Digite cualquier parametro para realizar su busqueda
facebook    twitter     Registro Premium     |     Registro Gratis
Home Contratos Actos Notariales Leyes Jurisprudencias Procedimientos Diccionario Juridico Directorio de Abogados Calculadoras
Registro Gratis  |   Registro Premium  |  Tarifas  |  Comprar  | Soporte

Plataforma de Busqueda


Codigos y Proyectos de Codigos

Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.
Seccion de Codigos,  podra encontrar todos los Codigos y Proyectos de Codigos, organizados por Articulos y temas. Es una herramienta muy util para el Abogado litigante. Descargarlo de nuestro site es mas cómodo y no hay posibilidad de errores.
En caso de no recordar el artículo de su interés puede usar nuestro  Buscador Especializado con solo seleccionar el Código y digitar una palabra del tema, el sistema desplegará todos los temas que contengan esa palabra. Para descargar Online desde su casa u oficina el contenido de los Códigos usted puede registrarse como  Usuario Gratis, y activar su cuenta en el email que le enviamos a su correo. Si necesita ayuda envienos una solicitud de asistencia entrando a nuestro  Centro de Soporte, lo responderemos en breve.

volver Volver    Buscar | Buscador | > Clic aqui para encontrar el tema de su interes en cualquier codigo >

Para descargar el contenido de esta seccion favor iniciar su sesion Silver | Si aun no se ha registrado haga clic aqui > para Suscribirse > | Es Gratis | Descargue palabras de nuestros diccionarios, Tratados, Convenios, Resoluciones, Reglamentos, Normas Fiscales, Decretos, y mucho mas...|

Codigos / Codigo Civil / Contrato Locacion / Locacion de las cosas  Descargar    atras Buscar

DRLEYES
Locacion de las cosas
Del Articulo: 1713 AL 1778
 
 CAPITULO II
De la locacion de los cosas
Art. 1713.- Se puede alquilar o arrendar cualquier clase de bienes, muebles o inmuebles.
 
SECCIÓN I
De las reglas comunes a los arrendamientos de casas y haciendas rurales
 
Art. 1714.- Se puede arrendar por escrito y verbalmente.
 
Art. 1715.- Si el arrendamiento verbal no ha recibido todavía ninguna ejecución, y una de las partes lo niega, no puede recibirse prueba por testigos, por muy módico que fuere el precio y aunque se alegue el haber dado señal. El juramento puede sólo deferirse al que niegue el contrato.
 
Art. 1716.- Cuando haya contestación sobre el precio del arrendamiento verbal, cuya ejecución haya empezado, y no hubiere ningún recibo, será creído el propietario bajo su juramento, a menos que el inquilino prefiera pedir la tasación por peritos, en cuyo caso los gastos de ésta serán por su cuenta, si pasase del precio que éste ha declarado.
 
Art. 1717.- El inquilino tiene derecho a subarrendar y ceder el arrendamiento a otro, caso de no habérsele prohibido esta facultad, lo cual puede hacerse por el todo o parte. Esta cláusula es siempre de rigor.
 
Art. 1718.- Los artículos del título del contrato de matrimonio y de los respectivos derechos de los esposos, relativos a los arrendamientos de bienes de mujeres casadas, son aplicables a los arrendamientos de bienes de menores.
 
Art. 1719.- Está obligado el arrendador, por la naturaleza del contrato, y sin que haya necesidad de ninguna estipulación particular: 1ro, a entregar al arrendatario la cosa arrendada; 2do, a conservarla en estado de servir para el uso para que ha sido alquilada; 3ro, a dejar al arrendatario el disfrute pacífico por el tiempo del arrendamiento.
 
Art. 1720.- El arrendador está obligado a entregar la cosa en buen estado de reparaciones de toda especie. Debe hacer en la misma, durante el arrendamiento, todas las reparaciones que se hagan necesarias, y que no sean las locativas.
 
Art. 1721.- Se debe dar garantía al inquilino de todos los vicios y defectos de la cosa arrendada que impidan su uso, aun cuando no los conociese el arrendador en el momento del arriendo. Si de estos vicios o defectos resultase alguna pérdida para el inquilino, estará obligado el arrendador a indemnizarle.
 
