Digite cualquier parametro para realizar su busqueda
facebook    twitter     Registro Premium     |     Registro Gratis
Home..DO Contratos Actos Notariales Leyes Jurisprudencias Procedimientos Diccionario Juridico Directorio de Abogados Calculadoras
Registro Gratis  |   Registro Premium  |  Tarifas  |  Comprar  | Soporte

Plataforma de Busqueda


Codigos y Proyectos de Codigos

Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.
Seccion de Codigos,  podra encontrar todos los Codigos y Proyectos de Codigos, organizados por Articulos y temas. Es una herramienta muy util para el Abogado litigante. Descargarlo de nuestro site es mas cómodo y no hay posibilidad de errores.
En caso de no recordar el artículo de su interés puede usar nuestro  Buscador Especializado con solo seleccionar el Código y digitar una palabra del tema, el sistema desplegará todos los temas que contengan esa palabra. Para descargar Online desde su casa u oficina el contenido de los Códigos usted puede registrarse como  Usuario Gratis, y activar su cuenta en el email que le enviamos a su correo. Si necesita ayuda envienos una solicitud de asistencia entrando a nuestro  Centro de Soporte, lo responderemos en breve.

volver Volver    Buscar | Buscador | > Clic aqui para encontrar el tema de su interes en cualquier codigo >

Para descargar el contenido de esta seccion favor iniciar su sesion Silver | Si aun no se ha registrado haga clic aqui > para Suscribirse > | Es Gratis | Descargue palabras de nuestros diccionarios, Tratados, Convenios, Resoluciones, Reglamentos, Normas Fiscales, Decretos, y mucho mas...|

Codigos / Proyecto Codigo de Comercio / Obligaciones Comerciales / Obligaciones y los Contratos Comerciales  Descargar    atras Buscar

DRLEYES
Obligaciones y los Contratos Comerciales
Del Articulo: 531 AL 802


LIBRO TERCERO
LAS OBLIGACIONES Y LOS CONTRATOS COMERCIALES


TITULO I
DISPOSICIONES GENERALES


Art. 531.- Toda obligación derivada de un acto de comercio es comercial y ha de tener como objeto una prestación económicamente valorable. Se reputa siempre onerosa.

Art. 532.- La obligación comercial de pagar sumas de dinero salvo estipulación contraria produce los intereses legales a partir del momento en que sea exigible y su pago haya sido requerido mediante intimación por acto de alguacil.

Art. 533.- Las obligaciones comerciales pueden establecerse por todos los medios de prueba, salvo disposición contraria de la ley.

Art. 534.- Toda persona que con manifestaciones u omisiones graves da lugar, a que se crea que otra persona está facultada para actuar como representante, no puede invocar la falta de calidad de la misma respecto de terceros de buena fe.

Art. 535.- Salvo disposición legal en contrario, los actos de comercio no están sujetos para su validez a formalidades especiales. Cualesquiera que sean las formas en que se celebren, las partes quedan obligadas de la manera y en los términos en que quieren obligarse.

Art. 536.- El acreedor cuyo crédito es exigible puede ejercer el derecho de retención de los bienes muebles de su deudor relacionados con ese crédito o de los que tuviere en disposición por medio de títulos de créditos representativos. En este caso el que retenga tiene las obligaciones de un depositario.

Art. 537.- El derecho de retención cesa si el deudor consigna el importe de la deuda de acuerdo con la ley.

Art. 538.- El derecho de retención no cesa porque el deudor transmita la propiedad de los bienes retenidos.

Art. 539.- En caso de que la cosa retenida sea embargada, quien la retiene la conserva con carácter de depositario judicial.

Art. 540.- El que ejerce el derecho de retención está obligado a pagar las costas y los daños y perjuicios, si los hay, cuando no intente su demanda en cobro dentro de los quince días siguientes a la reclamación de entrega de la cosa retenida; o si tal demanda es rechazada.

Art. 541.- El deudor que pague tiene derecho a exigir un recibo y no está obligado a satisfacerse con la simple devolución del título de la deuda.

TITULO II
LA VENTA Y LA PERMUTA

CAPITULO I
LA VENTA COMERCIAL

SECCION I
DISPOSICIONES GENERALES


Art. 542.- La venta comercial puede efectuarse según las modalidades que se establecen más adelante.

Art. 543.- La venta sobre muestras y sobre calidades conocidas es perfecta en cuanto a las mismas por el consentimiento de las partes, y la determinación del objeto se hace por referencia a aquellas. El comprador está obligado a recibir los géneros entregados que fueren conformes a las muestras o calidades convenidas.

Art. 544.-. Para la transmisión de la propiedad es preciso que la cosa sea individualizada. La cual se efectúa por acuerdo del comprador y el vendedor, salvo que pueda hacerla el vendedor por su actuación exclusiva según convenio o el uso ..

Art. 545.- La venta a prueba se presume hecha bajo la condición suspensiva de que la cosa tenga las cualidades convenidas como necesarias para el uso a que se destina.

La prueba de estas cualidades debe realizarse en el plazo y en la forma convenidos fijados por los usos.

Art. 546.- Si se conviene que la cosa vendida quede a disposición del comprador en manos del vendedor, éste se considera investido con la calidad del depositario.

Art. 547.- Salvo pacto en contrario, las arras anticipos y las cantidades entregados con motivo del contrato, en las ventas comerciales, son imputados al precio.

Art. 548.- El comprador que al tiempo de recibir la cosa la examina y acepta sin reservas, no tiene acción para repetir el precio contra vendedor alegando vicio o defecto de cantidad o calidad de aquellas.

Art. 549.- El vendedor puede exigir en el acto de la entrega, que se haga el reconocimiento de que la calidad y a la cantidad, están a satisfacción del comprador.

El comprador tiene, sin embargo, el derecho de repetir la suma pagada contra el vendedor por vicios o defectos de calidad o cantidad, si ha recibido las cosas con reservas y en todo caso si las mismas estan enfardadas, empaquetadas o embaladas, siempre que ejerza la acción dentro de los noventa días siguientes a su recibo, o que deben ser recibido, y que los vicios o defectos no procedan de caso fortuito, fuerza mayor, vicio propio de la cosa o fraude de tercero que deba soportar el comprador.

En estos casos, puede el comprador optar por la rescisión del contrato o por su cumplimiento con arreglo a lo convenido, pero siempre con la indemnización de los perjuicios que se le hubieren causado por los defectos o faltas.

Art. 550.- Si los vicios fueren ocultos, el comprador debe denunciarlos dentro de los veinte días siguientes a su descubrimiento o en el plazo que las partes hubieren convenido.

La acción prescribe en el plazo de sesenta días, contados desde la entrega.

Art. 551.- Si el vendedor garantiza expresamente por tiempo determinado el funcionamiento de la cosa vendida, el comprador, salvo pacto en contrario, debe denunciar al vendedor el defecto de funcionamiento dentro de los treinta días de haberlo descubierto, a pena de caducidad.

La acción prescribe por el transcurso de seis meses, contados desde el momento del descubrimiento.

El juez de acuerdo con las circunstancias, puede fijar un plazo para la sustitución o reparación de la cosa, sin perjuicio del resarcimiento de los daños.

Las garantías expresas sin determinación de plazos se consideran dadas por un año.

Art. 552.- El Vendedor que retenga la cosa vendida tiene preferencia sobre ella para garantizar el pago del precio, así como los intereses ocasionados por la demora, frente a los demás acreedores del comprador.

Art. 553.- La venta de la cosa ajena obliga al vendedor a adquirirla para entregarla al comprador, quien adquiere la propiedad cuando el vendedor la obtiene titular.

Mientras el vendedor de la cosa ajena no la adquiere, el comprador puede exigir la resolución del contrato si en el momento de celebrarlo ignoraba que aquella no era del vendedor. En ese caso este último responde de los daños y perjuicios.

Art. 554.- El que de buena fe compra en un establecimiento abierto al público cosas que pertenezcan a su comercio normal, no puede ser privado de ellas, aunque el vendedor no fuese su dueño, salvo lo que se disponga de otro modo en la ley.

Art. 555.- Excepto pacto expreso, las cosas deben ser entregadas en el establecimiento del vendedor y en caso de no tenerlo, en su residencia.

Art. 556.- En la venta contra documentos el vendedor cumple su obligación de entrega, remitiendo al comprador los títulos representativos de las cosas y los demás documentos indicados en el contrato o establecidos por los usos.

Salvo pacto en contrario el pago del precio debe hacerse en el momento en que se entreguen los documentos, sin que el comprador pueda negarse a efectuar el mismo alegando defectos relativos a la calidad o al estado de las cosas, a no ser que tenga pruebas de ello.

Art. 557.- Si al momento de ser vendidas las cosas se encuentran en tránsito y entre los documentos entregados figura la póliza del seguro por los riesgos del transportista, estos quedan a cargo del comprador desde el momento de la entrega de las cosas al transportador, a no ser que el vendedor sepa, al tiempo de celebrarse el contrato la pérdida o la avería de las cosas y lo oculte.




SECCION 2
CONTRATO DE VENTA DE COSAS A TRANSPORTAR

Art. 558.- El contrato de venta de cosas a transportar es aquel por el cual una persona, llamada vendedora, transfiere a otra, llamada compradora, a cambio de un precio, la propiedad de cosas listas para ser transportadas, que lo están siendo o que acaban de serlo en un vehículo marítimo, fluvial, aéreo o terrestre.

Art. 559.- El comprador que haya recibido la cosa enfardada, empaquetada o embalada puede reclamar por defectos en la cantidad o calidad de aquella o de sus vicios, dentro de los quince días que siguen a su recepción.

Art. 560.- Las modalidades más corrientes de las ventas de las cosas a transportar son las indicadas y reglamentadas en los artículos siguientes.

A.- LA VENTA LIBRE A BORDO

Art. 561.- La venta llamada libre a bordo es aquella conforme a la cual la cosa vendida debe ser entregada a bordo de la nave o del vehículo que haya de transportarla, en el lugar y tiempo convenidos a partir del cuya entrega se transfieren los riesgos al comprador.

Art. 562.- En la venta libre a bordo el precio de venta comprende todos los gastos, impuestos y derechos que se causen hasta el momento de la entrega al transportista, de la cosa a bordo del vehículo.

B.- LA VENTA AL COSTADO DE LA NAVE O DEL VEHICULO

Art. 563.- La venta llamada al costado de la nave o del vehículo es aquella en la cual el vendedor se obliga a entregar la cosa lo más cerca posible de la nave o del vehículo designado para transportista, el día convenido, contra entrega de los documentos de embarque. El vendedor debe avisar al comprador la entrega de la cosa.

Art. 564.- La venta al costado de la nave o del vehículo pone la cosa vendida a cargo y riesgo del comprador, así como, todos los costos incurridos a partir del momento de la entrega en las condiciones estipuladas.

C.- LA VENTA COSTO, SEGURO Y FLETE

Art. 565.- La venta llamada costo, seguro y flete es aquella en la cual el precio comprende, además del costo de la cosa, seguro y del flete hasta el lugar estipulado.

Art.566.- En la venta a que se refiere el artículo anterior, el vendedor queda obligado:

a) a pagar el flete y a obtener del transportista el documento de embarque correspondiente;
b) a contratar y pagar en favor del comprador o de la persona que indique el seguro de las cosas vendidas, el cual debe cubrir los riesgos convenidos o usuales y a obtener del asegurador la póliza o el certificado correspondiente, sin perjuicio de las disposiciones de la Ley sobre Seguros Privados;
c) a entregar al comprador o a la persona que él indique los los documentos a que se refiere el presente artículo.
d) a pagar los gastos de carga.

Art.567.- En la venta con costo, seguro y flete, los riesgos quedan a cargo del comprador desde el momento en que la cosa es entregada al transportista y a partir del cual debe entrar en vigor el seguro.

Art. 568.- El conocimiento de embarque debe ser limpio, es decir que no debe contener cláusulas añadidas relativas al estado defectuoso de la mercancía y del embalaje.




D.- LA VENTA COSTO Y FLETE

Art. 569.- La venta costo y flete es aquella en la cual el vendedor asume las mismas obligaciones que en la llamada costo, seguro y flete, excepto en lo que se refiere al seguro, el cual es asumido por el vendedor.

E.- LA VENTA EN FABRICA

Art. 570.- La venta denominada en la fábrica es aquella en la cual el vendedor debe entregar las mercancías en sus propios locales. El comprador la recoge en los locales del vendedor y procede a llevarla a su destino, a su riesgo y cubriendo los costos.

F. LA VENTA LIBRE TRANSPORTADOR (Punto designado)

Art. 571.- En la venta con libre transportista, el destino designado, el vendedor entrega la mercancía en el punto designado bajo cuidado del transportista señalado por el comprador. El vendedor debe:

a) Proveer la licencia de exportación y pagar los derechos e impuestos, si los hubiere.
b) Probar que ha entregado la mercancía al transportista.

Art. 572.- En la venta con libre transportista, el comprador designa al transportista, conviene el contrato de transporte y paga el flete.

G.- DE LA VENTA A BORDO

Art. 573.- En la venta a bordo el vendedor entrega la mercancía a bordo de una nave o vehículo en el punto de destino, debiendo proveer al comprador la documentación que le permita recibir la mercancía en dicho destino. El vendedor soporta todos los riesgos y costos inherentes al transporte.

El comprador debe retirar la mercancía de la nave en el puerto de destino, pagar los gastos de descarga, y obtener la licencia de importación así como, los impuestos si los hubiera
SECCION III
LAS VENTAS CONDICIONALES

Art. 574.- En las ventas condicionales la propiedad sólo es adquirida por el comprador mediante el pago de la totalidad del precio o el cumplimiento de cualquier otra condición indicada en el contrato.

Art. 575.- Estas ventas están regidas por la ley especial que las regula.

CAPITULO II
LA PERMUTA

Art. 576.-.Es el contrato por el cual las partes se transmiten respectivamente una cosa o derecho por otra cosa o derecho. Las disposiciones relativas a la venta son aplicables a la permuta, en cuanto son compatibles a la naturaleza de ésta.

TITULO III
LA COMISION, EL CORRETAJE, LA AGENCIA COMERCIAL Y REPRESENTACION DEL COMERCIO

CAPITULO I
LA COMISIÓN

SECCION I
CONTRATO DE COMISIÓN

Art. 577.- La Comisión es el contrato que tiene por objeto un acto u operación para el cual una persona llamada comisionista recibe el poder de actuar en su propio nombre por cuenta de su comitente.

