargo no se cumplen, de solicitar su levantamiento al juez de primera instancia del lugar de su domicilio; 4º la designación de la jurisdicción ante la cual debe presentar las demás impugnaciones, y en particular, las relacionadas con la ejecución del embargo; 5º la indicación, si procede, de los nombres, de los apellidos y calidades de las personas que han asistido a las operaciones de embargo.
Art. 1003.- El embargo a título conservatorio sobre sumas de dinero en manos de terceros hace indisponibles los valores embargados hasta concurrencia del doble del monto autorizado por el juez o del crédito consignado en el título que le sirve de fundamento, pero no conlleva atribución del crédito del mismo, sino a partir de la sentencia que lo valida.
Art. 1004.- El embargo conlleva de pleno derecho consignación de las sumas indisponibles en manos del tercero embargado y confiere al acreedor el derecho de hacerse pagar sobre el crédito sobre el cual es trabado, a partir de la sentencia que lo valida.
Art. 1005.- Cuando el embargo es practicado entre las manos de un establecimiento habilitado por la ley a operar cuentas de depósito, el establecimiento está obligado a declarar, en el plazo de cinco días previsto en el artículo siguiente, el saldo de las cuentas del deudor al día del embargo.
Art. 1006.- El tercero embargado está obligado igualmente, en el mismo plazo de cinco días, a declarar al acreedor embargante la extensión de sus obligaciones frente al deudor, así como las modalidades que puedan afectarlo y, si hay lugar, las cesiones de créditos, delegaciones o embargos anteriores.
Art. 1007.- El tercero embargado que, sin motivo legítimo, deja de suministrar las informaciones establecidas, o que suministra informaciones falsas o que no corresponden a la verdad, será declarado deudor puro y simple de las causas del embargo y podrá ser condenado a pagar indemnizaciones por daños y perjuicios.
Art. 1008.- Si no se presenta una impugnación antes del acto de conversión, la declaración del tercero se reputa exacta, a los fines del embargo exclusivamente.
Art. 1009.- El acreedor que ha hecho validar su embargo notificará al tercero embargado el acto de conversión. Dicha notificación contendrá, a pena de nulidad: 1º la referencia del acta de embargo conservatorio; 2º la enunciación del título ejecutorio; 3º el desglose por separado de las sumas adeudadas indicadas anteriormente hasta la concurrencia de las sumas de las que el tercero reconoció ser o fue declarado deudor.
El acto comunicará al tercero que, dentro de este límite, la demanda produce "atribución" inmediata del crédito embargado en provecho del acreedor.
Art. 1010.- Se notificará al deudor la copia del acto de conversión.
Art. 1011.- A partir de esta notificación, el deudor dispone de quince días de plazo para impugnar el acto de conversión ante el juez competente de su domicilio o residencia.
Si no hay impugnación, el tercero realizará el pago a presentación de un certificado de la secretaría del tribunal comprobando la ausencia de impugnación.
El pago puede realizarse antes de la expiración de este plazo si el deudor declaró no impugnar el acto de conversión. Esta declaración debe constar por escrito.
Art. 1012.- Todas las situaciones no previstas para el embargo hecho a título conservatorio sobre sumas de dinero en manos de terceros quedan regidas, por las DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS, hasta la validación definitiva del crédito; y luego de ésta por las disposiciones relativas al Embargo Retentivo Atributivo previsto en este mismo libro.
SECCIÓN VIII
DEL EMBARGO CONSERVATORIO POR ALQUILERES
Art. 1013.- Los propietarios e inquilinos principales de casas o bienes rurales, haya o no contrato por escrito, pueden, después de un día del mandamiento de pago y sin previo permiso del juez de paz, hacer embargar por deuda de alquileres y arrendamientos vencidos, los efectos y frutos que se encuentren en dichas casas o establecimientos rurales y en las tierras que a ellos correspondan.
Pueden también hacer que se embargue al instante, en virtud de permiso que se haya obtenido del juez de paz, previa solicitud al efecto.
Art. 1014.- Están asimismo facultados, los propietarios e inquilinos descritos en el artículo anterior, para hacer el embargo del ajuar que tenga la casa o la finca, cuando ha sido quitado de su sitio sin su consentimiento, y conservar su privilegio sobre él, siempre que hayan efectuado su reivindicación conforme a lo dispuesto en el Código Civil bajo el título "De Los Privilegios".
Art. 1015.- Los efectos de los subarrendatarios o sub-locatarios que estén en los lugares ocupados por ellos, y los frutos de las tierras que subarrienden, se pueden embargar a causa de los alquileres o arrendamientos adeudados, por el inquilino o arrendatario de quien los hubieron; pero obtendrán la suspensión del procedimiento, justificando que han pagado sin fraude, no pudiendo oponer pagos hechos adelantados o sea con anticipación.
Art. 1016.- El embargo de esta clase se hará en la misma forma que el embargo conservatorio de muebles corporales y a falta de disposiciones de este último se aplican las disposiciones relativas al embargo ejecutivo del derecho común, pudiéndose constituir depositario al mismo a quien se embarga; y en caso de que haya frutos se procederá conforme a lo que prescriben las disposiciones relativas al embargo de frutos no cosechados.
Art. 1017.- Tratándose del embargo a que se contrae la presente sección, no se podrá proceder a la venta de los bienes embargados sino después que haya sido declarada la validez de aquel por el mismo tribunal competente para conocer de las acciones en pago del crédito que le sirve de causa; quedando el depositario de dichos bienes obligado a presentarlos para la venta, conforme a las disposiciones del embargo ejecutivo de derecho común y bajo las sanciones previstas para este tipo de embargo en caso de violación.
Art. 1018.- Las disposiciones establecidas en el embargo ejecutivo de derecho común para la venta y distribución de las sumas que de él provinieren son aplicables a este embargo.
SECCIÓN IX
DEL EMBARGO CONTRA EL DEUDOR TRANSEUNTE
Art. 1019.- Todo acreedor, aunque carezca de título, puede, sin previo mandamiento de pago, pero con permiso del presidente del tribunal de primera instancia, y aún del juez de paz, hacer embargar los efectos que encuentre en la común en que resida y que pertenezcan a su deudor transeúnte.
Art. 1020.- El que embarga será depositario de los efectos, si están en su poder; y en caso contrario se establecerá uno.
Art. 1021.- Tratándose del embargo a que se contrae la presente sección, no se podrá proceder a la venta de los bienes embargados sino después que haya sido declarada la validez de aquél, quedando el depositario de dichos bienes obligado a presentarlos para la venta, conforme a las disposiciones del embargo ejecutivo de derecho común y bajo las sanciones previstas para este tipo de embargo en caso de violación.
Art. 1022.- Las disposiciones establecidas en el embargo ejecutivo de derecho común para la venta y distribución de las sumas que de él provinieren son aplicables a este embargo.
SECCIÓN X
DEL EMBARGO EN REIVINDICACION
Art. 1023.- No se podrá proceder al embargo en reivindicación sino en virtud de auto del presidente del tribunal de primera instancia, a solicitud de parte; y esto, a pena de daños y perjuicios, tanto contra la parte, como contra el alguacil que haya procedido al embargo.
Art. 1024.- A pena de inadmisibilidad, la petición a los fines de reivindicación contendrá la designación del bien cuya entrega se solicita, acompañada de todos los documentos que justifican dicha solicitud.
La ordenanza que autoriza la reivindicación, así como la medida trabada en base a la misma, caducan si el juez del fondo no es apoderado en un plazo de dos meses a partir de la fecha de la medida.
Art. 1025.- El juez podrá, aunque sea en días de fiestas legales, permitir se haga el embargo en reivindicación.
Art. 1026.- Si aquél en cuya casa se encontraren los objetos que se quieren reivindicar rehusare la entrada o se opusiere al embargo, se recurrirá al juez para que decida en referimiento, suspendiéndose, no obstante, el embargo; sin perjuicio de la facultad que tiene el requeriente de establecer una guardia a las puertas de la casa.
Art. 1027.- Al embargo en reivindicación se procederá en la misma forma que al embargo conservatorio de bienes muebles corporales, salvo que aquel contra quien se traba pueda ser constituido depositario.
Art. 1028.- Después de haber advertido al tenedor del bien que está en la obligación de indicarle si dicho bien ya fue objeto de un embargo anterior y si procediere, de comunicarle el acta de ese embargo anterior, el alguacil redactará un acta de embargo.
Esta acta de embargo debe contener, a pena de nulidad: 1º la mención de la autorización del juez o del título en virtud del cual se efectúa el embargo; los cuales se anexan al acta; 2º la designación detallada del bien embargado; 3º si el tenedor está presente, su declaración acerca de un embargo anterior del mismo bien; 4º la mención, en caracteres muy visibles, de que el bien embargado está colocado bajo la custodia del tenedor, el cual no puede ni venderlo ni desplazarlo, excepto por causa legítima que está obligado a informar previamente al acreedor, a pena de las sanciones previstas para la sustracción de objetos embargados y que está en la obligación de poner en conocimiento de cualquier acreedor que hubiere efectuado un embargo sobre el mismo bien; 5º la mención en caracteres muy aparentes del derecho de impugnar la validez del embargo y de solicitar su levantamiento al juez competente; 6º la designación de la jurisdicción ante la cual se presentarán las impugnaciones relacionadas con la ejecución del embargo; 7º la indicación, si procediere, de los nombres, los apellidos y calidades de las personas que han asistido a las operaciones de embargo, las cuales deben firmar el original y las copias; en caso de que se nieguen, se hará constar en el acta; 8º la mención de que si los bienes embargados se hubieren destruido o distraído o intentado destruir o distraer, tales hechos serán castigados como abuso de confianza.
Art. 1029.- El acto de embargo se notificará al detentador y consignará, en caracteres muy visibles, de: 1o que el bien embargado está colocado bajo su custodia; 2o que no puede ni venderlo ni desplazarlo, excepto por causa legítima que está obligado a informar previamente al acreedor, a pena de las sanciones previstas para la sustracción de objetos embargados; 3o que está en la obligación de poner en conocimiento de dicho embargo a cualquier acreedor que efectúe un embargo sobre el mismo bien; 4o que tiene el derecho de impugnar la validez del embargo si no lo encuentra regular y de solicitar su levantamiento al juez competente.
Art. 1030.- Si el embargo fue efectuado en las manos de un tercero detentador del bien, el acta también es denunciada, a más tardar en un plazo de dos días, al que está en la obligación de entregarlo o de restituirlo y se le entregará de inmediato una copia con las mismas firmas que el original. Esta entrega equivale a una notificación del embargo.
Art. 1031.- Cuando el detentador no está presente en las operaciones de embargo se le notificará una copia del acta, otorgándosele dos días de plazo para que ponga en conocimiento del alguacil cualquier información relativa a un embargo anterior y que le comunique el acta de dicho embargo.
Art. 1032.- La demanda en validez del embargo se formulará ante el tribunal del domicilio de aquél contra quien se ejerce el procedimiento; y si está en conexión con una instancia ya pendiente se formulará ante el tribunal que conozca de esta instancia.
Art. 1033.- Una vez decidida de manera definitiva e irrevocable la demanda en validez del embargo en reivindicación, la cual será llevada conjuntamente con la acción de reivindicación, el depositario entregará los bienes embargados a aquel en beneficio de quien se halla pronunciado la decisión, bajo las penas previstas para el embargo ejecutivo de derecho común en caso de violación y sin perjuicio de que puedan ser aprehendidos por alguacil acompañados de la fuerza pública y entregados al reivindicante bajo recibo.
SECCIÓN XI
DE LAS SEGURIDADES JUDICIALES INMOBILIARIAS
Art. 1034.- Son seguridades judiciales inmobiliarias las medidas trabadas por el acreedor, con autorización del juez competente, para indisponer, total o parcialmente, los bienes y derechos inmobiliarios del deudor, con la finalidad de garantizarse el cobro de su crédito o el cumplimiento de cualquiera otra obligación.
Art. 1035.- Una seguridad judicial inmobiliaria puede ser constituida a título conservatorio bajo las condiciones previstas en los primeros cinco artículos que aparecen bajo el capítulo "DE LAS DISPOSICIONES COMUNES A LAS MEDIDAS CONSERVATORIAS".
Art. 1036.- La inscripción provisional de una seguridad judicial inmobiliaria debe ser confirmada por una inscripción definitiva. Esta publicidad atribuye un rango a la garantía en la fecha de la formalidad inicial, en el límite de las sumas conservadas por ésta y de sus accesorios.
Art. 1037.- Las seguridades judiciales inmobiliarias son oponibles a los terceros desde el día de su registro o notificación en manos de la oficina encargada del registro de los bienes objeto de la seguridad.
Art. 1038.- La notificación de una seguridad judicial inmobiliaria sólo producirá efectos por tres años, pero podrá renovarse por igual tiempo, indefinidamente, mediante la presentación de la ordenanza del juez que autorizó la primera inscripción.
Art. 1039.- Los bienes gravados por una seguridad judicial son inalienables. En caso de venta o transferencia en cualquier forma, los bienes obtenidos con el precio de la operación quedan subrogados en los bienes transferidos, sin tomar en cuenta los medios utilizados para destruir los efectos de la inalienabilidad.
Art. 1040.- El acreedor que haya inscrito una seguridad judicial inmobiliaria deberá demandar sobre el fondo de la medida en el plazoque indique la ordenanza del juez que autorizó la inscripción de la seguridad judicial inmobiliaria, bajo pena de nulidad de la inscripción.
Art. 1041.- Una vez dictada la sentencia definitiva relativa al crédito que sirve de causa a la seguridad judicial inmobiliaria, el acreedor la notificará tanto al deudor como a los terceros en manos de quienes se hizo la inscripción inicial. Sólo después de esta notificación podrá procederse a la venta del bien afectado. La notificación hecha conforme a este artículo produce efectos retroactivamente a contar de la inscripción inicial. El acreedor pagará los derechos y gastos una sola vez.
Art. 1042.- Si el juez competente rechaza la demanda, la sentencia con autoridad irrevocable de la cosa definitivamente juzgada vale levantamiento retroactivamente de la inscripción de la seguridad judicial inmobiliaria, pudiendo solicitar dicha cancelación cualquier persona interesada, a expensas del que haya tomado la inscripción.
Art. 1043.- Cuando el valor de los inmuebles afectados por la inscripción provisional sea notoriamente superior al monto de las sumas inscritas, el deudor podrá hacer limitar sus efectos, en cualquier momento, por el juez de los referimientos o por el juez que conozca del fondo de la demanda, mediante notificación de que los inmuebles que se reserven tengan por lo menos un valor doble al monto del crédito en principal, intereses y gastos. Para evaluar los inmuebles que quedan afectados el juez puede auxiliarse de peritos, sin que tengan que cumplir las formalidades propias del peritaje previstas en este Código. De igual manera podrá recabar las informaciones, de instituciones públicas o privadas, que estime necesarias para una correcta evaluación de los inmuebles afectados.
Art. 1044.- Toda enajenación a título gratuito de un inmueble afectado por una seguridad judicial es nula y sin efecto, si no ha adquirido fecha cierta con anterioridad a la notificación del acto que contiene la medida.
Art. 1045.- Después de la inscripción de la seguridad judicial inmobiliaria, de acuerdo con las disposiciones que anteceden, el deudor no podrá gravar ni dar en arrendamiento ni constituir derechos oponibles al acreedor persiguiente, ni percibir por anticipado o ceder rentas o intereses, sobre los inmuebles afectados con la inscripción, por más de tres meses; a pena de nulidad de dichos actos.
Art. 1046.- Las seguridades judiciales inmobiliarias son las hipotecas, los privilegios, las oposiciones y cualesquiera otra medida inscrita en los registros de propiedad de los inmuebles por autorización del juez competente, para garantizar a un acreedor el cobro de su crédito.
Art. 1047.- El acreedor notificará la seguridad judicial inmobiliaria al deudor en el mes de su inscripción, con elección de domicilio dentro de la jurisdicción de la Conservaduría de Hipotecas o del Registro de Títulos donde se haya hecho la inscripción o registro.
TÍTULO V
DISPOSICIONES COMUNES
A LAS MEDIDAS EJECUTORIAS
CAPITULO I
LA BÚSQUEDA DE LAS INFORMACIONES
Art. 1048.- Todo alguacil portador de un título ejecutorio y a la vista de una constancia certificada de que las investigaciones que él ha hecho para llevar a cabo la ejecución, han resultado infructuosas, podrá requerir de toda autoridad o persona que tenga conocimiento acerca del domicilio o la residencia o de los bienes del deudor, las informaciones que él entienda procedentes para cumplir con el requerimiento que se le ha hecho.
Art. 1049.- Para la aplicación del artículo precedente, las empresas administrativas o controladas por el Estado, las provincias y comunes, los establecimientos u organismos de toda naturaleza sometidos al control de la autoridad administrativa o de cualquiera otra, así como los particulares, deben comunicar al alguacil, directamente o a través de cualquier otra autoridad que él requiera, las informaciones mencionadas en el artículo precedente que ellos detenten.
Art. 1050.- El Ministerio Público puede solicitar de los establecimientos habilitados por la ley para operar cuentas de depósito, que le informen si una o varias cuentas, cuentas conjuntas o fusionadas, están abiertas a nombre del deudor, así como el o los lugares donde están las cuentas, y posteriormente darlas a conocer al alguacil encargado de la ejecución.
Art. 1051.- Las informaciones obtenidas sólo pueden ser utilizadas en la medida necesaria a la ejecución del o de los títulos para los cuales ellas han sido solicitadas. Ellas no pueden, en ningún caso, ser comunicadas a terceros, ni han de ser el objeto de un fichero de informaciones nominativas.
Art. 1052.- La violación de estas disposiciones dará lugar a condenación al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios.
TÍTULO VI
DE LAS DISPOSICIONES PARTICULARES
A LOS EMBARGOS EJECUTORIOS
CAPITULO I
EL EMBARGO EJECUTIVO
DE DERECHO COMÚN
Art. 1053.- Todo acreedor provisto de un título ejecutorio que constata un crédito líquido y exigible puede hacer proceder al embargo y a la venta de los bienes mobiliarios corporales pertenecientes a su deudor, después de haberle notificado un mandamiento de pago que contendrá, a pena de nulidad: 1º mención del título ejecutorio en virtud del cual las persecuciones se ejercen, con el detalle por separado de las sumas reclamadas en principal, gastos e intereses vencidos así como la indicación de la tasa de interés; 2º requerimiento de pago de la deuda en el plazo de un día franco, a falta de lo cual, podrá ser obligado a ello por el embargo y la venta forzosa de sus bienes muebles; 3º elección de domicilio hasta concluir los procedimientos del embargo en el lugar en donde deba cumplirse la ejecución, si el acreedor no residiere allí; y donde el deudor podrá hacer todas sus notificaciones, incluyendo los ofrecimientos reales y los recursos, si hubiere lugar a ellos.
Art. 1054.- El mandamiento de pago no puede notificarse en un domicilio elegido. Puede ser entregado conjuntamente con el acto de notificación de la sentencia.
Art. 1055.- Si en el plazo de noventa días que siguen al mandamiento de pago no se realizó ningún acto ejecutivo, las persecuciones no pueden llevarse a cabo sino luego de un nuevo mandamiento de pago. Sin embargo, el efecto interruptivo de la prescripción del mandamiento de pago perdura.
Art. 1056.- El embargo puede realizarse en cualquier lugar en que se encuentren los bienes mobiliarios pertenecientes al deudor, inclusive si están en poder de un tercero.
Art. 1057.- El alguacil estará acompañado de dos testigos ciudadanos dominicanos, mayores de edad, que no sean parientes ni afines de las partes o del alguacil, hasta el grado de primo hermano inclusive, ni tampoco sus asalariados. El alguacil enunciará en su acta los nombres, profesiones y moradas de los testigos, quienes firmarán el original y las copias. La parte ejecutante no podrá estar presente en el acto de embargo, a pena de nulidad.
Art. 1058.- Las formalidades exigidas en los actos de los alguaciles serán observadas en todo proceso verbal de embargo ejecutivo, el cual contendrá reiteración del mandamiento, si el embargo se hiciere en la morada del embargado.
Art. 1059.- El acta de embargo contendrá: 1º la descripción del título en virtud del cual se efectúa el embargo; 2º la designación detallada de los bienes embargados; 3º si el deudor está presente, la declaración de éste respecto a un embargo anterior de estos mismos bienes; 4º la mención, en caracteres muy visibles, de que los bienes embargados quedan indisponibles, que están colocados bajo la custodia del guardián designado, que no pueden ser vendidos, ni desplazados, a pena de aplicación de las penas previstas para el abuso de confianza; 5º que el guardián designado está en la obligación de dar a conocer el presente embargo a cualquier acreedor que procediese a un nuevo embargo de los mismos bienes; 6º la indicación en caracteres muy visibles de que el deudor dispone del plazo de un mes para proceder a la venta amigable de los bienes embargados; 7º la indicación, si procediere, de los nombres, los apellidos y calidades de las personas que asistieron a las operaciones de embargo, las cuales deben colocar su firma en el original y en las copias; en caso de que se nieguen, se hará constar en el acta; 8º la mención de que en caso de destrucción, distracción, intento de destrucción o de distracción de los objetos embargados le serán aplicables las penas previstas para tales hechos por el Código Penal.
Art. 1060.- Si el deudor está presente en las operaciones de embargo, el alguacil le recordará que los bienes embargados quedan indisponibles, que están colocados bajo la custodia del guardián designado, que no pueden ser vendidos ni desplazados, a pena de aplicación de las penas previstas para el abuso de confianza. Le recuerda también la facultad que tiene de proceder a la venta amigable de los bienes embargados en las condiciones previstas bajo este mismo capítulo.
Las declaraciones anteriores se harán constar en el acta, de la cual se le entregará de inmediato una copia donde aparezcan las mismas firmas que en el original; entrega que equivale a una notificación.
Art. 1061.- Si el deudor no asistió a las operaciones de embargo, se le notificará una copia del acta y se le concederá tres días de plazo para que ponga en conocimiento del alguacil la existencia de un embargo anterior y le comunique el acta de dicho embargo.
Art. 1062.- Si el embargo se hiciere fuera del domicilio y durante la ausencia de la parte embargada, la copia del acta se le notificará en el mismo día con aumento del plazo de un día por cada treinta kilómetros o fracción mayor de quince kilómetros de distancia. En todo caso el término para la venta no correrá sino desde el día de la notificación.
Art. 1063.- Si el embargo se realizare en el domicilio de la parte, se le dejará copia enseguida del acta, firmada por las personas que lo hayan hecho en el original; si la parte estuviere ausente, la copia se entregará al síndico municipal o al funcionario que, por haberse rehusado a abrir las puertas, hubiere intervenido en la apertura de las mismas, debiendo visar el original el funcionario que reciba dicha copia.
Art. 1064.- Las vajillas se detallarán pieza por pieza, con su marca y peso.
Art. 1065.- El alguacil puede fotografiar los objetos embargados. Estas fotografías son guardadas por el alguacil con la finalidad de verificar los bienes embargados. Sólo pueden facilitarse con motivo de una impugnación llevada por ante el juez.
Art. 1066.- Si ningún bien es susceptible de ser embargado, el alguacil levanta un acta de carencia.
Se hace lo mismo si, obviamente, ningún bien tiene valor comercial.
Art. 1067.- Si hubiere dinero en efectivo, se hará constar el número y la calidad de las monedas; el alguacil las depositará en el tesoro público, a menos que entre el ejecutante y la parte embargada, incluidos los oponentes, si los hubiere, convengan en elegir otro depositario. En esta eventualidad el embargante sólo podrá presentarse al lugar del embargo a requerimiento del embargado, lo que se hará constar en el proceso verbal de embargo.
Art. 1068.- Si el embargado estuviere ausente, y hubiere negativa respecto de la apertura de alguna habitación o mueble, el alguacil requerirá que se abra; y si encontrare papeles requerirá la fijación de sellos al funcionario llamado para la apertura.
Art. 1069.- En caso de embargo de animales y de utensilios destinados a la explotación de las tierras, el juez competente para dirimir los conflictos de ejecución previsto en este Código podrá, a solicitud del ejecutante, citados u oídos el propietario y la parte embargada, establecer una persona gerente de la explotación.
Art. 1070.- En el acta de embargo se indicará el día de la venta. A falta de indicación podrá hacerse por notificación posterior al embargado y al guardián designado.
Art. 1071.- Si la parte embargada presentare depositario solvente que se encargue voluntaria e inmediatamente de los bienes embargados, será designado por el alguacil. Compete al alguacil actuante apreciar la solvencia del guardián presentado, sin perjuicio de que el mismo pudiere ser destituido por el juez de los referimientos.
Art. 1072.- No podrán establecerse como depositarios: el ejecutante, su cónyuge, sus parientes y afines hasta el grado de primo hermano inclusive y sus asalariados; pero la parte embargada, su cónyuge, sus parientes, afines y asalariados podrán ser depositarios, si prestaren su consentimiento.
Art. 1073.- El acta de embargo deberá redactarse en el lugar mismo y en el instante de verificarse el embargo; el depositario firmará el original y la copia, y si no supiere firmar, se hará mención en ella de esa circunstancia, dejándose copia del acta.
Art. 1074.- El deudor conserva el uso de los bienes convertidos en indisponibles por el embargo a menos que se trate de bienes consumibles.
Sin embargo, el juez competente puede ordenar, sobre requerimiento, en cualquier momento la entrega de uno o varios objetos a un depositario que él designa.
Además, si entre los bienes embargados se encuentra un vehículo terrestre de motor, éste puede ser inmovilizado hasta que sea llevado para venderse conforme al procedimiento de EMBARGO EJECUTIVO DE VEHÍCULOS DE MOTOR.
Art. 1075.- Los que por vías de hecho impidieren que se constituya un depositario y los que retiraren u ocultaren los objetos embargados, serán perseguidos con arreglo al Código Penal y al Código de Procedimiento Criminal.
Art. 1076.- El depositario no podrá servirse de las cosas embargadas, prestarlas ni alquilarlas, bajo pena de privación de sus honorarios como depositario y de daños y perjuicios, para el pago de los cuales podrá ser requerido hasta por apremio corporal.
Art. 1077.- Si los objetos depositados hubieren producido aumentos o beneficios, el depositario estará obligado a rendir cuenta, bajo pena de daños y perjuicios.
Art. 1078.- El depositario podrá pedir su descargo, si la venta no se hubiere hecho el día indicado en el acta, sin que hubiera habido obstáculo que la impidiese. En caso de haber obstáculos que impidieren la venta, el descargo podrá pedirse transcurrido dos meses después del embargo, sin perjuicio de que el ejecutante pueda hacer nombrar otro depositario.