Art. 1722.- Si durante el arrendamiento se destruye en totalidad la cosa arrendada por caso fortuito, queda aquél rescindido de pleno derecho ; si no se destruyere sino en parte, puede el inquilino, según las circunstancias, pedir una rebaja en el precio, o aun la rescisión del arrendamiento.
 
Art. 1723.- No puede el arrendador, durante el arrendamiento, cambiar la forma de la cosa arrendada.
 
Art. 1724.- Si durante el arrendamiento tiene necesidad la cosa arrendada de reparaciones urgentes, que no puedan diferirse hasta su terminación, debe soportarlos el arrendatario, aunque le causen molestia y aunque se vea privado, mientras se hacen, de una parte de la cosa arrendada. Pero si durasen estas reparaciones más de 40 días, se disminuirá el precio del arriendo proporcionalmente al tiempo y a la parte de la cosa de que haya sido privado. Si las reparaciones son de tal naturaleza que hagan inhabitable lo que es de necesidad para el alojamiento del arrendatario y su familia, puede éste hacer rescindir el arrendamiento.
 
Art. 1725.- El arrendador no está obligado a responder al arrendatario de la perturbación que un tercero le cause, por vías de hecho, en el goce de la cosa arrendada, sin pretender por otra parte ningún derecho a la misma cosa; sin perjuicio de las reclamaciones que el arrendatario pueda hacer en su propio nombre.
 
Art. 1726.- Si por el contrario, el inquilino o arrendatario ha sido molestado en su disfrute, por consecuencia de una acción relativa a la propiedad del predio, tiene derecho a una rebaja proporcional en el precio del arrendamiento, si es que ha denunciado aquella perturbación al propietario.
 
Art. 1727.- Si los que han cometido la violencia de, hecho, pretendieren tener algún derecho sobre la cosa arrendada, o si el mismo arrendatario fuese citado judicialmente para el desahucio del todo o parte de la cosa, o para sufrir la carga de una servidumbre, debe citar en garantía al arrendador y quedar fuera de la demanda si lo exige, diciendo el nombre de aquél por quien posee.
 
Art. 1728.- El arrendatario está obligado principalmente: 1ro, a usar de la cosa arrendada como buen padre de familia, y con arreglo al destino para que le ha sido dada por el contrato, o el que se deduzca de las circunstancias a falta de convenio; 2do, a pagar el precio del arrendamiento en los plazos convenidos.
 
Art. 1729.- Si el inquilino emplea la cosa arrendada en otro uso distinto de aquel a que se destinó, o del cual pudiera resultar un daño para el arrendador, puede éste, según las circunstancias, hacer rescindir el arriendo.
 
Art. 1730.- Si se hubiere hecho un estado descriptivo de la localidad entre el arrendador y el inquilino, debe éste devolver la cosa en la misma conformidad que la recibió según aquél, exceptuándose lo que se haya deteriorado por vejez o causa mayor.
 
Art. 1731.- Si no se hubiere hecho estado descriptivo de la localidad, se supone que la recibió el inquilino en buen estado de reparación locativa, debiendo devolverla en el mismo, salvo si prueba lo contrario.
 
Art. 1732.- Es responsable de los deterioros y pérdidas que ocurran durante su posesión, a no ser que demuestre que han sobrevenido sin culpa suya.
 
Art. 1733.- Es responsable en caso de incendio, a menos que no pruebe: que el incendio fue causado por caso fortuito, fuerza mayor, o por vicio de construcción; o que el fuego se comunicó por una casa vecina.
 
Art. 1734.- Si hay muchos inquilinos, son todos solidariamente responsables del incendio, a no ser que se pruebe que el incendio empezó en la habitación de uno de ellos, porque entonces éste sólo será el responsable. O también cuando algunos prueben que no pudo tener principio en su casa; pues entonces éstos no son responsables.
 
Art. 1735.- Es responsable el inquilino de los deterioros y pérdidas que suce-dan por causa de las personas de su casa o por la de subarrendamientos suyos.
 
Art. 1736.- (Mod. por la Ley 1758 del 10 -7 de 1948, G. O. 6816). Si se ha efectuado el arrendamiento verbalmente, no podrá una de las partes desahuciar a la otra sin notificarle el desalojo con una anticipación de 180 días, si la casa estuviere ocupada con algún establecimiento comercial o de industria fabril, y de 90 días si no estuviere en este caso.
 