SECCION II
DERECHOS DEL COMISIONISTA

Art. 578.- La remuneración del comisionista es debida desde que el contrato previsto es concluido con el tercero, sin que el comitente pueda invocar en su provecho la reducción, salvo el caso en que esta remuneración haya sido convenida o para ser pagada después de la ejecución del contrato.

Art. 579.- Todo comisionista, ya sea comprador o vendedor, tiene un privilegio sobre el valor de las mercancías que le hayan sido expedidas, depositadas o consignadas por el sólo hecho de estas operaciones, por todos los préstamos, avances o pagos que haya hecho antes de la recepción de las mercancías o durante el tiempo que ellas hayan estado en su posesión.

Este privilegio garantiza los préstamos, avances o pagos relativos al conjunto de las operaciones hechas por cuenta del comitente, sin distinguir que ellos se relacionen a las mercancías aún retenidas o con las que han sido precedentemente puestas a su cargo.

El crédito privilegiado del comisionista comprende con el principal, los intereses, las comisiones y los gastos.

Si las mercancías han sido vendidas y entregadas por cuenta del comitente, el comisionista se cobra su crédito sobre producto de la venta con preferencia a los acreedores del comitente.

Art. 580.- Este privilegio sólo subsiste sobre las mercancías mientras estén en posesión del comisionista.

Se reputa que el comisionista tiene las mercancías en su posesión:

a) cuando están a su disposición en la aduana, en un depósito público, en sus almacenes o cuando él las transporta por sus propios medios,
b) si antes de la llegada de ellas, está en posesión de las mismas por un conocimiento de embarque o por otro título de transporte;




SECCION III
OBLIGACIONES DEL COMISIONISTA

Art. 581.- Si el Comisionista se sustituye en otro comisionista, éste sólo puede prevalerse del privilegio previsto por los artículo precedentes, por las sumas adeudadas por el primer comitente. Si no existe autorización expresa del comitente, el comisionista no puede convertirse en contraparte de su comitente, quien tiene el derecho a demandar la nulidad del contrato de comisión y la repetición de las sumas pagadas conforme al mismo.

Art. 582.- El Comisionista está obligado a informar a su comitente el nombre de los terceros con los cuales haya contratado. Debe siempre rendir cuentas.

CAPITULO II
EL CORRETAJE

Art.- 583.- El contrato de corretaje es aquel mediante el cual el corredor se compromete a buscar una persona para ponerla en relación con otra a fin de concluir un contrato.

Art. 584.- La remuneración del corredor le es adeudada desde que se concluya el contrato para el cual haya mediado.

Si el ha estipulado que son reembolsados los gastos usuales del corredor, en las gestiones convenidas, estos le son adeudados aún en el caso en que el contrato no sea concluido.

CAPITULO III
EL AGENTE O REPRESENTANTE COMERCIAL

Art.585.- El agente comercial es toda persona que a título de profesión habitual e independiente, negocia y eventualmente realiza compras, ventas, arrendamientos o prestación de servicios a nombre y por cuenta de productores, industriales o comerciantes.

TITULO IV
LAS GARANTIAS

CAPITULO I
LA PRENDA COMERCIAL

Art. 586.- La prenda es comercial, cuando es constituida para garantizar una obligación originada en un acto de comercio.

La prenda comercial puede ser con o sin desapoderamiento.

SECCION 1
LA PRENDA CON DESAPODERAMIENTO

Art. 587.- A prenda con desapoderamiento se constituye:

a) por la entrega al acreedor de los bienes muebles y títulos valores si estos son al portador;
b) por el endoso de los títulos valores en favor del acreedor y la correspondiente anotación en el Registro de la entidad emisora , si son nomitavos o únicamente por endoso, si son a la orden;
c) por el depósito de los bienes muebles, títulos valores si son estos al portador, en poder de un tercero que las partes designen;
d) por el depósito de los bienes muebles en los locales pertenecientes al deudor o que se encuentren en su establecimiento, pero cuyas llaves queden en poder del acreedor.

Art. 588.- En la prenda constituida sobre bienes fungibles, puede pactarse que la propiedad de estos se transfieran al acreedor. La prenda subsiste aún cuando dichos bienes sean sustituidos por otros y el acreedor queda obligado e su caso, a restituir al deudor la misma cantidad de bienes de la misma especie y calidad.

Art. 589.- El acreedor prendario está obligado a la guarda y conservación de los bienes en prenda con el cuidado de un buen padre de familia y los gastos incurridos por este concepto son por cuenta del deudor, y deben ser aplicados a su pago todas las sumas que sean percibidas, salvo pacto en contrario.

Art. 590.- Por falta de pago al vencimiento y ocho días después de una simple notificación por acto de alguacil hecha al deudor y al tercero que haya dado la prenda, si lo hubiere, el acreedor puede hacer proceder a la venta pública de los objetos dados en prenda, previo aviso en un diario de circulación nacional con cinco días a lo menos de antelación. La venta es realizada por un vendutero público o por un alguacil. Si no hubiere subastador, el persiguiente será declarado adjudicatario.

Art. 591.-En cualquier momento el deudor puede oponerse a la venta pagando las sumas adeudadas, más los gastos.

Art. 592.- Toda cláusula que autorice al acreedor a apropiarse de la prenda o disponer de ella sin las formalidades arribas prescritas será nula.

SECCION 2
LA PRENDA SIN DESAPODERAMIENTO

Art. 593.- Se denomina prenda sin desapoderamiento la garantía otorgada, al amparo del presente Código sobre frutos cosechados o por cosechar, materias primas, productos elaborados o semielaborados, animales, vehículos, equipos, maquinarias, combustibles, instrumentos, utensilios, herramientas, materiales u otros bienes mobiliarios, para garantizar las obligaciones que se contraigan por préstamos, créditos, fianzas y demás operaciones de crédito, conservando el deudor la posesión de los bienes dados en prenda, cuidadosa y gratuitamente, y el derecho de usarlos conforme a su destino, cuando no se trate de bienes consumibles.

Art. 594.- No puede consentirse prenda alguna sobre los bienes gravados a menos que él o los acreedores anteriores renuncien a sus derechos al otorgarse la prenda mediante acta levantada con las formalidades del contrato anexada al mismo. En ningún caso se puede constituir prenda sobre los efectos mobiliarios que, siendo reputados inmuebles por destino hayan sido incluidos en la hipoteca que afecta al inmueble del cual dependan.

Art. 595.- No obstante las disposiciones del artículo precedente, cuando el deudor haya consentido alguna prenda bajo condiciones de este Código, sobre bienes afectados por un gravamen anterior, afirmando la inexistencia de gravamen alguno sobre los mismos, dicha prenda surte efecto entre las partes y frente a cualquier otro interesado; pero el gravamen anterior prima sobre el último, y el deudor puede ser considerado perjuro y sancionado con las penas establecidas en este Código.

Art. 596.- Los contratos de prenda sin desapoderamiento se suscriben ante cualquier Juez de Paz Notario Público. Cuando el prestatario no sepa o no pueda firmar estampa sus huellas digitales y el Juez de Paz o Notario Público hace la mención en ambos originales de tales circunstancias.

El contrato se hace en tres originales y debe contener, por lo menos, lo siguiente:

a) Las generales de las partes;

b) El bien o bienes dados en garantía con expresión de las marcas, señales y demás signos que permitan identificarlos según declaración que hace el prestatario bajo juramento;

c) El valor del bien o de los bienes dados en garantía;

d) la suma de dinero recibida a préstamo, o el importe del crédito obtenido, el valor determinado por el acto que le sirva de causa, así como, el tipo de interés que a devengar el principal;

e) la fecha del vencimiento del préstamo o término de la obligación, garantizada.

Art. 597.- Las partes retienen sendos originales del contrato y el tercero se entrega al Juez de Paz del domicilio del deudor a fin de que lo inscriba de inmediato en su libro especial y ordene su archivo, igualmente el Juez debe anotar la inscripción al dorso del original del acreedor. El libro de inscripciones es público, en consecuencia, puede ser examinado por todas las personas que así lo deseen.

Art. 598.- El Secretario del Juzgado de Paz lleva un índice alfabético en el asienta los nombres de los deudores prendarios en las operaciones inscritas en su Juzgado, el folio del libro de la inscripción y la suma que aparece en el contrato, así como la fecha del mismo.

Art. 599.- La Suprema Corte de Justicia suministra a los Juzgados de Paz formularios impresos numerados que contengan el texto adecuado para consignar las inscripciones de las operaciones de préstamo consignadas en este Capítulo, con sus modalidades y menciones especiales.

Art. 600.- En los casos en que las sumas a que asciendan los créditos no sean entregados al hacerse la operación, sino posteriormente, ya sea en su totalidad o en parte, se determinará en el contrato las fechas en que han de hacerse las entregas y el monto de cada una de ellas.

En ocasión de cada entrega de las previstas en el contrato que compruebe la operación de préstamo, el deudor extenderá un recibo. La tenencia de tales recibos en manos del acreedor constituye el medio de prueba de dichas entregas.

Estos recibos deben contener: la fecha e importe del mismo, especificación del contrato en que consta la obligación principal, indicación del Juzgado de Paz ante el cual se formalizó, monto principal de la operación, fecha de la misma, firma del deudor, Juez de Paz o Notario Público, así como cualquiera otra mención esencial relativa al préstamo.

Cuando el acreedor sea banco, no es aplicable el párrafo que antecede ni el último párrafo del artículo 610 de este Código y las operaciones de préstamos, mediante entregas parciales pueden ser afectadas por créditos reconstructivos, sobregiros documentos o cuentas corrientes y pueden, lo mismo que los pagos a cuenta finales, ser probados con las pruebas admitidas en materia bancaria.

Art. 601.- En el contrato si fuera el caso, debe hacerse constar también si los efectos constituidos en prenda, han sido o no asegurados. De serlo, se consignará:

a) el nombre y la dirección del asegurador; y

b) el número, fecha y monto de la póliza.

El acreedor prendario tiene sobre el seguro los mismos derechos que tienen sobre los objetos asegurados; para el cual el deudor debe entrega la póliza o constancia comprobatoria del seguro del acreedor, debidamente endosada a favor de este último, quien debe conservarla para entregarla a quien fuera de derecho al cancelarse la obligación garantizada o a efectuarse la ejecución de la póliza.

Art. 602.- Estos contratos de prenda sin desapoderamiento, son transmitibles por endoso y negociables como títulos valores con los documentos accesorios de la operación, o sea recibos de entregas parciales y póliza de seguros, si los hubiere.

A) .-OBLIGACIONES DEL DEUDOR

Art. 603.- El otorgamiento de la prenda a que se refiere esta sección, implica para el deudor la obligación de guardar y conservar los bienes dados por él en prenda; la de no trasladarlos del lugar en el cual se indica que serán mantenidos, sin el consentimiento escrito, dado por el acreedor, salvo en caso justificado de fuerza mayor; ponerlos a disposición de la justicia al primer requerimiento que se le haga, en caso de que deje de pagar la deuda garantizada, en el término fijado o cuando dejare de cumplir cualquier otra obligación esencial de la operación. Sin embargo, ninguna de estas obligaciones pueden ser interpretadas en el sentido de impedir que e deudor utilice los bienes constituidos en prenda en las actividades que le sean inherentes, en su profesión, trabajo o empresa, cuando su uso no altere sustancialmente el valor comercial de los mismos. En tal virtud, las cosas que por su misma naturaleza necesiten, para ser utilizados, moverse de un lugar a otro, tale como vehículos y animales de tiro, pueden ser trasladadas sin el consentimiento del acreedor, salvo que se haya estipulado lo contrario en el certificado comprobatorio de la prenda.

En los casos en que el objeto de la prenda consista en materia prima o producto en proceso de elaboración, pueden ser transformados industrialmente. Los productos ya industrializados quedan sujetos al gravamen que afectaba a los primeros .

Art. 604.- Las sumas prestadas de conformidad con esta sección con todos sus accesorios, deberán ser pagadas por el deudor a su vencimiento o con anterioridad. Si el tenedor de contrato se negase a aceptar el pago o si el nombre y dirección de éste le son desconocidos al deudor, éste puede depositar la suma más todos sus accesorios, en las oficinas de Impuestos Internos del domicilio del deudor y solicitar al Juez de Paz ordenar que el privilegio existente sobre esos bienes sea transferido sobre la suma depositada con la fijación de un anuncio de ese pago, durante tres días en la puerta del Juzgado de Paz.

Si la reducción de la suma garantizada se hace antes de su vencimiento con el consentimiento del acreedor, en pagos parciales, se hace constar esto mediante recibos otorgados por el acreedor. Dichos recibos son liberatorios por el monto que indiquen, debe expresar en los mismos el monto al cual quede reducido el préstamo.

B).-VENCIMIENTO, EJECUCION, PRESCRIPCION Y PRORROGA

Art. 605.- Los préstamos concedidos al amparo de esta sección se consideran vencidos e inmediatamente exigibles de su pago, en los casos siguientes:

a) si el acreedor comprueba en cualquier momento falsedad en las informaciones dadas por el deudor al solicitar el préstamo;
b) si el deudor faltar al pago total o parcial de cualquiera de las cuotas periódicas del principal e accesorios en el contrato de préstamo.
c) si el deudor no lleva a cabo las operaciones en la fecha convenida en un plan de inversión; o desatiende la administración de la empresa o no cuida de los bienes dados en garantía o existe justificado temor de que se destruyan o sean sustraídos. Cuando se demuestre que los planes de inversión no han podido cumplirse por fuerza mayor, previo informe técnico, las partes pueden convenir los cambios necesarios en el mismo.
d) si el deudor destina el préstamo el préstamo recibido a fines diferentes de los previstos en el plan de inversión.
e) si deudor ha ocultado cualquier defecto o vicio de los bienes dados en garantía o cualquier circunstancia que afecte su propiedad o posesión pacífica.
f) si el deudor se opone a la inspección de los bienes dados en garantía o se niega a proporcionar los informes que el acreedor le solicite en relación con los mismos.
g) si el deudor deja de dar aviso al acreedor de los deterioros o daños extraordinarios sufridos por los bienes dados en garantía o de cualquier hecho susceptible de disminuir su valor, perturbar su posesión o comprometer su propiedad.
h) si los bienes dados en garantía sufren deterioro o depredación al grado que no cubran satisfactoriamente el saldo pendiente del préstamo el deudor podrá reponer o reforzar la garantía mermada o pagar en efectivo una cantidad proporcional al deterioro o depredación, dentro de un plazo de quince días contados desde la notificación que el acreedor le haga por escrito;

En los casos en que no haya recibido el deudor la totalidad del préstamo, el acreedor puede suspender las entregas si ocurre cualquiera de las circunstancias indicadas.