Art. 1079.- El descargo se pedirá al ejecutante y a la parte embargada por citación en referimiento ante el presidente del tribunal de primera instancia del lugar del embargo; si se acordare, se procederá previamente a la comprobación de los objetos embargados después de citadas las partes.
Art. 1080.- Cuando el embargo sea trabado sobre bienes detentados por un tercero tendrán aplicación particular los ocho artículos que siguen.
Art. 1081.- A presentación del mandamiento de pago notificado al deudor y al vencimiento de un día franco de plazo después de la fecha de esta notificación, el alguacil puede embargar entre las manos de un tercero los bienes que éste tiene en su poder por cuenta del deudor.
Lo invita a declarar los bienes que tiene en su poder por cuenta del deudor y, entre éstos, los que habrían sido objeto de un embargo anterior.
En caso de que se niegue a declarar o dé una declaración inexacta o mentirosa, el tercero puede ser condenado al pago de las causas del embargo, sin perjuicio de su recurso contra el deudor. También puede ser condenado al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios.
Art. 1082.- Cuando el embargo sea trabado sobre bienes que son detentados por un tercero y en los locales de este último, el embargo debe hacerse con la presencia de un miembro del Ministerio Público, quien supervisará los procedimientos. El requerimiento será hecho por instancia motivada y decidido por auto.
Art. 1083.- Si el tercero declara que no tiene en su posesión ningún bien perteneciente al deudor o si se niega a contestar, se levantará un acta. Esta será notificada al tercero con la indicación, en caracteres muy visibles, de que en caso de declaración inexacta o mentirosa podrá ser condenado al pago de las causas del embargo y de indemnizaciones por daños y perjuicios.
Art. 1084.- Si el tercero declara tener en su posesión bienes por cuenta del deudor, se hace un inventario de ellos, el cual contendrá, a pena de nulidad: 1º la descripción del título en virtud del cual se efectúa el embargo; 2º la mención de los nombres, apellidos y domicilio del tercero; 3º la declaración del tercero y, en caracteres muy visibles, la indicación de que toda declaración inexacta o mentirosa lo expone a ser declarado garante de las sumas reclamadas al deudor, sin perjuicio de condenaciones al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios; 4º la designación detallada de los bienes embargados; 5º la mención, en caracteres muy visibles de que los objetos embargados son indisponibles, que están colocados bajo la custodia del tercero, que no pueden ser vendidos ni desplazados, salvo por causa legítima que la persona responsable está obligada a informar previamente al acreedor, a pena de las sanciones previstas para el abuso de confianza; así como que el tercero está en la obligación de dar a conocer el presente embargo a cualquier acreedor que procediese a un nuevo embargo de los mismos bienes; 6º la mención de que el tercero puede negarse a custodiar los bienes embargados y pedir que se le descargue de ellos; 7º la indicación de que el tercero puede hacer valer sus derechos sobre los bienes embargados, por instancia dirigida al juez de primera instancia del lugar de la ubicación de los bienes; 8º la designación de la jurisdicción ante la cual se presentarán las impugnaciones relativas al embargo; 9º la indicación, si procediere, de los nombres, los apellidos y calidades de las personas que asistieron a las operaciones de embargo, las cuales deben colocar su firma en el original y en las copias; mención esta que, en caso de negativa, se hará constar en el acta; 10º la mención de que en caso de destrucción, distracción, intento de destrucción o de distracción de los objetos embargados le serán aplicables las penas previstas para el abuso de confianza.
Art. 1085.- Si el tercero está presente en las operaciones de embargo, el alguacil le recordará que: 1º toda declaración inexacta o mentirosa lo expone a ser declarado garante de las sumas reclamadas al deudor, sin perjuicio de condenaciones al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios; 2º los objetos embargados son indisponibles, que están colocados bajo la custodia del tercero, que no pueden ser vendidos ni desplazados, salvo por causa legítima que la persona responsable está obligada a informar previamente al acreedor, a pena de las sanciones previstas para el abuso de confianza; así como que el tercero está en la obligación de dar a conocer el presente embargo a cualquier acreedor que procediese a un nuevo embargo de los mismos bienes; 3º puede negarse a custodiar los bienes embargados y pedir que se le descargue de ellos; todo lo cual se hará constar en el acta, de la cual se le entrega una copia en la que están las mismas firmas que en el original; entrega que equivale a una notificación.
Cuando el tercero no está presente en las operaciones de embargo, se le notificará la copia del acta y se le concederá tres días de plazo para que ponga en conocimiento del alguacil la existencia de un embargo anterior de estos mismos bienes y que le muestre el acta de dicho embargo.
Art. 1086.- Una copia del acta será notificada al deudor a más tardar tres días después del embargo.
A pena de nulidad, se indicará en ella que el deudor dispone de un mes de plazo para proceder a la venta amigable de los bienes embargados en las formas que se indican en este mismo capítulo.
Art. 1087.- El tercero puede negarse a custodiar los bienes embargados. En cualquier momento, puede pedir que se le descargue de ellos.
En este caso el alguacil se encargará de nombrar un nuevo guardián y de llevarse los bienes.
Si entre los bienes embargados se encuentra un vehículo terrestre de motor, éste puede, bajo la misma reserva, ser inmovilizado entre las manos del tercero hasta que sea llevado para venderse conforme a los procedimientos del EMBARGO EJECUTIVO DE VEHÍCULOS DE MOTOR.
Art. 1088.- Si el tercero invoca un derecho de retención sobre el bien embargado, informa de ello al alguacil por acto de alguacil, a no ser que lo haya declarado en el momento del embargo.
En el plazo de diez días, el acreedor embargante puede impugnar este derecho de retención ante el juez competente del lugar donde reside el tercero. El bien sigue indisponible durante la instancia.
Si no hay impugnación en el plazo indicado, la pretensión del tercero se considerará fundamentada a los fines del embargo.
Art. 1089.- Si la venta se hiciere en otro día que el indicado en la notificación, la parte embargada será citada, con un día de intervalo, contándose además un día por cada treinta kilómetros o fracción mayor de quince kilómetros de distancia entre el domicilio del embargado y el lugar en que se efectuare la venta de los efectos. Los oponentes y los acreedores que se hayan unido al procedimiento serán igualmente citados.
Art. 1090.- El acta de comprobación que precediere a la venta no contendrá descripción alguna de los efectos embargados, si no de los sobrantes si resultaren y de los faltantes.
Art. 1091.- La venta forzada de los bienes tiene lugar en los mercados públicos luego de un plazo de quince días a contar del día de la notificación del embargo al embargado. Dentro del indicado plazo el deudor puede proceder a una venta amigable de los bienes embargados y sólo para el pago de los acreedores embargantes, de los que se hayan unido al procedimiento y de los oponentes.
Art. 1092.- El deudor informará al alguacil encargado de la ejecución de las proposiciones de compra que le han sido hechas, quien las comunicará al acreedor y si éste considera que esas proposiciones son insuficientes en relación al crédito causa del embargo o a los bienes embargados, el alguacil encargado de la ejecución procederá al transporte del o de los bienes para que sean vendidos en pública subasta. Salvo si el rehusamiento de autorizar la venta es inspirado por la intención de dañar al deudor la responsabilidad del acreedor no puede ser comprometida.
Art. 1093.- La transferencia de la propiedad del bien está subordinada a la consignación de su precio en manos del alguacil que realizará la venta.
Art. 1094.- Si no ha habido lugar a la venta amigable, la venta forzada se verificará en el mercado público más próximo el día y en las horas ordinarias de mercado, o en un domingo; el tribunal podrá, sin embargo, permitir que la venta se verifique en el lugar que ofreciere más ventajas. En todos los casos se anunciará tres días antes, por medio de cuatro edictos a lo menos; fijados, uno en el lugar en donde estén los efectos; otro en la puerta de la casa del ayuntamiento; el tercero en el mercado del lugar, y si no lo hubiere, en el más próximo; el cuarto en la puerta del local del juzgado de paz; y si la venta se verificare en un lugar distinto del mercado o del lugar en donde se hallen los efectos, se fijará un quinto edicto donde la venta se hiciere. La venta se anunciará en los periódicos, si los hubiere, en los lugares donde ella se realizare; a falta de estos últimos en un periódico de circulación nacional.
Art. 1095.- Los edictos indicarán el lugar, el día y la hora de la venta, así como la naturaleza de los objetos sin designación particular.
Art. 1096.- La fijación de los edictos se hará constar en acta levantada por el alguacil, a la que se anexará un ejemplar de los edictos.
Art. 1097.- Si se tratara de botes, lanchas o buques de mar, del porte de menos de diez toneladas de barcas, canoas, pontones u otras embarcaciones de ríos, de molinos y otros aparatos movibles, colocados en buques pequeños o de otro modo, se verificará la venta en los puertos, fondeaderos, lugares de atracar y amarrar los botes, o muelles donde se encuentren; se fijarán cuatro edictos a lo menos, conforme a los tres artículos anteriores, y se harán en tres días distintos y consecutivos tres publicaciones en el lugar donde se hallen dichos efectos; la primera publicación no se hará sino cinco días, a lo menos, antes de la venta. En los lugares donde hubiere periódico se suplirán las tres publicaciones con la inserción de una publicación en un periódico de la localidad más cercana.
Art. 1098.- Las vajillas, las sortijas y alhajas de un valor por lo menos de cincuenta mil pesos no podrán venderse sin que después de haberse fijado los edictos como se ha dicho arriba, se verifiquen tres exposiciones, ya en el mercado, ya en el punto en donde se hallen los referidos objetos; sin que en ningún caso pueda venderse la vajilla de plata por menos de su valor real, y las sortijas y alhajas por menos de la estimación que de ellas hubieren hecho los peritos. En los lugares donde haya periódicos, se anunciará la venta en ellos, repitiéndose los anuncios por tres veces consecutivas.
Art. 1099.- Cuando el valor de los efectos embargados excediere el importe de las causas del embargo, de los créditos de los acreedores que se hayan unido a los procedimientos y de las oposiciones, no se procederá sino a la venta de los objetos suficientes para producir la suma necesaria para el pago de los créditos, intereses, gastos y costas.
Art. 1100.- En el acta de venta se hará constar la presencia o la falta de asistencia de la parte embargada, de los acreedores que se hayan unido a los procedimientos y de los oponentes.
Art. 1101.- La adjudicación se hará al mayor postor y en pago al contado. En ausencia de licitadores, el persiguiente que promueva la venta será declarado adjudicatario por el precio por él ofrecido, el cual estará obligado a declarar en cada uno de los edictos y publicaciones a que hacen referencias las disposiciones de este capítulo.
Art. 1102.- La falta de pago del precio por parte del licitador, siempre que no sea el persiguiente, causará nuevos pregones, por cuenta del primer adjudicatario.
Art. 1103.- El alguacil será personalmente responsable del valor de las adjudicaciones y hará mención en sus actas de los nombres y domicilios de los adjudicatarios: no podrá recibir de ellos suma alguna superior a la del pregón, bajo pena de concusión. No podrá tampoco, salvo disposición contraria, proceder a ningún embargo, compensación, retención u otros actos similares, sobre el precio de la venta.
Art. 1104.- Sólo son admitidos a hacer valer sus derechos sobre el precio de la venta los acreedores embargantes, los que se hayan unido al procedimiento y los oponentes que se hayan manifestado ocho días antes de la venta.
Art. 1105.- En caso de concurrencia de acreedores, el alguacil encargado de la venta propondrá una repartición amigable entre ellos. A falta de acuerdo, él consigna los fondos y apodera al juez competente para dirimir las dificultades en la ejecución, a fines de proceder a la repartición del precio.
Art.. 1106.- Las impugnaciones relativas al embargo ejecutivo se presentarán ante el juez de primera instancia del lugar del embargo.
Art. 1107.- Se seguirá el procedimiento, a pesar de las reclamaciones de la parte embargada; no así en caso de que haya demanda en distracción.
Art. 1108.- El que pretendiere ser propietario de todos o parte de los objetos embargados podrá oponerse a la venta por acto notificado al depositario, y denunciado al ejecutante, a los acreedores que se hayan unido a la ejecución y a la parte embargada, conteniendo citación motivada y enunciación de las pruebas de la propiedad, a pena de nulidad; se promoverá ante el tribunal del lugar del embargo, se sustanciará y decidirá sin demoras. El reclamante que sucumbiere será condenado, si hay lugar, al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios en favor del ejecutante.
Art. 1109.- Los acreedores de la parte embargada, por cualquier concepto, aún por alquileres, no podrán establecer oposición sino sobre el precio de la venta, pero podrán unirse a los procedimientos de embargo; sus oposiciones expresarán los casos que las motiven; se notificarán al ejecutante y al alguacil u otros funcionarios encargados de la venta, con elección de domicilio en el lugar en que se verifique el embargo, si el oponente no estuviere allí domiciliado; todo a pena de nulidad de las oposiciones, y de condenaciones al pago de indemnizaciones por daños y perjuicios contra el alguacil, si hubiere lugar a ellos.
Art. 1110.- El acreedor oponente y aquel que se ha unido a los procedimientos de ejecución, no podrán ejercer acciones sino contra la parte embargada, y sólo contra ella podrán obtener condenaciones; no se pronunciarán condenaciones contra ellos, salvo el derecho de discutirles las causas de sus actos, al verificarse la distribución del dinero producto de la venta.
Art. 1111.- Cualquier acreedor provisto de un título ejecutorio constatando un crédito líquido y exigible puede unirse a un embargo ya practicado sobre los bienes del deudor, por vía de una oposición, procediendo, si es necesario, a un embargo complementario.
No se podrá recibir ninguna oposición después que se haya levantado el acta de comprobación que precede a la venta.
Art. 1112.- A pena de nulidad, el acta de oposición contendrá la indicación del título ejecutorio en virtud del cual la oposición se formula, el detalle por separado de las sumas reclamadas en capital, gastos e intereses vencidos, así como la indicación de la tasa de intereses.
El acta de oposición es notificada al primer acreedor embargante, excepto si la oposición es presentada por él a fin de agregar un nuevo crédito o de extender el embargo anterior. También se notificará al deudor.
El primer acreedor embargante continúa solo la venta.
Art. 1113.- Cualquier acreedor oponente puede extender el embargo inicial a otros bienes. En este caso se hará un inventario complementario con el mismo contenido del acta de embargo que se menciona en este capítulo.
Este inventario se notificará al primer acreedor embargante y al deudor.
El primer acreedor embargante, puede igualmente requerir un inventario complementario.
Art. 1114.- Si con motivo de un embargo el deudor presenta al acreedor el acta levantada durante un embargo anterior, este acreedor procederá a levantar acta de dicha situación y si hubiere otros bienes, a levantar un embargo complementario.
El acta levantada y el inventario complementario de los bienes embargados en el segundo embargo se notificarán al primer acreedor embargante conjuntamente con el acta de oposición; ambos se notificarán al deudor.
Art. 1115.- En caso de una extensión del embargo inicial, sólo se procederá a la venta forzosa de la totalidad de los bienes embargados cuando hayan vencido todos los plazos otorgados para su venta amigable.
Sin embargo, puede procederse a la venta forzosa inmediata de aquellos bienes para los cuales el plazo otorgado para su venta amigable ya venció, o bien con el acuerdo del deudor o la autorización del juez competente, o bien si las formalidades de publicidad ya fueron cumplidas en el momento de la oposición.
Art. 1116.- En caso de que el primer acreedor embargante no haya hecho proceder a las formalidades de puesta en venta forzosa al vencimiento de los plazos otorgados, cualquier acreedor oponente, después de una intimación infructuosa, queda subrogado de pleno derecho en las persecuciones y puede proceder a la venta en un plazo de ocho días.
El primer acreedor embargante será descargado de sus obligaciones, pero está en la obligación de poner los documentos pertinentes a disposición del acreedor subrogado.
Art. 1117.- El levantamiento del embargo sólo puede ser el resultado de una decisión del juez o del acuerdo del acreedor embargante y de los acreedores oponentes.
Art. 1118.- La nulidad del primer embargo no conlleva la caducidad de las oposiciones, a no ser cuando ésta es el resultado de una irregularidad cometida en el desarrollo de las operaciones de embargo.
Esta nulidad estará siempre desprovista de consecuencias para el embargo complementario.
Art. 1119.- Las demandas relativas a la propiedad o a la inembargabilidad no obstaculizan el embargo, pero suspenden el procedimiento para los bienes embargados que son objeto de ellas.
Art. 1120.- El deudor puede solicitar la nulidad del embargo practicado sobre un bien del cual no es propietario.
Art. 1121.- El tercero que se pretende propietario de un bien embargado puede pedir al juez competente que ordene su distracción.
A pena de inadmisibilidad, la petición debe precisar los elementos en los que se fundamenta el derecho de propiedad invocado y, en particular, los documentos invocados en favor de su pretensión.
El acreedor embargante informará de ello a los acreedores oponentes. El deudor embargado es oído o citado.
Art. 1122.- Sin perjuicio del derecho de uso que pudiera poseer el tercero sobre los bienes embargados, el juez apoderado de una demanda en distracción puede ordenar en cualquier momento la entrega de uno o varios objetos a un depositario nombrado por él.
Art. 1123.- La demanda en distracción deja de ser admisible después de la venta de los bienes embargados; luego de ésta, sólo puede ejercerse la acción reivindicatoria. Si la acción reivindicatoria es admitida, el reivindicante estará obligado, antes de la ejecución de la sentencia, a devolver al adjudicatario el precio que éste haya pagado en la subasta.
Sin embargo, el tercero reconocido propietario de un bien que ya ha sido vendido, puede, hasta la repartición del dinero producido por la venta, distraer su precio sin ninguna disminución de los gastos.
Art. 1124.- Las impugnaciones relativas a la inembargabilidad de los bienes incluidos en el embargo son presentadas ante el juez competente por el deudor, quien procederá de la misma manera que en materia de dificultad de ejecución y dentro de los diez días a partir de la notificación del acta de embargo.
El acreedor será oído o citado.
Art. 1125.- La nulidad del embargo por vicio de forma o de fondo, diferente de la inembargabilidad de los bienes incluidos en el embargo, puede ser solicitada por el deudor hasta la venta de los bienes embargados. El acreedor embargante informará de ello a los acreedores oponentes.
Si el embargo es declarado nulo después de la venta, pero antes de la distribución del precio, el deudor puede solicitar la restitución del producto de la venta.
Art. 1126.- EL juez que anula el embargo puede dejar a cargo del deudor la totalidad o una parte de los gastos que este embargo ocasionó, si el deudor se abstuvo de solicitar su nulidad en tiempo oportuno.
Art. 1127.- La solicitud de nulidad no suspende las operaciones de embargo, a no ser que así lo disponga el juez.
CAPITULO II
DEL EMBARGO EJECUTIVO DE BIENES COLOCADOS EN
CAJA FUERTE O DE SEGURIDAD
Art. 1128.- El acreedor que tiene un título ejecutorio puede proceder al embargo ejecutivo de los bienes muebles y otros objetos colocados en caja fuerte o de seguridad, y hacer proceder a su venta conforme a las reglas que se indican en los artículos que siguen. De la misma manera el acreedor que haya validado un embargo conservatorio sobre bienes colocados en caja fuerte o de seguridad puede proceder a la venta de los bienes embargados en la misma forma que se indicará en los artículos que siguen.
Art. 1129.- El embargo ejecutivo de los bienes colocados en una caja fuerte o de seguridad que pertenece a un tercero se practica mediante un acta de alguacil notificada a dicho tercero. Esta acta contendrá, a pena de nulidad: 1º el nombre, apellido y domicilio del deudor o, si se trata de una persona jurídica, su nombre y su domicilio social; 2º la descripción del título en virtud del cual se practica el embargo; 3º una intimación de que se prohibe todo acceso a la caja fuerte o de seguridad, excepto en presencia del alguacil.
El tercero estará obligado a suministrar al alguacil la identificación de esa caja fuerte o de seguridad. El alguacil hará mención en el acta de las informaciones suministradas.
Art. 1130.- Todo embargo trabado en la forma indicada prohibe el acceso a la caja fuerte o de seguridad, excepto en presencia del alguacil. Este puede colocar sellos en la caja fuerte o de seguridad.
Art. 1131.- Cuando el procedimiento tiene por finalidad la venta de los bienes colocados en la caja fuerte o de seguridad, se notificará un requerimiento de pago al deudor el primer día laborable después del levantamiento del acta de embargo conforme a las disposiciones relativas al Embargo Ejecutivo de Derecho Común. Esta acta contendrá, a pena de nulidad: 1º la denuncia del acta de embargo; 2º la descripción del título ejecutorio en virtud del cual se ejercen las persecuciones; 3º el detalle por separado de las sumas reclamadas en principal, gastos e intereses vencidos, así como la indicación de la tasa de los intereses; 4º un requerimiento de pago de la deuda antes de la fecha fijada para la apertura de la caja fuerte o de seguridad; 5º un requerimiento de que asista, en persona o representado por un mandatario, a su apertura para proceder al embargo de los bienes que se encuentran allí, con la advertencia de que en caso de ausencia o de denegación de apertura, la caja fuerte será abierta a la fuerza y a expensas suyas; 6º la indicación del lugar, del día y de la hora fijados para la apertura de la caja fuerte o de seguridad; 7º la designación del juez competente del lugar en que se encuentran los bienes embargados ante el cual se presentarán las impugnaciones.
Este requerimiento puede ser notificado conjuntamente con la notificación de la sentencia.
Art. 1132.- La apertura de la caja fuerte o de seguridad no puede realizarse antes del vencimiento de un plazo de cinco días a partir de la notificación del requerimiento de pago. Sin embargo, el deudor puede pedir que esta apertura tenga lugar en una fecha más cercana.
En ausencia del deudor, la apertura forzosa sólo puede llevarse a cabo en la presencia del propietario o del arrendador de la caja fuerte o de seguridad o de su representante debidamente habilitado.
Los gastos serán pagados, a título de anticipo, por el acreedor.
Art. 1133.- El día fijado, se procederá a hacer el inventario de los bienes, los que deben ser descritos de manera detallada.
Si el deudor está presente, el inventario se circunscribe a los bienes embargados. Estos deben ser retirados de inmediato y colocados bajo la custodia de un guardián designado por el alguacil, a falta de un acuerdo amigable acerca de quien debe ser el guardián.
Si el deudor está ausente, se hará un inventario de todos los bienes contenidos en la caja de seguridad o caja fuerte. Los bienes embargados son retirados de inmediato por el alguacil, tal como está dicho en el párrafo anterior. Los demás se entregarán al tercero que tiene la custodia de la caja fuerte o de seguridad o a un depositario designado por el alguacil encargado de la ejecución, con la obligación de presentarlos cuando lo solicite el deudor.
El alguacil podrá fotografiar los objetos retirados de la caja fuerte o de seguridad y guardar las fotografías obtenidas con la finalidad de verificar los bienes embargados o presentarlas ante el juez en caso necesario.
Art. 1134.- Se levantará un acta de las operaciones.
Esta acta contendrá, a pena de nulidad, la indicación de los nombres, apellidos y calidades de las personas que han asistido a las operaciones de embargo y de la persona en manos de la cual fueron entregados los bienes, las cuales deben firmar el original y las copias de dicha acta; en caso de que se nieguen, constará en el acta.
Art. 1135.- Una copia del inventario se notificará al deudor así como, si fuere el caso, a las personas a las cuales se entregaron bienes.
A pena de nulidad, en la copia notificada al deudor, se mencionará el lugar donde los bienes embargados serán depositados, y, en caracteres muy visibles, se indicará que dispone de un mes de plazo para proceder a su venta amigable o de lo contrario se procederá a la venta forzosa.
Art. 1136.- La venta forzosa se llevará a cabo de la manera indicada para el embargo ejecutivo de derecho común.
Los incidentes del embargo se rigen conforme a las disposiciones de este último embargo.
Art. 1137.- A partir del traslado de los bienes, el deudor vuelve a tener libre acceso a la caja fuerte o de seguridad.
Art. 1138.- Cuando el procedimiento tiene por finalidad la aprehensión de uno o varios bienes colocados en la caja fuerte o de seguridad con miras a entregarlos a un tercero, se notificará a la persona que está obligada a entregarlos un requerimiento de entrega o de restitución el primer día laborable después del levantamiento del acta de embargo. Esta acta contendrá, a pena de nulidad:
1º la denuncia del acta de embargo; 2º la mención del título ejecutorio en virtud del cual se exige la entrega; 3º la designación precisa del o de los bienes reclamados; 4º un requerimiento de entrega del o de los bienes reclamados antes de la fecha fijada para la apertura de la caja fuerte o de seguridad; 5º un requerimiento de que asista, en persona o representado por un mandatario, a su apertura a fin de retirar el o los bienes, con la advertencia de que en caso de ausencia o de denegación de apertura, la caja fuerte o de seguridad será abierta a la fuerza y a expensas suyas; 6º la indicación del lugar, del día y de la hora fijados para la apertura de la caja fuerte; 7º la designación del juez competente del lugar en que se encuentran los bienes embargados ante el cual se presentarán las impugnaciones.
Este requerimiento puede ser notificado conjuntamente con la notificación de la sentencia.
Art. 1139.- Una copia del inventario se notificará al deudor, así como, si fuere el caso, a las personas a las cuales se entregaron bienes.
A pena de nulidad, en la copia notificada al deudor, se mencionará que el bien ha sido entregado a la persona designada en el título ejecutorio o a su mandatario cuya identidad se precisará.
Art. 1140.- El acreedor que obtiene un título ejecutorio en un momento en que los bienes ya han sido retirados de la caja fuerte o de seguridad, procederá como está indicado para el embargo ejecutivo, si el título constata la existencia de un crédito; o de conformidad con las disposiciones del embargo aprehensión si el título prescribe la entrega o la restitución del bien embargado.
Si la caja fuerte o de seguridad no ha sido abierta todavía, se aplican las disposiciones relativas al embargo ejecutivo o al embargo de aprehensión de bienes colocados en caja fuerte, según sea el caso.
CAPITULO III
DE LA INMOVILIZACIÓN Y MEDIDAS EJECUTIVAS DE VEHÍCULOS TERRESTRES DE MOTOR
Art. 1141.- Por los medios técnicos apropiados, un acreedor que posee un título ejecutorio y que encuentra estacionado un vehículo terrestre de motor puede proceder a inmovilizarlo mediante un alguacil competente. En el caso, el alguacil actuante debe indicar de manera muy visible el número de su teléfono y lugar donde puede ser ubicado. Un sello oficial será estampado en un lugar muy visible del vehículo y sobre una hoja, cartulina o cartón u otro objeto parecido se colocarán las informaciones necesarias para que el propietario tome conocimiento de la medida.