Art. 1737.- (Ver Decreto 4807 de 1959). El arrendamiento termina de pleno derecho a la expiración del término fijado, cuando se hizo por escrito, sin haber necesidad de notificar el desahucio.
 
Art. 1738.- Si al expirar el arrendamiento que se hizo por escrito, el inquilino queda y se le deja en posesión, se realiza un nuevo contrato; cuyo efecto se regula por el artículo 1736, que hace relación a los arrendamientos que se hicieron sin escrito.
 
Art. 1739.- Cuando se haya notificado un desahucio, no puede el inquilino, aunque continúe en el disfrute de la cosa, invocar la tácita reconducción.
 
Art. 1740.- En el caso de los dos artículos precedentes, la fianza dada para el arrendamiento no se extiende a las obligaciones que resulten de la prolongación.
 
Art. 1741.- (Mod. por la Ley 596 del 2 - 11 de 1933, G. O. 4624). El contrato de locación se resuelve por la pérdida de la cosa alquilada y por la falta del arrendador o el inquilino de cumplir sus obligaciones.
 
Art. 1742.- No se deshace el contrato de arrendamiento por la muerte del arrendador ni por la del inquilino.
 
Art. 1743.- Si el arrendador vendiera la cosa arrendada, no podrá el adquiriente expulsar al colono o al inquilino que tenga un arrendamiento auténtico o de fecha cierta, a menos que se hubiere reservado este derecho en el contrato de arrendamiento.
 
Art. 1744.- Si se ha convenido, al hacer el arrendamiento, que en caso de venta pueda el nuevo dueño expulsar al colono o al inquilino, y no se hubiese estipulado nada acerca de daños y perjuicios, estará obligado el arrendador a indemnizar al colono o al inquilino del modo siguiente.
 
Art. 1745.- Si se tratase de una casa, cuarto o establecimiento comercial, paga el arrendador a título de daños y perjuicios al inquilino vencido en juicio, una suma igual al precio del alquiler durante el tiempo que con arreglo a la ley se conceda entre la notificación del desahucio y el abandono.
 
Art. 1746.- Si se tratase de bienes rurales, la indemnización que debe pagar el arrendador al arrendatario es del tercio del precio del arrendamiento, por todo el tiempo que queda por transcurrir.
 
Art. 1747.- La indemnización se tasará por peritos, tratándose de manufacturas, efectos de fabricación industrial u otros establecimientos que exigen grandes desembolsos.
 
Art. 1748.- El comprador que quisiere usar del derecho reservado en el contrato, de expulsar al inquilino en caso de venta, está obligado a avisar al mismo con la anticipación que la ley determina para el desahucio, Debe también avisar al arrendatario de bienes rurales con un año de anticipación a lo menos,
 
Art. 1749.- No pueden ser expulsados los inquilinos ni colonos a quienes no se haya indemnizado por el arrendador, o a falta suya, por el nuevo adquiriente, los daños y perjuicios que quedan explicados,
 
Art. 1750.- El arrendamiento no se hubiese hecho por acto auténtico o no tuviese fecha cierta, no estará obligado el adquiriente a ninguna clase de daños y perjuicios.
 
Art. 1751.- El adquiriente en retroventa no puede usar de la facultad de expulsar al inquilino, hasta que por la terminación del plazo fijado para el retracto no se convierta en propietario definitivo.
 
SECCIÓN II
De las reglas particulares a los inquilinatos
Véase Decreto No. 4807 del 1959 sobre control de alquileres y desahucios, G. O. 8364 y sus modificaciones.
 
Art. 1752.- El inquilino que no provea la casa de muebles suficientes, puede ser despedido, a no ser que dé seguridades bastantes, para responder del alquiler.
 
Art. 1753.- No está obligado el subarrendatario con el dueño, sino hasta cubrir el precio del subarriendo de que pueda ser deudor en el momento del embargo, y sin que pueda alegar pagos hechos anticipadamente. Los pagos hechos por el subarrendatario, ya sea en virtud de una cláusula de su contrato, o como consecuencia de la costumbre establecida en el lugar, no se reputarán hechos como anticipos.
 