Art. 606.- Dentro de los noventa días subsiguientes al vencimientos de un préstamo o crédito, por algunas de las causas indicadas en el artículo anterior, sin que se haya pagado la suma debida y garantizada, el acreedor puede requerir al Juez de Paz, la venta de los bienes dados en garantía, para lo cual debe presentar su original del contrato.

Art. 607.- Una vez requerida la venta, el Juez de Paz debe ordenar al deudor que entregue los objetos dados en prenda en un plazo franco no mayor de cinco días, ni menor de uno. Dicha orden se notifica personalmente al deudor en su domicilio y en caso de no encontrarse allí persona alguna con calidad y capacidad para recibir dicha notificación es remitida al Síndico Municipal o al Alcalde Pedáneo, según el caso.

La entrega de los objetos en el término que lo indique el Juez de Paz, este levanta acta negativa de entrega y los incauta en cualesquiera manos en que se encuentren mediante levantamiento de un acta cuyo costo, así como el de las demás diligencias para la venta, serán cargados como gastos sobre el producto de la misma. Tanto en el caso de entrega como en el de incautación, el Juez de Paz debe designar un guardián que conserve la prenda y la entregue en el lugar y día de venta

En el caso de que los bienes dados en garantía hayan desaparecido, el Juez de Paz levantará un acta de carencia, cuya copia certificada por el secretario es depositada por éste mismo en la Oficina del Fiscalizador para que éste, a su vez, apodere del conocimiento de la causa al Juzgado de Paz en sus atribuciones penales.

Art. 608.- Después de la incautación, la venta es anunciada tres días por lo menos, por medio de avisos en la puerta del Juzgado de Paz y en otros sitios públicos escogidos a discreción del Juez de Paz. La venta en pública subasta debe efectuarse en el Juzgado de Paz dentro de los ocho días siguientes a la fecha en que los bienes estén a disposición del Juez. La venta se hace a mejor postor, a quien es entregado por un alguacil, mediante una orden del Juez de Paz y previo pago de su precio. El persiguiente de la venta y el prestatario pueden anunciarla por cualquier otro medio que crean conveniente a sus propias expensas.

Art. 609.- En el caso de que los bienes dados en garantía estén fuera de la jurisdicción del Juez de Paz, a quien se requiera la venta, este puede, despúes que sea notificada la orden de entrega al deudor a que se refiere el artículo 607 y transcurrido el plazo otorgado, dar comisión rogatoria al Juez de Paz de la jurisdicción donde se encuentren dichos bienes, quien debe incautar inmediatamente en cualesquiera manos que ellos se encuentren y procediendo a realizar la ejecución de prenda en la forma indicada en el artículo anterior.

Art. 610.- El derecho de persecución en favor de los acreedores prendarios de contratos sobre los bienes dados en garantía, sólo puede ser ejercido frente a los terceros de buena fe si a requerido la venta en el término indicado en el artículo 606 y le ha dado seguimiento al procedimiento.

El tercero frente al cual vaya a ejecutarse el indicado derecho de persecución puede impedir o detener la ejecución, pagando al acreedor prendario el monto de la suma prestada y sus accesorios.

En cualquier caso, el deudor que haya enajenado total o parcialmente la propiedad de los bienes dados en garantía, perderá el beneficio del término y todo derecho a oponer nulidades o caducidades del contrato de prenda o de su ejecución, sin perjuicio de su responsabilidad penal. El adquiriente que para impedir o detener la ejecución, pague al acreedor, quedará como acreedor quirografario del deudor.

Art. 611.- El Juez de Paz ante quien se haga la venta en pública subasta, una vez deducidas las costas de la venta debe entregar al acreedor prendario del producto de la venta, el importe del préstamo, y de sus accesorios con preferencia a cualquier otro acreedor a cualquiera otra persona que pueda reclamar derechos contra el deudor sobre aquellos bienes dados en garantía, salvo lo que se expresa en el artículo 601.

Art. 612.- Si una vez deducidos los costos el producto de la venta es menor de la cantidad necesaria para pagar el monto del préstamo, y sus accesorios de la suma producida por la venta se entrega al acreedor prendario y este por la parte cubierta de su crédito queda siendo acreedor quirografario.

Art. 613.- El acreedor prendario que deje transcurrir noventa días después del vencimiento del crédito o de la prórroga, sin requerir la venta de los objetos que garantizan los créditos, pierde el privilegio que este Código le concede, y queda como acreedor quirografario.

Art. 614.- Puede aplazarse el vencimiento de un préstamo si así lo consiente el acreedor prendario. El Juez de Paz hace constar el aplazamiento en los originales del contrato del acreedor y el conservado en el Juzgado de Paz. Este aplazamiento se anota en el libro de inscripciones.

Art. 615.- Cuando la garantía consista en cosechas, si el prestatario falta al pago de su obligación en todo o en parte, el gravamen se extiende sobre las cosechas subsiguientes del deudor y continúan siendo aplicables las disposiciones de este Código. En tal caso la prórroga del contrato es dictada por el Juez de Paz ante el cual se otorgó el contrato o ante el Juez de Paz del domicilio del deudor, a petición del acreedor por instancia.




C).-LAS SANCIONES

Art. 616.- Respecto de los contratos garantizados con prenda sin desapoderamiento se sanciona con prisión de un mes a tres años y multa igual al importe de la mitad de la deuda:

a) el que en calidad de prestatario o beneficiario de un préstamo declara falsamente sobre un hecho esencial para el contrato bajo juramento;

b) el deudor que, salvo fuerza mayor no entregue al secuestrario, o al Juez de Paz; los bienes dados en prenda cuando sea requerido al efecto.

c) El prestatario que en perjuicio del acreedor prendario del contrato enajene, grave, dañe voluntariamente, desplace, destruya u oculte, sin estar autorizado previamente por el acreedor prendario, todo o parte de los bienes dados en garantía, así como, terceros que faciliten de algún modo estos hechos o se conviertan en beneficiarios de los mismos;

Art. 617.- Las infracciones previstas y sancionadas por esta Sección se establecen por todos los medios de prueba y la aplicación de las sanciones corresponde al Juzgado de Paz del domicilio del deudor o aquel en cuya jurisdicción se encuentren los bienes dados en garantía. El Juzgado de Paz es apoderado por el Ministerio Público en vista de las actas levantadas por el Juez de Paz en ocasión del requerimiento de venta de los bienes dados en garantía, así como de las denuncias o querellas que reciba de parte interesada.

Por la misma sentencia el juez puede condenar al infractor al pago de las sumas adeudadas al acreedor en principal, accesorios y gastos.

Art. 618.- Dentro de los cinco días a partir del pronunciamiento de la sentencia, se puede interponer apelación en el Juzgado de Primera Instancia.

Art. 619.- Es de la competencia del mismo Juez de Paz la solución en primer grado de cualquier litigio que surja en relación con los contratos de prenda sin desapoderamiento.








TITULO V
EL DEPOSITO COMERCIAL Y EL DEPOSITO EN LOS ALMACENES GENERALES

CAPITULO I
EL DEPOSITO COMERCIAL EN GENERAL

Art. 620.- El depósito se reputa comercial cuando el depositante o el depositario sean comerciantes y lo realicen en ocasión del ejercicio de su comercio.

Art. 621.- Salvo acuerdo en contrario, se reputa que el depositario comercial tiene derecho a una remuneración.

Art. 622.- El depósito queda constituido por la entrega de la cosa al depositario el cual esta obligado a conservarla, con sus documentos correspondientes.

Art. 623.- El depositario debe restituir la cosa depositada en el plazo estipulado o cuando el depositante reclame.

El depositario puede devolver la cosa depositada antes del plazo estipulado cuando haya causa justa, si no se hubiere establecido plazo, cuando lo considere procedente pero en ambos casos debe notificar la devolución al depositante con antelación.

Art. 624.- Al momento de requerir la entrega de la cosa depositada, salvo pacto en contrario el depositante debe pagar al depositario su remuneración, así como los gastos necesarios realizados para la conservación de aquella.

Art. 625.- Si la cosa se deposita en interés de terceros y éstos hubieren comunicado su conformidad al depositante y al depositario, no se puede devolver la cosa sin el consentimiento de aquellos.

Art. 626.- El depositario debe dar a la cosa depositada el cuidado de un buen padre de familia, no puede ni darlas en depósito a otro, salvo que el depositante consienta o que el depósito sea necesario, caso en el cual debe avisar inmediatamente al depositante.

Art. 627.- El depositario de cosas fungibles puede disponer de ellas, pero está obligado a entregar al depositante cosas de la misma calidad y especie de las que le fueron dadas en depósito y en la misma cantidad, peso y volumen.

Art. 628.- Salvo convención en contrario, el depositario de títulos valores y documentos de crédito que produzcan intereses, está obligado a realizar el cobro de éstos a su vencimiento, así como a efectuar los actos necesarios para dichos títulos y documentos conserven su valor.

La constitución de tales depósitos vale poder a favor del depositario para efectuar los actos a que se refiere el párrafo anterior, así como para otorgar los documentos pertinentes.

CAPITULO II
LOS ALMACENES GENERALES

SECCION 1
DISPOSICIONES GENERALES

Art. 629.- Los almacenes generales de depósito son empresas que tienen por objeto:

a) recibir en depósito bienes corporales, exceptuando: 1) el dinero nacional o extranjero; 2) aquellas cuyo depósito está confiado por la ley privativamente a determinadas personas; 3) los productos de tráfico ilícito; 4) los de fácil descomposición o deterioro, a menos que el almacén tenga los medios adecuados para su conservación; 5) los que por su naturaleza o estado de sus empaques produzcan o puedan producir derrames o emanaciones susceptibles de causar daños a las demás cosas depositadas.
b) vender las cosas depositadas por cuenta de su propietario, siempre que éstos les hayan autorizado por escrito.

c) expedir a los depositantes los documentos a que se hará referencia más adelante.

Art. 630.- Sólo pueden establecer y explotar almacenes generales de depósito:

a) las sociedades por acciones constituidas con tal objeto, siempre y cuando tengan capital suscrito y pagado en efectivo o menor del valor fijado por la Autoridad Reguladora instituida.
b) Las instituciones públicas y otras entidades autorizadas por leyes especiales.

Art. 631.- Para operar un almacén general de depósito es necesario obtener la autorización de la Autoridad Reguladora instituida.

Art. 632.- El otorgamiento de la autorización a que se refiere el artículo anterior está subordinado a las siguientes condiciones:

a) declaración del solicitante del monto máximo del valor de los objetos que reciba en depósito;

b) la prestación de una fianza no menor del setenta por ciento del monto de la suma ja que se refiere el ordinal anterior, pero que nunca pueda ser menor de la cantidad que fije la Autoridad Reguladora.

c) cubrir mediante seguros determinados por la Autoridad Reguladora que reciba en depósito, por el monto a que se refiere inciso a), así como el valor de los locales en donde las cosas son depositadas.

d) dicha fianza debe ser depositada en la Tesorería Nacional, y queda afectada al cumplimiento de las obligaciones del empresario; puede ser prestada en efectivo o títulos valores, emitidos por el Estado o por sus instituciones autónomas.

e) dicha póliza es endosada a favor de la Autoridad Reguladora, con indicación de que la indemnización correspondiente queda afectada al pago de las obligaciones del empresario;

f) disponer de los locales adecuados para el almacenamiento de las cosas en depósito.

La Autoridad Reguladora comprueba que las condiciones precedentes han sido satisfechas. Sin embargo puede disponer cualquier otra medida pertinente.

Art. 633.- La Autoridad Reguladora, vela por el cumplimiento y dicta las disposiciones que crea oportunas, incluso el cierre y liquidación del almacén en caso falta grave.

Art. 634.- La cesión de un almacén general de depósito, está sujeta a la autorización de la Autoridad Reguladora. El cesionario asume las obligaciones del cedente quien queda obligado solidariamente con aquel al cumplimiento de las mismas.

Art. 635.- La operaciones de un almacén general de depósito pueden terminar voluntariamente o por revocación de la autorización.

Art. 636.- Si la terminación es voluntaria el empresario del almacén debe notificarlo a la Autoridad Reguladora con un plazo previo no menor de seis meses. Si el interés general lo requiere la Autoridad Reguladora puede designar un administrador provisional que opere el almacén puede designar un administrador provisional después de dicho plazo.

Art. 637.- En caso de infracción cometida por el empresario de un almacén un almacén general a las disposiciones de este Código o a los reglamentos dictados para su aplicación la Autoridad Reguladora, teniendo en cuanta el interés general, puede ordenar a título temporal o definitivo, que cese en sus operaciones. En este caso procede conforme a las disposiciones de la parte final del artículo 636 del presente Código.

Art. 638.- En caso de revocación definitiva de la autorización, la Autoridad Reguladora teniendo en cuanta el interés general puede disponer que el administrador provisional proceda a la entrega de las cosas depositadas o a su venta según sea el caso.

Art. 639.- Los empresarios de almacenes generales de depósito son responsables de las averías sufridas por las cosas que le hayan sido dadas en depósito y de las pérdidas y los retardos en la entrega de las mismas, Sin embargo, no son responsables de las averías, deterioros o retardos en la entrega proveniente de la naturaleza y del acondicionamiento de las cosas, ni por los casos de fuerza mayor.

Art. 640.- Los directores, administradores o agentes de los almacenes generales de depósito, no pueden dedicarse directa ni indirectamente, a título de comisionista o a cualquier otro título, a comercio o especulación alguna que tenga por objeto las cosas para las cuales su empresa haya sido habilitada a recibir en depósito.