Art. 1142.- Todo acto de inmovilización llevado a cabo para obtener el pago de una suma de dinero, será precedido de la notificación de un acto de alguacil al deudor, a más tardar un día franco de la inmovilización del vehículo, conteniendo un requerimiento de pago, así como, a pena de nulidad: 1º un detalle por separado de las sumas reclamadas en principal, gastos e intereses vencidos, así como la indicación de la tasa de los intereses; 2º copia del título ejecutorio; 3º intimación en el sentido de que de no proceder al pago serán embargados sus bienes muebles en cualquier lugar en que se encuentren.
Art. 1143.- Si el vehículo está inmovilizado con motivo de las operaciones de un embargo ejecutivo practicado en los locales ocupados por el deudor o entre las manos de un tercero que lo tiene en su poder por cuenta de éste, se procederá como en materia de embargo ejecutivo de DERECHO común.
Art. 1144.- En caso de inmovilización, el acto contendrá, a pena de nulidad, además de las menciones que se han indicado en el primer artículo de este capítulo: 1º la mención del título ejecutorio en virtud del cual se ha inmovilizado el vehículo; 2º la fecha y la hora de la inmovilización del vehículo; 3º la indicación del lugar en que fue inmovilizado y, si procediera, del lugar adonde fue llevado para ser guardado; 4º la descripción breve del vehículo, con la indicación, entre otros, del número de su placa, marca, color, y eventualmente, de su contenido aparente y de sus daños visibles; 5º la mención de la ausencia o de la presencia del deudor.
La inmovilización equivale a un embargo bajo la custodia del propietario del vehículo o, después de su traslado, bajo la custodia de quien lo recibió en depósito.
Art. 1145.- Si el vehículo ha sido inmovilizado en ausencia del deudor, el alguacil informará al deudor el mismo día de la inmovilización, por acto de alguacil notificado en el lugar de su domicilio. Este acto contendrá: 1º la descripción del título ejecutorio en virtud del cual se ha inmovilizado el vehículo; 2º la indicación del lugar en que ha sido inmovilizado y, si procediera, del lugar donde ha sido llevado para ser guardado; 3º la advertencia de que la inmovilización vale embargo y que si el vehículo ha sido inmovilizado en la vía pública podrá ser trasladado en un plazo de cuarenta y ocho horas, a contar de su inmovilización para ser llevado a un lugar que deberá ser indicado; 4º la mención, en caracteres muy aparentes, que, para conseguir eventualmente un levantamiento de la inmovilización, el destinatario puede o bien dirigirse al alguacil cuyo nombre, dirección y número de teléfono están indicados, o bien impugnar la medida ante el juez competente del lugar de inmovilización del vehículo.
Art. 1146.- Las disposiciones consignadas bajo la sección DEL EMBARGO CONSERVATORIO DE VEHÍCULOS TERRESTRES DE MOTOR en cuanto a la notificación a la Dirección General de Impuestos Internos o a la oficina que le sustituyere, como condición de oponibilidad y validez frente a terceros de los actos que afectan a los vehículos terrestres de motor son comunes a las medidas previstas en el presente capítulo.
Art. 1147.- Una vez inmovilizado y cumplidas las demás formalidades que se han indicado en los artículos que anteceden, en el caso de que no haya venta amigable el vehículo es vendido tal como se indica en materia de embargo ejecutivo de derecho común.
Cuando una pignoración ha sido inscrita respecto al vehículo, el alguacil informará al acreedor pignoraticio, según sea el caso, de las propuestas de venta amigable o de la puesta en venta en pública subasta.
Art. 1148.- Si el vehículo ha sido inmovilizado para ser entregado a su propietario, el alguacil notificará a la persona que está obligada a entregarlo, a más tardar dos días después de la inmovilización, un acta que contendrá, a pena de nulidad: 1º una copia del acta de inmovilización; 2º una intimación de que debe, en el plazo de dos días, presentarse en el domicilio del alguacil para acordar con éste las condiciones de transporte del vehículo, con la advertencia deque, si no lo hace, el vehículo será transportado a costa suya para ser entregado a la persona designada en el título; 3º la indicación de que las impugnaciones podrán presentarse, a elección de la persona que está obligada a entregar el vehículo, ante el juez competente del lugar en que reside o del lugar de inmovilización del vehículo.
Art. 1149.- En la eventualidad prevista en el artículo que antecede regirán con carácter supletorio las disposiciones relativas a la aprehensión de bienes muebles corporales previstas en este mismo libro.
CAPITULO IV
DEL EMBARGO EJECUTIVO DE NAVES MARITIMAS
Art. 1150.- Toda embarcación marítima puede ser embargada y vendida, por autoridad judicial, y el privilegio de los acreedores quedará extinguido por las formalidades siguientes.
Art. 1151.- Todo embargo ejecutivo de nave será precedido de un mandamiento de pago hecho un día franco a lo menos antes del embargo, en la forma prescrita más adelante y conteniendo notificación del título, si éste no se le hubiere notificado ya al deudor.
Art. 1152.- Este acto deberá notificarse al propietario en persona, o en su domicilio, si se trata del cobro de un crédito no considerado como privilegiado según el Código de Comercio. El mandamiento de pago podrá, igualmente, notificarse al capitán de la nave si se trata de un crédito privilegiado conforme al Código de Comercio.
Art. 1153.- El alguacil expresará en el acta de embargo: el nombre, profesión y domicilio del acreedor por quien procederá; la suma cuyo pago persigue; la elección de domicilio hecha por el acreedor en el lugar del tribunal ante el cual debe pedirse la venta, y en el lugar donde se halle amarrada la nave embargada; los nombres y apellidos del dueño y del capitán; el nombre, la especie y la cabida de la nave; y la enunciación y descripción de las chalupas, botes, aparejos, utensilios, armas, municiones y provisiones. Terminado el embargo el alguacil designará un guardián de la nave embargada y a continuación lo notificará a la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana o de la que le sustituyere.
Art. 1154.- Ningún embargo ejecutivo de naves marítimas será oponible a los terceros sino a partir de su inscripción en la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana o en la que le sustituyere.
Art. 1155.- Si el dueño de la nave embargada residiere en el distrito del tribunal, el ejecutante deberá, en el término de tres días francos hacerle notificar copia del acta de embargo, y hacerlo citar ante el tribunal, para oír ordenar la venta. Si el dueño no está domiciliado en el distrito del tribunal, las notificaciones y citaciones se harán al capitán de la nave embargada, o, en su ausencia, al que represente al dueño o al capitán; y se concederá el aumento del plazo en razón de la distancia. Si es extranjero y se halla fuera de la República, las notificaciones y citaciones se harán del modo prescrito por este Código para la persona no domiciliada en la República.
Art. 1156.- La venta será notificada con un plazo no menor de cinco días francos a todos aquellos acreedores que hayan hecho registrar oposiciones, embargos conservatorios precedentes, hipotecas y privilegios.
Art. 1157.- Si el embargo fuere de una embarcación cuya cabida sea de menos de diez toneladas para la venta se publicarán los pregones previstos para las naves de este tipo en el Embargo Ejecutivo de Derecho Común. Si el embargo fuere de una embarcación cuya cabida sea de más de diez toneladas, se harán tres pregones y publicaciones de la nave y las cosas en venta. Estos pregones y publicaciones se harán seguidamente, de ocho en ocho días, en la principal plaza pública del lugar donde la embarcación esté amarrada. El aviso se insertará en un periódico del lugar donde tenga su asiento el tribunal ante el cual se siga el embargo; y si no lo hay, en uno de los que se publican en el lugar más próximo.
Art. 1158.- En los dos días siguientes a cada pregón y publicación, se fijarán carteles: en el palo mayor de la embarcación embargada; en la puerta principal del tribunal ante el cual se proceda; en la plaza pública, y en el muelle del puerto donde la embarcación esté amarrada.
Art. 1159.- Los pregones, publicaciones y carteles deberán designar: el nombre, profesión y morada del ejecutante; los títulos en cuya virtud ejecuta; la cantidad que se le debe; la elección de domicilio hecha por él en el lugar en que tenga su asiento el tribunal, y en el lugar en que la nave está amarrada; el nombre y el domicilio del dueño de la nave embargada; el nombre de la nave; y si está equipada o equipándose; y los nombres y apellidos del capitán; la cabida de la nave; el sitio donde está amarrada, o anclada; los nombres y apellidos del abogado del ejecutante; el primer precio para la subasta; y los días de las audiencias en que se admitirán las pujas.
Art. 1160.- Después del segundo pregón, las pujas se admitirán el día indicado en los carteles. El juez comisionado de oficio para la venta, continuará recibiendo las pujas después de cada pregón, de ocho en ocho días, en el día fijado por un auto suyo.
Art. 1161.- Después del tercer pregón, la adjudicación se hará al mejor postor, al pasar tres minutos de la llamada, sin otra formalidad. El juez comisionado de oficio podrá conceder una o dos prórrogas, cada una de ocho días. Estas se publicarán y fijarán por carteles.
Art. 1162.- Si el embargo fuere de barcas, chalupas y otras embarcaciones de diez toneladas o menos de porte, la adjudicación se hará en la audiencia, después de hecha la publicación sobre el muelle durante tres días francos consecutivos, por medio del cartel en el mástil, o, si no lo hay en otro sitio aparente de la nave, y en la puerta del tribunal. Se dejará pasar el término de ocho días francos entre la notificación del embargo y la venta.
Art. 1163.- Verificada la adjudicación de la nave, cesan las funciones del capitán.
Art. 1164.- Los adjudicatarios de las naves de cualquier porte, están obligados a pagar el precio de la venta en el término de veinte y cuatro horas, o a consignarlo sin costas en la secretaría del tribunal ante el cual se haya realizado la venta. A falta de pago o de consignación, la embarcación se volverá a poner en venta, y se adjudicará tres días después de una nueva publicación y un sólo cartel, por cuenta de los anteriores adjudicatarios, los cuales serán igualmente apremiados en sus personas al pago del déficit, los daños y perjuicios y las costas.
Art. 1165.- Las demandas en distracción se formalizarán y presentarán en la secretaría del tribunal antes de la adjudicación; si las demandas en distracción no se propusieren sino después de la adjudicación, se convertirán, de pleno derecho, en oposiciones a la entrega de las cantidades procedentes de la venta.
Art. 1166.- El demandante u opositor tendrá tres días para probar su acción. El demandado tendrá tres días para contradecir. La causa se llevará a audiencia por una simple citación.
Art. 1167.- Durante tres días después de la adjudicación, se admitirán las oposiciones a la entrega del precio; pasado este término, ya no se admitirán.
Art. 1168.- Los acreedores opositores están obligados a presentar en la secretaría, sus títulos de crédito, durante los tres días siguientes a la intimación que se les haga por parte del acreedor ejecutante o por el tercer embargado; no haciéndolo así, se procederá a la distribución del precio de la venta, sin comprenderlos en ella.
Art. 1169.- La colocación en el orden de los acreedores y la distribución del precio de la venta, se harán entre los acreedores privilegiados, conforme el orden en que se hayan hecho registrar en la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana o la que le sustituyere; y entre los otros acreedores, a prorrata de sus créditos. Todo acreedor colocado lo es tanto por su crédito principal, como por los intereses y costas.
Art. 1170.- La nave pronta a hacerse a la mar, no es embargable, a no ser por deudas contraídas para el viaje que va a hacer; y aun en este último caso, una fianza por dichas deudas impedirá el embargo. Se reputa que la nave está pronta a hacerse a la mar, cuando el capitán tiene en su poder los despachos para el viaje.
Art. 1171.- Tratándose de ejecución llevada a cabo sobre todo o parte de una nave en base a una hipoteca naval convencional debidamente registrada en la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana, o en la que le sustituyere conforme a las disposiciones establecidas para la materia marítima, el embargo recibirá las modificaciones que se indican a continuación.
Art. 1172.- Los acreedores que tengan hipotecas inscritas sobre una nave o porción de ella, la siguen en cualesquiera manos en que se encuentre para ser colocados y pagados según el orden de sus inscripciones y las oposiciones que pudieren hacer los acreedores quirografarios no impiden el pago de los acreedores privilegiados e hipotecarios registrados.
Si la hipoteca no grava sino una porción de la nave, el acreedor no puede embargar y hacer vender más que la porción que le esté afectada. Sin embargo, si más de la mitad de la nave se encuentra hipotecada, el acreedor podrá, después del embargo, hacerla vender en totalidad, sujeto a llamar a los copropietarios a la venta.
Art. 1173.- Los créditos privilegiados e hipotecarios inscritos de conformidad con la ley siguen a la nave en cualesquiera manos a que ella pase. Ellos se extinguen por:
La confiscación de la nave pronunciada por infracción a las leyes de aduana, de policía o de seguridad;
La venta de la nave en justicia;
La extinción del crédito del cual es accesoria;
La renuncia del acreedor;
La pérdida completa de la nave, salvo el ejercicio del derecho sobre la indemnización del seguro. Subsiste sin embargo sobre el resto de la nave y sobre el precio de la nave vendida como no navegable.
El ejercicio del derecho de purgar que corresponde al adquiriente.
7. 7. 7.
Art. 1174.- El acreedor con hipoteca naval puede embargar la nave o naves afectadas en los casos siguientes:
Al vencimiento del plazo estipulado para la devolución del capital;
Cuando el deudor fuese declarado en estado de quiebra, o en cesación de pago;
Cuando cualquiera de las naves hipotecadas sufriese deterioro que la inutilice para navegar;
Cuando la nave se enajenase a un extranjero;
Cuando se cumplan las condiciones pactadas como resolutorias del contrato de préstamo o cualquier otra que produzca el efecto de hacer exigible el capital, o los intereses;
Cuando ocurriese la pérdida de la nave o naves hipotecadas, salvo pacto en contrario.
7. 7. 7.
En los casos 3ro. y 6to. sólo será exigible la cantidad asegurada con la nave inutilizada o perdida, salvo pacto en contrario.
Art. 1175.- Vencido y no pagado el préstamo hipotecario o cualquier fracción de él o de sus intereses, el acreedor requerirá al deudor para que satisfaga su crédito, por medio de un acto de alguacil notificado a su persona o en el domicilio señalado o elegido para este efecto al contratar el préstamo. Si el deudor hubiese cambiado de domicilio el requerimiento se hará en el nuevo domicilio si éste se hubiera puesto en conocimiento del acreedor. Si el domicilio real del deudor estuviere en el extranjero, la notificación podrá hacerse al capitán de la nave o a la persona que represente en el país al propietario.
Art. 1176.- El mandamiento de pago será acompañado del certificado expedido por la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana o por la que le sustituyera, en ocasión del registro de la hipoteca o del privilegio; certificado que tendrá valor de título ejecutorio, a condición de que conforme al mismo se establezca la existencia de un crédito líquido y exigible.
Una vez se haya denunciado ese acto a las autoridades del puerto, se rehusará la autorización para la partida de la nave hasta el vencimiento del plazo del mandamiento de pago.
Art. 1177.- Requerido el deudor, en la forma indicada en el artículo anterior, si no satisface íntegramente su deuda en el término de un día franco, el acreedor podrá proceder al embargo de la nave o la parte de ella hipotecada.
Art. 1178.- Cuando se denuncie el embargo a las autoridades del puerto, se rehusará la autorización para la partida de la nave, hasta que la deuda sea pagada en su totalidad o se deposite la fianza a que hace referencia la disposición que sigue.
Art. 1179.- No obstante todo embargo o mandamiento de pago, el Tribunal de Primera Instancia puede autorizar la partida de la nave para uno o varios viajes determinados. Para obtener esta autorización, el requeriente debe suministrar una garantía suficiente que fijará el juez, a quien se le solicitará por vía de instancia. El fallo será rendido por auto no susceptible de ningún recurso.
Art. 1180.- El Tribunal de Primera Instancia fijará el plazo en el cual la nave deberá retornar al puerto del embargo. El tribunal puede ulteriormente modificar este plazo tomando en cuenta circunstancias especiales.
Si a la expiración del plazo fijado, la nave no ha retornado a su puerto, la suma depositada en garantía será cancelada por el juez y atribuida a los acreedores en cuyo favor fue otorgada, salvo los efectos del seguro en caso de siniestro cubierto por la póliza.
Art. 1181.- El mandamiento de pago a fines de embargo de nave perime en el plazo de 1 año.
Art. 1182.- El embargo será hecho por alguacil. El alguacil enunciará en su proceso verbal: los nombres, apellidos, profesión y domicilio del acreedor por quien actúa, al título ejecutorio en virtud del cual procederá, la suma cuyo pago persigue, la fecha del mandamiento de pago, la elección de domicilio hecha por el acreedor en el lugar donde funciona el tribunal ante el cual la venta debe ser perseguida, los nombres y apellidos del propietario, el nombre, especie, tonelaje y nacionalidad de la nave, la enunciación y la descripción de las lanchas, botes, accesorios y otros aparatos del navío, provisiones y compartimientos donde éstas se encuentren y la designación de un guardián.
Art. 1183.- El proceso verbal de embargo será notificado a las autoridades del puerto, así como al Cónsul del Estado cuyo pabellón enarbola la nave, si la misma fuera extranjera; a falta de este último al agente representante de la nave del país.
Art. 1184.- El embargante deberá, en el plazo de tres días, notificar al propietario copia del proceso verbal de embargo y hacerlo citar ante el Tribunal de Primera Instancia del lugar del embargo, en atribuciones civiles, para oír declarar que se procederá a la venta de las cosas embargadas.
Si el propietario no está domiciliado en la jurisdicción del tribunal, las notificaciones y citaciones le serán dadas en la persona del capitán de la nave embargada, o en su ausencia, en la persona de aquel que represente al propietario o al capitán.
Art. 1185.- El proceso verbal de embargo será inscrito, si la nave es dominicana, en el registro provisto en la oficina de la Autoridad Portuaria Dominicana o en la que le sustituyere, la que requerirá de inmediato el Certificado de Propiedad de manos del propietario para hacer constar el embargo. Si la nave no es dominicana, el proceso verbal del embargo será inscrito en el fichero especial llevado por la autoridad marítima del lugar del embargo.
Esta inscripción será requerida en el plazo de siete días a partir de la fecha del proceso verbal.
Art. 1186.- Cuando la nave sea dominicana, la autoridad marítima competente expedirá al persiguiente un estado de las inscripciones, en los tres días siguientes a la fecha la inscripción del embargo.
En los siete días siguientes, el embargo será denunciado a los acreedores inscritos en los domicilios elegidos en sus inscripciones.
La denuncia a los acreedores indicará el día de la comparecencia ante el tribunal.
Art. 1187.- Cuando la nave embargada no sea dominicana el procedimiento del artículo precedente sufrirá las modificaciones siguientes:
La denuncia será hecha al Cónsul del Estado cuyo pabellón enarbola la nave; a falta de este último al agente representante de la nave en el país.
El plazo de comparecencia será de treinta días contados a partir de la denuncia hecha conforme este artículo.
c) c) c)
Art. 1188.- El tribunal fijará por sentencia el precio de la primera puja, las condiciones de la venta y, para el caso en que no se hicieren ofrecimientos, el día en el cual las nuevas subastas tendrán lugar sobre un precio inferior que será determinado por sentencia. La sentencia que fija el precio no será susceptible de ningún recurso.
Art. 1189.- La venta será hecha en audiencia pública del tribunal de primera instancia, quince días después de la fijación de un edicto en la puerta principal del tribunal apoderado para la venta y la inserción de ese edicto en un periódico de circulación nacional, sin perjuicio de cualesquiera otras publicaciones que puedan ser autorizadas por el tribunal.
Sin embargo, el tribunal puede ordenar que la venta se haga sea ante otro tribunal, sea en el estudio y por el ministerio de un Notario, sea en cualquier otro lugar del puerto donde se encuentre la nave embargada.
Art. 1190.- Los edictos serán fijados en el mástil mayor o en la parte más visible de la nave embargada, en la puerta principal del tribunal ante el cual se procederá a la venta, en el muelle del puerto donde la nave embargada esté amarrada, en la Cámara de Comercio y la oficina de aduana más cercana.
Art. 1191.- Los edictos deberán indicar: Los nombres, apellidos, profesión y domicilio del persiguiente, los títulos en virtud de los cuales él actúa, el monto de la suma que se le debe, la elección de domicilio hecha por él en el lugar donde tiene su asiento el tribunal de primera instancia apoderado de la venta, y en el lugar donde se encuentra la nave, los nombres, apellidos, profesión y domicilio del propietario de la nave embargada, el nombre de la nave y si está armado o en armamento, el nombre del capitán, así como la potencia motriz de la nave en caso de propulsión mecánica, el precio de primera puja y condiciones de la venta, el día, el lugar y hora de la adjudicación.
Art. 1192.- Las demandas en distracción serán formuladas y notificadas al secretario del tribunal antes de la adjudicación; las formuladas después de la adjudicación, serán consideradas como oposiciones a la entrega de las sumas provenientes de la venta.
Art. 1193.- En los casos previstos en el artículo anterior el demandante o el oponente tienen tres días francos para presentar sus medios. El demandado tiene tres días para contradecirlos. La causa será llevada a audiencia por simple citación.
Art. 1194.- Durante tres días francos después de la adjudicación, las oposiciones a la entrega del precio serán recibidas; pasado ese tiempo, no serán ya admitidas.
Art. 1195.- La puja ulterior no será admitida en caso de venta judicial a que se refiere este capítulo.
Art. 1196.- El adjudicatario estará obligado a entregar el precio, sin gastos, en la oficina de la Dirección General de Impuestos Internos correspondiente a la jurisdicción donde se haya llevado a cabo la venta, dentro de las veinticuatro horas a partir de la adjudicación, a pena de falsa subasta.
Art. 1197.- A falta de pago o de consignación, el buque será de nuevo puesto en venta y adjudicado, tres días después de una nueva publicación y edicto único. En todo caso el falso subastador estará obligado al pago del déficit, de los daños, de los intereses y de la costas.
En caso de que haya varios acreedores, una vez realizada la venta, el persiguiente o el embargado deberán presentar en los cinco días siguientes una instancia al Presidente del Tribunal de Primera Instancia para que les autorice citar a los acreedores por ante el mismo tribunal, por acto notificado en los domicilios elegidos, a fin de que se arreglen amigablemente sobre al distribución del precio, sin perjuicio del orden fijado por las inscripciones.
Art. 1198.- La convocatoria se hará por acto que se fijará en la puerta principal del tribunal y se insertará en un periódico de amplia circulación nacional.
El plazo de la convocatoria será de quince días sin aumento en razón de la distancia.
Art. 1199.- Los acreedores oponentes estarán obligados a producir sus títulos en la secretaría del tribunal, en los tres días que sigan a la intimación que se les haya hecho, a falta de lo cual se procederá a la distribución del precio de la venta sin que ellos sean comprendidos en la misma.
Art. 1200.- En el caso en que los acreedores no llegaren a un acuerdo sobre la distribución del precio, se redactará un proceso verbal de sus pretensiones y reclamos, sin perjuicio del orden establecido conforme al registro oficial de los privilegios e hipotecas.
En la octava, cada uno de los acreedores deberá depositar en la secretaría una demanda de colocación con título en su apoyo.
A requerimiento del más diligente, los acreedores serán llamados, por acto de alguacil, ante el tribunal, que fallará respecto de todos, sin perjuicio del orden establecido conforme al registro oficial de las inscripciones.
Art. 1201.- El plazo de apelación será de diez días a partir de la notificación de la sentencia, más los plazos en razón de la distancia previstos en este Código.
El acto de apelación deberá contener emplazamiento y la enunciación de los agravios, a pena de nulidad.
Art. 1202.- En los ocho días que siguen a la expiración del plazo de apelación y, si hay apelación, en los ocho días de la sentencia sobre apelación, el juez ya designado redactará el estado de los créditos colocados en principal, intereses y costas. Los intereses de los créditos útilmente colocados cesarán de correr en detrimento de la parte embargada.
Art. 1203.- La colocación de los acreedores y la distribución de los dineros se harán entre los acreedores privilegiados e hipotecarios según su orden y entre los acreedores a prorrata según sus créditos. Todo acreedor colocado lo es, tanto por su principal, como por sus intereses y costas.
Art. 1204.- Las costas de las contestaciones no pueden ser tomadas de los dineros a distribuir, salvo las costas del abogado más antiguo.
Art. 1205.- Sobre ordenanza dictada por el Juez Comisario, el secretario entregará las facturas de colocación, y de acuerdo con las mismas se procederá a la distribución del precio, luego de satisfechos los créditos privilegiados e hipotecarios inscritos.
CAPITULO V
EMBARGO EJECUTIVO DE NAVES AÉREAS POR CRÉDITOS HIPOTECARIOS O PRIVILEGIADOS
Art. 1206.- Como se prescribe en otra parte de este mismo código, el Embargo Ejecutivo de Naves Aéreas se regirá por las disposiciones del Embargo Ejecutivo de Derecho Común, y su inscripción y venta será registrada por ante la oficina de Dirección General de Aeronáutica Civil donde se encuentre registrada la nave embargada a los fines de oponibilidad a los terceros.
Esta disposición se aplicará inclusive cuando la aeronave haya sido dada en prenda; salvo lo que se dirá en el artículo que sigue.
Art. 1207.- Tratándose de ejecución llevada a cabo sobre una nave aérea en base a una hipoteca aérea convencional debidamente registrada en la oficina de la Dirección General de Aeronáutica Civil, o en la que le sustituyere conforme a la disposiciones establecidas para la materia aérea, el embargo se regirá por los términos y condiciones que se indican a continuación.
Art. 1208.- Los acreedores que tengan hipotecas inscritas sobre una nave aérea, la siguen en cualesquiera manos en que se encuentren para ser colocados y pagados según el orden de sus inscripciones y las oposiciones que pudieren hacer los acreedores quirografarios no impedirán el pago de los acreedores privilegiados e hipotecarios registrados.
Art. 1209.- Los créditos privilegiados e hipotecarios inscritos de conformidad con la ley siguen a la nave en cualesquiera manos a que ella pase. Ellos se extinguen por:
La confiscación de la nave pronunciada por infracción a las leyes aéreas o penales en general;
La venta de la nave en justicia;
La extinción del crédito del cual es accesoria;
La renuncia del acreedor;
La pérdida completa de la nave, salvo el ejercicio del derecho sobre la indemnización del seguro.
El ejercicio del derecho de purgar que corresponde al adquiriente.
7. 7. 7.