Art. 1754.- Se estará a la costumbre del lugar respecto a las reparaciones locativas que hayan de hacerse a cargo del inquilino, no habiendo cláusula en contrario.
 
Art. 1755.- Ninguna de las reparaciones reputadas como locativas será de cuenta del inquilino, cuando son ocasionadas por vetustez o fuerza mayor.
 
Art. 1756.- La limpieza de los pozos y excusados, es de cuenta del propietario, si no hubiese cláusula en contrario.
 
Art. 1757.- El alquiler de muebles suministrados para amueblar una casa entera o un alojamiento, una tienda o cualquier otra clase de habitaciones, se considera hecho por el tiempo acostumbrado en la localidad, para el arrendamiento de los locales a que estén destinados.
 
Art. 1758.- El arrendamiento que se haga de una habitación amueblada, se considera por un año, cuando se haya hecho a razón de tanto por año; por mes, cuando se hubiere hecho a tanto por mes; o por día, si se ha ajustado así. Si nada pudiese demostrar que era por tiempo determinado, se considerará entonces que ha sido por un solo mes.
 
Art. 1759.- Si el inquilino de una casa o alojamiento continuase disfrutando su posesión después de la terminación del arriendo hecho por escrito, sin que a esto haya habido oposición por parte del arrendador, se considerará que lo hace en las mismas condiciones por el término de tres meses más, sin que pueda salir ni ser desahuciado sino después de notificación hecha con arreglo a la ley.
 
Art. 1760.- En caso, de rescisión por culpa del inquilino, está éste obligado a pagar el precio del arriendo, durante el tiempo necesario para el nuevo arriendo, sin perjuicio de los daños y perjuicios que pudieran resultar por el abuso.
 
Art. 1761.- El propietario no puede rescindir el arrendamiento, aunque declare querer ocupar por sí mismo la casa alquilada, no habiendo convenio en contrario.
 
Art. 1762.- Si se hubiere convenido en el contrato de arrendamiento que pueda el arrendador venir a ocupar la casa, está obligado a notificar su intención de hacerlo con una anticipación de tres días a lo menos.
 
SECCIÓN III
Reglas particulares a los arrendamientos de predios rústico
Véanse Leyes Nos. 287 y 289, de fechas 23-3-1972 y 29-3-1972, G. O. 9258.
 
Art. 1763.- El que cultive bajo la condición de dividir los frutos con su arrendador, no puede subarrendar ni hacer cesión, a no ser que esta facultad le haya sido concedida expresamente en el arrendamiento.
 
Art. 1764.- En caso de faltar a esta disposición, el propietario tiene derecho a volverse a posesionar de la cosa, condenándose al inquilino por los daños y perjuicios que resulten por falta de cumplimiento del contrato.
 
Art. 1765.- Si en un contrato de arrendamiento rural se diese al predio una capacidad menor o mayor que la que realmente tuviese, no habrá lugar a aumento ni disminución de precio para el colono, sino en los casos y según las reglas establecidas en el título de la venta.
 
Art. 1766.- Si el arrendatario de una heredad rural no la provee con los animales y utensilios necesarios para su explotación, si abandona la labor, si no la cultiva como buen padre de familia, si emplea la cosa arrendada en distinto uso de aquel para que está destinada, o si no ejecuta en general, las cláusulas del arrendamiento, resultando un perjuicio para el arrendador, puede éste, según las circunstancias, hacer rescindir el contrato. En el caso de rescindirse por causa del colono, éste queda obligado a daños y perjuicios en la forma expresada en el artículo 1764.
 
Art. 1767.- Todo colono de bienes rurales, está obligado a entrojar en los sitios fijados para este objeto en el contrato de arriendo.
 
Art. 1768.- Está obligado el colono de un predio rural, bajo pena de los daños y perjuicios, a dar conocimiento al propietario de las usurpaciones que puedan cometerse en el mismo. Este aviso debe darse dentro del plazo que se concede en caso de emplazamiento, según la distancia de los lugares.
 