Art. 641.- Los almacenes generales deben regirse por los reglamentos generales que dicte la Autoridad Reguladora, así como por los reglamentos particulares que adopten, los cuales deben someterse a la aprobación de dicha autoridad, deben ser hechos de conocimiento de los interesados, colocándolos en las puertas del almacén.

Art. 642.- Los reglamentos generales y el particular del almacén, una vez aprobados deben ser hechos del conocimiento de los interesados, colocándolos en los puntos visibles del almacén.

Los servicios de los almacenes se rigen por una tarifa general dictada por la Autoridad Reguladora y por tarifas especiales propuestas por cada almacén y aprobadas por dicha autoridad.

Art. 643.- Las tarifas generales y sus modificaciones, entran en vigor quince días después de su publicación en un diario de circulación nacional.

Art. 644.- El seguro a que se refiere el artículo 632 no cubre los riesgos de las cosas depositadas cuando las mismas estén cubiertas por otro seguro, en la medida y por el período de este último.

SECCION 2
EL DEPÓSITO EN LOS ALMACENES GENERALES

Art. 645.- Toda persona que desee realizar un depósito en un almacén general, debe hacer una declaración escrita que contenga: a) su nombre, domicilio y documentos de identificación legal; b) nombre, domicilio del almacén; c) la naturaleza, peso, medida, volumen, marcas, número y valor de las cosas depositadas y en general, cualquier otro dato que sirva para identificarlas según el caso; d) la fecha en que las cosas deben ser devueltas; y e) el precio del depósito;

El almacenista ante la declaración precedente debe expresar su conformidad o desacuerdo. En este último caso puede hacer que dicha declaración sea verificada por uno o más expertos contratados de mutuo acuerdo y prorrateados los gastos.

Art. 646.- Además de las obligaciones que la ley pone a su cargo, el depositante está obligado: 1) hacer una declaración fiel 2) pagar el precio del almacenaje y los gastos del mismo los cuales comprenden los elementos que se identifican más adelante; 3) a retirar las cosas depositadas en la fecha prevista.

Art. 647.- Independientemente de otras obligaciones que la ley pone a su cargo, el almacenista está obligado: 1) dedicar a las cosas que recibe en depósito los cuidados de un buen padre de familia; 2) restituirlas cuando le sea legalmente requerido; 3) expedir al depositante un recibo-resguardo, que debe consistir en dos documentos unidos, pero fácilmente separables. Dichos documentos deben contener las menciones que se indican más adelante.

Art. 648.- El recibo es un título destinado a comprobar la recepción de la cosa por el almacén y permitir por endoso la transferencia de ella, o para dar mandato para retirarlas. El resguardo es un título destinado a permitir, por endoso, y registro en el almacén, la constitución en prenda de dichas cosas y la negociación de dicho título.

Art. 649. Para que un Almacén General de depósito pueda emitir un resguardo es indispensable: a) que las cosas de que se trate hayan realmente entrado en sus locales; b) que el depositante acredite a satisfacción del almacén que es el propietario de las cosas depositadas; c) que la cosa depositada esté libre de gravámenes o embargos notificados al almacén, requisito sin el cual dichos hechos o actos jurídicos se reputa inexistentes frente a éste.

Art. 650.- Los documentos indicados se desprenden de un libro registro-talonario que lleva el almacén.

Art. 651.- El talón, el libro registro y el recibo-resguardo deben contener las menciones siguientes: a) la indicación de que es talón o recibo-resguardo; b) el nombre del almacén ; c) el número de orden , el cual debe ser el mismo para cada operación; d) la mención de que la cosa correspondiente fue dada en depósito con su designación individual o genérica conforme a su naturaleza, peso, medida, volumen, marcas, valor y, en general, de cualquier otro dato que sirva para identificarla; e) indicación del plazo estipulado para su retiro o devolución; f) mención de si la cosa está sujeta al pago de impuestos, derechos, tasas o contribuciones estatales, municipales o de cualquier otra clase y la liquidación tentativa de los mismos; g) mención de la póliza y de su monto si la cosa depositada ha sido asegurada; h) indicación del precio pagado, el importe adeudado; i) los gastos estimados del almacenaje, si es el caso; j) la indicación de que ha sido hecha o no la comprobación o estimación a que se refiere el artículo 645; k) la fecha; l) la firma del depositario o de lo que representa.

Art. 652.- Cuando la naturaleza de la cosa lo permita, el depositante, tiene derecho a requerir, al momento del depósito o posteriormente, que el almacén expida recibos–resguardos parciales que representen en su conjunto la totalidad de las cosas depositadas. Si tal cosa ocurre después del depósito, el almacén esta obligado a consignar las operaciones correspondientes mencionando el fraccionamiento en el talón original y cancelando el recibo resguardo sustituido.

Art. 653.- No obstante lo dispuesto por el artículo anterior salvo el caso de que la cosa haya sido total o parcialmente transferida o constituida en prenda, y siempre que sea de cómoda división, el depositante, con el consentimiento y bajo la responsabilidad del almacén, puede dar en prenda una parte de la cosa depositada. El depositante que desee hacer uso de esta facultad debe entregar previamente al almacén, a satisfacción de éste, la suma proporcional que adeude por concepto de impuestos, derechos, tasas, contribuciones, tarifas, costos y otros cargos autorizados.

Art. 654.- Los almacenes generales de depósito son depositarios de las sumas que correspondan a los tenedores del recibo o del resguardo, y de las sumas procedentes de la venta, retiro o indemnización por seguro de la cosa que haya recibido en depósito.

Art. 655.- El tenedor legítimo de un recibo tiene pleno dominio sobre la cosa depositada y puede retirarla del almacén en cualquier momento mediante la entrega de dicho recibo y previo pago de los gastos correspondientes. Otorga el descargo de lugar. Todo lo anterior, salvo cuando la cosa haya sido pignorada cuando existan causas que conforme al derecho común facultan u obligan al depositario a retenerlas. En el primer caso debe pagar el monto de la suma garantizada con la pignoración.

SECCION 3
LA TRANSMISION Y LA PROPIEDAD DE LA COSA, DEL MANDATO PARA SU RETIRO Y SU CONSTITUCION EN PRENDA

Art. 656.- El recibo y el resguardo puede ser transferidos conjunta o separadamente, mediante endoso, caso en el cual transmitirá a sus beneficiarios los derechos correspondientes al momento del endoso.

Art. 657.- Todo cesionario del recibo o del resguardo puede exigir al almacén su registro en el talón indicando su dirección.

Art. 658.- El endoso del recibo debe contener: a) el nombre, profesión, domicilio y dirección del beneficiario; b) la indicación de que el endoso tiene por finalidad transferir la propiedad de las cosas depositadas o de que sólo vale poder para retirarlas; c) la fecha; d) la firma de endosante.

Art. 659.- El endoso del recibo transmite a su beneficiario el derecho de disponer de las cosas dadas en depósito a cargo para él, en caso de que el resguardo no le haya sido transferido con el recibo, de pagar el crédito garantizado por éste último o dejar en pago su nombre sobre el precio de venta de las cosas. Vale solamente poder para retirarlo si así se indica en el endoso.

Art. 660.- El portador del recibo separado del resguardo puede pagarlo aún antes del vencimiento del crédito.

Art. 661.- El endoso de un resguardo separado del recibo vale prenda de la cosa depositada en provecho del beneficiario.

Art. 662.- El endoso de un resguardo separado del recibo debe además, enunciar: a) el monto total del crédito garantizado en capital e intereses ; b) la fecha del vencimiento; c) el nombre domicilio y demás generales del acreedor.

Art. 663.-El primer cesionario debe hacer transcribir el endoso inmediatamente en los registros del almacén, con las enunciaciones correspondientes a la cesión, y hacer mención de dicha transcripción sobre el resguardo.

Art. 664.- A falta de pago a su vencimiento, el portador del resguardo separado del recibo puede, ocho días después del protesto, y sin ninguna formalidad judicial, hacer proceder por ministerio de alguacil o de vendutero público a la venta en pública subasta y en bloque, de las cosas dadas en prenda, previa fijación, con ocho días de anticipación de edictos en los lugares indicados en la ley a propósito de los embargos ejecutivos y de una publicación hecha en un diario de circulación nacional.

Art. 665.- El acreedor es pagado sobre el precio directamente y sin ninguna formalidad judicial, con privilegio y preferencia a los demás acreedores, sin otras deducciones que las siguientes: a) los impuestos, derechos, o tasas o contribuciones debidos por las cosas; b) los gastos de venta, almacenaje y otros ocasionados por la conservación de la cosa.

Art. 666.- El portador del resguardo no tiene ningún recurso contra el prestatario y los endosantes sino en el caso de insuficiencia y de que haya ejercido sus derechos sobre las cosas depositadas.

El plazo fijado para los protestos y siguientes de este Código para el ejercicio del recurso contra los endosantes no corre sino a partir del día en el cual la venta haya sido realizada.

El portador del resguardo pierde su recurso contra los endosantes si no ha hecho proceder a la venta de la cosa en el mes que siga a la fecha del protesto.

Art. 667.- El portador del recibo y del resguardo tiene sobre las indemnizaciones debidas en caso de siniestro los mismos derechos y privilegios que sobre la cosa asegurada.

Art. 668.- La persona que haya perdido un recibo un resguardo puede pedir y obtener por auto del juez que conoce de los asuntos comerciales, justificando su propiedad, bajo la presentación de fianza, un duplicado, si se trata del recibo, el pago de la suma garantizada, si se trata de un resguardo.

Si en el último caso el suscriptor del resguardo no ha pagado la suma correspondiente al vencimiento, el tercero portador cuyo endoso haya transcrito en los registro del almacén puede previa prestación de fianza ser autorizado por auto del juez que conoce de los asunto comerciales a proceder a la venta de la cosa en las condiciones determinadas por el artículo 664.

En el protesto indicado en dicho artículo se copian las menciones que figuren en el registro del almacén, el cual está obligado a expedir certificaciones de ellas.

Art. 669.- En caso de pérdida del recibo, la fianza prevista en el artículo precedente queda liberada en un plazo de tres años, contados a partir de la transcripción del endoso.

Art. 670.- Las operaciones relativas a los almacenes generales de depósito están exentas de toda clase de impuestos, derechos, tasas, y contribuciones, excepto el de la venta en pública subasta.

SECCION 4
SANCIONES

Art. 671.- Está prohibido abrir o explotar, sin las autorizaciones indicadas, establecimientos que reciban en depósito cosas por las cuales sean expedidas a los depositantes título negociables bajo el nombre de resguardo o de cualquier otro.

Toda persona que viole esta disposición se castigará con multas de dos mil pesos oro y con prisión de un mes a un año, o con una de esas penas solamente.

El tribunal apoderado puede disponer que la sentencia condenatoria sea publicada íntegramente o un extracto en un diario de circulación nacional que indique en la misma sentencia. Puede disponer que se publique en las puertas del domicilio y en los locales de la parte condenada.

SECCION 5
PRESCRIPCION DE LAS ACCIONES

Art. 672.- Prescribirán a los dos años todas las acciones relativas a las operaciones relacionadas con los almacenes generales de depósito.


SECCION 6
DISPOSICIONES FINALES

Art. 673.- Los almacenes generales que operan en la actualidad tienen un plazo de un año a partir de a promulgación del presente Código para ajustarse a las prescripciones anteriores.

La Autoridad Reguladora queda encargado de hacer cumplir las disposiciones del párrafo anterior.

TITULO VI
TRANSPORTE TERRESTRE

Art. 674.- Por el contrato de transporte una persona llamada transportista se compromete, a cambio de una prestación, a hacer llegar por su gestión una persona o cosa a un lugar determinado, por los medios y en el tiempo convenido.

Art. 675.- Las disposiciones del presente título rigen el transporte realizado por tierra. El transporte marítimo se rige por el libro sexto de este Código. El transporte aéreo se rige por las previsiones de la ley de Aeronáutica Civil, por las de este Código y por las convenciones que haya suscrito o adherido y ratificado la República.

CAPITULO I
EL TRANSPORTE DE COSAS

Art. 676.- El Título de transporte debe contener:

a) Nombre, apellido y domicilio del expedidor, transportista y
destinatario;

b) Calidad genérica de las cosas, su peso, volumen, las marcas y números de los bultos que la contengan.

c) Lugar de entrega de las cosas.

d) Precio del transporte.

e) Plazo en que debe entregar las cosas.

f) Lugar, día, mes y año de la emisión del título.

Art. 677.- Si el destinatario es distinto al expedidor, sólo queda comprometido a las obligaciones del contrato de transporte por su aceptación, expresa o tácita dada al transportista.

Art. 678.- El título de transporte puede ser emitido a la orden, si así lo acuerdan el transportista y el expedidor. El endosatario tiene todos los derechos y obligaciones del expedidor y del destinatario.

Art. 679.- El expedidor debe pagar el precio del transporte y los gastos que ocasione las cosa en el momento de la entrega. En caso de que aquellos sean pagaderos por el destinatario, el expedidor y el destinatario que lo ha aceptado son deudores solidarios.

Art. 680.- El expedidor tiene el derecho a cambiar el nombre del destinatario y a retirar las cosas mientras se encuentren en manos del transportista, pagándole el precio del transporte ya ejecutado e indemnizándolo de los desembolsos que haya hecho y del perjuicio que le cause el retiro. Sin embargo, este derecho no puede ser ejecutado por el expedidor:

a) cuando el título de transporte ha sido entregado al destinatario, caso en el cual este derecho pasa al destinatario.
b) cuando el destinatario ha solicitado la entrega de la cosa después de su llegada al lugar de destino.

Art. 681.- Cuando la naturaleza de las cosas hace necesario que sean embalada, el expedidor deben hacerlo de tal modo que se encuentren preservadas de pérdidas y de averías, y que no se cause perjuicio a las personas o a las otras cosas transportadas.

El expedidor es responsable de los daños que provengan de los defectos o de la ausencia del embalaje si ha entregado las cosas para su transporte en conocimiento de tales circunstancias.

Los defectos de embalaje de las cosas transportadas no liberan al transportista de las obligaciones asumidas en otros contratos de transporte.

Art. 682.- En caso de envío de unas cosas no entregables a domicilio, el transportista está obligado a avisar al destinatario cuando las pondrá a su disposición y el tiempo en el cual puede retirarlas.