Art. 1210.- El acreedor con hipoteca aérea puede embargar la nave o naves afectadas en los casos siguientes:
Al vencimiento del plazo estipulado para la devolución del capital;
Cuando el deudor fuese declarado en estado de quiebra o cesación de pago;
Cuando la nave hipotecada sufriese deterioro que la inutilice para navegar;
Cuando la nave se enajenase a un extranjero;
Cuando se cumplan las condiciones pactadas como resolutorias del contrato de préstamo o cualquier otra que produzca el efecto de hacer exigible el capital, o los intereses;
Cuando ocurriese la pérdida de la nave o naves hipotecadas, salvo pacto en contrario.
g) g) g)
Art. 1211.- Vencido y no pagado el préstamo hipotecario o cualquier fracción de él o de sus intereses, el acreedor requerirá al deudor para que satisfaga su crédito, por medio de un acto de alguacil notificado a su persona o en el domicilio señalado o elegido para este efecto al contratar el préstamo. Si el deudor hubiese cambiado de domicilio el requerimiento se hará en el nuevo domicilio que éste hubiera puesto en conocimiento del acreedor. Si el domicilio real del deudor estuviere en el extranjero, la notificación podrá hacerse al capitán de la nave o a la persona que represente en el país al propietario.
Art. 1212.- El mandamiento de pago será acompañado del certificado expedido por la Dirección General de Aeronáutica Civil, o la que le sustituyere, en ocasión del registro de la hipoteca o del privilegio; certificado que tendrá valor de título ejecutorio, a condición de que conforme al mismo se establezca la existencia de un crédito líquido y exigible.
Una vez se haya denunciado ese acto en el aeropuerto donde se encuentre la nave se rehusará la autorización para su partida hasta que haya vencido el plazo para proceder a embargar que se indica en el artículo que sigue.
Art. 1213.- Requerido el deudor en la forma y plazo indicados en los dos artículos anteriores, si no satisface íntegramente su deuda en el término de un día franco, el acreedor podrá proceder al embargo de la nave aérea gravada.
Art. 1214.- Cuando se le denuncie el embargo al aeropuerto, se rehusará la autorización para la partida de la nave, hasta que la deuda sea pagada en su totalidad o se deposite la fianza a que hace referencia la disposición que sigue.
Art. 1215.- No obstante, todo embargo o mandamiento de pago, el Tribunal de Primera Instancia puede autorizar la partida de la nave para uno o varios viajes determinados. Para obtener esta autorización, el requeriente deberá suministrar una garantía suficiente que fijará el juez, a quien se le solicitará por vía de instancia. El fallo será rendido por auto no susceptible de ningún recurso.
Art. 1216.- El Tribunal de Primera Instancia fijará el plazo en el cual la nave deberá retornar al aeropuerto del embargo. El tribunal puede ulteriormente modificar este plazo tomando en cuenta circunstancias especiales.
Si a la expiración del plazo fijado, la nave no ha retornado a su aeropuerto, la suma depositada en garantía será cancelada por el juez y atribuida a los acreedores en cuyo favor fue otorgada, salvo los efectos del seguro en caso de siniestro cubierto por la póliza.
Art. 1217.- El mandamiento de pago a fines de embargo de nave perime en el plazo de seis meses.
Art. 1218.- El embargo será hecho por acto de alguacil y enunciará: los nombres, apellidos, profesión y domicilio del acreedor por quien actúa, el título ejecutorio en virtud del cual procede, la suma cuyo pago persigue, la fecha del mandamiento de pago, la elección de domicilio hecha por el acreedor en el lugar donde funciona el tribunal ante el cual la venta debe ser perseguida, el nombre del propietario, el nombre, especie, tonelaje y nacionalidad de la nave y la designación de un guardián.
Art. 1219.- El proceso verbal de embargo será notificado a la oficina del aeropuerto así como al Cónsul del Estado cuyo pabellón enarbola la nave, si la misma fuera extranjera.
Art. 1220.- El embargante deberá, en el plazo de tres días, notificar al propietario copia del proceso verbal de embargo y hacerlo citar ante el tribunal de primera instancia del lugar del embargo, en atribuciones civiles, para oír declarar que se procederá a la venta de la nave embargada.
Si el propietario no está domiciliado en la jurisdicción del tribunal, las notificaciones y citaciones le serán hechas en la persona del capitán de la nave embargada, o en su ausencia, en la persona de aquel que represente al propietario o al Capitán.
Art. 1221.- El proceso verbal de embargo de una nave dominicana será inscrito, en el plazo de ocho días francos a partir de su fecha, en la oficina de la Dirección General de Aeronáutica Civil, o en la que le sustituyere, conforme a la materia.
Art. 1222.- Cuando la nave sea dominicana, la autoridad aérea competente expedirá al persiguiente un estado de las inscripciones, en los tres días siguientes a la fecha de la inscripción del embargo. En los ocho días francos siguientes de la entrega del certificado, éste será denunciado, conjuntamente con dicho estado de inscripciones, a los acreedores inscritos en los domicilios elegidos en sus inscripciones.
La denuncia a los acreedores indicará el día de la comparecencia ante el tribunal, que no será en un plazo menor de ocho días.
Art. 1223.- Cuando la nave embargada no sea dominicana el procedimiento del artículo precedente sufrirá las modificaciones siguientes:
La denuncia será hecha al Cónsul del Estado cuyo pabellón enarbola la nave;
A falta de representación consular la denuncia será hecha en manos del capitán o del representante en el país del propietario o del capitán.
c) c) c)
Art. 1224.- El tribunal fijará por auto el precio de la primera puja, las condiciones de la venta y, para el caso en que no se hicieren ofrecimientos, el día en el cual las nuevas subastas tendrán lugar sobre un precio inferior que será determinado por auto. Para fijar el precio el tribunal podrá auxiliarse de consultas, tasaciones e informes que estime convenientes. El auto que fija el precio no será susceptible de ningún recurso.
Art. 1225.- La venta será hecha en audiencia pública del tribunal de primera instancia, quince días después de la fijación de un edicto en la puerta principal del tribunal apoderado para la venta y la inserción de ese edicto en un periódico de circulación nacional, sin perjuicio de cualesquiera otras publicaciones que puedan ser autorizadas por el tribunal.
Sin embargo, el tribunal puede ordenar que la venta se haga ya ante otro tribunal, ya en el estudio y por el ministerio de un Notario, ya en cualquier otro lugar del aeropuerto donde se encuentre la nave embargada.
Art. 1226.- Los edictos serán fijados en la parte más visible de la nave embargada, en la puerta principal del tribunal ante el cual se procederá a la venta y en el aeropuerto donde la nave embargada se encontrare detenida.
Art. 1227.- Los edictos indicarán: los nombres, apellidos, profesión y domicilio del persiguiente, los títulos en virtud de los cuales él actúa, el monto de la suma que se le debe, la elección de domicilio hecha por él en el lugar donde tiene su asiento el tribunal de primera instancia apoderado de la venta y en el lugar donde se encuentra la nave; los nombres, apellidos, profesión y domicilio del propietario de la nave embargada, la potencia motriz de la aeronave, el precio de primera puja y condiciones de la venta, el día, el lugar y hora de la adjudicación.
Art. 1228.- Las demandas en distracción serán formuladas y notificadas al Secretario del Tribunal por lo menos tres días antes de la adjudicación. La causa será llevada a audiencia por citación.
Las demandas en distracción formuladas después de la adjudicación, serán consideradas como oposición a la entrega de las sumas provenientes de la venta.
Art. 1229.- En los casos previstos en el artículo anterior, el demandante en distracción tiene tres días para ampliar sus conclusiones. El demandado tendrá tres días para ampliar sus medios de defensa.
Art. 1230.- Durante tres días después de la adjudicación, las oposiciones a la entrega del precio serán recibidas; pasado ese tiempo, no serán ya admitidas.
Art. 1231.- La puja ulterior no será admitida en caso de la venta judicial a que se refiere este capítulo.
Art. 1232.- El adjudicatario estará obligado a entregar el precio, sin gastos, en la oficina de la Dirección General de Impuestos Internos correspondiente a la jurisdicción donde se haya llevado a cabo la venta o en la que le sustituyere a más tardar al día siguiente de la adjudicación, a pena de falsa subasta.
Art. 1233.- A falta de pago o de consignación, la aeronave será de nuevo puesta en venta y adjudicada, cinco días después de una nueva publicación y edicto único. En todo caso el falso subastador estará obligado al pago del déficit, de los daños, de los intereses y de las costas.
Realizada la venta el persiguiente o el embargado deberán presentar en los cinco días siguientes una instancia al Presidente del Tribunal de Primera Instancia para que les autorice citar a los acreedores por ante el mismo tribunal, por acto notificado en los domicilios elegidos, a fin de que se arreglen amigablemente sobre la distribución del precio, sin perjuicio del orden fijado por las inscripciones.
Art. 1234.- La convocatoria se hará por edicto fijado en la puerta del tribunal y se insertará en un periódico de amplia circulación nacional.
El plazo de la convocatoria será de quince días sin aumento en razón de la distancia.
Art. 1235.- Los acreedores oponentes estarán obligados a producir sus títulos en la secretaría del tribunal, en los tres días que sigan a la intimación que se les haya hecho, a falta de lo cual se procederá a la distribución del precio de la venta sin que ellos sean comprendidos en la misma.
Art. 1236.- En el caso en que los acreedores no llegaren a un acuerdo sobre la distribución del precio, se redactará un proceso verbal de sus pretensiones, sin perjuicio del orden establecido conforme al registro oficial de los privilegios e hipotecas.
En la octava, cada acreedor deberá depositar en la secretaría una demanda de colocación conjuntamente con el título que fundamente su crédito.
A requerimiento del más diligente, los acreedores serán llamados por simple acto extrajudicial ante el tribunal, que fallará al respecto, sin perjuicio del orden establecido conforme al registro oficial de las inscripciones.
Art. 1237.- El plazo de apelación será de diez días a partir de la notificación de la sentencia, más los plazos en razón de la distancia previstos en el presente código.
El acto de apelación deberá contener emplazamiento y la enunciación de los agravios, a pena de nulidad.
Art. 1238.- En los ocho días que siguen a la expiración del plazo de apelación y, si la hubiere, en los ocho días de la sentencia sobre apelación, el juez redactará el estado de los créditos colocados en principal, intereses y costas. Los intereses de los créditos útilmente colocados cesarán de correr en detrimento de la parte embargada.
Art. 1239.- La colocación de los acreedores y la distribución de los dineros se harán entre los acreedores hipotecarios según su orden y entre los acreedores a prorrata según sus créditos. Todo acreedor colocado lo es, tanto por su principal como por sus intereses y costas.
Art. 1240.- Las costas de las contestaciones no pueden ser tomadas sobre los dineros a distribuir, salvo las costas del abogado más antiguo.
Art. 1241.- Sobre auto dictado por el juez, el secretario entregará las facturas de colocación, y de acuerdo con las mismas se procederá a la distribución del precio, luego de satisfechos los créditos privilegiados e hipotecarios inscritos.
CAPITULO VI
DEL EMBARGO EJECUTIVO DE LOS FRUTOS NO COSECHADOS
Art. 1242.- No se podrá hacer el embargo de los frutos aún pendientes de sus ramas o de sus raíces, sino en las seis semanas que precedan a la época ordinaria de su madurez, y previo mandamiento de pago con tres días de anticipación.
Art. 1243.- En el acta de embargo se hará la indicación de cada pieza, de su contenido y de su situación, así como de dos por lo menos de sus linderos y confines, expresándose también la naturaleza de los frutos.
Art. 1244.- Se constituirá guardián al alcalde pedáneo del lugar, siempre que no le comprenda la exclusión determinada por este código para el embargo ejecutivo, en cuanto a las personas que no pueden ser guardián; y si el embargado no está presente, se le notificará el embargo en un plazo de tres días a partir de la fecha del proceso verbal de embargo. Si están contiguos los municipios en que radiquen los bienes, se constituirá un solo guardián, que no será, sin embargo, el mismo alcalde pedáneo, debiendo ser visado el original por el alcalde pedáneo del principal punto de explotación.
Art. 1245.- Para proceder a la venta de los frutos se anunciará ésta por medio de edictos fijados a lo menos ocho días antes, en la puerta de la casa del embargado, en la del ayuntamiento, y si no lo hubiera en los puntos en que se acostumbre fijar las publicaciones de las autoridades; en el principal mercado del lugar o en el más próximo, si no lo hubiere, así como en la puerta del local del juzgado de paz.
Art. 1246.- Los edictos designarán el día, la hora y el lugar de la venta, los nombres, apellidos y domicilio de la parte a quien se embargó y del ejecutante, la cantidad de tareas y la naturaleza de cada especie de fruto, así como el municipio en que estén situados, sin necesidad de otra designación a este respecto.
Art. 1247.- La fijación de los edictos se hará constar del modo que prescribe el capítulo "DEL EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN".
Art. 1248.- Se podrá también hacer en los lugares o en la plaza del municipio en que esté situada la mayor parte de los objetos embargados; así como en el mercado del lugar, o a falta de éste en el más vecino.
Art. 1249.- Para los demás se observarán las formalidades prescritas en el capítulo "DEL EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN".
Art. 1250.- Se procederá a la distribución del producto de la venta, del modo y en la forma que indican el títuloDE LA DISTRIBUCION A PRORRATA.
CAPITULO VII
DE LA APREHENSIÓN DE BIENES MUEBLES CORPORALES
Art. 1251.- Los bienes muebles corporales que deben ser entregados o restituidos sólo pueden ser aprehendidos en virtud de un título ejecutorio.
Art. 1252.- Un bien mueble corporal puede ser aprehendido entre las manos de quien tiene obligación de entregarlo en virtud de un título ejecutorio o directamente entre las manos de un tercero que lo tiene en su poder por cuenta de aquel.
Art. 1253.- Toda medida de aprehensión debe ser precedida de una intimación a entregar o restituir el bien, notificada al que está en la obligación de entregarlo o restituirlo.
La notificación contendrá, a pena de nulidad:
1º la mención del título ejecutorio en virtud del cual la entrega o restitución es exigida;
2º la indicación que la persona obligada a la entrega o restitución puede en un plazo de cinco días: o bien, transportar a sus expensas el bien designado a un lugar y en las condiciones indicadas; o bien , si el tenedor del bien tiene medios de defensa que invocar, presentar sus contestaciones;
3º la advertencia de que a falta de entrega en dicho plazo el bien podrá ser aprehendido a su costo.
4º la indicación de que las contestaciones podrán ser llevadas ante el tribunal de primera instancia del lugar del domicilio del demandado en el acto. El mandamiento puede ser notificado en el mismo acto que la sentencia.
Art. 1254.- En ausencia de una oposición en el plazo de cinco días, el requeriente puede hacer aprehender el bien por alguacil competente quien una vez hecha la actuación lo entregará en manos del persiguiente.
Art. 1255.- Si ha habido oposición, la sentencia que la decide favorablemente es ejecutoria no obstante cualquier recurso y en base a ella el bien podrá ser aprehendido.
Art. 1256.- La aprehensión será hecha por acto de alguacil y contendrá además de las menciones comunes a éste: 1º la mención del título en virtud del cual se realizará; 2º la mención de si la persona obligada a la entrega o restitución está presente o no; 3º la descripción del bien aprehendido en forma tal que no pueda ser confundido con ningún otro de la misma naturaleza; 4º el lugar donde va a ser transportado el bien; 5º el tribunal por ante el cual podrá ser llevada cualquier reclamación relativa a dicho bien.
Art. 1257.- Una vez aprehendido el bien será entregado al persiguiente, sin perjuicio de las consecuencias derivadas de su revocación posterior.
Art. 1258.- Los bienes muebles corporales que pueden ser aprehendidos, también podrán ser convertidos en indisponibles antes de cualquier aprehensión, mediante un embargo en reivindicación, conforme a las disposiciones que se indican bajo el capítulo "DEL EMBARGO EN REIVINDICACIÓN".
CAPITULO VIII
DEL EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHOS INCORPORALES
Art. 1259.- Todo acreedor provisto de un título ejecutorio constatando un crédito líquido y exigible puede hacer proceder al embargo y a la venta de los derechos de los socios, los valores mobiliarios incorporales de que es titular el deudor, así como de los demás derechos incorporales, distintos a los créditos de sumas de dinero, de que su deudor es titular. De la misma manera, el acreedor que ha hecho validar un embargo conservatorio de los derechos enunciados puede hacer proceder a la venta de éstos.
Art. 1260.- El embargo será trabado en manos de las personas o entidades indicadas a propósito del Embargo Conservatorio de Derechos Incorporales y será precedido de un mandamiento de pago en la forma y plazo del EMBARGO EJECUTIVO DE DERECHO COMÚN.
Art. 1261.- El acta de embargo ejecutivo de estos derechos contendrá:
1º el nombre, apellido y domicilio del deudor o, si se trata de una persona jurídica, su nombre y su domicilio social; 2º la descripción del título ejecutorio en virtud del cual se realizará el embargo; 3º el detalle de las sumas reclamadas, separado en principal, gastos e intereses vencidos, así como la indicación de la tasa de los intereses; 4º la indicación de que el embargo hace indisponibles los derechos pecuniarios vinculados a la totalidad de las partes o valores mobiliarios de que es titular el deudor o el garante; 5º la intimación de que debe dar a conocer la existencia de eventuales pignoraciones o embargos; 6º descripción de los derechos embargados.
Art. 1262.- La notificación al deudor de un acto de conversión de embargo conservatorio a ejecutivo de los derechos enunciados, contendrá, a pena de nulidad:
1º la descripción del acta de embargo conservatorio validado; 2º la enunciación del título ejecutorio; 3º el desglose, por separado, de las sumas a pagar, en principal, gastos e intereses vencidos así como la indicación de la tasa de los intereses; 4º un mandamiento a pagar dicha suma con la advertencia de que de lo contrario se procederá a la venta de los bienes embargados; 5º la indicación, en caracteres muy visibles, de que el deudor dispone de un mes de plazo para proceder a la venta amigable o que de lo contrario se procederá a la venta forzosa.
Art. 1263.- Se notificará al tercero embargado una copia del acto de conversión.
Art. 1264.- La venta forzosa se realizará a solicitud del acreedor persiguiente a presentación de una certificación del secretario del tribunal, en la que conste que ninguna impugnación ha sido formulada en el mes siguiente a la denuncia del embargo o, si fuere el caso, de una sentencia desestimando la impugnación presentada por el deudor.
Art. 1265.- En caso de varios embargos, el producto de la venta se distribuye entre los acreedores que trabaron embargos antes de la venta.
Sin embargo, si se practicó un embargo conservatorio antes del embargo que condujo a la venta, el acreedor participa en la distribución del precio pero las sumas que le correspondieren se consignarán en la Dirección General de Impuestos Internos o en una institución bancaria autorizada hasta tanto haya obtenido un título ejecutorio.
Art. 1266.- El deudor puede, durante el mes que sigue a la notificación que se le hizo, dar la orden de vender los valores mobiliarios embargados. El producto de la venta es indisponible entre las manos del intermediario habilitado por estar afectado especialmente al pago del acreedor persiguiente.
Si las sumas provenientes de la venta son suficientes para pagar al o a los acreedores, la indisponibilidad cesa para el excedente de los valores mobiliarios embargados.
Art. 1267.- Hasta la realización de la venta forzosa, el deudor puede indicar al tercero embargado el orden en el cual los valores mobiliarios serán vendidos. A falta de esta indicación, ninguna impugnación respecto a la elección de estos valores mobiliarios será admisible.
Art. 1268.- A falta de venta amigable, la venta forzosa se hará en pública subasta, en un plazo no menor de veinte días, a partir del vencimiento del plazo concedido para la venta amigable.
 
 
Art. 1269.- A los fines de venta en pública subasta se depositará en la Secretaria del Tribunal de primera instancia de la jurisdicción donde se encuentra ubicada la entidad emisora del título que contendrá los derechos embargados, un pliego de condiciones firmado por abogado constituido, quince días por lo menos antes de la fecha de la venta.
Art. 1270.- El pliego de condiciones redactado para la venta contendrá: 1º designación de la persona o entidad emisora de los títulos o derechos puestos en venta 2º si la entidad emisora de los títulos fuere una compañía, sus estatutos; 3º descripción de los derechos puestos en venta y de su valor si lo tuviere; 4o monto del crédito del embargante, en principal y accesorios; 5º precio de primera puja; 6º garantías que deberá ofrecer todo subastador, la cual no deberá ser menor del 10% del precio de primera puja y que será depositada en la secretaria del tribunal por ante el cual se llevará a cabo la venta; 7º precio que deberá ofrecer el persiguiente para hacerse adjudicatario en caso de que no hubiere subastador.
Los convenios que instituyen un acuerdo o que crean un derecho de preferencia en beneficio de los socios sólo se oponen al adjudicatario si constan en el pliego de condiciones.
Art. 1271.- Se notificará una copia del pliego de condiciones a la entidad emisora de los títulos puestos en venta y al deudor. Si la entidad emisora fuere una compañía, ésta lo denunciará a los socios. El acreedor, no obstante, puede requerir a la compañía la identificación, con nombre y domicilio, de los demás accionistas. Obtenida positivamente la respuesta, el acreedor persiguiente notificará el pliego de condiciones a los socios identificados.
A más tardar al día siguiente al depósito del pliego de condiciones, se notificará dicho plazo a los demás acreedores oponentes, si lo hubiere.
Art. 1272.- Los acreedores notificados y cualquier persona con interés legíimo podrán hacer las observaciones sobre el contenido del pliego de condiciones ante la jurisdicción encargada de la venta. Estas observaciones no serán admisibles sino cinco días antes de la venta.
Las observaciones serán llevadas por ante la jurisdicción competente por citación a la parte interesada a fecha fija, con indicación de los motivos. Serán juzgadas un día, a más tardar antes de la venta y la decisión rendida a más tardar el día fijado para la subasta. La decisión que interviniere en el caso no será susceptible de ningún recurso.
Art. 1273.- La publicidad con la indicación del día, la hora y el lugar de la venta se hará por la prensa y, en caso de necesidad, por edictos.
Esta publicidad se realizará, como mínimo ocho días antes del día fijado para la venta.
El deudor, la compañía y, si procediere, los demás acreedores oponentes son informados de la fecha de la venta por vía de notificación.
Art. 1274.- Una vez realizada la venta todas las oposiciones quedan extinguidas y los oponentes sólo son admitidos a hacer valer sus derechos sobre el precio de la venta, a condición de que las hayan hecho antes de la misma.
CAPITULO IX
EL EMBARGO RETENTIVO ATRIBUTIVO
Art. 1275.- Un acreedor en posesión de un título ejecutorio que constata un crédito liquido y exigible puede hacer proceder a un embargo entre las manos de cualquier persona que, en el día del embargo, tiene una obligación de suma de dinero con su deudor.
Art. 1276.- Todo acto de embargo retentivo contendrá, a pena de nulidad: 1º las menciones comunes a todo acto de alguacil; 2º la indicación del nombre, apellido y del domicilio del deudor o, si se trata de una persona jurídica, su nombre, el de quien la representa y el domicilio social; 3º la descripción del título ejecutorio en virtud del cual se ejecuta el embargo, el cual se anexará al acto de embargo; 4º el detalle de las sumas reclamadas separado en principal e intereses vencidos y de los intereses periódicos que devenga la suma; 5º la indicación de que el tercero embargado tiene una obligación personal con el acreedor embargante y que se le prohibe disponer de las sumas reclamadas en los límites de lo que debe al deudor embargado; 6º la hora en que fue notificado; 7º la elección de domicilio en el lugar en donde resida el tercero embargado, si el ejecutante no habitare en la misma jurisdicción.
Art. 1277.- Toda persona interesada puede solicitar que las sumas embargadas sean consignadas en manos de un depositario designado. A falta de un acuerdo amigable, el depositario será designado por el juez competente por simple instancia de la persona interesada.
La entrega de los fondos al depositario detiene el curso de los intereses debidos por el tercero embargado conforme al acto constitutivo de la deuda de dicho tercero frente al deudor embargado.
Art. 1278.- En el plazo de ocho días, a pena de caducidad, el embargo será denunciado al deudor por acto de alguacil. Esta acto contendrá, a pena de nulidad:
1º Una copia del acta de embargo; 2º en caracteres muy visibles, la indicación de que las impugnaciones deben hacerse, a pena de inadmisibilidad, en el plazo de un mes a partir de la notificación del acto así como la fecha en que vence dicho plazo; 3º la designación de la jurisdicción por ante la cual pueden hacerse las impugnaciones.
El acta recordará al deudor que puede autorizar al acreedor por escrito a que se haga entregar sin dilación por el tercero embargado las sumas que se le adeuda.
Art. 1279.- El acta de embargo retentivo trabado con un título ejecutorio sobre suma de dinero conlleva, hasta la concurrencia de las sumas por las cuales es trabado, atribución inmediata en provecho del embargante del crédito embargado disponible entre las manos del tercero, así como de todos sus accesorios. El convierte al tercero personalmente deudor de las causas del embargo en el límite de su obligación frente al deudor embargado.
Art. 1280.- La notificación ulterior de otros embargos o de cualquier otra medida, inclusive proveniente de acreedores privilegiados, así como la intervención posterior de una decisión relativa a la apertura de un procedimiento de rehabilitación de la empresa, de una liquidación judicial, o un acuerdo entre acreedores del cual no haya participado el embargante, no constituyen obstáculos a esta atribución.
Art. 1281.- El embargo conlleva de pleno derecho consignación de las sumas indisponibles en manos del tercero embargado y confiere al acreedor el derecho de hacerse pagar sobre el crédito sobre el cual es trabado, con privilegio y preferencia de los otros acreedores.
Art. 1282.- Cuando el embargo es practicado entre las manos de un establecimiento habilitado por la ley a tener cuentas de depósito, el establecimiento está obligado a declarar, en el plazo de cinco días previsto en el artículo siguiente, el saldo de las cuentas del deudor al día del embargo, conforme a lo que se dispone en los dos artículos que siguen.
Art. 1283.- La declaración del tercero embargado indicará la naturaleza de la o de las cuentas del deudor así como su saldo al día del embargo.
Art. 1284.- En el mismo plazo de cinco días laborables que sigan al embargo y durante el cual las sumas depositadas en la cuenta embargada quedan indisponibles, el saldo puede ser afectado en beneficio o en perjuicio del embargante por las operaciones siguientes, si es probado que el depósito es anterior al embargo:
1º al crédito: las remesas, en vista de ingreso en caja, de cheques o de efectos de comercio no llevados todavía a la cuenta;
2º al débito: la imputación de cheques depositados para su ingreso en caja o llevados al crédito de la cuenta y no pagados; las retenciones por chequeras hechas anteriormente al embargo y los pagos por carta de crédito, cuando son efectivamente acreditados con anterioridad al embargo;
3º Por derogación a las disposiciones previstas en el segundo párrafo de este artículo, los efectos de comercio entregados para descuentos y no pagados a su presentación o a su vencimiento, cuando la presentación es posterior al embargo, pueden ser devueltos en el plazo de un mes que sigue al embargo;
4º El saldo del crédito embargado no es afectado por las eventuales operaciones de débito y de crédito descritas, sino en la medida en que su resultado acumulado es negativo y superior a las sumas afectadas por el embargo al día de su pago;
5º En caso de disminución de las sumas devenidas en indisponibles, el establecimiento debe suministrar un estado de todas las operaciones que han afectado las cuentas luego del día del embargo, inclusive.