Art. 1769.- Si el arrendamiento se hubiese hecho por muchos años, y en su transcurso se perdiese la mitad al menos o toda la cosecha, por casos fortuitos, puede el arrendatario pedir una rebaja en el precio de la locación, a no ser que quede indemnizado con las cosechas precedentes. Pero si no se indemnizase por este medio, la rebaja se hará al terminar el contrato, en cuyo tiempo se hace una compensación de todos los daños de usufructo. Sin embargo, de esto, el juez puede provisionalmente dispensar al inquilino una parte del precio de la renta, a proporción de la pérdida que haya sufrido.
 
Art. 1770.- Si la duración del arrendamiento no fuese sino por un año, y la pérdida lo fuera de la totalidad de los frutos o al menos de la mitad, quedará el colono exento de una parte proporcional en el pago de la renta. No puede éste exigir ninguna clase de rebaja, si hubiese sido la pérdida menor que la mitad.
 
Art. 1771.- El colono no puede alcanzar el beneficio de esta rebaja cuando la pérdida de los frutos ha tenido lugar después de cogidos, a no ser que el contrato de derecho al propietario a una parte de la recolección en naturaleza; en cuyo caso debe el propietario sufrir su parte en la pérdida, suponiendo que el colono no esté en mora de entregarle su parte de cosecha. Tampoco puede el colono pedir rebaja cuando la causa del daño existía, y era conocida en la época en que se hizo el arrendamiento.
 
Art. 1772.- Se pueden poner a cargo del colono los casos fortuitos por una cláusula expresa.
 
Art. 1773.- Esta cláusula no comprende sino los casos fortuitos ordinarios, como falta o exceso de lluvia, descargas eléctricas, y otros a que los lugares por su situación estén sujetos. No comprende por tanto, casos fortuitos extraordinarios, tales como las devastaciones de la guerra o inundación a que no esté el país sujeto con frecuencia, a menos que se haya obligado el inquilino para todos los casos fortuitos previstos e imprevistos.
 
Art. 1774.- El arrendamiento que se hizo sin escrito de un predio rural, se considera hecho por el tiempo necesario para que el colono coseche todos los frutos de la heredad. Así, pues, el arrendamiento de una dehesa, de una estancia y de otro cualquier predio, cuyos frutos se cosechen del todo dentro del año, se considera hecho por este tiempo. Y el de tierras de labor, donde el colono abra trabajos nuevos, se reputa hecho por el tiempo necesario para tres cosechas.
 
Art.1775.- El arrendamiento de predios rurales, aunque se hubiere hecho sin escritura, cesa de pleno derecho al expirar el tiempo por el cual se reputa hecho según el artículo precedente.
 
Art. 1776.- Si a la terminación del arrendamiento rural hecho por escrito queda y es dejado el colono en posesión, se realiza entonces un nuevo arrendamiento cuyo efecto queda regulado por el artículo 1774.
 
Art. 1777.- El colono saliente debe dejar al nuevo, que le sucede en el cultivo, las habitaciones limpias y las demás facilidades para los trabajos del año siguiente; recíprocamente, el colono entrante debe suministrar al saliente sitios propios y demás facilidades para el consumo y conservación de forrajes, y para las recolecciones que queden por hacer. En cualquiera de los dos casos deben conformarse con el uso establecido en el lugar.
 
Art. 1778.- El colono saliente debe también dejar la paja y abonos del año, si los recibió después de entrar en el disfrute del arrendamiento; y aun cuando no los haya recibido, podrá el propietario retenerlos por la tasación.
 

 Descargar    atras Buscar

Lo mas Popular en la Seccion de Codigos


1.-Codigo Civil, Sucesiones, Inicio de una Sucesion, herederos, herederos colaterales, sucesiones irreguales, sucesiones vacantes, colaciones, derechos del conyugue superviviente, inventario de una Sucesion.
2.-Codigo Civil, Las Prescripciones, Inicio de la Prescripcion, tipos de prescripciones, prescripciones por 6 meses, prescripciones por 2, 5, 10 y 20 años. Prescripciones particulares.
3.-Codigo Procesal Penal, Jurisdiccion y Sujetos Procesales, Tribunales competentes, recusacion, victima, querellante, imputado, defensa tecnica, actor civil, tercero civil demandado, obligaciones de las partes.
4.-Codigo Procesal Penal, Medidas de Coercion, Tipos de medidas de coercion, medidas de coercion personales, medidas de coercion reales, revision de las medidas de coercion.
5.-Codigo Tributario, Normas y Procedimientos, Sujetos pasivos de la obligacion Tributaria, extincion de la obligacion Tributaria, Recurso de Reconsideracion, Recurso Jerarquico, Recurso Contencioso Tributario, infracciones y sanciones.