Art. 683.- El aviso a que se refiere el artículo precedente debe ser notificado por el transportista al tercero designado, cuando el título de transporte sea emitido con la orden de que un tercero reciba cosas, no entregables o no a domicilio.

Art. 684.- Cuando fuera del caso previsto por el artículo 691, las cosas queden sin ser entregadas al destinatario, el transportista debe informarlo al expedidor, solicitarle sus instrucciones y esperarlas. Sin embargo, puede poner las cosas en depósito.

No obstante lo expresado, el transportista puede vender la cosa si la naturaleza perecedera de éstas no permite obtener a tiempo las instrucciones del expedidor.

Art. 685.- El transportista puede ser exonerado, en todo o en parte, de su responsabilidad por la inejecución, o la ejecución defectuosa o tardía de sus obligaciones, si aporta la prueba de fuerza mayor, caso fortuito, vicio propio de las cosas o culpa imputable al expedidor o al destinatario.

Art. 686.- A partir de la entrega de la cosa al transportista, éste es responsable de su pérdida total o parcial, de las averías y del retardo en la entrega.

Art. 687.- Cuando intervengan sucesivamente varios transportadores en la ejecución de un contrato de transporte, el primero y el último son, con respecto al expedidor y al destinatario, responsables solidariamente de la totalidad del transporte, como si cada uno de ellos hubiera efectuado el transporte completo.

De igual modo, cada uno de los transportistas intermediarios es respecto al expedidor y al destinatario, así como frente al primero y al último transportista, responsable del daño causado en el trayecto a su cargo.

Si no es posible determinar el trayecto en el cual ocurrió el daño, el transportista que lo ha reparado tiene un recurso contra cada uno de los transportista obligados, proporcionalmente a la longitud de sus respectivos trayectos. Las pérdidas adeudadas por los insolventes se reparten en igual proporción entre los demás.

Art. 688.- Para las cosas que, en razón de su naturaleza, sufren generalmente una merma de peso y volumen por el sólo hecho de transporte, el transportista responde igualmente de la pérdida que sobrepase la tolerancia determinada por los usos comerciales.

La tolerancia prevista en el párrafo precedente sólo puede ser invocada si se prueba, conforme a las circunstancias de hecho, que la pérdida resulta de causas que justifiquen dicha tolerancia.

En el caso en que las cosas transportadas bajo un único título de transporte estén divididas en varios lotes o paquetes, se calcula la tolerancia para cada uno de ellos cuando su peso a la partida haya sido indicado separadamente sobre el título de transporte o cuando pueda ser probado de otro modo.

Art. 689.- Mediante cláusula escrita hecha del conocimiento del expedidor, el transportista puede limitar su responsabilidad por pérdida o avería, a condición de que la indemnización prevista no sea tan inferior al valor de la cosa que la haga irrisoria. Asimismo puede limitarse en todo o en parte de su responsabilidad por retraso. Sin embargo, tales limitaciones no tienen efecto en los casos de falta intencional o falta grave cometida por el transportista o por sus dependientes.

Art. 690.- Es nula toda cláusula por la cual el transportista se exonere completamente de su responsabilidad por pérdida total, parcial o por avería.

Art. 691.- En caso de controversia sobre la formación o la ejecución del contrato de transporte o respecto de algún acontecimiento sobrevenido en su curso o en ocasión de mismo, el estado de las cosas transportadas o presentada para ser transportadas, y, particularmente, si hay lugar, en su condición, peso y naturaleza, pueden ser verificadas comprobados por uno o por varios expertos, nombrados por el Juez de Primera Instancia, mediante auto dictado sobre instancia que el requeriente debe notificar previamente a las otras partes de la controversia. Dicho auto será ejecutorio provisionalmente, sin fianza y no obstante cualquier recurso.

El requeriente está obligado, bajo su responsabilidad a citar para la ejecución del experticio a todas las partes susceptibles a ser puestas en causa, y a pena de nulidad, al expedidor, al transportista, al destinatario, o a sus agentes o representantes, cuando no fueren el requeriente. Cuando las cosas sean perecederas o cuando exista otra causa que lo justifique, el término para la asistencia al experticio puede ser fijado de hora a hora mediante disposición expresa del auto que ordene la verificación.

En caso de litigio, el juez puede ordenar el depósito o el secuestro de las cosas.

Art. 692.- La recepción de la cosa transportada extingue toda acción por avería o por pérdida parcial, si en los tres días laborables subsiguientes, el destinatario, el expedidor o cualquier persona que actúa por cuenta de uno de ellos, no ha notificado al transportista su protesta motivada, por medio de acto extrajudicial o por cualquier otra comunicación con acuse de recibo.

Esta protesta también es válida, cual que sea la forma en que haya sido hecha, si quien recibe la cosa prueba que fue formulada por escrito en el plazo indicado.

Si antes de la recepción o dentro de los tres días que la subsigan, una de las partes solicita el experticio previsto en el artículo 691, esta solicitud vale protesta sin que haya lugar a proceder como se ha previsto en el presente artículo.

No habrá lugar a la protesta cuando las cosas transportada deban ser verificada por la Aduana.

CAPITULO II
El TRANSPORTE DE PERSONAS

Art. 693.- El transportista de personas está obligado a conducir al pasajero sano y salvo a su destino, en las condiciones y el tiempo previsto en el contrato.

Art. 694.- El transportista es responsable por la inejecución, o por la ejecución defectuosa tardía de sus obligaciones, salvo su exoneración total o parcial por un tercero, aportando la prueba de fuerza mayor, caso fortuito o de la falta de pasajero.

Art. 695.- A partir de la entrada del pasajero al vehículo o al medio de transporte, el transportista es responsable de los daños que sufra el pasajero.

Art. 696.- Es nula toda cláusula por la cual el transportista se exonere, en todo o en parte, de su responsabilidad por los daños corporales sufridos por los pasajeros.

Art. 697.- Mediante cláusula escrita conocida por el pasajero, el transportista puede, salvo falta intencional o falta grave cometida por él o por sus dependientes, exonerarse de su responsabilidad, en todo o en parte, por retardo o por daños no corporales sufridos por el pasajero.

Art. 698.- El transporte de los equipajes entregados al transportista se rige por las disposiciones correspondientes del transporte marítimo.

No está a cargo del transportista el cuidado de los bultos que el pasajero conserve en su poder.

Art. 699.- Las previsiones relativas a las giras marítimas, se aplican a las terrestres internacionales.

CAPITULO III
LA PRESCRIPCION

Art. 700.- Todas las acciones a que puedan resultar contrato de transporte de cosas prescriben en el término de dos años.

El término de esta prescripción se cuenta, en el caso de pérdida total, desde el día en que debió tener lugar la entrega de las cosas, y en todos los demás casos, desde el día en que las cosas han sido entregadas u ofrecidas al destinatario.

Art. 701.- Todas las acciones a que puedan resultar del contrato de transporte de personas prescriben en el plazo de dos años a contar del suceso que le ha dado nacimiento.

CAPITULO IV
DISPOSICIONES DIVERSAS

Art. 702.- Debe ser considerada como cláusula exoneratoria en cuanto a los artículos 689, 690, 696, 697, la que ponga directa o indirectamente a cargo del expedidor, del destinatario o del pasajero, el seguro de todo o parte de la responsabilidad del transportista.

Art. 703.- Son nulas y sin ningún efecto todas las estipulaciones que derogaren por anticipado las disposiciones de los artículos 681, párrafo tercero; 684 párrafo primero; 687 párrafo primero; 688, 690, 691, 692, 696, y 702, y la de los artículos 686, 693 y 695, salvo en los límites respectivos autorizados por los artículos 689 y 697.



TITULO VII
EL CONTRATO DE SEGURO

CAPITULO I
LOS SEGUROS EN GENERAL

SECCION 1
DISPOSICIONES GENERALES

Art. 704.- Los seguros terrestres se rigen por las disposiciones del presente Título.

Art. 705.- Las disposiciones de este título no rigen los seguros marítimos y aéreos ni los reaseguros, ni derogan las reglas de las leyes sobre seguros sociales y accidentes de trabajo.

El presente título rige de manera supletoria en cuanto a todos los seguros.

Art. 706.- Las disposiciones del presente Título no podrán modificarse por convenciones particulares, salvo aquellas que otorgan a las partes una simple facultad, las cuales están contenidas en los artículos 704, 708, 709, 727, 728, 729, 730, 733, 735, 737, 738, 742, 743, 744, 745,773, 783.

Art. 707.- En todas las demandas relativas a la determinación y al pago de las indemnizaciones adeudadas el demandado (asegurador o asegurado) debe ser emplazado ante el tribunal del domicilio del asegurado, cual que sea la especie de seguro de que se trate, salvo en materia de inmuebles o muebles por su naturaleza, en el cual el demandado será emplazado ante el tribunal de la situación de las cosas aseguradas.

Sin embargo, si se trata de seguros contra accidentes de cualquier naturaleza, el asegurado podrá emplazar al asegurador ante el tribunal del lugar donde se haya producido el hecho generador del daño.

El asegurador debe ser siempre puesto en causa por el asegurado cuando éste ejerza la acción civil accesoriamente a la acción pública.

Art. 708.- Cuando el asegurador reasegure los riesgos que haya asegurado, permanece como único responsable frente al asegurado.

Art. 709.- La duración del contrato de seguro es fijada por la póliza.

Art. 710.- El seguro puede ser contratado en virtud de un mandato general o especial, o aún sin mandato, por cuenta de una persona determinada. En el último caso aprovechan a la persona por cuenta de la cual ha sido concluido, aún cuando la ratificación ocurra después del siniestro.

El seguro, también puede ser contratado por cuenta de quien corresponda.

La declaración de esto último vale como seguro hecho en beneficio del suscriptor de póliza y como estipulación por otro en provecho del beneficiario, conocido o eventual, de la cláusula correspondiente.

El suscriptor de un seguro contratado por cuenta de aquel a quien corresponda es la única persona obligada frente al asegurador al pago de la prima. Las excepciones que puede oponer el asegurador al suscriptor también son oponibles al beneficiario de la póliza, sea quien fuere.

Art. 711.- La solicitud del seguro no compromete al asegurado ni al asegurador salvo que éste haya recibido el pago de la suma convenida por concepto de prima. La póliza o el resguardo provisional constatan sus compromisos recíprocos, sin perjuicio de lo antes expresado.

Se reputa aceptada la solicitud notificada por escrito para prolongar o modificar una póliza o volver a poner en vigor un contrato suspendido, si el asegurador no rehusa esa solicitud dentro de los diez días subsiguientes a la fecha de su recepción. Las disposiciones de este párrafo se aplican a los seguros de vida.



SECCION 2
LA PRUEBA DEL CONTRATO DE SEGURO, DE LAS FORMAS Y
LA TRANSMISION DE LAS POLIZAS

Art. 712.- El contrato de seguro puede ser redactado por escrito en caracteres legibles a simple vista. Puede ser pasado ante notario o hecho por acta bajo firma privada.

Toda modificación al contrato de seguro primitivo debe ser comprobada por un acto adicional firmado por las partes. Las presentes disposiciones no impiden que, antes de la entrega de la póliza o del acta adicional, el asegurador y el asegurado se comprometan recíprocamente mediante la entrega de un resguardo provisional.

Art.713.- El contrato de seguro debe contener, además de los derechos y obligaciones de las partes lo siguientes:

a) Nombre y direcciones de los Contratantes;
b) Objeto del seguro;
c) Fecha y hora de comienzo y de término del seguro, excepto la hora en las pólizas de seguros de vida;
d) Riesgos cubiertos;
e) El monto del seguro;
f) La prima del seguro;
g) Firma del representante legal o el apoderado del Asegurador;

Art. 714.- La póliza de seguro puede ser expedida a persona determinada, a la orden o al portador.

Las pólizas a la orden se transmiten por vía de endoso, aún en blanco.

Este artículo sólo es aplicable a los contratos de seguro sobre la vida en las condiciones previstas en el artículo 784.

Art.715.- El asegurador puede oponer al portador de la póliza o al tercero que invoque el beneficio de ésta las, excepciones oponibles al suscriptor originario, salvo en el seguro de responsabilidad por daños causados por un vehículo de motor.

SECCION 3
OBLIGACIONES DEL ASEGURADO Y DEL ASEGURADOR, NULIDADES Y RESILIACIONES

Art. 716.- Las pérdidas y los daños ocasionados por casos fortuitos o por la falta del asegurado están a cargo del asegurador, salvo exclusión formal y limitada contenida en el contrato. Sin embargo, aún cuando exista pacto en contrario, el asegurador no responde de las pérdidas y daños causados por una falta intencional o dolosa del asegurado.

Art. 717.- El asegurador responde de las pérdidas y los daños causados por las personas de las cuales el asegurado es civilmente responsable de acuerdo con ley, cual que sea la naturaleza y la gravedad de las faltas cometidas por estas personas.

Art. 718.- A la realización del riesgo o al vencimiento previsto en el contrato según el caso, el asegurador está obligado a pagar, en el plazo convenido, la indemnización o la suma determinada de acuerdo con el contrato.

El asegurador no está obligado más allá de la suma asegurada, salvo falta grave en el cumplimiento oportuno de sus obligaciones.

El asegurado está obligado a:

1) pagar la prima en las fechas convenidas,
2) declarar, al celebrar el contrato, todas las circunstancias conocidas por él que permitan al asegurador apreciar los riesgos que toma a su cargo;
3) declarar al asegurador, conforme al artículo 720, las circunstancias especificadas en la póliza que tengan por consecuencia agravar los riesgos;
4) dar aviso al asegurador, desde que haya tenido conocimiento y a más tardar en los cinco días, de cualquier siniestro que por su naturaleza pueda comprometer la responsabilidad del asegurador.

Los plazos de la declaración precedente no pueden ser reducidos por convención contraria. Podrán ser prolongados por mutuo acuerdo de las partes contratantes.

La caducidad que resulte de una cláusula del contrato no puede ser opuesta al asegurado que justifique ha estado en la imposibilidad de hacer su declaración en los plazos previstos a consecuencia de un caso fortuito o de fuerza mayor.

Las disposiciones de los incisos 1) 3) y 4) que preceden, no son aplicables al seguro sobre la vida. El plazo previsto en el inciso 4) no es aplicable al seguro contra robos.