Art. 1285.- El tercero embargado está obligado igualmente a declarar al acreedor la extensión de sus obligaciones frente al deudor, así como las modalidades que puedan afectarlas y, si hay lugar, las cesiones de créditos, delegaciones o embargos anteriores.
Art. 1286.- El tercero embargado que, sin motivo legítimo, no hace su declaración o no suministra las informaciones establecidas, será condenado a solicitud del acreedor embargante a pagar las sumas adeudadas a éste, sin perjuicio del recurso que dicho tercero pudiere presentar contra el deudor embargado.
También podrá ser condenado el tercero embargado a indemnizaciones por daños y perjuicios en caso de negligencia culpable o de declaración inexacta o mentirosa.
Art. 1287.- Toda contestación relativa al embargo puede ser hecha en un plazo de un mes a partir de la denuncia del embargo al deudor embargado. En ausencia de contestación, el acreedor embargante requerirá al tercero embargado el pago del crédito que le ha sido atribuido por el acto de embargo.
Art. 1288.- El tercero embargado procederá al pago a presentación de un certificado que pruebe que el título no ha sido objeto de ninguna impugnación en el mes siguiente a la denuncia del embargo.
El pago podrá efectuarse antes del vencimiento de dicho plazo si el deudor embargado ha declarado que no impugna el embargo. Esta declaración debe constar por escrito.
Art. 1289.- Quien reciba el pago expedirá un recibo al tercero embargado e informará de ello al deudor embargado. En los límites de las sumas pagadas, este pago pone fin a la obligación del deudor embargado y a la del tercero embargado.
Art. 1290.- El acreedor embargante que no ha sido pagado por el tercero embargado conserva sus derechos contra el deudor embargado.
Sin embargo, si esta falta de pago es atribuible a la negligencia del acreedor, este embargante, pierde sus derechos hasta el monto adeudado por el tercero embargado.
Art. 1291.- En caso de negación de pago por el tercero embargado de las sumas que reconoció deber o de las que se le juzgó deudor, la impugnación se hará ante el juez de Primera Instancia del domicilio del tercero embargado, que podrá expedir un título ejecutorio contra éste.
Art. 1292.- Siempre, el deudor embargado que no haya presentado contestación en el plazo prescrito puede demandar la repetición de lo pagado indebidamente de quien haya recibido el pago por parte del tercero, ante el juez competente y a sus costos.
Art. 1293.- Después de la notificación a las partes en litigio de la decisión que desestima la impugnación, el tercero embargado pagará al acreedor embargante a presentación de dicha decisión.
Art. 1294.- En caso de contestación en el plazo de un mes, el pago es diferido hasta que el juez haya dictado sentencia con fuerza ejecutoria; salvo si el mismo juez, provisionalmente y en atribuciones de referimientos, autorizare el pago por la suma que él determine.
Art. 1295.- Si el deudor embargado es titular de cuentas diferentes, el pago se realizará retirando en prioridad los fondos disponibles a la vista, a menos que el deudor embargado indique que el pago se efectúe de otra manera.
Art. 1296.- En todo caso el acreedor embargante que recibe el pago expedirá un recibo que contendrá todos los detalles del mismo.
Art. 1297.- Las situaciones no previstas en este capítulo serán suplidas por las del embargo retentivo a título conservatorio.
CAPITULO X
DEL EMBARGO DE LAS RENTAS CONSTITUIDAS
EN CABEZA DE PARTICULARES
Art. 1298.- Sólo en virtud de un título ejecutorio, podrá efectuarse el embargo de una renta constituida a perpetuidad o vitalicia mediante un capital determinado o proveniente del precio de la venta de un inmueble, o de la cesión de valores inmobiliarios, o a cualquier otro título oneroso o gratuito. A este embargo precederá un mandamiento de pago, hecho a la persona o en el domicilio de la parte obligada o condenada tres días por lo menos, antes del embargo, y que contenga notificación del título, si antes no le hubiere sido notificado.
Art. 1299.- Se embargará la renta en manos de quien la debe por acto que contenga, además de las formalidades comunes a los actos de alguacil, la enunciación del título constitutivo de la renta, de su cuantía, de su capital, si alguno hubiere, y del título de crédito del ejecutante; los nombres, apellidos, profesión y residencia de la parte a quien se embarga; elección de domicilio en el estudio de un abogado y un emplazamiento en declaración al tercero embargado para ante el tribunal en que se persiga la venta.
Art. 1300.- Se observará por el deudor de la renta las disposiciones contenidas en los artículos 1282, 1283, y 1285, relativas al embargo retentivo atributivo en cuanto a las formalidades que debe llenar el tercero a quien se embarga. En caso de que el deudor no haga su declaración, o la haga tarde, o no aduzca las justificaciones ordenadas, se le podrá condenar, según los casos, a pagar la renta por falta de haber justificado su liberación, o a los daños y perjuicios que resulten, ya por su silencio, ya por el retardo en hacer su declaración, o bien por el procedimiento a que hubiere dado lugar.
Art. 1301.- El embargo en manos de personas que no residan en el territorio de la República, no tendrá fuerza legal, ni los tribunales dominicanos serán competentes para conocer su validez.
Art. 1302.- El acto de embargo equivaldrá siempre al embargo retentivo atributivo de los créditos vencidos o por vencer hasta la distribución.
Art. 1303.- En los tres días del embargo, contándose uno por cada treinta kilómetros o fracción mayor de quince kilómetros de distancia entre el domicilio del deudor de la renta y el del ejecutante, e igual plazo en razón de la distancia entre el domicilio de este último y el de la parte embargada, el ejecutante estará obligado a denunciarlo a ésta, y a notificarle el día de la publicación del pliego de condiciones.
Art. 1304.- Diez días por lo menos, y quince a lo más, después de denunciarse a la parte embargada, y contándose los plazos de las distancias, tal como se prescribe en el artículo precedente, el ejecutante depositará en la secretaría del tribunal por ante el que se persigue la venta, el pliego de condiciones que contendrá los nombres, apellidos, profesión y domicilio del persiguiente, de la parte embargada y del deudor de la renta, la naturaleza de ésta, su cuantía, la del capital, si lo hubiere, la fecha y la enunciación del título en cuya virtud está constituida, la enunciación de la inscripción, si el título contiene hipoteca, y si ésta se ha inscrito para seguridad de la renta; los nombres, apellidos, y domicilio del abogado de la parte persiguiente, las condiciones de la adjudicación y el precio puesto para ésta, con indicación del día de la publicación del pliego de condiciones.
Art. 1305.- Diez días a lo menos, y veinte a más tardar, después del depósito del pliego de condiciones en la secretaría, se leerá y publicará éste en la hora el día indicado, debiendo el tribunal dar constancia de ello a la parte persiguiente.
Art. 1306.- El tribunal fallará inmediatamente sobre los reparos y observaciones que se hayan hecho e insertado en el pliego de condiciones, y fijará el día y la hora en que él deba proceder a la adjudicación; debiendo ser de diez días a lo menos, y de veinte a más tardar, el plazo que medie entre ambos procedimientos. La sentencia se insertará inmediatamente después de la postura de precio, hecha por el ejecutante, o de los reparos de las partes.
Art. 1307.- Después de la publicación del pliego de condiciones y ocho días por lo menos antes de la adjudicación, un extracto de este pliego, que contendrá la indicación del día de la adjudicación, las formalidades enunciadas en cuanto al depósito del pliego de condiciones y el contenido de este, se fijará en los lugares siguientes: 1o. en la puerta del domicilio del embargado; 2o. en la del domicilio del deudor de la renta; 3o. en la puerta del tribunal; y 4o. en la puerta principal del ayuntamiento de la jurisdicción en que se persiga la venta.
Art. 1308.- Se insertará igual extracto y en el mismo término en un periódico de la localidad, si lo hubiere.
Art. 1309.- La fijación de los edictos y la inserción de los anuncios se justificará en la forma y lugares previstos para el Embargo Ejecutivo de Derecho Común.
Art. 1310.- Se observarán para la adjudicación de las rentas, las mismas reglas y formalidades que para la subasta prescribe este código en el título del embargo inmobiliario.
Art. 1311.- Si el adjudicatario no cumple las cláusulas de la adjudicación, se venderá la renta en subasta, a cargo de pagar él la diferencia por exceso en el precio nuevamente obtenido, debiéndose proceder para ello, conforme a lo dispuesto en el título del embargo inmobiliario para la falsa subasta. Sin embargo, será de diez días como mínimo y quince como máximo y, el plazo entre los nuevos edictos y la adjudicación, precediendo cinco días por lo menos al de la nueva adjudicación, la notificación que debe hacerse al abogado del adjudicatario y a la parte embargada en el domicilio de su abogado, y si careciere de abogado, en su propio domicilio.
Art. 1312.- La parte a quien se embarga estará obligada a proponer sus medios de nulidad contra el procedimiento anterior a la publicación del pliego de condiciones, un día por lo menos antes del fijado para ésta; y contra el procedimiento posterior un día por lo menos antes de la adjudicación; todo a pena de caducidad. El tribunal fallará, en virtud de un auto; y si se rechazan los medios, se procederá inmediatamente, ya sea a la publicación del pliego de condiciones o bien a la adjudicación.
Art. 1313.- No estará sujeta a oposición ninguna sentencia en defecto en materia de embargo de rentas constituidas sobre particulares. La apelación de las sentencias que recaigan sobre los medios de nulidad, ya sea en el fondo o en la forma, o sobre otros incidentes y que se refieran al procedimiento anterior a la publicación del pliego de condiciones, se considerará como no interpuesta, cuando lo haya sido después de los ocho días, contados desde la notificación al abogado, si lo ha habido, y si no, a contar de la notificación a persona o en el domicilio real o electo; y la parte embargada no podrá en la apelación aducir otros medios distintos a los que haya presentado en primera instancia.
Art. 1314.- El acto de apelación se notificará en el domicilio del abogado y si no lo hubiere, en el domicilio real o electo del intimado, notificándose al mismo tiempo al secretario del tribunal, quien lo visará. En el acto de apelación se deben enunciar los agravios contra la sentencia.
Art. 1315.- No se podrá impugnar por la vía de la apelación: 1o. las sentencias que, sin decidir sobre los incidentes, hagan constar la publicación del pliego de condiciones, o pronuncien la adjudicación; 2o. las que fallen sobre las nulidades posteriores a la publicación del pliego de condiciones.
Art. 1316.- En caso de concurrencia de varios embargos regirán las disposiciones relativas al EMBARGO RETENTIVO ATRIBUTIVO.
Art. 1317.- La distribución del precio se hará de la manera indicada en el título de la Distribución A Prorrata, en caso de embargos de la misma hora y fecha.
Las formalidades prescritas por los artículos 1298, 1299, 1301, 1303, 1304, 1305, 1306, 1307, 1308 y 1313 se observarán a pena de nulidad.
CAPITULO XI
DEL EMBARGO INMOBILIARIO
SECCIÓN I
DE LAS DISPOSICIONES GENERALES
Art. 1318.- Al embargo inmobiliario debe preceder un mandamiento de pago, hecho a la persona del deudor o en su domicilio, insertándose copia del título en cuya virtud se procede al embargo.
Contendrá dicho mandamiento las enunciaciones comunes a los actos de alguacil; elección del domicilio en la ciudad donde esté establecido el tribunal que debe conocer del embargo, si el acreedor no lo tiene allí; y advertencia de que, a falta de pago, se procederá al embargo de los inmuebles del deudor. Contendrá igualmente dicho mandamiento de pago:
La indicación de los inmuebles objetos de la medida en los términos siguientes: Si es una casa, la provincia o el distrito, el municipio, la calle, el número, si lo hubiere, de no haberlo, dos por lo menos de los linderos. Si son bienes rurales, la designación de los edificios que hubiere y la naturaleza, el contenido aproximado de cada parcela o subdivisión del predio; el nombre del colono o arrendatario, si hubiere alguno; la provincia o el distrito y el municipio en donde los bienes radiquen. Si se trata de un terreno registrado, el número del certificado de título, la indicación del distrito, del número o la letra catastrales, la parcela o la manzana y el número de solar;
La indicación del tribunal que haya de conocer del embargo;
La constitución de abogado, con expresión del estudio del mismo, permanente o ad hoc, en la ciudad donde tenga su asiento el tribunal llamado a conocer del embargo, y el número de teléfono, si lo tiene, estudio en el que se considerará haber elegido domicilio el persiguiente;
Descripción del poder especial otorgado al abogado apoderado para el embargo, insertándose copia del mismo al mandamiento de pago.
8) 8) 8)
Art. 1319.- No podrá procederse al embargo inmobiliario sino treinta días después de la notificación del mandamiento de pago; y en caso de que el acreedor dejare transcurrir más de noventa días sin proceder al embargo estará obligado a reiterar el mandamiento en la forma y los plazos antedichos.
Art. 1320.- El plazo de noventa días se computará a partir del vencimiento de los treinta días indicados para el mandamiento de pago.
Art. 1321.- Denunciado dicho mandamiento de pago al conservador de hipotecas o al registrador de títulos de la jurisdicción del inmueble, estos funcionarios harán mención del mismo en los registros correspondientes. Dicha denuncia hace nulo respecto al persiguiente todo acto que limite los derechos registrados y coloca al persiguiente en el rango correspondiente para el cobro de su crédito.
Art. 1322.- Se procederá al registro del mandamiento de pago en las oficinas del Registro Civil, sin necesidad de ninguna otra formalidad.
Art. 1323.- Dentro de los veinte días, a partir del vencimiento del plazo del mandamiento de pago, si se trata de inmuebles no registrados, este mandamiento se transcribirá en la Conservaduría de Hipotecas del distrito judicial donde radiquen los inmuebles objeto de la medida. Si se tratare de bienes situados en más de un distrito judicial, cada transcripción deberá efectuarse dentro de los cinco días que sigan a la fecha en que se ultime la transcripción anterior; a este efecto, el Conservador de Hipotecas hará constar en la anotación de transcripción la fecha indicada.
Si se tratare de terrenos o derechos registrados se procederá a su inscripción en la Oficina del Registrador de Títulos, de acuerdo con la Ley de Registro de Tierras.
Art. 1324.- En caso que hubiere habido embargo precedente, el conservador de hipotecas o el registrador de títulos no transcribirán o inscribirán el nuevo embargo y harán constar la negativa al margen de éste, enunciando la fecha del embargo anterior, los nombres, apellidos, domicilios y profesiones del persiguiente y del embargado, e indicando el tribunal que conocerá del asunto, los nombres y apellidos del abogado del persiguiente y la fecha de la transcripción o de la inscripción.
Art. 1325.- Dentro de los cinco días de la transcripción o inscripción del embargo, el persiguiente estará obligado a hacer levantar acta acerca de las condiciones y la ocupación del inmueble objeto de embargo.
Art. 1326.- Si no estuviere dado en inquilinato o en arrendamiento el inmueble embargado, aquel contra quien se procede quedará en posesión de él hasta la venta, en calidad de secuestrario, a menos que, a petición de uno o varios acreedores se ordenare de otro modo por el tribunal de primera instancia siguiendo el procedimiento de los referimientos.
Podrán, sin embargo, los acreedores, previa autorización acordada por auto del juez, dado en referimiento, hacer que se proceda a cortar y vender, en parte o totalmente los frutos aun no cosechados. Este auto indicará la fecha en que se procederá a la venta.
Estos frutos se venderán en subasta o de cualquier otro modo autorizado por el tribunal de primera instancia en el plazo que se hubiere fijado y su producto se depositará en la Dirección General de Impuestos Internos o en una entidad bancaria.
Art. 1327.- Los frutos naturales o industriales recogidos con posterioridad a la transcripción o inscripción del embargo, o el precio proveniente de ellos, tendrán el carácter de inmuebles para distribuirse junto con el precio del inmueble en el orden establecido por la ley.
Art. 1328.- El embargado no podrá proceder al corte de maderas, ni menoscabar la finca bajo pena de indemnizaciones por daños y perjuicios y de las sanciones que establecen las leyes.
Art. 1329.- A petición de cualquier acreedor o del persiguiente se declararán nulos los contratos de inquilinato o arrendamiento o de anticresis, o de cualquier naturaleza que limiten el derecho de propiedad, hayan adquirido o no fecha cierta, si hubiesen sido hechos o registrados o transcritos con posterioridad a la constitución de la hipoteca sin el consentimiento de los acreedores hipotecarios cuando excedieren del tiempo de la hipoteca, si fuere convencional, o de un año, a contar de la inscripción, si fuere legal o judicial. El consentimiento de los acreedores deberá constar en el mismo acto que contenga la mención de haber sido registrado o transcrito.
En el caso del privilegio del vendedor no pagado o del que ha suministrado el dinero para la adquisición de un inmueble se observará la misma regla establecida en el presente artículo para los casos de la hipoteca convencional y en los demás privilegios la establecida para los casos de hipoteca legal o judicial.
Art. 1330.- Los alquileres y arrendamientos se considerarán como inmuebles, desde el momento de la transcripción o inscripción del embargo, para distribuirse junto con el precio del inmueble en el orden legal. Un simple acto de oposición hecho a pedimento del persiguiente o de cualquier otro acreedor equivaldrá al embargo retentivo en manos de los arrendatarios e inquilinos, quienes no se podrán liberar sino en ejecución del mandamiento de colocación o por el depósito del importe de los arrendamientos o alquileres en la oficina del Banco Agrícola de la República Dominicana, correspondiente a la jurisdicción de la ubicación del inmueble. Este depósito se efectuará a requerimiento de ellos mismos, mediante simple intimación de los acreedores.
A falta de oposición serán válidos los pagos hechos al deudor y éste quedará responsable, como secuestrario judicial de las sumas que hubiere recibido.
Art. 1331.- Dentro de los veinte días que siguieren a la fecha de la transcripción o inscripción, el persiguiente depositará en la secretaría del tribunal que debe proceder a la venta el pliego de condiciones por el cual se regirá la adjudicación. Este pliego contendrá: 1ro. La enunciación del título en virtud del cual se procedió al embargo y de los actos que le precedieron, así como la enunciación de los demás actos o sentencias que le sucedieron; 2do. La designación de los inmuebles embargados tal como se haya insertado en el acta de embargo; 3ro. Las condiciones de la venta; 4to. Ofrecimiento de un precio por el persiguiente; 5to. Una certificación expedida por el funcionario correspondiente de la relación de las inscripciones que hubiere sobre los inmuebles embargados.
El persiguiente podrá establecer también en el pliego de condiciones que todo licitador deberá depositar previamente en la secretaría del tribunal una garantía en efectivo o en cheques certificados de una institución bancaria domiciliada en la República, no pudiendo ser menor dicha garantía del diez por ciento de la primera puja, salvo que se hubiere convenido mayor suma entre el persiguiente y el deudor.
Art. 1332.- Dentro de los ocho días del depósito del pliego de condiciones el abogado del persiguiente notificará el depósito tanto a la parte embargada como a los acreedores inscritos y les notificará asimismo el día que fijare el juez para la venta.
Entre los acreedores inscritos a que se refiere el párrafo anterior se incluyen a los que lo fueren a causa de hipotecas legales.
Los acreedores y la parte embargada pueden oponerse a alguna de las cláusulas del pliego de condiciones, inclusive a las relativas al precio de la primera puja fijado por el persiguiente, en escrito presentado diez días antes por lo menos del fijado para la venta. Este escrito será notificado por el oponente a las otras partes en el embargo con intimación a comparecer en un plazo no menor de dos días a la audiencia que celebre el tribunal de primera instancia para la venta, el cual fallará, sin necesidad de oír al fiscal, a más tardar el día designado para la venta. Este fallo no estará sujeto a ningún recurso. La decisión que interviniere con relación a los reparos será consignada en el pliego de condiciones.
Ninguna oposición se podrá hacer, sin embargo, en cuanto al precio que ofreciere el persiguiente.
El deudor embargado o cualquier acreedor inscrito podrá pedir, y el tribunal deberá ordenar, antes de la venta, siempre que no lo hubiere hecho el persiguiente, que todo licitador preste previamente la garantía a que se refiere al artículo anterior.
Art. 1333.- Si entre los acreedores inscritos se encontrare el vendedor del inmueble embargado se hará la intimación a este acreedor, a falta de domicilio elegido por él, en su domicilio real siempre que lo tuviere en el territorio dominicano. Esta intimación contendrá la cláusula de que, a falta de formular su demanda en resolución y notificarla en la secretaría antes de la adjudicación, perderá definitivamente, con respecto al adjudicatario, el derecho de hacerla pronunciar.
Art. 1334.- Desde el día de esta notificación no se podrá ya cancelar el embargo, sino con el consentimiento de los acreedores inscritos o en virtud de sentencias pronunciadas contra ellos.
Art. 1335.- Veinte días por lo menos antes de la adjudicación, el abogado del persiguiente hará insertar en uno de los periódicos de circulación nacional un extracto firmado por él, y que contendrá: 1º la fecha del mandamiento de pago y la de su transcripción o inscripción; 2º los nombres, profesión, domicilio o residencia del embargado y del persiguiente; 3º la designación de los inmuebles, tal como se hubiere insertado en el acto de mandamiento de pago; 4º el precio de la primera puja fijado por el persiguiente para la adjudicación; 5to. la indicación del tribunal y la del día y la hora en que la adjudicación tendrá efecto; 6to. una mención de la garantía que se haya estipulado para poder ser licitador.
Todos los anuncios judiciales relativos al embargo se insertarán en los mismos periódicos.
Art. 1336.- La parte que tenga interés en que se dé mayor publicidad a la venta lo hará a sus expensas diez días antes de la venta.
Art. 1337.- La justificación de haberse verificado las inserciones se hará por medio de un ejemplar del periódico que contenga el extracto de que tratan los artículos precedentes.
Art. 1338.- Un extracto igual al publicado en el periódico se fijará por ministerio de alguacil en la puerta del tribunal en el cual se llevará a cabo la adjudicación.
Art. 1339.- Las costas del procedimiento hasta llegar a la venta serán aprobadas por el juez antes de la adjudicación y se agregarán al precio de ésta. El monto se anunciará al iniciarse la subasta.
Art. 1340.- El día indicado para la adjudicación se procederá a la lectura del pliego de condiciones y luego a la venta, a pedimento del persiguiente o, a falta de éste, de algún acreedor inscrito.
Art. 1341.- Se podrá, a petición de parte interesada, aplazar por quince días solamente la adjudicación, por causas graves debidamente justificadas.
La petición se hará en esa misma audiencia y será resuelta inmediatamente sin oír al fiscal. En el caso de que se acordare, se fijará la fecha y se indicarán las veces que debe publicarse el nuevo anuncio. Cuando el aplazamiento fuere solicitado por el persiguiente será concedido.
Art. 1342.- La decisión que acordare o denegare el aplazamiento, no tendrá que ser motivada, ni registrada, ni notificada, ni estará sujeta a ningún recurso ordinario o extraordinario. Será ejecutoria en el acto y no tendrá condenación en costas.
Art. 1343.- En este caso, se anunciará nuevamente la adjudicación ocho días antes por lo menos del día fijado por el juez.
No se necesitará, sin embargo, en cuanto a la publicación, sino expresar que la subasta conforme a los avisos ya publicados ha sido aplazada para tener efecto en la fecha nuevamente indicada. Este aviso será firmado por el abogado del persiguiente.
Art. 1344.- Las pujas se harán por ministerio de abogado y en audiencia pública.
Todo subastador está obligado a depositar en secretaría antes de iniciarse la subasta la garantía requerida por el pliego de condiciones, si éste hubiere estipulado alguna. No se cobrarán honorarios de ninguna clase por las sumas así depositadas.
Art. 1345.- No se podrá hacer la adjudicación sino después de haber transcurrido tres minutos de iniciada la subasta. En el caso de que no hubiere habido postura durante ese tiempo se declarará adjudicatario al mismo que persigue la venta, por el precio ofrecido en el pliego de condiciones. Si antes de transcurridos tres minutos se hicieren algunas pujas no se podrá efectuar la adjudicación sino después de haber transcurrido dos minutos sin nuevas pujas hechas en el intervalo.
Art. 1346.- El abogado que hubiere hecho la última postura estará obligado a declarar inmediatamente quién es el adjudicatario de los bienes y a presentar la aceptación cuando fuere un tercero el adjudicatario, o el poder de que esté provisto, el cual quedará anexo a la minuta de su declaración. Si no hiciere esta declaración en el tiempo indicado, o dejare de presentar el poder cuando fuere un tercero el adjudicatario, o en cualquier caso sea que fuere adjudicatario el abogado personalmente o un tercero, cuando se dejaren incumplidas las condiciones de la venta, el abogado que actúe en la adjudicación podrá ser sometido por el persiguiente o uno de los acreedores inscritos o la parte embargada a la acción disciplinaria de los órganos competentes y de la Suprema Corte de Justicia, y cuando se le pruebe que él sabía que no estaba en condiciones de satisfacer las obligaciones que establece el pliego de condiciones, o que conocía la insolvencia de su cliente para cumplir estas mismas obligaciones, se le considerará responsable de una pena disciplinaria de suspensión del ejercicio profesional por un tiempo que no excederá de cinco años ni será menos de uno, sin perjuicio de cualquier otra acción y de los procedimientos a que hubiere lugar, de conformidad con la ley.
Art. 1347.- Dentro de los ocho días siguientes al de la adjudicación cualquier persona podrá ofrecer, por ministerio de abogado, no menos de un veinte por ciento sobre el precio de la primera adjudicación y sobre este nuevo precio se procederá a subastar nuevamente el inmueble.
Art. 1348.- Para que esta nueva puja pueda ser aceptada es necesario depositar en la secretaría del tribunal, junto con la petición, la suma total ofrecida como nuevo precio, en efectivo o en cheque certificado de una institución bancaria domiciliada en la República y notificarlo en este mismo día tanto el adjudicatario como a los acreedores inscritos y al embargado.
No se cobrarán honorarios de ninguna especie por las sumas así depositadas.
En el caso de que el último postor en esta nueva subasta sea declarado falso subastador, la fianza que hubiere prestado, se aplicará en primer término a cubrir los gastos del procedimiento de ejecución y en segundo término a pagar los intereses adeudados al acreedor hipotecario.