Tips de Interes sobre Codigos


Codigo Civil,  es de origen Frances. Es el resultado de la Revolucion Francesa. Es la obra cumbre de Napoleon Bonaparte, quien creia en la "virtud de las reglas que habian experimentado la prueba del tiempo". El 13 de Agosto del 1800 Bonaparte encargo a TRONCHET, BIGOT DE PREAMENEU, PORTALIS y a MALEVILLE para la redaccion de dicho Codigo, a quienes le concedio un plazo de seis meses para dicha obra, y la terminaron en cuatro meses.
Napoleon dijo: "mi verdadera gloria no es haber ganado cuarenta batallas, Waterloo borrara el recuerdo de tantas victorias. Lo que nada borrara, lo que vivira eternamente es mi Codigo Civil".
Fue asimilado en nuestro pais mediante Decreto del año 1845. Se divide en tres libros: Primero..Las Personas; Segundo..Los bienes y las diferentes modificaciones de la propiedad y el Tercero..Los Diferentes modos de Adquirir la Propiedad.
Codigo Civil,  en sus tres libros tiene 2,280 articulos. El libro Primero tiene 515, y trata sobre: los derechos civiles, el domicilio, el matrimonio, paternidad, filiacion, adopcion y mayoria de edad, entre otros.
El libro Segundo tiene 195 articulos y sus temas principales son: distincion de los bienes, propiedad, usufructo y las servidumbres.
El libro Tercero tiene 1,570 articulos y tiene el mayor contenido del Codigo, entre sus temas estan: sucesiones, donaciones, testamentos, contratos u obligaciones, compromisos sin convencion, contratos de matrimonio, la venta, cambio o permuta, contrato de sociedad, del Prestamo, deposito y secuestro, contratos aleatorios, mandato, fianza, transacciones, apremio corporal en material civil, contrato de empeño, privilegios e hipotecas, expropiacion forzosa y la prescripcion.