Art. 719.- La prima es pagadera conforme a las disposiciones de la leyes especiales sobre la materia.

Art. 720.- Cuando por su hecho el asegurado agrave los riesgos de tal modo que el asegurador no hubiera contratado o sólo lo hubiera hecho mediante una prima más elevada si el nuevo estado de cosas hubiese existido a la celebración del contrato, el asegurado debe declararlo previamente al asegurador por comunicación con acuse de recibo.

Cuando se agraven los riesgos sin el hecho del asegurado, éste deberá declararlo a asegurador por carta comunicación con acuse de recibo, en un plazo máximo de diez días a partir del momento en que haya conocido las circunstancias que los agrava.

En ambos casos el asegurador tiene la facultad de reciliar el contrato o de proponer una nueva tasa a la prima. Si el asegurado no acepte la nueva tasa, el contrato queda reciliado y el asegurador conserva, en el caso del primer párrafo, el derecho a demandar el pago de una indemnización ante los tribunales si hay lugar.

Sin embargo, el asegurador no puede prevalerse de la agravación de los riesgos cuando, después de haber sido informado por cualquier medio, ha manifestado su consentimiento en mantener el seguro, especialmente mediante el recibo de las primas o el pago de una indemnización después del siniestro.

Art. 721.- En caso de reordenamiento y liquidación judicial del asegurado, el seguro subsiste en provecho de la masa de los acreedores, la cual se convierte en deudora directa del asegurador por el monto de las primas vencidas a partir del inicio del reordenamiento y liquidación judicial.

Sin embargo, la masa de los acreedores y el asegurador conservan el derecho de reciliar el contrato en el plazo de tres meses a partir de dicha fecha; la porción de la prima correspondiente al tiempo durante el cual el asegurador deje de cubrir el riesgo debe ser a dicha masa.

En caso de reordenamiento o liquidación judicial del asegurador, el contrato termina, un mes después de su declaratoria bajo reservas de las disposiciones del artículo 691. El asegurado podrá reclamar el reembolso de la prima pagada por el tiempo no cubierto por el seguro.

Art. 722.-En caso de muerte del asegurado o de enajenación de la cosa asegurada, el seguro continúa de pleno derecho en provecho del heredero o del adquiriente, quien tiene a su cargo le ejecución de todas las obligaciones que el asegurado haya asumido frente al asegurador en virtud del contrato. En tales casos el asegurador y el heredero o el adquiriente pueden reciliar el contrato.

En caso de enajenación de la cosa asegurada, quien la enajena queda obligado frente al asegurador al pago de las primas vencidas, pero queda liberado, aún como garante del pago de las primas por vencer a partir del momento en que informe al asegurador la enajenación. Este informe se hace por comunicación con acuse de recibo.

Cuando el seguro continúe y haya varios herederos o varios adquirientes, todos quedan obligados solidariamente al pago de las primas.

Es nula toda cláusula mediante la cual se estipule, en provecho del asegurador, a título de daños y perjuicios, una suma que exceda al monto de la prima de un año en caso de muerte del asegurado o de enajenación de la cosa asegurada, si el heredero o el adquiriente optan por la resiliación del contrato.

Art. 723.- En caso de enajenación de un vehículo de motor, sus remolques y semiremolques, únicamente en lo que concierne el vehículo enajenado, el contrato de seguro se suspende de pleno derecho, a partir de la hora cero del día siguiente de la enajenación; puede ser reciliado, mediante un preaviso de diez días por cada una de las partes.

A falta de puesta en vigor del contrato por acuerdo entre las partes, o de reciliación por cada una de ellas, la reciliación se opera de pleno derecho al expirar un plazo de seis meses contados a partir de la enajenación.

El asegurado debe, informar al asegurador por comunicación con acuse de recibo, la enajenación y su fecha por vencer.

Puede ser estipulado en el contrato, que a falta de esta comunicación, el asegurador tiene el derecho a una indemnización igual al monto de la porción de la prima vencida, correspondiente al tiempo transcurrido entre la fecha de la enajenación y el día en que ha tenido conocimiento.

El monto de esta indemnización no puede sobrepasar la mitad de una prima anual.

Puede estipularse igualmente una indemnización a favor del asegurador cuando la resiliación es hecha por el asegurado o interviene de pleno derecho por aplicación del presente artículo. El monto máximo de esta indemnización se fija igualmente en la mitad de una prima anual.

Si para la determinación de la prima se hubiere tenido en cuenta circunstancias especiales mencionadas en el contrato que agraven los riesgos, y si estas circunstancias desaparecen en el curso del seguro, el asegurado tiene derecho, no obstante cualquier convención contraria, a resiliar el contrato sin indemnizar al asegurador, si éste no consiente la disminución de la prima, de acuerdo con la tarifa aplicable a la suscripción del contrato.

Art. 724.- La omisión o la declaración inexacta por el asegurado, cuya mala fe no se establezca, no implica la nulidad del seguro. Si es comprobada antes del siniestro, el asegurador tiene el derecho de mantener el contrato mediante un aumento de la prima aceptada por el asegurado o a reciliarlo diez días después del aviso dirigido al asegurado restituyéndole la porción de la prima pagada por el tiempo no cubierto por el seguro. El aviso se da por comunicación con acuse de recibo.

Art. 725.- En los seguros en que la prima es calculada en razón de los salarios o según el número de las personas o de las cosas que forman el objeto del contrato, puede estipularse que, por cualquier error u omisión en las declaraciones que sirvan de base para la determinación de la prima, el asegurado debe pagar además del monto de la prima, una indemnización que nunca podrá exceder del cincuenta por ciento de la prima emitida.

También se puede estipular que cuando los errores u omisiones tengan por su naturaleza, importancia o repetición, carácter fraudulento, el asegurador tiene derecho a la devolución de las sumas pagadas por los siniestros independientemente al pago de la indemnización arriba indicada.

Art. 726.- Son nulas:

1) Todas las cláusulas generales que sancionen al asegurado con la caducidad del seguro en casos de violación de las leyes o los reglamentos, a menos que constituya un crimen o un delito intencional; y

2) Todas las cláusulas que sancionen al asegurado con la caducidad del seguro en razón de un simple retardo en la declaración del siniestro a las autoridades o en la aportación de documentos, sin perjuicio del derecho del asegurador a reclamar una indemnización proporcional al daño que le haya causado este retardo.

SECCION 4
LA PRESCRIPCION

Art. 727.- Todas las acciones que derivan de un contrato de seguro prescriben en el término de dos años a contar del hecho que le haya dado nacimiento.

Sin embargo, este plazo sólo corre:

1) en caso de reticencia, omisión o declaración falsa o inexacta sobre el riesgo ocurrido, a partir del día en que el asegurador haya tenido conocimiento de uno cualquiera de ellos de tales hechos;

2)en caso de siniestro, desde el día en que los aseguradores lo han conocido, si prueban que lo habían ignorado hasta entonces.

Art. 728.- Cuando la acción del asegurado en contra del asegurador tiene por causa la reclamación de un tercero, el plazo de la prescripción sólo corre desde el día en que este último ejerce su acción en justicia contra el asegurado o cuando haya sido indemnizado por éste.

Art. 729.- La duración de la prescripción no puede ser abreviada por una cláusula de la póliza. Corre aún contra de los menores y los interdictos.

Art. 730.- La prescripción se interrumpe por las causas del derecho común y por la designación de expertos a raíz del siniestro.

CAPITULO II
SEGURO DE DAÑOS

Art. 731.- El seguro relativo a los bienes es un contrato de indemnización. La indemnización del asegurador al asegurado no puede exceder del monto de valor de la cosa asegurada al momento del siniestro.

Puede estipularse que el asegurado queda obligado a ser su propio asegurador por una suma o por una porción determinada, o que debe soportar una deducción previamente fijada sobre la indemnización del siniestro.

Art. 732.- Cuando un contrato de seguro es consentido por una suma superior al valor de la cosa asegurada, si ha habido dolo o fraude de una de las partes, la otra parte puede demandar la nulidad y reclamar, además, la reparación de los daños y perjuicios.

Si no ha habido dolo ni fraude, el contrato es válido pero sólo hasta la concurrencia del valor real de los objetos asegurados y el asegurador no tendrá derecho a las primas por el excedente. Sólo las primas vencidas quedan definitivamente adquiridas, así como la del año en curso, cuando ha vencido.

Art. 733.- Aquel que se asegura con varios aseguradores por un mismo interés contra igual riesgo debe, salvo estipulaciones en contrario poner de inmediato a cada asegurador en conocimiento de los otros seguros. Al hacerlo el asegurado deber indicar el nombre de los aseguradores con los cuales haya contratado otros seguros, así como las sumas aseguradas.

Cuando varios seguros han sido contratados sin fraude, en la misma fecha o en varias fechas por suma total superior al valor de la cosa asegurada, todos ellos son válidos y cada uno produce sus efectos en proporción a la suma a que se aplique hasta la concurrencia del valor completo de la cosa asegurada.

Esta disposición puede ser descartada por una cláusula del contrato mediante la cual se adopte la regla del orden de las fechas o se estipule la solidaridad entre los aseguradores.

Art. 734.- Si resulta de las estimaciones que el valor de la cosa asegurada excede al día del siniestro la suma garantizada, se reputa que el asegurado es su propio asegurador por el excedente y soporta, en consecuencia, una parte proporcional del daño, salvo convención contraria.

Art. 735.- Cualquier persona que tenga interés en la conservación de una cosa puede asegurarla. Cualquier interés directo o indirecto en la no realización del riesgo puede ser objeto de un seguro.

Art. 736.- Las mermas, disminuciones o pérdidas sufridas por la cosa asegurada y que provenga de su vicio propio no están a cargo del asegurador, salvo convención contraria.

Art. 737.- El asegurador no responde salvo convención contraria, de las pérdidas y de los daños ocasionados por guerra con otros países, guerra civil, motines o desórdenes populares.

Art. 738.- En caso de pérdida total de la cosa asegurada que resulte de un hecho no previsto por la póliza, el seguro termina de pleno derecho y el asegurador debe restituir al asegurado la porción de la prima pagada por adelantado que corresponda al tiempo no cubierto.

Art. 739.- El asegurador que ha pagado la indemnización del seguro queda subrogado hasta la concurrencia de la indemnización, en los derechos y las acciones del asegurado contra los terceros que, por su hecho causaron el daño que dio lugar a la responsabilidad del asegurador.

El asegurador puede ser descargado en todo o en parte de su responsabilidad hacia el asegurado cuando la subrogación no pueda operarse a favor del asegurador por el hecho del asegurado.

Por derogación a las disposiciones precedentes, el asegurador no tiene recurso alguno contra los hijos, descendientes, ascendientes, aliados en línea directa, dependientes, empleados, obreros o domésticos del asegurado ni contra cualquiera otra persona que viva habitualmente en el hogar del mismo, salvo en caso de hechos dañosos cometidos de mala fe por una de estas personas.

Art.740.- Las indemnizaciones adeudadas a consecuencia del seguro contra incendio, ciclón o por otros riesgos, son atribuidos, sin que haya necesidad de delegación expresa, a los acreedores privilegiados o hipotecarios, según su rango, si los hay.

Sin embargo, son válidos los pagos hechos de buena fe antes de una oposición.

Art.741.- El asegurado no puede hacer abandono de los objetos asegurados, salvo convención contraria.

Art. 742.- El seguro es nulo si al momento del contrato la cosa asegurada ha perecido o no puede estar expuesta a los riesgos.

Las primas pagadas deben ser restituidas al asegurado, previa deducción de los gastos del asegurador. Las comisiones no son deducibles cuando han sido recuperadas del agente del corredor.

En el caso señalado en el primer párrafo del presente artículo, la parte cuya mala fe sea probada debe a la otra una suma igual al doble de la prima de un año.





CAPITULO III
LOS SEGUROS CONTRA INCENDIO

Art. 743.- El asegurador contra incendio responde de todos los daños causados por la conflagración, el abrasamiento o por la simple combustión. Sin embargo, no responde, salvo convención contraria, de aquellos daños ocasionados por la sola acción del calor o por el contacto directo e inmediato del fuego o de una sustancia incandescente si no ha habido incendio ni comienzo de incendio susceptible de degenerar en verdadero incendio susceptible de degenerar en verdadero incendio.

Art. 744.- Los daños materiales que resulten directamente del incendio o del comienzo de incendio son los únicos que están a cargo del asegurador, salvo convención contraria.

Si el experticio no finaliza en los tres meses posteriores a la entrega del estado de las pérdidas, el asegurado tiene derecho a hacer correr los intereses con una simple intimación. Si no ha finalizado en los seis meses, cada parte puede proceder judicialmente.

Art. 745.- Son asimilados a los daños materiales y directos los daños materiales ocasionados por los socorros y por las medidas de salvamento de los objetos comprendidos en el seguro.

Art. 746.- El asegurador responde, no obstante cualquier estipulación contraria, de la pérdida o de la desaparición de los objetos asegurados ocurrida durante el incendio, a menos que pruebe que la pérdida o desaparición provienen de un robo.

Art. 747.- Conforme al artículo 735 el asegurador no responde de las pérdidas y deterioros de la cosa asegurada que provengan del vicio propio de la misma, pero garantiza los daños que son consecuencia del incendio, a menos que tenga derecho a demandar la nulidad del contrato de seguro.

Art.748.- Salvo convención contraria, el seguro no cubre los incendios ocasionados directamente por temblores de tierra, u otros cataclismos.

CAPITULO IV
EL SEGURO DE RESPONSABILIDAD

Art. 749.- En el seguro de responsabilidad, el asegurador sólo está obligado si, a consecuencia del hecho dañoso previsto en el contrato, se hace al asegurado una reclamación amigable o judicial por el tercero lesionado.

Art. 750.- Las costas que resulten de cualquier acción en responsabilidad dirigida contra el asegurado están a cargo del asegurador.

Art. 751.- El asegurador puede estipular que le es inoponibles los reconocimientos de responsabilidad y las transacciones hechas sin su consentimiento. La confesión de la materialidad de un hecho no puede ser asimilada al reconocimiento de responsabilidad por el mismo.

Art. 752.- El asegurador sólo puede pagar a otra persona, todo o parte de la suma que adeuda después que el tercero lesionado haya sido desinteresado hasta concurrencia de dicha suma, de las consecuencias pecuniarias del hecho perjudicial que hayan implicado la responsabilidad del asegurado.