Art. 1349.- Cumplidas estas formalidades, el juez dictará auto en el término de tres días, a contar de la fecha de la petición, indicando el día en que tendrá lugar la nueva adjudicación.
El secretario del tribunal hará conocer, por aviso publicado en la prensa, esa nueva fecha, que no podrá ser de más de quince días de aquel en que fue dictado el auto.
Se procederá en esta subasta como en la anterior, y en las mismas condiciones y exigencias establecidas.
A falta de subastadores, se declarará adjudicatario a quien hizo la puja ulterior.
En ningún caso habrá lugar a otra nueva puja.
Art. 1350.- No podrán hacerse posturas por los miembros del tribunal ante el cual se persigue el embargo ni por el embargado, a pena de nulidad de la adjudicación y de la puja ulterior y de daños y perjuicios. El abogado del persiguiente no podrá ser personalmente adjudicatario, ni hacer puja ulterior, a pena de nulidad de la adjudicación o de la nueva puja y de pago de daños y perjuicios en favor de todas las partes.
Art. 1351.- La sentencia de adjudicación será la copia del pliego de condiciones redactado en la forma establecida en esta misma sección, y ordenará al embargado abandonar la posesión de los bienes, tan pronto como se le notificare la sentencia, la cual será ejecutoria contra toda persona que estuviere ocupando a cualquier título que fuere los bienes adjudicados.
Art. 1352.- La sentencia de adjudicación no se entregará al adjudicatario sino a cargo de que presente al secretario la constancia de haber satisfecho el saldo de las costas ordinarias del procedimiento y la prueba de que ha cumplido las condiciones del pliego que sirvió de base a la adjudicación y que deban ejecutarse antes de la entrega. La constancia del pago y de los documentos justificativos quedarán anexos al original de la sentencia y se copiarán a renglón seguido de ésta. Si el adjudicatario dejare de hacer estas justificaciones, dentro de los diez días siguientes al de la adjudicación, se le apremiará por la vía de la falsa subasta, como se prescribe más adelante, sin perjuicio de las demás vías de derecho.
Art. 1353.- Los gastos del procedimiento se pagarán con privilegio del importe de la venta, cuando fueren extraordinarios, y así se hubiere ordenado por la sentencia de adjudicación.
Art. 1354.- Las disposiciones de los artículos 1318, 1319, y 1323, 1331, 1332, 1333, 1334, 1335, 1337, 1338, 1343, 1344, 1345, y 1346 deben ser observadas a pena de nulidad; pero ninguna nulidad podrá ser pronunciada en los casos en que, a juicio del tribunal no se le lesionare el derecho de defensa. La falta de notificación del embargo, la no transcripción del mismo, la omisión o falta de notificación de un acto, en los términos y en los plazos que determine la ley, se considerarán lesivos del derecho de defensa.
Cuando la falta u omisión fuere subsanada en tiempo oportuno o se considerare que no desnaturaliza ni interrumpe el procedimiento, éste puede continuar por auto del tribunal, dictado el mismo día en que se le sometiere a cuestión.
Art. 1355.- Sólo a la persona o en el domicilio de la parte embargada se notificará la sentencia de adjudicación, y de ella se debe hacer mención al margen de la transcripción del embargo, a diligencia del adjudicatario.
Art. 1356.- La adjudicación no transmite al adjudicatario más derechos a la propiedad, que los que tenía el embargado. No obstante, nadie podrá turbar al adjudicatario en el goce de la propiedad por una demanda en resolución, cuyo fundamento sea la falta de pago del importe de las antiguas enajenaciones, a menos que se hubiere notificado, antes de la adjudicación, en la secretaría del tribunal ante el que se ha procedido a la venta.
Si la demanda se ha notificado en tiempo oportuno, la adjudicación debe suspenderse, y el tribunal, a requerimiento del ejecutante o de cualquier acreedor inscrito, fijará el plazo en que esté obligado el vendedor a terminar la instancia en resolución. Podrá intervenir en esta instancia el ejecutante.
Si el plazo vence sin que la demanda en resolución haya sido definitivamente juzgada, se pasará a la adjudicación a menos que, por causas graves y debidamente justificadas, el tribunal hubiere acordado nuevo plazo para el fallo de la acción en resolución.
En el caso de que, por no haberse conformado el vendedor a las prescripciones del tribunal, la adjudicación hubiere tenido lugar antes del fallo de la demanda en resolución, no se perseguirá al adjudicatario en razón de los derechos correspondientes a los antiguos vendedores, quedando a éstos sus derechos a salvo para hacer valer sus títulos de crédito, si ha lugar, en el orden y la distribución del importe de adjudicación.
La sentencia de adjudicación debidamente transcrita, o inscrita cuando se trate de terrenos registrados, extinguirá todas las hipotecas de aquellos acreedores a quienes se haya notificado el pliego de condiciones y actos posteriores, y los acreedores no tendrán ya más acción que sobre el importe de la venta; siempre sin perjuicio de que el orden de los pagos se haga conforme al orden del registro de las inscripciones.
SECCIÓN II
DE LOS INCIDENTES DEL EMBARGO INMOBILIARIO
Art. 1357.- El Tribunal de Primera Instancia apoderado del embargo será el único competente para conocer de toda demanda que se establezca con motivo de un procedimiento de embargo inmobiliario o de un mandamiento de pago tendiente a ese fin, aun cuando se relacione esta demanda con la propiedad del inmueble cuya expropiación se persiga o con cualquier derecho susceptible de registrar, y aun cuando esté en proceso de saneamiento dicho inmueble; a la calidad de las partes; al crédito que le sirve de causa; a la inembargabilidad de los bienes perseguidos; a la validez o a la falsedad del título que le sirve de fundamento; y a las circunstancias de hecho y de derecho que impiden el embargo o a cualquier otro hecho relacionado con el embargo.
Se considera como no interpuesta toda demanda llevada por ante otro tribunal para entorpecer el procedimiento iniciado. El tribunal podrá ordenar su continuación por auto no susceptible de ningún recurso ordinario o extraordinario.
Art. 1358.- Toda demanda que se establezca incidentalmente, en el curso de un procedimiento de embargo inmobiliario, se formulará mediante simple acto de abogado a abogado que contenga los medios, las conclusiones, notificación del depósito de documentos en secretaría, si los hubiere, y llamamiento a audiencia a no más de ocho días francos ni menos de tres, todo a pena de nulidad. Esta demanda se intentará contra toda parte que careciere de abogado en causa por acto de emplazamiento, sin aumentarse el plazo en razón de la distancia. Además de todas las formalidades comunes a los emplazamientos, la citación indicará el día y la hora de la comparecencia y contendrá intimación de tomar comunicación de documentos en secretaría, si los hubiere; todo a pena de nulidad. Se instruirán y juzgarán estas demandas sumariamente, sin oír al fiscal. Si el demandado tuviere documentos que fuere a emplear, lo depositará en secretaría cuarenta y ocho horas a lo menos antes de la fijada para la audiencia y notificará igualmente antes de dichas cuarenta y ocho horas este depósito al demandante con intimación de tomar comunicación de aquéllos; en el caso de que estos documentos no fueren presentados, se continuará el procedimiento. No se concederá por el tribunal ningún plazo adicional para el examen de los documentos así depositados ni para depositar o producir escritos.
Art. 1359.- En el caso de que dos acreedores hubieren hecho inscribir dos embargos de bienes distintos, cuya venta se promueva ante el mismo tribunal, se acumularán ambos embargos, a requerimiento de la parte más diligente, y se continuarán por el primer ejecutante. La acumulación de acciones se ordenará, aunque uno de los embargos sea de mayor consideración que el otro; pero en ningún caso se podrá pedir después del depósito del pliego de condiciones; correspondiendo el procedimiento, si concurrieren ambas, al abogado portador del título más antiguo; y si los títulos son de la misma fecha, al abogado de más edad.
Art. 1360.- Si el segundo embargo presentado a la transcripción es de más importancia que el primero, se transcribirá por los inmuebles no comprendidos en el primero, y el segundo ejecutante estará obligado a denunciar el embargo al primero, quien continuará el procedimiento ejecutivo entre ambos, si se encuentran en el mismo estado. En caso contrario, lo suspenderá respecto al primero, y se continuará en lo relativo al segundo, hasta que éste llegue al mismo grado, acumulándose entonces ambos embargos para ser sometidos al mismo procedimiento ante el tribunal que conozca del primero.
Art. 1361.- Si el primer ejecutante que promueva la venta, no ha continuado el segundo embargo que se le denunció conforme al artículo anterior, podrá el segundo ejecutante demandar la subrogación por medio de un simple acto.
Art. 1362.- Se podrá pedir igualmente la subrogación en caso de que hubiere colusión, fraude o negligencia, bajo reserva, en los casos de colusión o fraude, del pago de daños y perjuicios a quien corresponda.
Hay negligencia, cuando quien ejecuta el embargo no ha llenado alguna formalidad, o no ha efectuado algún acto de procedimiento en los plazos prescritos.
Art. 1363.- Se condenará personalmente en costas a la parte que sucumba en la demanda en subrogación.
El ejecutante contra quien se pronuncie la subrogación, tendrá que entregar al subrogado las diligencias del procedimiento mediante recibo y no se abonarán las costas del procedimiento, sino después de la adjudicación, ya sean sacadas del importe de la venta, o por el adjudicatario. Si el ejecutante no entrega los documentos el subrogado podrá proseguir el procedimiento con las copias que obtuviere del tribunal o por cualquier otro medio.
Art. 1364.- Cuando se haya cancelado un embargo de inmuebles, el más diligente de los ejecutantes posteriores podrá continuar el procedimiento sobre su embargo, aunque éste no haya sido el primero presentado a la transcripción.
Art. 1365.- La demanda en distracción de la totalidad o de una parte de los bienes embargados se intentará contra el persiguiente y contra el embargado y se formulará también contra los acreedores inscritos en los domicilios elegidos en las facturas de inscripción.
Si el embargado no ha constituido abogado durante el procedimiento se aumentará el plazo para la comparecencia un día por cada veinte kilómetros de distancia entre su domicilio y el lugar en donde esté establecido el tribunal, sin que se pueda prorrogar este término en lo que concierne a la parte que se hallare domiciliada fuera del territorio de la República.
Art. 1366.- La demanda en distracción debe enunciar los títulos que la justifican, los cuales se depositarán en secretaría, y contendrá además la copia del acta de este depósito.
Cuando se tratare de embargo inmobiliario trabado por virtud de ejecución de una hipoteca convencional o de ejecución de un privilegio, el demandante en distracción deberá, además, depositar en secretaría una suma en efectivo o en un cheque certificado de una institución bancaria domiciliada en la República, que sea por lo menos de un valor igual a las dos quintas partes de aquella por la cual se lleva a cabo el embargo. Sin embargo, el tribunal podrá dispensar la prestación de esta fianza en los casos en que se estime que se trata de una demanda seria.
No se admitirán demandas en distracción cuando el embargo hubiere sido trabado sobre terrenos registrados o sus mejoras según la Ley de Registro de Tierras.
Art. 1367.- Siempre que la distracción pedida no sea sino de una parte de los inmuebles embargados, se continuará, no obstante esta demanda, el procedimiento para la adjudicación del exceso de los objetos embargados; pudiendo, empero, los jueces ordenar se suspenda en cuanto al todo, a pedimento de las partes interesadas. Si se ordenare la distracción parcial, el ejecutante podrá variar en el pliego de condiciones el precio puesto por él mismo para la adjudicación.
Art. 1368.- Los medios de nulidad, de forma o de fondo, contra el procedimiento de embargo, deberán ser propuestos, a pena de caducidad, diez días, a lo menos, antes del señalado para la venta. La demanda enunciará los documentos, si los hubiere, que el demandante deberá haber depositado previamente en la secretaría del tribunal y que no podrán ser desglosados antes de la audiencia; contendrá llamamiento a audiencia a un plazo no menos de tres días, ni mayor de cinco; la comunicación de los documentos del persiguiente del embargo tendrá efecto en la misma audiencia, todo a pena de nulidad.
Cuando por causa de circunstancias extraordinarias, que el tribunal estará obligado a justificar, no se hubiere dictado sentencia al día fijado para la venta acerca de los medios de nulidad, el tribunal podrá disponer el aplazamiento de la audiencia de adjudicación hasta por quince días, con el objeto de dictar dicha sentencia. La nueva audiencia se anunciará por aviso del secretario del Tribunal publicado en un periódico.
Si son admitidos los medios, el procedimiento se podrá proseguir comenzando por el último acto válido y los plazos para cumplir los actos subsiguientes correrán desde la fecha de la sentencia que hubiere decidido definitivamente sobre la nulidad. Si se rechazaren los medios de nulidad se llevará a efecto la subasta y la adjudicación.
Art. 1369.- No serán susceptibles de ningún recurso las sentencias sobre nulidades de forma del procedimiento, ni las que decidieren sobre la demanda de subrogación contra la parte que ejecute el embargo, siempre que no se hubiere intentado por causa de colusión o de fraude, ni las que, sin decidir sobre los incidentes, hicieren constar los reparos al pliego de condiciones.
Ninguna sentencia dictada en incidente de embargo inmobiliario pronunciará la distracción de costas.
Art. 1370.- Se considerará como no interpuesta la apelación de cualquier otra sentencia si se hubiera hecho después de los diez días contados desde la notificación a abogado, o, en caso de no haberlo, contados desde la notificación a la persona o en el domicilio real o de elección.
Se aumentará este plazo un día por cada veinte kilómetros de distancia, en el caso de que la sentencia se hubiere dictado sobre una demanda en distracción.
Cuando hubiere lugar a apelación la corte fallará en el término de quince días. Las sentencias dictadas en defecto no estarán sujetas a oposición.
Art. 1371.- Se notificará la apelación en el domicilio del abogado, y en caso de no haberlo, en el domicilio real o electo del intimado, notificándose al mismo tiempo al secretario del tribunal, quien deberá visar el acto. La parte contra quien se procede en embargo no podrá proponer en la apelación otros medios distintos de los ya aducidos en primera instancia. El acto de apelación contendrá los agravios; todo esto a pena de nulidad.
Art. 1372.- Si el adjudicatario no ejecutare las cláusulas de la adjudicación, se venderá el inmueble por falsa subasta a su cargo.
Art. 1373.- Si la falsa subasta se requiriese antes de la entrega de la sentencia de adjudicación, el que la promueve se hará entregar por el secretario una certificación en que conste que el adjudicatario no ha justificado el cumplimiento de las condiciones exigibles de la adjudicación.
En caso en que haya habido oposición a la entrega de la certificación, se fallará en referimiento por el presidente del tribunal y a pedimento de la parte más diligente.
Art. 1374.- En virtud de esta certificación y sin otro procedimiento, o en caso de que la falsa subasta se promoviere después de la entrega de la sentencia de adjudicación, el tribunal ordenará la reventa, para que ésta tenga lugar en un plazo no mayor de treinta días. El abogado del persiguiente de la falsa subasta publicará en un periódico un anuncio indicando la fecha fijada por el tribunal, los nombres, apellidos y la residencia del falso subastador, el importe de la adjudicación y la indicación de que la nueva subasta se hará de acuerdo con el antiguo pliego de condiciones. El plazo entre los nuevos anuncios y la adjudicación será de diez días por lo menos y de veinte días a lo más.
Art. 1375.- Diez días por lo menos antes de la adjudicación se notificará el día y la hora en que ésta tendrá lugar al abogado del adjudicatario y a la parte contra quien se hizo el embargo en el domicilio de su abogado, y, si careciere de abogado, en su propio domicilio.
Art. 1376.- Sólo a pedimento del ejecutante podrá aplazarse la adjudicación en caso de procedimiento por falsa subasta.
Art. 1377.- Si el falso subastador justificare haber cumplido las condiciones de la adjudicación no se procederá a ésta.
Art. 1378.- Las formalidades y los plazos que prescriben los artículos 1373, 1374, 1375, y 1376 se observarán a pena de nulidad. Los medios de nulidad serán propuestos y juzgados como se dispone en el artículo 1368. No se admitirá ninguna oposición contra la sentencia que se dictare en defecto en materia de falsa subasta y las que fallaren sobre nulidades que no fueren de forma se podrán impugnar solamente por la vía de la apelación, en los plazos y según las formas prescritas por los artículos 1370 y 1371.
Para la adjudicación a causa de falsa subasta se observarán los artículos 1344, 1345, 1346 y 1350.
Art. 1379.- El falso postor estará obligado a pagar la diferencia entre su precio y el de la reventa en nueva subasta, sin poder reclamar el excedente en caso de que la hubiere.
Este excedente se pagará a los acreedores y si éstos no tuvieren interés en ello, a la parte a quien se ha embargado.
El depósito requerido por el artículo se aplicará en primer término a cubrir los gastos del procedimiento de ejecución y en segundo término a pagar los intereses del crédito hipotecario.
Art. 1380.- Cuando, en razón de un incidente o por cualquier otro motivo legal, se hubiere retardado la adjudicación, se fijarán nuevos edictos e insertarán nuevos anuncios en los plazos fijados por el artículo 1343.
Art. 1381.- Será nula y considerada como no existente toda convención en que conste que, a falta de ejecución de los compromisos hechos con el acreedor, éste tenga derecho a hacer vender los inmuebles de su deudor sin llenar las formalidades prescritas para el embargo de inmuebles.
Art. 1382.- No se podrá, a pena de nulidad, poner en venta pública judicial los inmuebles pertenecientes a mayores de edad que tengan la libre disposición de sus derechos, cuando se trate de ventas voluntarias.
No obstante, cuando se hubiere trabado embargo real sobre un inmueble, y cuando hubiere sido transcrito el acto de embargo, será facultativo a los interesados si todos fuesen mayores de edad y dueños de sus derechos, pedir que la adjudicación se haga en subasta, ante notario o judicialmente, sin otras formalidades y condiciones que las prescritas para la venta de los bienes inmuebles pertenecientes a menores.
Se considerarán como únicos interesados, antes de la intimación a los acreedores, prescrita por al artículo 1332, el ejecutante y el embargado; y, después de esta intimación, estos últimos y todos los acreedores inscritos.
Si solamente una parte de los bienes dependientes de una misma explotación hubiere sido embargada, podrá el deudor pedir que el resto se incluya en la misma adjudicación.
Art. 1383.- Podrán formular las mismas demandas, o unirse a ellas: el tutor del menor o sujeto a interdicción y especialmente autorizado por una deliberación del consejo de familia; el menor emancipado, asistido de su curador; y generalmente, todos los administradores legales de los bienes de otro.
Art. 1384.- Las demandas autorizadas por los artículos 1382 y 1383 se formarán por simple instancia, presentada al tribunal que conozca del procedimiento. Esta instancia se firmará por los abogados de todas las partes, la cual debe contener asimismo una postura de precio que sirva de base para la evaluación.
Art. 1385.- La sentencia se pronunciará en virtud del informe de un juez, y mediante las conclusiones del fiscal.
Si se admitiere la demanda, el tribunal fijará el día para la venta, y designará para procederse a la adjudicación a un notario o a un juez del lugar, o de cualquier otro tribunal. La sentencia no se notificará, y no será susceptible de oposición ni de apelación.
Art. 1386.- Si, después de la sentencia, sobreviniere un cambio en el estado de las partes, sea por muerte o quiebra, sea de cualquier otro modo, o si las partes estuvieran representadas por menores, herederos beneficiarios u otros incapaces, la sentencia continuará recibiendo plena y entera ejecución.
Art. 1387.- Dentro de los ocho días que sigan a esta sentencia, se hará de ella mención sumaria, a instancia del ejecutante, al margen de la transcripción del embargo.
Los frutos a que se hubiere dado la condición de inmuebles, en cumplimiento de las disposiciones del artículo 1327, conservarán este carácter, sin perjuicio del derecho que corresponda al ejecutante de conformarse a lo que prescribe el artículo 1330, en lo que respecta a los alquileres y arrendamientos. Se mantendrá igualmente la prohibición de enajenar, hecha por los artículos 1318 y 1321.
CAPÍTULO XII
LAS MEDIDAS DE EXPULSIÓN
Art. 1388.- Salvo disposición especial, la expulsión o la evacuación de un inmueble o de un lugar habitado no puede ser perseguida sino en virtud de una decisión que lo ordene, de un proceso verbal de conciliación levantado ante una autoridad judicial o ante un notario público y luego de notificación de un mandamiento de hacer liberar los locales. Si se trata de personas no identificadas, el acto es entregado al ministerio público, a todos los fines.
Art. 1389.- Si la expulsión se lleva a cabo sobre un local afectado o habitación principal de la persona expulsada o de todo ocupante de su casa, ella no puede tener lugar, sino a la expiración de un plazo de quince días que sigue al mandamiento. Siempre, por decisión especial, motivada y particularmente cuando la persona haya entrado al inmueble ilegalmente, el Ministerio Público que supervisa la ejecución puede reducir o suprimir dicho plazo.
Cuando la expulsión tendría para la persona afectada consecuencias de una excepcional dureza, particularmente por razones de edad o de salud, el plazo puede ser prorrogado por la autoridad que intervenga en el caso por una duración no excedente de un mes.
Desde el mandamiento de abandonar los locales, el alguacil encargado de la ejecución de la medida de expulsión debe notificar al Síndico Municipal.
Art. 1390.- Los muebles que se encontraren en los lugares son remitidos, a costa de la persona expulsada, en el lugar que éste designe. A falta de designación ellos son dejados en el ayuntamiento o llevados a otro lugar apropiado y descrito con precisión por el alguacil encargado de la ejecución, con notificación a la persona expulsada de proceder a retirarlos en un plazo de sesenta días. El Sindico no podrá, en este caso, negarse a recibir los bienes del expulsado bajo ningún pretexto.
Art. 1391.- A la expiración del plazo impartido y sobre acta de la autoridad en cuyas manos hayan sido colocados los muebles, las partes oídas o citadas, se procederá a la puesta en venta en pública subasta. La autoridad competente en cuyas manos hayan sido dejados los bienes levantará acta declarando abandonados aquellos que no son susceptibles de ser vendidos.
El producto de la venta es remitido a la persona expulsada previa deducción de los gastos y del crédito del persiguiente de la medida. En caso de no recibirlo será depositado en una cuenta bancaria de ahorro abierta a nombre del expulsado.
Art. 1392.- El requerimiento de la obligación de liberar los locales toma la forma de un acta de alguacil notificada a la persona expulsada y contendrá, a pena de nulidad: 1º la indicación del título ejecutorio en virtud del cual se persigue la expulsión; 2º la designación de la autoridad ante la cual se pueden presentar las solicitudes de plazo y todas las impugnaciones relativas a la ejecución de las operaciones de expulsión; 3º la indicación de la fecha a partir de la cual los locales deberán ser liberados; 4º la advertencia de que, a partir de esa fecha, se podrá procederá a la expulsión forzosa del intimado, así como a la de cualquier ocupante.
Este requerimiento puede hacerse en la misma acta de notificación de la sentencia.
Art. 1393.- Cuando la expulsión afecta un local que sirve de vivienda principal a la persona expulsada o a cualquier ocupante por autoridad de ésta, el requerimiento de la obligación de liberar los locales contendrá, a pena de nulidad, además de las menciones establecidas en el artículo anterior, un traslado al Síndico Municipal donde se haga constar la medida que se llevará a cabo.
Art. 1394.- El requerimiento de la obligación de liberar los locales no puede ser notificado en un domicilio elegido.
Art. 1395.- A partir de la notificación del requerimiento de la obligación de liberar los locales, cualquier solicitud de plazo por el hecho de que la expulsión tendría para la persona afectada consecuencias de una excepcional dureza, particularmente por razones de edad o de salud, se presentará ante el Ministerio Público del lugar donde está ubicado el inmueble.
Art. 1396.- El alguacil que proceda una expulsión levantará un acta acerca de las operaciones, la cual contendrá, bajo pena de nulidad: 1º la descripción de las operaciones a las cuales procedió y la identidad de las personas cuyo concurso fue necesario; 2º la designación de la jurisdicción competente para resolver las impugnaciones relacionadas con las operaciones de expulsión.
Firmarán el acta todas las personas mencionadas en el párrafo primero. En caso de que se nieguen a firmarlo constará en el acta.
Art. 1397.- Cuando los bienes que se encuentran en el local son indisponibles en razón de un embargo practicado previamente por un acreedor, se entregarán a un depositario, a no ser que la persona expulsada indique el lugar a donde serán transportados. Se levantará un inventario de estos bienes en el acta de expulsión, con la indicación del lugar donde serán depositados; copia de la cual se denunciará al acreedor embargante y al depositario designado con anterioridad a la expulsión, si lo hubiere.
Art. 1398.- Si se dejaron bienes en el lugar o si fueron depositados por el alguacil en un lugar apropiado, el acta de expulsión contendrá, además, a pena de nulidad: 1º el inventario de estos bienes, con la indicación de que parecen tener o no un valor comercial; 2º la mención del lugar y de las condiciones de acceso al local en el que fueron depositados; 3º la intimación a la persona expulsada, en caracteres muy visibles, de tener que retirarlos en un plazo de sesenta días, no renovable, a partir de la notificación del acta, a falta de lo cual los bienes que no hayan sido retirados, serán vendidos en pública subasta o declarados abandonados, según sea el caso; 4º la convocatoria a la persona expulsada para que comparezca por ante la autoridad en manos de la cual fueron dejados los bienes, con indicación de que al vencimiento del plazo para dicha comparecencia los bienes que no sean retirados serán vendidos en pública subasta.
Art. 1399.- La persona expulsada que ha retirado los bienes del lugar que hayan sido dejados firmará recibo de los mismos.
Art. 1400.- Si los bienes dejados en el lugar o depositados en un sitio apropiado tienen un valor comercial, se pondrán en venta en pública subasta, incluyendo los que son inembargables en razón de su naturaleza.
Art. 1401.- Los bienes que no tienen ningún valor comercial son declarados abandonados, con excepción de los papeles y documentos de naturaleza personal, que se colocan en sobres sellados y son conservados durante dos años por el alguacil. Se avisa de ello a la persona expulsada.
Al vencimiento de dicho plazo, el alguacil destruye los documentos conservados y levanta un acta que menciona los documentos oficiales y los instrumentos bancarios que han sido destruidos.
Art. 1402.- La reinstalación sin título de la persona expulsada en los mismos locales constituye una vía de hecho y, por tanto, el ocupante será expulsado nuevamente sin formalidad alguna y sin perjuicio de las sanciones penales que pudieren aplicársele por violación de propiedad.
Art. 1403.- Las impugnaciones relacionadas con la aplicación de las disposiciones del presente capítulo se presentarán ante el juez de Primera Instancia del lugar en que esté ubicado el inmueble.