Clásicos del Derecho


La Noción de Responsabilidad Civil,  Una persona es responsable civilmente cuando esta obligada a reparar un daño sufrido por otra. A diferencia de la responsabilidad moral, la responsabilidad jurídica no existe sin una acción o una abstención y sin un perjuicio. Cuando el perjuicio alcanza a la sociedad, su autor puede ser castigado con una pena. Existe entonces responsabilidad penal. En principio, la responsabilidad penal requiere la responsabilidad moral del agente. Cuando el perjuicio afecta a una persona privada, su autor puede ser obligado a repararlo. Existe entonces responsabilidad civil. Asi pues, la responsabilidad implica una reparación, no una sanción. Cuando el perjuicio resulta por incumplimiento de una obligación contractual, la responsabilidad es contractual. En los restantes casos, la responsabilidad es delictual, si es intencional, o cuasidelictual si no lo ha sido.
Responsabilidad Delictual y Cuasidelictual y Contractual,  Se divide la responsabilidad civil en dos ramas: responsabilidad delictual y cuasidelictual; y la responsabilidad contractual. La responsabilidad contractual es aquella que resulta del incumplimiento de una obligación nacida de un contrato. Cuando un contratante no cumple la obligación puesta a su cargo por el contrato, puede causar un perjuicio al otro contratante, acreedor de la obligación. En ciertas condiciones, está obligado a reparar ese perjuicio; su responsabilidad contractual. La responsabilidad delictual o cuasidelictual no nace del incumplimiento de un contrato; nace de un delito o de un cuasidelito. En cierta condiciones, el autor del daño está obligado a repararlo; su responsabilidad es una responsabilidad delictual cuando ha caudado intencionalmente el daño; cuasidelictual, cuando no ha querido el daño.
Perjuicio o Daño Material,  Se entiende por ello el perjuicio que constituye un atentado contra el derecho pecuniario de una persona. Para dar lugar a reparación, el perjuicio debe ser cierto; no debe haber sido indemnizado ya; debe infligir un ataque a un interés legítimo judicialmente protegido; debe ser directo; y debe ser previsible, cuando la responsabilidad sea contractual. Su realización debe ser cierta. Si es solamente hipotética o eventual, no puede quedar comprometida ninguna responsabilidad. La perdida de una probabilidad no constituye un perjuicio eventual, sino un perjuicio cierto. Si ha sido reparado el perjuicio no existe ya. Con frecuencia resulta difícil saber si constituye reparaciones, o no, las sumas que percibe la víctima con ocasión del accidente; en consecuencia, se debe deducirla, o no, de los daños y perjuicios que tiene derecho a reclamar el perjudicado.
Interés de Precisar la Noción de Culpa,  Al no poder existir, en principio, la responsabilidad civil sin una culpa, es capital saber cuando hay culpa. El interés práctico de una definición precisa que la culpa es muy diferente, según que la obligación violada sea esta una obligación general de prudencia y diligencia o una obligación determinada. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación general de prudencia y diligencia, el juez, para condenar, debe comprobar una imprudencia o una negligencia: de ahí la necesidad de concretar los contornos de la imprudencia y de la negligencia, de definir la culpa. Cuando el perjuicio resulta del incumplimiento de una obligación determinada, parece que no haya necesidad de definir la culpa. La observación es exacta tanto en materia de responsabilidad contractual como en la de la responsabilidad delictual y cuasidelictual.
Culpa Intencional y Culpa No intencional,  Para una definición más precisa de la culpa, es útil distinguir dos situaciones: unas veces, el autor del daño ha querido causar el daño; otras veces, no ha sido intención de causarlo. La culpa intencional se llama delictual cuando la responsabilidad no es contractual; se llama dolosa cuando es contractual la responsabilidad.
La culpa no intencional se llama cuasidelictual en caso de responsabilidad extracontractual; y no dolosa, en caso de responsabilidad contractual. Se denomina también culpa por imprudencia o por negligencia.
La culpa tiene necesariamente un aspecto diferente según el daño que se haya causado. La culpa intencional, es, pues, distinta de la culpa no intencional. Esa diferencia de naturaleza lleva consigo alguna diferencia de régimen.
Efecto de la Culpa de la Victima,  Puesto que cada una de las culpas han causado el daño en su totalidad, el demandado debería estar obligado a reparar la totalidad del daño. Pero tendría entonces una acción de repetición parcial contra la víctima, por cuya culpa se ha causado también el daño por entero, esto ocurre cuando el afectado ha sido perjudicado por su imprudencia o negligencia. Para simplificar, se exonera parcialmente al demandado: no debe reparar sino una fracción del daño, por quedar la otra parte a cargo de la víctima. Es lo que se denomina la división de responsabilidad. Al igual que cuando se divide el perjuicio entre el mandado y un tercero, la jurisprudencia, cuando reparte la responsabilidad entre el demandado y la víctima, tiene en cuenta la importancia respectiva de las culpas, cuando en buena lógica debería efectuar una división por mitad.
Causa de Acción de Responsabilidad,  Para la jurisprudencia, la causa de acción de responsabilidad civil varía según la naturaleza de la responsabilidad que pretende exigir el demandante: responsabilidad contractual, responsabilidad delictual y cuasidelictual por culpa personal, responsabilidad por el hecho de un tercero, a causa de las cosas inanimadas, por un hecho de los animales, por razón de la ruina de los edificios.
De ello resulta que el juez no puede modificar la causa de la demanda de la que conoce; y que la victima puede intentar una nueva acción fundándola sobre una causa diferente.
El juez de la acción de responsabilidad civil no puede contradecir lo que haya sido juzgado definitivamente por una jurisdicción represiva como constitutivo del fallo penal: autoridad absoluta de la cosa juzgada en lo criminal sobre lo civil.



Aviso Legal | Quienes Somos | Preguntas Frecuentes | Ayuda Usuarios | Politicas de Privacidad | Contactenos | Soporte
Todo sobre derecho en República Dominicana, herramienta para abogados, estudiantes y público en general.
® 2007/2014 Drleyes.com. Todos los derechos Reservados.
Drleyes Simbolo
onselectstart="return false"