CAPITULO V
EL SEGURO DE VEHICULOS DE MOTOR

SECCION I
DISPOSICIONES GENERALES

Art. 753.- Cualquier persona física o moral cuya responsabilidad pueda quedar comprometida a consecuencia de los daños corporales y materiales causados a los terceros por un vehículo de motor, así como por remolques o semi-remolques, antes de poner a circular dichos vehículo debe contratar un seguro que cubra esta responsabilidad. Este seguro cubre la responsabilidad civil de su suscriptor, del propietario del vehículo, así como de cualquier otra persona autorizada por aquellos que tenga la guarda o la conducción del vehículo.

En lo que respecta a los vehículos amparados por contratos de ventas condicionales de muebles en curso de ejecución, la obligación que establece este artículo corresponderá al comprador.

Art. 754.- El seguro indicado en el artículo precedente debe cubrir la reparación de los daños corporales y materiales que en ocasión de la circulación resulten:

a) de los accidentes, incendios o explosiones causados por el vehículo y sus accesorios y por los productos que sirvan para su utilización, así como por las cosas transportadas en el mismo.
b) de la caída de dichos accesorios, productos o cosas.

Art. 755.- Salvo las derogaciones previstas en el siguiente artículo, el seguro comprende la reparación de los daños causados a cualquier tercero, incluyendo a las personas transportadas en el vehículo.

Art. 756.- Por derogación a las disposiciones que preceden, el seguro no cubre la reparación:

a) de los daños sufridos:

1) por la persona que conduzca el vehículo;
2) por el cónyuge, los ascendientes y los descendientes de las personas indicadas en el artículo 752 y en el apartado 1) del inciso a) que antecede;
3) por los representantes legales de la persona moral propietaria del vehículo, cuando sean transportadas por el mismo;

b) de los daños resultantes de las operaciones de carga y descarga del vehículo;

c) de los daños que resulten de los efectos directos o indirectos de la explosión, de desprendimiento de calor o radiaciones provenientes de la transmutación de núcleos de átomos o de la radioactividad, así como de los efectos de radiaciones provocadas por el aceleramiento artificial de partículas;

d) de los daños que afecten los inmuebles, cosas o animales alquilados o confiados al asegurador o al conductor, a cualquier título que sea;

e) de los daños causados a las mercancías y a los objetos transportados.

Art. 757.- Todo vehículo cuyo seguro sea obligatorio debe llevar en lugar visible un certificado del asegurador, en el que conste la existencia de la póliza vigente.

Art. 758.- Los viajeros en tránsito deben obtener el seguro para vehículos de motor remolques o semi-remolques, establecido en esta sección por el período de su permanencia en el país. Pagará una prima proporcional al indicado período.

Art. 759.- Todo seguro contratado conforme a las previsiones de la presente sección. Cubre a lo menos, las indemnizaciones mínimas establecidas por ley especial.

Art. 760.- El juez que conoce de los asuntos penales es competente para estatuir accesoriamente a la acción pública, respecto a toda acción en oponibilidad que se interponga en contra de su asegurador, así como también en las contestaciones que se susciten en relación con el contrato de seguro.

Art. 761.- Solo cuando en el acta policial levantada en ocasión de un accidente de vehículos de motor no se indiquen los datos correspondientes al seguro o cuando el autor del accidente no justifique su existencia prontamente, la víctima, sus causahabientes y el Fondo de Garantía previsto en el artículo 767, pueden recurrir a las medidas conservatorias previstas en los artículos 48 y siguientes del Código de Procedimiento Civil.

Art.762.- El asegurador sólo está obligado a hacer pagos con cargo a la póliza cuando se le notifique una sentencia con la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada, que condene al asegurado a una indemnización por lesiones daños causados por un vehículo amparado por una póliza de seguro y por costas judiciales debidamente liquidadas, y siempre que dicho asegurador haya sido puesto en causa por el asegurado o por los persiguientes de la indemnización, en el proceso que haya dado lugar a la sentencia.

Art. 763.- El asegurador tiene calidad para alegar en justicia, cuando fuere puesto en causa, todo cuanto tienda a disminuir el monto de la responsabilidad civil de su asegurado o la inexistencia de la misma. Sin embargo, no puede oponerse a los terceros las exclusiones contenidas en la póliza, salvo su recurso contra el asegurado en falta.

Art. 764.- No se expide matrícula o placa de número alguna a un vehículo de motor, remolque, o semi-remolque, si no se justificare que está amparado por el seguro a que se refiere el presente capítulo.

Art.765.- La ejecución de las sentencias dictadas en materia penal en única o última instancia, en los casos en que haya sido puesto en causa al asegurador no se suspenderá por la sola interposición de un recurso de casación. La Suprema Corte de Justicia, puede obtener la suspensión conforme a lo prescrito para los recursos en materia civil.

Art. 766.- Cualquier violación a las disposiciones del presente capítulo será castigada con multa de cinco mil a doscientos mil pesos esos y en caso de reincidencia con el duplo de dicha suma.

SECCION 2
El FONDO DE GARANTIA

Art.767.- Se instituye un Fondo de Garantía encargado de pagar en las condiciones y límites fijados por decreto, las indemnizaciones que sean acordadas a las víctimas de los accidentes que sufran daños corporales o sus causahabientes, ocasionados por vehículos de motor, remolques o semi-remolques, en los casos en que el responsable de los daños sea desconocido, o total o parcialmente insolvente o venga a serlo a su asegurador.

Art.768.- El Fondo de Garantía puede tomar igualmente a su cargo, los daños materiales, en las condiciones y límites fijados por decreto, cuando el autor de estos daños no esté asegurado o fuere total o parcialmente insolvente.

Art. 769.- Las indemnizaciones a pagar por el Fondo deben resultar de una sentencia con la autoridad de la cosa juzgada o de una transacción que haya sido aprobada por dicho Fondo.

Art.770.- El Fondo de Garantía está dotado de personalidad jurídica. Agrupa de modo obligatorio a todos los aseguradores autorizados para cubrir los riesgos de responsabilidad civil causados por el uso de vehículos de motor, remolques o semi-remolques. Su administración, dirección y vigilancia estarán a cargo de la Cámara de Aseguradores. La Cámara redacta sus estatutos, los cuales son oponibles a los terceros a partir de su aprobación por el Superintendente de Seguros y el cumplimiento de las medidas de publicidad establecidas en este Código para las sociedades comerciales.

Art.771.- El Fondo de Garantía queda subrogado en los derechos que tenga el acreedor de la indemnización contra la persona responsable del accidente o de su asegurador. Tiene derecho, además, a los intereses legales a partir del pago que realice y a los gastos del recobro.

Art. 772.- Dicho Fondo es alimentado por las contribuciones de los aseguradores, de los asegurados y de los responsables de accidentes corporales de vehículos de motor, remolques o semi-remolques no son beneficiarios de un seguro, conforme se establezca por decreto.

Art. 773.- Toda transacción que tenga por objeto fijar o regular el pago de las indemnizaciones adeudadas por los responsables no asegurados por accidentes corporales causados con vehículos de motor, remolques o semi-remolques debe ser notificado al Fondo de Garantía por el deudor de la indemnización, en un plazo de un mes, por acto de alguacil. Toda demanda en justicia que tenga el mismo objeto debe ser notificada al Fondo en su asiento social.

Art. 774.- El Fondo de Garantía puede intervenir ante el juez que conoce de los asuntos penales, aún por primera vez en grado de apelación, en cualquier caso, y, particularmente, para contestar el fundamento o el monto de la indemnización reclamada, en todas las instancias comprometidas entre las víctimas de accidentes corporales causahabientes, de una parte, y los responsables o sus aseguradores, de la otra parte. Intervendrá a título principal y puede ejercer todas las vías de recursos establecidas por la ley.

Art. 775.- El autor de un accidente corporal causado por un vehículo de motor, remolque o semi-remolque, está obligado a suministrar al agente policial que redacte el acta correspondiente el nombre del asegurador y lo demás datos de identificación de la póliza de asegurador que cubre el vehículo. Toda omisión voluntaria o declaración falsa hecha de mala fe es castigada con una multa de mil a cinco mil pesos.

Art. 776.- Por decreto dictado después de oír el parecer de la Junta Consultiva de Seguros, se establecen las condiciones de aplicación de la presente sección y, naturalmente, las bases y modalidades jurídicas de determinación de las indemnizaciones que pueden ser adeudadas por el Fondo de Garantía; las personas excluidas del beneficio del mismo; las obligaciones y derechos respectivos o recíprocos del Fondo de Garantía, del asegurador, responsable del accidente, de la víctima o sus causahabientes; los plazos para el ejercicio de dichos derechos o la persecución del cumplimiento de estas obligaciones, las condiciones de funcionamiento y la intervención en la justicia del Fondo de Garantía, las condiciones en las cuales aquellos pueden ser excepcionalmente puestos en causa, las modalidades del control ejercido sobre el conjunto de la gestión del Fondo por un funcionario designado por el Poder Ejecutivo.

Art. 777.- Los actos realizados u otorgados por el Fondo de Garantía están exentos de todo impuesto, derecho, tasa o contribución.

CAPITULO VI
LOS SEGUROS DE LAS PERSONAS

SECCION 1
DISPOSICIONES GENERALES

Art. 778.- En materia de seguro sobre la vida y en el seguro de accidentes que afecten a las personas, las sumas aseguradas son fijadas por el contrato.

En el seguro de personas, el asegurador después de pagar la suma asegurada no puede subrogarse en los derechos del suscriptor de la póliza o del beneficiario contra los terceros en razón del siniestro.





SECCION 2
LOS SEGUROS SOBRE LA VIDA

Art. 779.- La vida de una persona puede ser asegurada mediante contrato pactado por ella o por un tercero.

Art. 780.-Es nulo el seguro en caso de muerte contratado por un tercero sobre la persona del asegurado, si éste no ha dado su consentimiento por escrito con indicación de la suma asegurada.

El consentimiento del asegurado debe ser dado por escrito a pena de nulidad, para toda cesión o constitución de prenda para la transferencia del beneficio del contrato sobre su persona por un tercero.

Art. 781.- Se prohibe contratar un seguro en caso de muerte sobre la persona de un menor de edad, de un interdicto judicial o de un persona internada en una casa para enajenados. El seguro que viole a esta prohibición es nulo. La nulidad puede ser pronunciada a demanda del asegurador, del suscriptor de la póliza, del representante del incapaz o del Ministerio Público. Las primas pagadas deben ser restituidas íntegramente.

El asegurador y el suscriptor que a sabiendas violen esta prohibición son sancionados, por cada seguro contratado, a una multa de quinientos mil pesos oro. Será aplicable el artículo 463 del Código Penal.

Estas disposiciones no impiden, en el seguro en caso de muerte, el reembolso de las primas pagadas en ejecución de un contrato de seguro en caso de vida, suscrito sobre una de las personas señaladas en el primer párrafo de este artículo.

Art. 782.-Nadie puede contratar un seguro en caso de muerte sobre la persona de un menor, sin la autorización de sus padres investidos de la autoridad parental, de su tutor o de su curador. Además de esta autorización será necesario el consentimiento del incapaz.

Art. 783.- En ausencia de esta autorización y de este consentimiento el contrato es nulo. La nulidad es pronunciada a demanda de cualquier interesado.

Art. 784.- La póliza de seguro sobre la vida deberá indicar, además de las enunciaciones mencionadas en el artículo 713 lo siguiente:

a) los nombres y apellidos del beneficiario, si este es determinado;
b) los nombres, apellidos y fecha de nacimiento del o de las personas sobre quienes se contrata el seguro;
c) el suceso o el término del cual depende la exigibilidad de la suma a pagar; y
d) las condiciones de la reducción, si el contrato las permite, conforme a las disposiciones de los artículos 798 y 799.

Art. 785.- La póliza de seguro sobre la vida puede ser a la orden. No puede ser al portador.

El endoso de una póliza sobre la vida debe, a pena de nulidad estar fechado, indicar el nombre del beneficiario del endoso y ser firmado por el endosante.

Art. 786.- El seguro en caso de muerte no produce ningún efecto si el asegurado se suicida consciente y voluntariamente. Sin embargo, no obstante convención contraria, el asegurador deberá pagar a los causahabientes una suma igual al monto de la reserva.

La póliza que contenga una cláusula por la cual el asegurador se comprometa a pagar la suma convenida hasta en caso de suicidio voluntario y consciente del asegurado sólo, puede producir efecto después de transcurridos dos años de la celebración del contrato.

La prueba del suicidio del asegurado incumbe al asegurador, la inconsciencia del asegurado deberá ser establecida por el beneficiario del seguro.

Art.787.- El capital o la renta convenida puede ser pagadera a la muerte del asegurado, a uno o varios beneficiarios determinados.

Se considerará en provecho de un beneficiario determinado, la estipulación por la cual el contratante atribuya el beneficio del seguro a su cónyuge sin indicación de nombre, a sus hijos y descendientes nacidos o por nacer o a sus herederos, sin que sea necesario inscribir sus nombres en la póliza o en otro acto ulterior contentivo la atribución del capital convenido.

El seguro hecho en favor del cónyuge de la asegurada aprovecha a quien tenga esa calidad aún cuando venga a tenerla en fecha posterior al contrato. En caso ulterior matrimonio, el provecho de esta estipulación corresponde al cónyuge superviviente.

Los hijos, los descendientes o los herederos del contratante designados beneficiarios, en la forma señalada, tienen derecho al beneficio del seguro en proporción a sus partes hereditarias. Conservan este derecho en caso de renuncia a la sucesión.

En ausencia de designación un beneficiario determinado en la póliza o a falta de la aceptación por el beneficiario designado, el suscriptor de la póliza tiene el derecho a designar un beneficiario o a sustituir a un beneficiario por otro. Esta designación o esta sustitución se hará por adición o apéndice a la póliza o cumpliendo con las formalidades señaladas en el artículo 1690 del Código Civil; también se puede hacer por testamento. Cuando la póliza sea a la orden se hace por vía de endoso.

Art. 788.- La estipulación en virtud de la cual el beneficio del seguro es atribuido a un beneficiario determinado es irrevocable por la aceptación expresa o tácita de éste.