TÍTULO VI
DE LA DISTRIBUCIÓN A PRORRATA
Art. 1404.- En el caso de que las sumas embargadas o el precio de las ventas no basten para pagar a los acreedores, el embargado y los acreedores estarán obligados, dentro del término de un mes, a convenir en la distribución a prorrata.
Art. 1405.- No poniéndose de acuerdo el embargado y los acreedores en el transcurso del indicado término, el oficial que haya procedido a la venta, estará obligado a depositar en la octava siguiente, y a cargo de todas las oposiciones, el importe de la venta, con deducción de sus gastos, según la tasación hecha por el juez en la minuta del acta; debiendo mencionarse esta tasación en las copias que se expidan.
Art. 1406.- En la secretaría del tribunal se llevará un registro de las prorratas, por el juez de primera instancia como juez comisario, a requerimiento del ejecutante, o, a falta de éste, de la parte más diligente, haciéndose dicho requerimiento por simple nota inscrita en el mismo registro.
Art. 1407.- Una vez vencidos los plazos que establecen los dos artículos anteriores, y en virtud del auto del juez comisario, se intimará a los acreedores para que produzcan sus documentos, y a la parte ejecutada para que tomen comunicación de ellos y hacerles reparos, si hubiere lugar.
Art. 1408.- En el término del mes que sigue a la intimación, los acreedores que hagan oposición en manos del embargante o en las del oficial que haya procedido a la venta, producirán sus títulos, a pena de quedar excluidos de su derecho, en poder del juez comisario, con acto que contenga demanda de colocación de sus créditos y constitución de abogado.
Art. 1409.- El mismo acto contendrá la demanda para obtener privilegio; sin embargo, podrá el propietario citar en referimiento ante el juez comisario al embargado y al abogado más antiguo, para hacer que se falle preliminarmente acerca de su privilegio.
Art. 1410.- Se deducirán ante todo, por privilegio, los gastos del procedimiento judicial, con preferencia a cualquier otro crédito, con excepción de los créditos fiscales.
Art. 1411.- Vencido el plazo arriba indicado, y aún antes, en el caso de que los acreedores hayan presentado su título y documentos, el juez comisario redactará a continuación de su acta, el estado de prorrata, hecha en virtud de los documentos producidos; el ejecutante denunciará, por acto de abogado la clausura del expediente a los acreedores que se hayan presentado, y al deudor a quien se haya hecho el embargo, con intimación de tomar conocimiento de éste y de hacer reparos acerca del expediente del juez comisario dentro del término de quince días.
Art. 1412.- Si los acreedores y la parte embargada no tomaren comunicación durante éste término, en manos del juez comisario, quedarán excluidos, sin necesidad de nueva intimación ni sentencia; y no se hará reparo alguno si ya no hubiere lugar para contestar.
Art. 1413.- Si no hubiere contestación, cerrará el juez comisario su expediente y detendrá la distribución o prorrata de las sumas, ordenando que el secretario haga mandamiento a los acreedores para que éstos ratifiquen la sinceridad de sus créditos.
Art. 1414.- Siempre que surjan dificultades, el juez comisario remitirá las contestaciones a la audiencia, donde se continuará la instancia por la parte más diligente, mediante simple acto de abogado a abogado, sin otro procedimiento.
Art. 1415.- El acreedor que promueva el litigio, o aquel contra quien se inicie, la parte embargada o el abogado más antiguo de los oponentes, figurarán únicamente en la causa, sin que se pueda llamar al actor en calidad de tal.
Art. 1416.- La sentencia se dictará en virtud del informe del juez comisario, y sin oír al fiscal.
Art. 1417.- En los diez días después de la notificación a abogado, se interpondrá la apelación de esta sentencia; y el acto se notificará al domicilio del abogado, debiendo contener citación y enunciar los agravios, y fallándose sumariamente.
Únicamente el acreedor que promueva el litigio, o aquel contra quien se inicie, la parte embargada o el abogado más antiguo de los oponentes, podrán ser intimados en dicha apelación.
Art. 1418.- Después de vencido el plazo fijado para la apelación, y en caso de ésta, después de haberse notificado la sentencia sobre dicho recurso, en el domicilio del abogado, el juez comisario cerrará su expediente y detendrá la distribución a prorrata de las sumas, ordenando que el secretario haga mandamiento a los acreedores para que éstos ratifiquen la sinceridad de sus créditos.
Art. 1419.- Ocho días después de cerrarse el expediente, el secretario librará los mandamientos en él contenidos, a los acreedores para que, en virtud de ellos, ratifiquen ante él la sinceridad de sus créditos.
Art. 1420.- Los intereses de las sumas admitidas a prorrata, cesarán desde el día en que se cierre el expediente de distribución si no se promueven contestaciones; en caso de haberlas, desde el día de la notificación de la sentencia que haya decidido; y si hay apelación, quince días después de la notificación de la sentencia que recaiga, en virtud de apelación.
TÍTULO VII
DEL ORDEN EN QUE SE DEBE PAGAR A LOS
ACREEDORES SIN HIPOTECAS O PRIVILEGIOS
EN CASO DE EJECUCIÓN INMOBILIARIA
Art. 1421.- En todos los tribunales de primera instancia, cuando el caso lo requiera, el juez se autodesignará como juez comisario y se encargará de inscribir en un registro especial que se llevará al efecto, los acreedores sin hipotecas ni privilegios a fin de establecer el orden en que se deba pagar a los mismos.
Art. 1422.- El adjudicatario está obligado a hacer que se transcriba la sentencia de adjudicación, dentro de los cuarenta y cinco días que sigan a la fecha de su pronunciamiento; y en caso de apelación, dentro del mismo término, a contar desde su confirmación bajo pena de reventa por falsa subasta.
El ejecutante, dentro de los ocho días de la transcripción, y a falta de éste, después de ese término, el acreedor más diligente, la parte embargada o el adjudicatario, depositará en la secretaría el estado de las inscripciones, y requerirá del juez de primera instancia que se abra el expediente del orden.
Art. 1423.- El juez comisario, dentro de los ocho días, convocará a los acreedores inscritos, a fin de que se arreglen amigablemente sobre la distribución del producto de la venta.
Esta convocatoria se hará por acto de alguacil notificado, tanto a los domicilios elegidos por los acreedores en las inscripciones, como a sus domicilios reales en la República, debiendo el requeriente avanzar los gastos. Se convocará también a la parte embargada y al adjudicatario.
El término para comparecer es de diez días a lo menos, contados entre la fecha de la convocatoria y el día de la reunión.
El juez levantará acta de la distribución del producto, en virtud de arreglo amigable; ordenará la entrega de las facturas a los acreedores útilmente colocados y las cancelaciones de las inscripciones de los acreedores no admitidos en rango útil.
Las inscripciones se cancelarán a la presentación de un extracto del auto del juez, entregado por el secretario. Los acreedores no comparecientes serán condenados a una multa de un salario mínimo mensual de ley.
Art. 1424.- A falta de arreglo amigable, en el término de un mes, el juez hará constar en el expediente que los acreedores no han podido arreglarse entre sí, y pronunciará la imposición de la multa contra los que no hubiesen comparecido. Declarará entonces abierto el orden de los pagos, y comisionará a uno o varios alguaciles para que intimen a los acreedores a la presentación de sus documentos. No se podrá expedir copia ni notificar esta parte del expediente.
Art. 1425.- Durante ocho días después de haberse abierto el orden de los pagos, se intimará a los acreedores que produzcan sus títulos por acto notificado en los domicilios elegidos en las inscripciones, o en el de sus abogados, si los hubieren constituidos; y al vendedor en su domicilio real en la República, a falta de domicilio elegido por él, o de constitución de abogado.
La intimación contendrá la advertencia de que, a falta de presentar sus documentos dentro de los cuarenta días, el acreedor perderá su derecho.
La apertura del orden de los pagos se denunciará al mismo tiempo al abogado del adjudicatario. No se hará sino una sola denuncia al abogado que representare a muchos adjudicatarios.
Dentro de los ocho días de la intimación, hecha por él a los acreedores inscritos, el ejecutante entregará el original de ella al juez, quien la mencionará en el expediente.
Art. 1426.- Dentro de los cuarenta días de esta intimación, todo acreedor estará obligado a presentar sus títulos, mediante instancia firmada por su abogado y conteniendo demanda en colocación. El juez hará mención de su entrega en el expediente.
Art. 1427.- La expiración del término de cuarenta días antes fijado, implicará de pleno derecho caducidad contra los acreedores que no hubieren presentado sus títulos. El juez lo hará constar inmediatamente y de oficio en el expediente, y levantará el estado de colocación en vista de los documentos producidos. Este estado se redactará, a más tardar, dentro de los veinte días que sigan a la expiración del plazo arriba indicado.
Dentro de los diez días de la confección del estado de colocación, el ejecutante la denunciará, por acto de abogado a abogado, a los acreedores que hubieren presentado títulos a la parte embargada, con intimación de tomar conocimiento de él en dicho plazo, y de contradecir, si así procediere, acerca del expediente, en el término de treinta días.
Art. 1428.- Si los acreedores que hubieren presentado sus títulos y la parte embargada no tomasen comunicación del estado de colocación, y no contradijesen en dicho término, quedarán excluidos sin nueva intimación ni sentencias. No se hará ningún reparo, si no hubiere contestación.
Art. 1429.- Cuando hubiere lugar al justiprecio de muchos inmuebles vendidos colectivamente, el juez a requerimiento de las partes o de oficio, por auto inscrito en el expediente, nombrará uno o tres peritos, fijará el día en que deba recibirles juramento y el plazo en que deban depositar su informe.
Este auto se denunciará a los peritos por el ejecutante; y se hará mención del juramento en el expediente del orden, al que se anexará el informe pericial, del que no se podrá sacar copia ni hacer notificación.
Al establecer el estado de colocación provisional, el juez fallará sobre el justiprecio.
Art. 1430.- Todo contrincante debe motivar sus reclamos, y presentar los documentos en su apoyo; el juez remitirá los contrincantes a la audiencia que él designe, y comisionará al mismo tiempo al abogado que se encargue de promoverla.
Sin embargo, el mismo juez determinará el orden y dispondrá la entrega de las facturas de colocación por los créditos anteriores a los controvertidos, y podrá hasta determinar el orden para los créditos posteriores, reservando de ellos sumas suficientes para pagar a los acreedores controvertidos.
Art. 1431.- No promoviéndose contestación alguna, deberá el juez, en los quince días que sigan al vencimiento del plazo para tomar comunicación y hacer reparos, proceder a cerrar el orden de los pagos; liquidar los gastos de cancelación y de procedimiento del orden, que serán colocados con preferencia a cualesquier otros créditos; liquidar también los gastos de cada acreedor colocado en rango útil, y ordenar la entrega de las facturas de colocación a los acreedores útilmente colocados, y la cancelación de las inscripciones de los no colocados útilmente. Se hará distracción, en favor del adjudicatario y sobre el importe de cada factura, de las costas de cancelación de la inscripción.
Art. 1432.- Los acreedores que, en el orden hipotecario, estuvieren con posterioridad a las colocaciones contestadas quedarán obligados a entenderse sobre la elección de un abogado dentro de los ocho días que sigan a los treinta acordados para hacer reparos; y de no hacerlo, serán representados por el abogado del último acreedor colocado. El abogado ejecutante no puede, en esta calidad, ser llamado en la contestación.
Art. 1433.- La audiencia se proseguirá, a diligencia del abogado que se haya comisionado, por medio de un simple acto recordatorio para asistir a la audiencia fijada para discutir el asunto. Se juzgará el asunto sumariamente sin ningún otro procedimiento, sino las conclusiones motivadas de parte de los controvertidos, y la sentencia contendrá liquidación de las costas. En caso de presentarse nuevos documentos, toda parte que impugnare o fuere impugnada estará obligada a presentarlos en la secretaría, tres días por lo menos antes de esta audiencia; de ello se hará mención en el acta.
El tribunal fallará en virtud de los documentos presentados. Sin embargo, podrá, pero solamente por causas graves y debidamente justificadas, acordar un plazo para presentar otros, debiendo la sentencia que intervenga a este respecto señalar día para la vista, y sin que sea necesario notificar esta decisión. La disposición de la sentencia que acuerde o rehuse un plazo no es susceptible de ningún recurso ordinario o extraordinario.
Art. 1434.- Las sentencias se dictarán en virtud del informe del juez comisario.
La sentencia sobre el fondo se notificará solamente al abogado dentro de los treinta días de su fecha, y no será susceptible de oposición. La notificación al abogado hará correr el plazo de apelación contra todas las partes, las unas respecto de las otras.
La apelación se interpondrá dentro de los diez días de la notificación de la sentencia al abogado, contándose un día más por cada treinta kilómetros o fracción mayor de quince kilómetros de distancia, entre el lugar en que esté establecido el tribunal y el domicilio real del apelante. El acto de apelación se notificará en el domicilio del abogado y en el domicilio real del embargado, si no tuviere abogado, y contendrá emplazamiento y la enunciación de los agravios, a pena de nulidad.
No será admisible la apelación sino en caso de que la suma en litigio exceda de cien salarios mínimos mensuales de ley, cualquiera que sea, por otra parte, el monto de los créditos de los que litigan y las sumas por distribuir.
Art. 1435.- El abogado del acreedor últimamente colocado podrá ser intimado si hubiere lugar a ello. La audiencia se continuará y se instruirá el asunto sumariamente, sin más procedimientos que las conclusiones motivadas de parte de los intimados.
Art. 1436.- La corte decidirá, oídas las conclusiones del fiscal. La sentencia contendrá liquidación de las costas, se notificará dentro de los quince días después de su fecha solamente al abogado, y no estará sujeta a oposición.
Art. 1437.- En los ocho días que sigan a la expiración del plazo de la apelación, y en caso de ésta, en los ocho días a contar de la notificación de la sentencia sobre apelación, el juez determinará definitivamente el orden de los créditos contestados y de los posteriores, dejando cerrado el procedimiento.
Los intereses y réditos vencidos de los acreedores útilmente colocados cesarán en lo que respecta al deudor embargado.
Art. 1438.- Las costas de las contestaciones no se pueden tomar de las sumas que provengan de la adjudicación.
Sin embargo, el acreedor cuya colocación rechazada de oficio, a pesar de presentar suficientes documentos y títulos, fuese admitida por el tribunal, sin que ningún acreedor le hubiere contestado su derecho, podrá imputar sus costas sobre el producto de la venta en el rango de su crédito.
Las costas de los abogados que hubieren representado a los acreedores posteriores en el orden de hipotecas, en las colocaciones impugnadas se podrán sacar previamente de lo que haya quedado de las sumas destinadas a la distribución, deduciendo las que se hubiesen empleado en pagar a los acreedores anteriores. La sentencia que autorice la imputación de las costas, pronunciará la subrogación en provecho del acreedor a quien no alcancen los fondos o de la parte embargada. El dispositivo de la sentencia enunciará esta circunstancia e indicará la parte a quien deba aprovechar.
Aún obteniendo decisión favorable en el juicio se puede condenar al pago de las costas al demandante o al demandado, siempre que hubiese sido negligente en la presentación de sus títulos.
Cuando un acreedor condenado en las costas de la contestación hubiere obtenido ser colocado en rango útil, las costas a su cargo se deducirán con prioridad, según una disposición especial del arreglo del orden, del importe de su colocación, en provecho de la parte que hubiere obtenido la condenación.
Art. 1439.- Dentro de los tres días del auto de clausura, el abogado de la parte actora lo denunciará por medio de simple acto de abogado a abogado.
En caso de oposición a este auto, por parte de un acreedor, del adjudicatario o del embargado, esta oposición se formará, a pena de nulidad, dentro de los ocho días de la denuncia y se llevará dentro de los ocho días siguientes a la audiencia del tribunal, mediante un simple acto de abogado que contenga los medios y conclusiones; y respecto a la parte embargada que no tenga abogado en causa, por acto de emplazamiento a ocho días de término. La causa se instruirá y juzgará sumariamente, sin oír al fiscal y la apelación sólo será posible cuando la suma envuelta en el orden sea superior a los cien salarios mínimos mensuales de ley.
Art. 1440.- El acreedor para quien faltasen fondos y la parte embargada, tendrán su recurso abierto contra los que hubieren sucumbido, para los intereses y réditos devengados durante el tiempo de las contestaciones.
Art. 1441.- Dentro de los diez días, contados desde aquel en el que el auto de clausura no pueda ser ya impugnado, el secretario expedirá un extracto del auto del juez, para que se deposite por el abogado actor en la oficina de hipotecas. El conservador, a la presentación de este extracto, hará la cancelación de las inscripciones de los créditos no colocados.
Art. 1442.- En el mismo término, el secretario entregará a cada acreedor colocado una cuenta de colocación ejecutiva contra el adjudicatario, o contra la entidad bancaria en que se hubieren depositado los fondos. La factura de costas del abogado no se podrá entregar sino a condición de presentar éste las certificaciones de cancelación de las inscripciones de los acreedores no colocados. Estas certificaciones quedarán anexas al expediente.
Art. 1443.- El acreedor colocado, al dar recibo de pago del importe de su colocación, consiente en la cancelación de su inscripción. A medida que se vayan pagando colocaciones, el conservador de hipotecas, al presentársele la factura y el recibo de pago del acreedor, descargará de oficio la inscripción hasta el alcance de la suma finiquitada.
La inscripción de oficio se cancelará definitivamente por la justificación que hiciere el adjudicatario de haber pagado la totalidad de su importe a los acreedores colocados, o a la parte embargada.
Art. 1444.- Cuando la enajenación tuviere lugar por expropiación forzosa, el orden se promoverá por el acreedor más diligente o por el adquiriente.
Se puede también promover por el vendedor, pero únicamente cuando el importe fuere exigible.
En todos los casos, el orden no se abrirá sino después del cumplimiento de todas las formalidades prescritas para la extinción de las hipotecas.
El orden se introducirá y se regulará en las formas establecidas por el presente título.
Los acreedores con hipotecas legales que no las hubieren hecho inscribir antes de la venta, no podrán ejercer derecho de preferencia sobre el importe de la venta, sino cuando se hubiere abierto el orden de pago en los tres meses que sigan a la expiración de dicho plazo.
Art. 1445.- No se podrá promover el orden si hubiere menos de cuatro acreedores inscritos, cualquiera que hubiere sido el modo de enajenación.
Expirado el plazo de cuarenta y cinco días para la transcripción de la decisión de la adjudicación, la parte que quisiere promover el orden, presentará instancia al presidente del tribunal, a fin de que se haga procederá al preliminar del arreglo amistoso, convocando a los acreedores por acto de alguacil a fin de comparecer en los diez días contados entre la fecha de la convocatoria y el día de la reunión.
A falta de acuerdo amigable, se arreglará por el tribunal la distribución del precio, juzgando sumariamente, por emplazamiento notificado a persona o en el domicilio, a requerimiento de la parte más diligente, sin otro procedimiento que conclusiones motivadas. La sentencia se notificará únicamente al abogado, si lo hubiere constituido. En caso de apelación, se procederá sumariamente, sin oír al fiscal y la sentencia que se dictare no estará sujeta a oposición aun en caso de incomparecencia.
Art. 1446.- El que adquiere, se paga especialmente de preferencia por el costo del extracto de las inscripciones y de las denuncias de los acreedores inscritos.
Art. 1447.- Todo acreedor podrá tomar inscripción para conservar los derechos de su deudor; pero el importe de la colocación de éste último se distribuirá entre todos los acreedores que se hubieren inscrito, o hecho oposición antes de la clausura del orden.
Art. 1448.- En casos de no observarse las formalidades y plazos fijados por los artículos 1425, 1427 y 1441 el abogado promovente caducará en la instancia, sin necesidad de intimación ni sentencia. El juez proveerá a su reemplazo, de oficio o a requerimiento de una parte, por auto inscrito en el expediente, cuyo auto no será susceptible de ningún recurso.
Lo mismo se procederá con respecto al abogado a quien se comisione, y no cumpliese las obligaciones que se le imponen por los artículos 1430 y 1433.
El abogado que caducare en el procedimiento estará obligado a entregar inmediatamente los documentos bajo recibo al que lo reemplazare, y no se le pagarán sus costas sino después de la clausura del orden.
Art. 1449.- El adjudicatario por expropiación forzosa que quisiere hacer pronunciar la cancelación de inscripciones antes de la clausura del orden, deberá consignar su importe y los intereses vencidos, sin ofrecimientos reales hechos previamente. Si no se hubiere abierto el orden, deberá requerir su apertura después de expirado el plazo de cuarenta y cinco días que siguen al pronunciamiento de la decisión de la adjudicación. Depositará, en apoyo a su requerimiento, el recibo de la entidad bancaria, y declarará que se propone hacer pronunciar la validez de la consignación y la cancelación de las inscripciones.
En los ocho días que sigan a la expiración del plazo de cuarenta días fijados para la presentación de títulos intimará por acto de abogado a abogado, y previa notificación a la parte embargada, si no tuviere abogado constituido, que tome comunicación de su declaración, y que la conteste en los quince días, si hubiere lugar a ello. A falta de contestación en este término, el juez, por auto dado en el expediente, declarará válida la consignación y pronunciará la cancelación de todas las inscripciones existentes, con mantenimiento de su efecto sobre el producto de la venta. En caso de contestación, se decidirá por el tribunal, sin retardo de las operaciones del orden.
Si éste se hubiera abierto ya, el adjudicatario, después de la consignación hará su declaración en el expediente, bajo la firma de su abogado, acompañada del recibo del depósito en la entidad bancaria. Se procederá, como antes se ha dicho, después de vencido el término de las presentaciones de títulos y documentos.
En caso de enajenación, que no se debiere a procedimiento de expropiación forzosa, el adquiriente que quisiere obtener la liberación definitiva de todos los privilegios e hipotecas, por la vía de la consignación, después de haber llenado todas las formalidades requeridas al efecto, efectuará esta consignación sin hacer previamente ofrecimientos reales. Para ello, intimará al vendedor, a fin de que se le presente, en el término de quince días, la cancelación de las inscripciones existentes, y le hará conocer el importe de las sumas del capital y de los intereses que se proponga consignar. Transcurrido este plazo, se realizará la consignación, y en los tres días siguientes, el adquiriente o el adjudicatario requerirá la apertura del orden, depositando el recibo de la consignación hecha en la entidad bancaria. Se procederá entonces, en virtud de requerimiento, conforme a las disposiciones indicadas anteriormente.
Art. 1450.- Toda contestación relativa a la consignación del importe de la venta, se formulará en el expediente por un reparo motivado, a pena de nulidad; y el juez remitirá para ante el tribunal a los contendientes.
La audiencia se promoverá mediante simple acto de abogado a abogado, sin más procedimiento que conclusiones motivadas, procediéndose después como lo indican los artículos 1433, 1435 y 1436.
Podrá pronunciarse en favor del adjudicatario o del adquiriente la prelación en el pago de las costas sacadas del importe de la venta.
Art. 1451.- La adjudicación en falsa subasta que interviene en el curso del orden y aún después del arreglo definitivo y de la entrega de las facturas, no dará lugar a nuevo procedimiento. El juez modificará el estado de colocación, según los resultados de la adjudicación, y hará ejecutivas las facturas contra el nuevo adjudicatario.
Art. 1452.- El procedimiento de orden prescrito por los artículos que anteceden no tiene lugar tratándose de inmuebles registrados según la Ley de Registro de Tierras y de inmuebles no registrados conforme a esta última ley, sobre los cuales los acreedores hubiesen hecho inscribir hipotecas o privilegios. En los dos casos anteriores el orden es el fijado por la fecha de cada inscripción sin tomar en consideración que se traten de privilegios e hipotecas.
TÍTULO VIII
DEL MODO DE LIBERAR LAS PROPIEDADES
DE LOS PRIVILEGIOS E HIPOTECAS
Art. 1453.- Los contratos traslativos de la propiedad de inmuebles o derechos reales inmobiliarios, que los terceros detentadores quieran liberar de privilegios e hipotecas, se transcribirán íntegramente por el Conservador de Hipotecas o el Registrador de Títulos del municipio o del distrito en que radiquen los bienes.
Esta transcripción se hará en un registro destinado a tal objeto, teniendo obligación el Conservador de Hipotecas o el Registrador de Títulos de dar conocimiento de ella al solicitante.
Art. 1454.- La simple transcripción del título traslativo de propiedad en el registro del Conservador de Hipotecas o del Registrador de Títulos, no libera al inmueble de las hipotecas y privilegios con que esté gravado.
El vendedor no transfiere el adquiriente sino la propiedad, y los derechos que tuviese sobre la cosa vendida; los transfiere con las mismas hipotecas y privilegios con que ya estaban gravados.
Art. 1455.- Si el nuevo propietario quiere ponerse a cubierto de los procedimientos de persecución por parte de los tenedores de hipotecas y privilegios, está obligado, antes de incoarse aquellos o dentro de un mes a lo sumo, contado desde la primera intimación, a notificar a los acreedores en los domicilios que hayan elegido en sus inscripciones: 1o. el extracto de su título conteniendo solamente la fecha y la cualidad del acto, el nombre y la designación precisa del vendedor o donante, la naturaleza y situación del inmueble donado o vendido, el precio, y las cargas que formen parte del precio de la venta, o la evaluación de la cosa, si se hizo; 2o. extracto de transcripción de venta; 3o. un estado, en tres columnas, que contenga: la primera, la fecha de las hipotecas y la de las inscripciones; el nombre de los acreedores, la segunda; y la tercera, el importe de los créditos inscritos; 4º descripción precisa de los inmuebles que se desea liberar, con las descripciones conforme sus registros por ante el Conservador de Hipotecas o Registrador de Títulos correspondiente.
Art. 1456.- Deberá el adquiriente o donatario declarar en el mismo contrato, que está pronto a pagar en el momento las deudas y cargas hipotecarias, solamente hasta cubrir el importe del precio, sin hacer distinción entre las deudas exigibles y las que no lo sean.
Art. 1457.- Cuando el nuevo propietario hubiere hecho esta notificación en el plazo fijado, cualquier acreedor cuyo título esté inscrito puede requerir que sea sacado el inmueble a pública subasta, con la condición: 1o. de que este requerimiento sea notificado al nuevo propietario en los cuarenta días a más tardar de la notificación que se haya hecho a diligencia de éste último, añadiéndose a este plazo un día por cada treinta kilómetros o fracción mayor de quince entre el domicilio elegido y el real de cada acreedor requeriente; 2o. que contenga la conformidad del requeriente de elevar el precio a una décima parte más del que se haya estipulado en el contrato, o hubiere sido declarado por el nuevo propietario; 3o. que dicha notificación se hará en el mismo plazo al propietario anterior, principal deudor; 4o. que el original y las copias de estos emplazamientos se firmarán por el acreedor requeriente o por apoderado especial, el que en este caso está obligado a dar copia de su poder; 5o. que ofrezca prestar fianza hasta cubrir el importe del precio y el de los gravámenes; todo bajo pena de nulidad.
Art. 1458.- No habiendo requerido los acreedores la subasta en el plazo y formas prescritas, queda definitivamente fijado el valor del inmueble en el precio estipulado en el contrato o declarado por el nuevo propietario, el cual queda por lo tanto libre de todo privilegio e hipoteca, pagando dicho precio a los acreedores en el orden en que estén, o haciendo la consignación del mismo.
Art. 1459.- En caso de reventa en subasta, tendrá lugar según las formas establecidas para la expropiación forzosa, a petición del acreedor que la haya requerido o del nuevo propietario. El demandante anunciará en los edictos el precio estipulado en el contrato o que se haya declarado, y la mayor suma a que el acreedor se obliga a subirlo o hacerlo subir.
Art. 1460.- El adjudicatario está obligado, además de la entrega del precio de la adjudicación, a restituir al adquiriente o donatario desposeído, los gastos y expensas legítimas de su contrato, los de transcripción por ante el Conservador de Hipotecas o Registrador de Títulos, los de notificación y los que haya hecho para promover la reventa.
Art. 1461.- El adquiriente o donatario que conserva el inmueble sacado a pública subasta, por ser mejor postor, no está obligado a hacer la transcripción de la sentencia de adjudicación.
Art. 1462.- El desistimiento del acreedor que pidió la pública subasta no impide la adjudicación, aun cuando pague el total de lo ofrecido, si no hubiere para esto consentimiento expreso de los demás acreedores hipotecarios.
Art. 1463.- El comprador que se haya hecho adjudicatario, puede recurrir con arreglo a derecho contra el vendedor, para que le reembolse el excedente del precio estipulado en su título, y el interés del mismo, contándose desde el día que hizo cada uno de los pagos.
Art. 1464.- En el caso en que el título del nuevo propietario comprenda inmuebles y muebles, o muchos inmuebles, con o sin hipoteca, que estén situados en el mismo o en varios distritos, enajenados por un solo y mismo precio o por precios distintos y separados, susceptibles o no del mismo método de explotación o cultivo, se declarará en la notificación del nuevo propietario, el precio de cada inmueble, gravado con inscripciones particulares o separadas, por tasación, si procediere, del total que el título expresa.
No se podrá, en ningún caso, obligar al acreedor que hizo mejor postura, a hacer extensiva su oferta, ni sobre el mobiliario ni sobre otros inmuebles distintos de los que estén hipotecados a su crédito y situados en el mismo distrito, sin perjuicio del recurso que tiene el nuevo propietario contra sus causantes para que le indemnicen la pérdida que haya sufrido por la división de los objetos que adquirió, o por efecto de las explotaciones.
TÍTULO IX
DE LA PUJA ULTERIOR EN CASO DE
ENAJENACION VOLUNTARIA
Art. 1465.- Las notificaciones y los requerimientos prescritos por los artículos tercero, cuarto y quinto del presente título serán practicados por un alguacil comisionado al efecto por el presidente del tribunal de primera instancia del distrito en que tenga lugar, en virtud de simple pedimento, y en unas y otros se indicará la constitución de abogado con elección de domicilio en la jurisdicción del tribunal en donde la nueva subasta y el orden de los pagos tendrán lugar. El acto de requerimiento para la subasta expresará, juntamente con el ofrecimiento e indicación de la fianza, citación a tres días ante el tribunal para recibirla, en lo cual se actuará sumariamente. Esta citación será notificada en el domicilio del abogado constituido, y al mismo tiempo se dejará copia del acto de compromiso de la fianza y del depósito en la secretaría del tribunal, de los títulos que hagan constar su solvencia. Y si ocurriere el caso en el que el nuevo pujador diere prenda en dinero o en rentas sobre el Estado, a falta de fianza, hará notificar junto con la citación la copia del acto que dé fe de la consignación de la prenda. Si la fianza es rechazada, la nueva subasta será declarada nula, y el adquiriente sostenido en sus derechos, a menos que no haya otras pujas ulteriores hechas por diferentes acreedores.
Art. 1466.- Cuando una puja ulterior haya sido notificada con citación en los términos indicados en el artículo precedente, cada uno de los acreedores inscritos tendrá el derecho a hacerse subrogar en el procedimiento judicial, si el nuevo postor o el nuevo propietario no continúan la acción durante un mes después de la puja ulterior. La subrogación se pedirá por simple instancia de intervención, y será notificada por acto de abogado a abogado. El mismo derecho de subrogación quedará abierto a beneficio de los acreedores inscritos, cuando en el curso del procedimiento haya habido colusión, fraude o negligencia de parte del actor. En todos los casos anteriores, la subrogación tendrá lugar por cuenta y riesgo del nuevo postor, para lo cual la fianza continúa siendo obligatoria.
Art. 1467.- Después de la transcripción, los acreedores privilegiados o hipotecarios no podrán tomar inscripción hábil contra el precedente propietario.
Art. 1468.- No obstante, el vendedor o el copartícipe pueden inscribir hábilmente sus privilegios dentro de los cuarenta y cinco días del acto de venta o de partición, a pesar de cualquiera otra transcripción de actos hechos en dicho término.
Art. 1469.- Para que pueda llegarse a la reventa en subasta contra un adquiriente el actor hará imprimir varios edictos que contengan: 1o. la fecha y la naturaleza del acto de enajenación sobre el cual la puja ulterior ha sido hecha, el nombre del notario que lo extendió, o el de cualquiera autoridad que fue llamada a hacerlo; 2o. el precio enunciado en el acto, si se trata de una venta, o la tasación hecha de los inmuebles en la notificación a los acreedores inscritos si se trata de un cambio o de una donación; 3o. el monto de la puja ulterior; 4o. los nombres, profesiones y domicilios del anterior propietario, del adquiriente o donatario, del nuevo pujador y del que fuere subrogado a éste en el caso del artículo 1466; 5o. la indicación sumaria de la naturaleza, y la situación de los bienes enajenados; 6o. el nombre y la residencia del abogado constituido por el actor; 7o. la indicación del tribunal en donde la puja ulterior tendrá lugar, lo mismo que el día, el lugar y la hora de la adjudicación. Dichos edictos serán fijados, quince días por lo menos, y treinta días a lo más, antes de la adjudicación, en la puerta del domicilio del antiguo propietario y en la puerta principal del tribunal donde se va a ejecutar la venta. Una copia del mismo edicto se insertará en uno de los periódicos de la localidad, en el plazo de veinte días antes de la venta, lo que se hará constar por medio de un ejemplar del periódico que contenga la publicación y por el acto de alguacil que contendrá dicha fijación.
Art. 1470.- Quince días por lo menos y treinta días a lo más antes de la adjudicación, serán intimados tanto el antiguo como el nuevo propietario para que asistan a ella al lugar y en el día y la hora que se indiquen. Igual intimación se hará al acreedor que hubiere hecho la puja ulterior, si es el nuevo propietario, u otro acreedor subrogado al promovente. En el mismo término será depositado en la secretaría del tribunal el acto de enajenación, que servirá de referencia para la subasta. El precio indicado en dicho acto, o el valor declarado y el monto de la puja ulterior son considerados como precio de la primera puja.
Art. 1471.- El que hiciere la puja ulterior, aún en el caso de ser subrogado en el acto de la diligencia de la nueva subasta, será declarado adjudicatario, si en el día fijado para la adjudicación no se presenta otro postor, aplicándose para el caso las disposiciones propias de la subasta en caso de embargo inmobiliario, incluyendo las que se refieren a la falsa subasta. Las pujas se harán por ministerio de abogados y en audiencia pública previo depósito en secretaría de los valores indicados en el pliego de condiciones; la adjudicación no se hará sino luego de haber pasado el tiempo previsto en el caso del embargo inmobiliario, bajo pena de nulidad, y las nulidades deberán ser propuestas bajo pena de caducidad, del modo siguiente: las que corresponden a la declaración de puja ulterior y la citación, antes de la sentencia que deba estatuir sobre la recepción de la fianza; las que sean relativas a las formalidades de la subasta, tres días por lo menos antes de la adjudicación. En lo que respecta a las primeras nulidades, se estatuirá por la sentencia sobre recepción de la fianza; y para las demás, antes de la adjudicación. No estará sujeta a oposición ninguna sentencia en defecto sobre materia de puja ulterior, en caso de enajenación voluntaria. Solamente podrá apelarse de las sentencias que estatuyan sobre las nulidades anteriores al recibimiento de la fianza o sobre la misma recepción de ésta, y de las que se dictaren sobre la demanda para subrogación intentada por colusión o fraude. La adjudicación a causa de puja ulterior, en caso de enajenación voluntaria no podrá someterse a nueva puja ulterior. Los efectos de la adjudicación a consecuencia de puja ulterior en caso de enajenación voluntaria, se regirán, respecto al vendedor y al adjudicatario, por las disposiciones del artículo 1356 del presente Código. No obstante, después de la sentencia de adjudicación a causa de puja ulterior, la extinción de las hipotecas legales, si no ha tenido lugar antes, se hace como en los casos de enajenación voluntaria, y los derechos de los acreedores con hipotecas legales, sólo podrán ejercerse sobre el precio resultante de la venta.
TÍTULO X
DEL APREMIO CORPORAL
EN MATERIA CIVIL
Art. 1472.- El apremio corporal no tiene lugar por deuda que no proviniere de infracción a las leyes penales.
Art. 1473.- Fuera del caso determinado en el artículo precedente, queda prohibido a los jueces pronunciar sentencia con mandato de apremio corporal, y a los notarios y secretarios recibir actos en los cuales esté estipulado, y a todos los ciudadanos el que consientan en semejantes actos, aunque hayan sido convenidos en país extranjero; todo esto bajo pena de nulidad, gastos, daños y perjuicios.
Art. 1474.- El apremio corporal no puede pronunciarse en ningún caso contra menores de dieciocho años, ni contra los mayores de setenta años de edad, sin tomar en cuenta su sexo, ni contra las mujeres en estado de embarazo.
Art. 1475.- El apremio corporal no puede aplicarse sino en virtud de sentencia recaída en proceso penal y a pedimento de parte, aun en el caso en que esté autorizado por la ley, y no podrá ejecutarse hasta que la sentencia haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.
Art. 1476.- El haberse obtenido el apremio corporal, no impide ni suspende los procedimientos y ejecuciones sobre los bienes.
Art. 1477.- Ningún apremio corporal podrá ejecutarse sino un día después de haberse notificado la sentencia que lo hubiere pronunciado, con intimación de cumplir lo que en ella se ordenare. Dicha notificación se hará por un alguacil comisionado al efecto, bien por dicha sentencia, o bien por el presidente del tribunal de primera instancia del lugar en que se encuentre el perseguido.
La notificación contendrá también elección de domicilio en el distrito en que estuviere establecido el tribunal que ha dictado la sentencia si la parte actora no residiere allí.
Art. 1478.- El apremiado no podrá ser preso: 1o. antes de las seis de la mañana ni después de las seis de la tarde; 2o. los días de fiesta legal; 3o. en los edificios consagrados al culto, pero únicamente durante los ejercicios religiosos; 4o. en el lugar y durante la celebración de las sesiones de las autoridades constituidas; 5o. en una casa cualquiera, aún en su domicilio, a no ser con la presencia de un miembro del Ministerio Público competente, quien levantará acta de apremio y de los hechos que hayan ocurrido en ocasión del mismo.
Art. 1479.- No se podrá tampoco arrestar al apremiado, cuando, citado como testigo ante un juez de instrucción o un tribunal de primera instancia, sea portador de un salvoconducto. Se podrá acordar éste por el juez de instrucción, el presidente del tribunal o de la corte en que los testigos deban ser oídos.
Para ello son necesarias las conclusiones del fiscal.
El salvoconducto regulará la duración de su efecto, a pena de nulidad.
En virtud de él, no se podrá arrestar al apremiado ni el día fijado para su comparecencia, ni durante el tiempo necesario para ir y para regresar.
Art. 1480.- Además de las formalidades ordinarias de los actos de alguacil, el acto de apremio contendrá: 1o. mandamiento reiterando la intimación de que trata el artículo 1372; 2o. elección de domicilio en la jurisdicción en que se encuentre detenido el apremiado, si la parte actora no residiere allí; y no se llevará a cabo sin la presencia del Ministerio Público, el cual podrá hacerse acompañar de otros agentes de la fuerza pública.
Art. 1481.- El acto que contendrá intimación previa al apremio corporal perime transcurrido un año después de la intimación ya dicha. Todo acto de apremio hecho en base a una intimación perimida es nulo.
Art. 1482.- En caso de rebelión, el Ministerio Público podrá establecer una guardia a las puertas para impedir la evasión, y requerir enseguida la presencia de más auxiliares, sin perjuicio de perseguir al apremiado posteriormente, conforme a las disposiciones del Código de Procedimiento Criminal.
Art. 1483.- Si el apremiado quiere que el caso se someta a referimiento, se le conducirá enseguida ante el presidente del tribunal de primera instancia del distrito a que corresponda el lugar en que se haya hecho el arresto; el cual fallará como se prescribe para estos casos; si el arresto se hace fuera de las horas de la audiencia, se conducirá al apremiado a la cárcel bajo el control del Ministerio Público competente y el próximo día hábil será presentado ante el indicado tribunal.
Art. 1484.- La decisión que rindiere el Juez de los Referimientos en relación al apremio será notificada de inmediato al Ministerio Público competente para fines de ejecución.
Art. 1485.- Siempre que el apremiado no requiriese que el caso se someta a referimiento o cuando una vez sometido, el presidente ordenare que se continúe el procedimiento, se conducirá al apremiado a la prisión del lugar; y si no la hubiere, a la del lugar más próximo. El Ministerio Público y todos los demás que conduzcan, reciban o retengan al apremiado en un lugar de detención no designado legalmente, serán perseguidos como culpables del crimen de detención arbitraria.
Art. 1486.- El acta de prisión del apremiado en el libro o registro de la cárcel enunciará: 1o. la sentencia; 2o. los nombres y documentos de la parte actora; 3o. la elección de su domicilio en caso de que no viva en la jurisdicción; 4o. los nombres, apellidos, residencia y profesión del apremiado; 5o. la consignación de un mes de alimentos por lo menos, cuando el apremio sea a requerimiento de parte; 6o. mención de la copia que se haya dejado al apremiado hablando con él personalmente tanto del acta de prisión como del asiento o entrada en la cárcel. Este será firmado por el Ministerio Público.
Art. 1487.- El alcaide o carcelero transcribirá en su registro la sentencia que autorizare el arresto, y si el Ministerio Público no presentase esta sentencia, el carcelero rehusará recibir al apremiado, y hacer el asiento en su libro de entrada.
Art. 1488.- En todo caso el apremiado sólo permanecerá detenido en una casa de corrección. Se le destinará, según su elección, a uno de los talleres establecidos en la casa. El cómputo del tiempo para la duración del apremio es de veinticuatro horas para cada día de arresto, y de treinta días para cada mes.
La duración del apremio tampoco podrá ser calculada en más de un día por cada mil pesos de deuda y en ningún caso menor de seis días ni superior a los dos años, salvo los casos de reincidencia u otros en que la ley disponga otra cosa.
Art. 1489.- El acreedor estará obligado a consignar de antemano los alimentos, en el caso que así procediere; éstos no se podrán retirar cuando hubiere retención, si no fuere con el consentimiento del que retiene.
Art. 1490.- Se podrá hacer un mandamiento de retención al encarcelado, por otros que tengan derecho a ejercer contra él el apremio corporal. Al prevenido de un delito se le puede también hacer mandamiento de retención, y quedará detenido por efecto de este procedimiento, aunque se hubiere ordenado su libertad y quedado absuelto del delito.
Art. 1491.- Para el mandamiento de retención se observarán las formalidades prescritas anteriormente sobre la prisión; sin embargo, el Ministerio Público no tendrá que ir acompañado de agentes de policía, y el acreedor quedará libre de consignar los alimentos, si ya lo estuviesen.
El acreedor que hubiere hecho encarcelar podrá proveerse contra aquél por quien continuare detenido el apremiado ante el tribunal del lugar en que se encuentre éste detenido, a fin de hacerlo contribuir al pago de los alimentos por partes iguales.
Art. 1492.- Faltando la observancia de las formalidades anteriormente prescritas, el encarcelado podrá pedir la nulidad de la prisión, y la demanda se llevará al tribunal del lugar en que se hallare detenido.
Art. 1493.- En cualquier caso, la demanda se podrá formar a breve término en virtud de permiso del juez, y hacerse el emplazamiento por el alguacil comisionado al efecto, en el domicilio elegido en el acta de registro de la cárcel; se juzgará sumariamente la causa, previas conclusiones del fiscal.
Art. 1494.- La nulidad de la prisión, por cualquiera causa que se pronuncie, no implica la nulidad del mandamiento de retención.
Art. 1495.- El deudor cuya prisión se declare nula no podrá ser detenido por la misma causa, sino un día a lo menos después de haber salido de la cárcel.
Art. 1496.- Se pondrá en libertad al preso, si consigna en manos del alcaide, carcelero o guardián de la prisión, la suma que constituya la causa del encarcelamiento y las costas de la captura.
Art. 1497.- Si el encarcelamiento se declara nulo, se podrá condenar al promovente al pago de una indemnización por daños y perjuicios en favor del perseguido.
Art. 1498.- El encarcelado legalmente, obtendrá su libertad: 1o. por el consentimiento del que lo ha hecho encarcelar, y de los que hayan pedido su retención en la cárcel, si los hubiere; 2o. por el cumplimiento de lo que sea causa de prisión, tanto respecto de aquél, como del que pidió su retención, con las costas líquidas de los del encarcelamiento y de la restitución de los alimentos consignados; 3o. por haber dejado el promovente de consignar previamente los alimentos en los casos que proceda; 4o. si el apremiado ha entrado en la edad de setenta años; 5o. por la expiración del plazo fijado en la sentencia que pronuncie el apremio. 
Art. 1499.- Se podrá dar el consentimiento para la excarcelación del preso ante notario o en el registro de la cárcel.
Art. 1500.- La consignación de lo que fuere causa de la prisión se hará en manos del alcaide o carcelero, sin que se necesite orden previa; y si estos rehusasen admitirla se les citará a breve término y en virtud del permiso ante el tribunal del lugar por un alguacil comisionado al efecto.
Art. 1501.- La libertad, por causa de no haberse consignado los alimentos, se ordenará en vista de la certificación de esta circunstancia, expedida por el alcaide o carcelero, la cual se anexará a la solicitud presentada al presidente del tribunal, sin que para todo esto se necesite intimación previa.
Si a pesar de esto, el promovente que ha tardado en consignar los alimentos, hiciere consignación antes de que el preso haya reclamado su libertad, esta demanda no será ya admitida.
Art. 1502.- No se podrá volver a encarcelar por la misma causa al que haya obtenido su libertad por falta de consignación de alimentos.
Art. 1503.- Las demandas para obtener la excarcelación se presentarán en el tribunal de la jurisdicción en que se encuentre el detenido. Estas demandas se harán a breve término, en el domicilio elegido en el registro de la cárcel, en virtud de permiso del juez, previa solicitud presentada al efecto; se comunicarán al fiscal, y se juzgarán sin instrucción en la primera audiencia con prioridad a cualquier otra causa y sin transferimiento ni entrada en turno.
 
 
 
 
 

 Descargar    atras Buscar

Lo mas Popular en la Seccion de Codigos


1.-Codigo Civil, Sucesiones, Inicio de una Sucesion, herederos, herederos colaterales, sucesiones irreguales, sucesiones vacantes, colaciones, derechos del conyugue superviviente, inventario de una Sucesion.
2.-Codigo Civil, Las Prescripciones, Inicio de la Prescripcion, tipos de prescripciones, prescripciones por 6 meses, prescripciones por 2, 5, 10 y 20 años. Prescripciones particulares.
3.-Codigo Procesal Penal, Jurisdiccion y Sujetos Procesales, Tribunales competentes, recusacion, victima, querellante, imputado, defensa tecnica, actor civil, tercero civil demandado, obligaciones de las partes.
4.-Codigo Procesal Penal, Medidas de Coercion, Tipos de medidas de coercion, medidas de coercion personales, medidas de coercion reales, revision de las medidas de coercion.
5.-Codigo Tributario, Normas y Procedimientos, Sujetos pasivos de la obligacion Tributaria, extincion de la obligacion Tributaria, Recurso de Reconsideracion, Recurso Jerarquico, Recurso Contencioso Tributario, infracciones y sanciones.

Tips de Interes sobre Codigos


Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.

Clásicos del Derecho


La Noción de Responsabilidad Civil,  Una persona es responsable civilmente cuando esta obligada a reparar un daño sufrido por otra. A diferencia de la responsabilidad moral, la responsabilidad jurídica no existe sin una acción o una abstención y sin un perjuicio. Cuando el perjuicio alcanza a la sociedad, su autor puede ser castigado con una pena. Existe entonces responsabilidad penal. En principio, la responsabilidad penal requiere la responsabilidad moral del agente. Cuando el perjuicio afecta a una persona privada, su autor puede ser obligado a repararlo. Existe entonces responsabilidad civil. Asi pues, la responsabilidad implica una reparación, no una sanción. Cuando el perjuicio resulta por incumplimiento de una obligación contractual, la responsabilidad es contractual. En los restantes casos, la responsabilidad es delictual, si es intencional, o cuasidelictual si no lo ha sido.
Responsabilidad Delictual y Cuasidelictual y Contractual,  Se divide la responsabilidad civil en dos ramas: responsabilidad delictual y cuasidelictual; y la responsabilidad contractual. La responsabilidad contractual es aquella que resulta del incumplimiento de una obligación nacida de un contrato. Cuando un contratante no cumple la obligación puesta a su cargo por el contrato, puede causar un perjuicio al otro contratante, acreedor de la obligación. En ciertas condiciones, está obligado a reparar ese perjuicio; su responsabilidad contractual. La responsabilidad delictual o cuasidelictual no nace del incumplimiento de un contrato; nace de un delito o de un cuasidelito. En cierta condiciones, el autor del daño está obligado a repararlo; su responsabilidad es una responsabilidad delictual cuando ha caudado intencionalmente el daño; cuasidelictual, cuando no ha querido el daño.
Perjuicio o Daño Material,  Se entiende por ello el perjuicio que constituye un atentado contra el derecho pecuniario de una persona. Para dar lugar a reparación, el perjuicio debe ser cierto; no debe haber sido indemnizado ya; debe infligir un ataque a un interés legítimo judicialmente protegido; debe ser directo; y debe ser previsible, cuando la responsabilidad sea contractual. Su realización debe ser cierta. Si es solamente hipotética o eventual, no puede quedar comprometida ninguna responsabilidad. La perdida de una probabilidad no constituye un perjuicio eventual, sino un perjuicio cierto. Si ha sido reparado el perjuicio no existe ya. Con frecuencia resulta difícil saber si constituye reparaciones, o no, las sumas que percibe la víctima con ocasión del accidente; en consecuencia, se debe deducirla, o no, de los daños y perjuicios que tiene derecho a reclamar el perjudicado.
Interés de Precisar la Noción de Culpa,  Al no poder existir, en principio, la responsabilidad civil sin una culpa, es capital saber cuando hay culpa. El interés práctico de una definición precisa que la culpa es muy diferente, según que la obligación violada sea esta una obligación general de prudencia y diligencia o una obligación determinada. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación general de prudencia y diligencia, el juez, para condenar, debe comprobar una imprudencia o una negligencia: de ahí la necesidad de concretar los contornos de la imprudencia y de la negligencia, de definir la culpa. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación determinada, parece que no haya necesidad de definir la culpa. La observación es exacta tanto en materia de responsabilidad contractual como en la de la responsabilidad delictual y cuasidelictual.
Culpa Intencional y Culpa No intencional,  Para una definición más precisa de la culpa, es útil distinguir dos situaciones: unas veces, el autor del daño ha querido causar el daño; otras veces, no ha sido intención de causarlo. La culpa intencional se llama delictual cuando la responsabilidad no es contractual; se llama dolosa cuando es contractual la responsabilidad.
La culpa no intencional se llama cuasidelictual en caso de responsabilidad extracontractual; y no dolosa, en caso de responsabilidad contractual. Se denomina también culpa por imprudencia o por negligencia.
La culpa tiene necesariamente un aspecto diferente según el daño que se haya causado. La culpa intencional, es, pues, distinta de la culpa no intencional. Esa diferencia de naturaleza lleva consigo alguna diferencia de régimen.
Efecto de la Culpa de la Victima,  Puesto que cada una de las culpas han causado el daño en su totalidad, el demandado debería estar obligado a reparar la totalidad del daño. Pero tendría entonces una acción de repetición parcial contra la víctima, por cuya culpa se ha causado también el daño por entero, esto ocurre cuando el afectado ha sido perjudicado por su imprudencia o negligencia. Para simplificar, se exonera parcialmente al demandado: no debe reparar sino una fracción del daño, por quedar la otra parte a cargo de la víctima. Es lo que se denomina la división de responsabilidad. Al igual que cuando se divide el perjuicio entre el mandado y un tercero, la jurisprudencia, cuando reparte la responsabilidad entre el demandado y la víctima, tiene en cuenta la importancia respectiva de las culpas, cuando en buena lógica debería efectuar una división por mitad.
Causa de Acción de Responsabilidad,  Para la jurisprudencia, la causa de acción de responsabilidad civil varía según la naturaleza de la responsabilidad que pretende exigir el demandante: responsabilidad contractual, responsabilidad delictual y cuasidelictual por culpa personal, responsabilidad por el hecho de un tercero, a causa de las cosas inanimadas, por un hecho de los animales, por razón de la ruina de los edificios.
De ello resulta que el juez no puede modificar la causa de la demanda de la que conoce; y que la victima puede intentar una nueva acción fundándola sobre una causa diferente.
El juez de la acción de responsabilidad civil no puede contradecir lo que haya sido juzgado definitivamente por una jurisdicción represiva como constitutivo del fallo penal: autoridad absoluta de la cosa juzgada en lo criminal sobre lo civil.



Aviso Legal | Quienes Somos | Preguntas Frecuentes | Ayuda Usuarios | Politicas de Privacidad | Contactenos | Soporte
Todo sobre derecho en República Dominicana, herramienta para abogados, estudiantes y público en general.
® 2007/2014 Drleyes.com. Todos los derechos Reservados.
Drleyes Simbolo
onselectstart="return false"