Hasta tanto la aceptación no ha tenido lugar, el derecho de revocar la estipulación sólo pertenece al estipulante y, en consecuencia no puede ser ejercida mientras viva por sus acreedores ni por representantes legales.

El derecho a revocación sólo puede ser ejercido por los herederos tras la muerte del estipulante, después que sea exigible la suma convenida y transcurridos tres meses desde la puesta en mora del beneficiario por acto extrajudicial, para que éste declare si acepta.

La aceptación por el beneficiario de la estipulación hecha en su provecho o la revocación de esta estipulación sólo es oponible al asegurador cuando ha sido llevada su conocimiento.

La atribución a título gratuito del beneficio de un seguro sobre la vida de una persona determinada se presume que ha sido hecha bajo la condición de que exista el beneficiario en a época de la exigibilidad del capital o de la renta convenidos, a menos que no resulte lo contrario de los términos de la estipulación.

Art. 789.- La póliza de seguro puede ser dada en prenda por adición o apéndice a ésta, por endoso en garantía si es a la orden o por acto sometido a las formalidades del artículo 2075 del Código Civil.

Art. 790.- Cuando el seguro a causa de muerte ha sido concluido sin la designación de un beneficiario, el capital se atribuye a sus herederos conforme a las reglas de distribución sucesoral sin perjuicio de lo que se dispone en los siguientes artículos.

Art. 791.- Las sumas que se estipulen pagaderas a la muerte del asegurado a un beneficiario determinado o a sus herederos, no forman parte de la sucesión del asegurado. Cual que sea la forma y la fecha de designación del beneficiario, se reputa que éste ha tenido el derecho que se le acuerda a partir del día del contrato, aún cuando su aceptación sea posterior a la muerte del asegurado.

Art.792.- Las sumas pagaderas a la muerte del asegurado a un beneficiario determinado no están sometidas a las reglas de colación de la sucesión ni a las de reducción por afectar a la reserva de los herederos del asegurado.

Dichas reglas tampoco se aplican a las sumas pagadas por el asegurado a título de primas, a menos que éstas hayan sido manifiestamente exageradas en relación con sus posibilidades.

Art.793.- El capital convenido en provecho de un beneficiario determinado no puede ser reclamado por los acreedores del asegurado. Estos sólo tienen derecho al reembolso de las primas en el caso indicado en el segundo párrafo del artículo precedente, en las condiciones del artículo 1167 del Código Civil o de las disposiciones de este Código.

Art. 794.- El beneficiario puede después de aceptar la estipulación hecha en su provecho y si la cesibilidad de este derecho le ha sido acordada, o con el consentimiento del suscriptor del seguro, transmitir el beneficio del contrato por una cesión en la forma prevista por el artículo 1690 del Código Civil, o por endoso si la póliza es a la orden.

Art. 795.- El beneficio del seguro contratado por un cónyuge común en bienes en favor del otro constituye un bien propio de éste último.

No se debe recompensa alguna a la comunidad en razón de las primas pagadas por ella, salvo en el caso señalado en el artículo 791, segundo Párrafo.

Art.796.- Los esposos pueden contratar un seguro recíproco sobre la persona de cada uno de ellos en un sólo y mismo acto;

Art. 797.- Cualquier interesado puede sustituir en el pago de las primas al contratante un seguro.

Art. 798.- El asegurador no tiene acción para exigir el pago de las primas.

La falta del pago de una prima sólo tiene por sanción la resiliación pura y simple del seguro o la reducción de sus efectos.

En los contratos de seguro en caso de muerte hechos por toda la duración de la vida del asegurado, sin condición de supervivencia, y en todos los contratos en que las sumas o rentas estipuladas son pagaderas después de ciento número de años, la falta de pago, solo tiene por efecto la reducción del capital o de la renta convenida, no obstante pacto en contrario, a condición que se haya pagado a lo menos tres primas anuales.

Art. 799.- Las condiciones de la reducción deben ser indicadas en la póliza de modo que el asegurado pueda saber en todo momento la suma a la cual queda reducido el seguro en caso de cesación en el pago de las primas.

El seguro reducido no puede ser menor al que el asegurado obtendría, aplicando como prima única para la suscripción de un seguro de la misma naturaleza y conforme a las tarifas de inventario en vigor en el momento del seguro primitivo, una suma igual a la reserva matemática de su contrato a la fecha de la resiliación, quedando disminuida esta reserva en un uno por ciento, a lo sumo de la suma originalmente estipulada.

Cuando el seguro haya sido suscrito por parte, mediante el pago de una prima única, la parte del seguro que corresponda a esta prima queda en vigor, no obstante la falta de pago de las primas periódicas.

Art. 800.- Es obligatorio el rescate del seguro a solicitud del asegurado.

El asegurador puede hacer anticipos al asegurado.

En el precio del rescate, el número de primas a pagar antes de que el rescate o los anticipos que pueden ser solicitados, deben ser determinados por resolución general que dicten al efecto el Superintendente de Seguros.

Las disposiciones de esta resolución o las de cualquier otra que la sustituya no pueden ser modificadas por convención particular.

Las condiciones del rescate deben ser indicadas en la póliza, de manera que el asegurado pueda conocer en cualquier momento la suma a la cual tiene derecho.

Art. 801.- Los seguros temporales en caso de muerte no dan lugar a la reducción ni al rescate. Tampoco dan lugar a este último los seguros de capitales y de renta de supervivencia, los seguros en caso de vida sin contraseguro y de supervivencias de las rentas vitalicias sin contraseguro.

El contrato de seguro cesa de tener efecto cuando el beneficiario ha ocasionado voluntariamente la muerte del asegurado.

El monto de la reserva matemática debe ser pagado por el asegurador a los herederos y causahabientes de quien contrató el seguro, si las primas han sido pagadas durante tres años a lo menos.

En caso de simple tentativa, el asegurado tendrá el derecho de revocar la atribución del beneficio del seguro, aún cuando el autor de la tentativa haya aceptado el beneficio de la estipulación hecha en su provecho.

En caso de designación de un beneficiario por testamento, el pago de las sumas aseguradas aquel que, en ausencia de esta designación hubiera tenido derecho a ello, será liberatorio para el asegurador de buena fe.

El error sobre la edad del asegurado sólo conlleva la nulidad del seguro cuando la edad verdadera se encuentra fuera de los límites fijados para la conclusión de los contratos según las tarifas del asegurador

En cualquier otro caso si como consecuencia de un error de este tipo, la prima pagada ha sido inferior a aquella que hubiere debido ser abonada, el capital o la renta asegurada se reduce en la proporción de la prima percibida, respecto de la que había correspondido a la edad verdadera del asegurado. Si por el contrario como consecuencia de un error sobre la edad del asegurado ha sido pagada una prima más elevada, el asegurador está obligado a restituir, la porción que ha recibido en exceso, sin intereses.

Art.802.- En caso de reordenamiento, liquidación judicial o quiebra del asegurador, el crédito de cada uno de los beneficiarios de los distintos contratos vigentes se fija al día de la sentencia una suma igual a la reserva matemática de cada contrato, calculado sin ningún aumento sobre las bases técnicas de la tarifa de las primas en vigor a la fecha de la conclusión del contrato.


 Descargar    atras Buscar

Lo mas Popular en la Seccion de Codigos


1.-Codigo Civil, Sucesiones, Inicio de una Sucesion, herederos, herederos colaterales, sucesiones irreguales, sucesiones vacantes, colaciones, derechos del conyugue superviviente, inventario de una Sucesion.
2.-Codigo Civil, Las Prescripciones, Inicio de la Prescripcion, tipos de prescripciones, prescripciones por 6 meses, prescripciones por 2, 5, 10 y 20 años. Prescripciones particulares.
3.-Codigo Procesal Penal, Jurisdiccion y Sujetos Procesales, Tribunales competentes, recusacion, victima, querellante, imputado, defensa tecnica, actor civil, tercero civil demandado, obligaciones de las partes.
4.-Codigo Procesal Penal, Medidas de Coercion, Tipos de medidas de coercion, medidas de coercion personales, medidas de coercion reales, revision de las medidas de coercion.
5.-Codigo Tributario, Normas y Procedimientos, Sujetos pasivos de la obligacion Tributaria, extincion de la obligacion Tributaria, Recurso de Reconsideracion, Recurso Jerarquico, Recurso Contencioso Tributario, infracciones y sanciones.

Tips de Interes sobre Codigos


Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.

Clásicos del Derecho


La Noción de Responsabilidad Civil,  Una persona es responsable civilmente cuando esta obligada a reparar un daño sufrido por otra. A diferencia de la responsabilidad moral, la responsabilidad jurídica no existe sin una acción o una abstención y sin un perjuicio. Cuando el perjuicio alcanza a la sociedad, su autor puede ser castigado con una pena. Existe entonces responsabilidad penal. En principio, la responsabilidad penal requiere la responsabilidad moral del agente. Cuando el perjuicio afecta a una persona privada, su autor puede ser obligado a repararlo. Existe entonces responsabilidad civil. Asi pues, la responsabilidad implica una reparación, no una sanción. Cuando el perjuicio resulta por incumplimiento de una obligación contractual, la responsabilidad es contractual. En los restantes casos, la responsabilidad es delictual, si es intencional, o cuasidelictual si no lo ha sido.
Responsabilidad Delictual y Cuasidelictual y Contractual,  Se divide la responsabilidad civil en dos ramas: responsabilidad delictual y cuasidelictual; y la responsabilidad contractual. La responsabilidad contractual es aquella que resulta del incumplimiento de una obligación nacida de un contrato. Cuando un contratante no cumple la obligación puesta a su cargo por el contrato, puede causar un perjuicio al otro contratante, acreedor de la obligación. En ciertas condiciones, está obligado a reparar ese perjuicio; su responsabilidad contractual. La responsabilidad delictual o cuasidelictual no nace del incumplimiento de un contrato; nace de un delito o de un cuasidelito. En cierta condiciones, el autor del daño está obligado a repararlo; su responsabilidad es una responsabilidad delictual cuando ha caudado intencionalmente el daño; cuasidelictual, cuando no ha querido el daño.
Perjuicio o Daño Material,  Se entiende por ello el perjuicio que constituye un atentado contra el derecho pecuniario de una persona. Para dar lugar a reparación, el perjuicio debe ser cierto; no debe haber sido indemnizado ya; debe infligir un ataque a un interés legítimo judicialmente protegido; debe ser directo; y debe ser previsible, cuando la responsabilidad sea contractual. Su realización debe ser cierta. Si es solamente hipotética o eventual, no puede quedar comprometida ninguna responsabilidad. La perdida de una probabilidad no constituye un perjuicio eventual, sino un perjuicio cierto. Si ha sido reparado el perjuicio no existe ya. Con frecuencia resulta difícil saber si constituye reparaciones, o no, las sumas que percibe la víctima con ocasión del accidente; en consecuencia, se debe deducirla, o no, de los daños y perjuicios que tiene derecho a reclamar el perjudicado.
Interés de Precisar la Noción de Culpa,  Al no poder existir, en principio, la responsabilidad civil sin una culpa, es capital saber cuando hay culpa. El interés práctico de una definición precisa que la culpa es muy diferente, según que la obligación violada sea esta una obligación general de prudencia y diligencia o una obligación determinada. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación general de prudencia y diligencia, el juez, para condenar, debe comprobar una imprudencia o una negligencia: de ahí la necesidad de concretar los contornos de la imprudencia y de la negligencia, de definir la culpa. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación determinada, parece que no haya necesidad de definir la culpa. La observación es exacta tanto en materia de responsabilidad contractual como en la de la responsabilidad delictual y cuasidelictual.
Culpa Intencional y Culpa No intencional,  Para una definición más precisa de la culpa, es útil distinguir dos situaciones: unas veces, el autor del daño ha querido causar el daño; otras veces, no ha sido intención de causarlo. La culpa intencional se llama delictual cuando la responsabilidad no es contractual; se llama dolosa cuando es contractual la responsabilidad.
La culpa no intencional se llama cuasidelictual en caso de responsabilidad extracontractual; y no dolosa, en caso de responsabilidad contractual. Se denomina también culpa por imprudencia o por negligencia.
La culpa tiene necesariamente un aspecto diferente según el daño que se haya causado. La culpa intencional, es, pues, distinta de la culpa no intencional. Esa diferencia de naturaleza lleva consigo alguna diferencia de régimen.
Efecto de la Culpa de la Victima,  Puesto que cada una de las culpas han causado el daño en su totalidad, el demandado debería estar obligado a reparar la totalidad del daño. Pero tendría entonces una acción de repetición parcial contra la víctima, por cuya culpa se ha causado también el daño por entero, esto ocurre cuando el afectado ha sido perjudicado por su imprudencia o negligencia. Para simplificar, se exonera parcialmente al demandado: no debe reparar sino una fracción del daño, por quedar la otra parte a cargo de la víctima. Es lo que se denomina la división de responsabilidad. Al igual que cuando se divide el perjuicio entre el mandado y un tercero, la jurisprudencia, cuando reparte la responsabilidad entre el demandado y la víctima, tiene en cuenta la importancia respectiva de las culpas, cuando en buena lógica debería efectuar una división por mitad.
Causa de Acción de Responsabilidad,  Para la jurisprudencia, la causa de acción de responsabilidad civil varía según la naturaleza de la responsabilidad que pretende exigir el demandante: responsabilidad contractual, responsabilidad delictual y cuasidelictual por culpa personal, responsabilidad por el hecho de un tercero, a causa de las cosas inanimadas, por un hecho de los animales, por razón de la ruina de los edificios.
De ello resulta que el juez no puede modificar la causa de la demanda de la que conoce; y que la victima puede intentar una nueva acción fundándola sobre una causa diferente.
El juez de la acción de responsabilidad civil no puede contradecir lo que haya sido juzgado definitivamente por una jurisdicción represiva como constitutivo del fallo penal: autoridad absoluta de la cosa juzgada en lo criminal sobre lo civil.



Aviso Legal | Quienes Somos | Preguntas Frecuentes | Ayuda Usuarios | Politicas de Privacidad | Contactenos | Soporte
Todo sobre derecho en República Dominicana, herramienta para abogados, estudiantes y público en general.
® 2007/2014 Drleyes.com. Todos los derechos Reservados.
Drleyes Simbolo
onselectstart="return false"